Demeo: ANÁLISIS

6 MAY 2021  19:00

ray_manta

129

Demeo: ANÁLISIS

Adéntrate en las profundidades del mundo subterráneo de Demeo, elige qué tipo de héroe quieres ser, atrévete a descubrir qué criaturas malignas se esconden tras las puertas y en las sombras, suerte lanzando el dado y selecciona con cuidado qué carta mágica utilizar. Es tu turno. Disponible para Rift, SteamVR, WMR y Quest.

Mazmorras sin dragones

El estudio sueco Resolution Games se ha labrado una buena reputación en el mundo de la realidad virtual tanto por la cantidad como por la calidad de los títulos que ha ido lanzando, así que no debería necesitar presentación. Desde sus oficinas en Estocolmo nos han llegado juegos como Acron, Angry Birds, Wonderglade, Cook-Out o Blaston, y el pasado mes de abril nos trajeron su versión para Quest de Carly and the Reaperman, el juego cooperativo de Odd Raven Studios. Ahora nos llega su proyecto más ambicioso y el que más expectativas ha creado entre la comunidad, Demeo, la versión en realidad virtual de un juego de mesa de rol por turnos.

 

 

En Real o Virtual tuvimos la oportunidad de reunirnos virtualmente con Tommy Palm, director general de Resolution Games, con el productor Johan Donwill y con la relaciones públicas Jamie Camargo, para hablar sobre este proyecto y, lo mejor de todo, jugar juntos los cuatro.

 

Durante la charla y la partida, nos explicaron que comenzaron el desarrollo de este título hace 3 años, con un equipo de unas 20 personas que tuvieron que trabajar casi la mitad de ese tiempo en remoto debido a la pandemia. Pero esta circunstancia, lejos de resultar un gran problema les supuso casi más un aliciente, ya que Demeo, aunque tenga un modo para un jugador, es una aventura pensada para recrear online la experiencia de quedar con unos amigos en el sótano de tu casa frente a una mesa, preparar el tablero de un dungeon crawler, escoger qué tipo de héroe ser, lanzar el dado y dejar volar la imaginación. Así que, en parte, nada mejor que tener que trabajar a distancia con un visor en la cabeza para desarrollar un multijugador RV de exploración de mazmorras.

 

La idea de trasladar un RPG por turnos de tablero a la realidad virtual nació porque había muchos aficionados a este género entre los desarrolladores del estudio, mientras que las incorporaciones a la compañía de Tim Booth (Left 4 Dead) y Tom Hall (cofundador de id Software) reforzaron el giro de Resolution Games hacia un tipo de juegos menos casuales o familiares, en el que Blaston hizo de puente y que con Demeo han cruzado a la otra orilla.

 

 

No fue difícil el proceso de traer este tipo de juegos a RV, nos explicaron, pero sí requirió de mucho trabajo para que la experiencia fuese confortable. Por ese motivo el tablero se puede girar o inclinar, para que sea cómodo jugar en cualquier posición, incluso tumbado en un sofá o en la cama. También tuvimos que esforzarnos para crear un juego apto para novatos en el género, pero donde los veteranos no lo van a tener fácil para ganar.

 

Doy fe de que el juego es exigente, desafiante especialmente en la campaña en solitario, no se puede ganar sin estrategia y hay que tener muy claro las fortalezas y debilidades de cada héroe y de los enemigos, conocer cómo funcionan sus habilidades especiales, usar muy bien las cartas y tener suerte al lanzar el dado. Y también doy fe de que se puede jugar repanchingado en un sofá o incluso acostado en la cama: con la palanca del mando podemos situar el tablero en horizontal, vertical y en cualquier ángulo intermedio. No hay porqué doblar las cervicales para ver el laberinto de mazmorras que tienen que recorrer nuestros personajes, lo podemos colocar en casi cualquier posición.

 

Arrancamos el juego y tras una pequeña introducción narrativa a través de un libro se nos pone en situación con respecto a la misión, voz que lee en inglés, pero texto en español. Las pocas voces que escuchemos no están dobladas a nuestro idioma, pero todo lo demás o es muy visual o está en castellano y no en forma de subtítulos flotando delante de nuestras narices, sino integrado en la partida. Por ejemplo, si queremos saber qué hacen cada una de las cartas con acciones especiales que conseguirán nuestros héroes, la explicación estará en español en la misma carta. No saber inglés no nos va a suponer ningún problema, el tutorial es muy visual y durante las partidas no vamos a escuchar más que algunas frases de ánimo o provocación de personajes o enemigos.

 

 

Aparecemos en un sótano convertido en sala de juegos presidida por un gran tablero, sobre la que se sitúa el menú principal donde vemos opción Multijugador con 3 posibilidades: partida rápida, organizar la nuestra o unirse a la que haya creado algún amigo, para lo cual necesitaremos introducir un código de acceso. Hasta 4 jugadores en línea, de cualquier plataforma, vamos a poder formar equipo jugadores con Quest, Rift, SteamVR, WMR e incluso con amigos que no tengan visor cuando se publique la versión PC para monitor plano. Por cierto, la versión para Oculus Rift se lanzará en una fecha posterior al 6 de mayo, pero habrá compra cruzada con Quest.

 

A esta fiesta no están invitados aquellos que tengan PlayStation, de momento el estudio no tiene pensado que Demeo llegue a la consola de Sony (ni a ninguna otra), aunque tampoco lo descarta. Como consuelo para los poseedores de PSVR os recuerdo que existe un título llamado Table of Tales: The Crooked Crown.

 

 

La opción para un jugador se llama Escaramuza y la aventura aquí será más difícil al reducirse nuestro equipo a 3 miembros, uno menos que el multijugador, a los que manejamos nosotros mismos. Y ya es momento de presentar a los héroes de esta aventura para saber cuál escogemos. Son Sigrun la Guardiana, Ailín la Cazadora, Kai el Asesino y Zedokar el Hechicero:

 

- Sigrun es una campeona de la Guardia Real y ha blandido hábilmente su lanza afilada y su poderoso escudo en innumerables batallas. En combate es una compañera incondicional, siempre lista para entrar en la refriega y provocar la ira del enemigo para proteger a sus aliados. Su característica especial, su armadura.

 

- Ailín es una maestra tiradora, una virtuosa con el arco, y su profundo conocimiento de la naturaleza le permite convencer a las bestias salvajes de su causa. Capaz de herir o matar con sus flechas a distancia.

 

- Kai es un enigma que pide ser resuelto, y mantienen su género y edad bien ocultos detrás de la máscara que siempre usa. Su especialidad es el sigilo y atacar por la espalda.

 

- Zedokar es un verdadero buscador de conocimiento y viajó mucho. No es ajeno al combate, habiendo tenido que defenderse en numerosas ocasiones durante sus largos viajes. Emplea magia elemental para acorralar y destruir a sus enemigos. El rayo eléctrico es su ventaja de combate.

 

 

Mientras pensamos con que campeón jugar, volvamos al menú para dar un repaso rápido a lo que hay. Entre las opciones está ocultar el escenario del sótano, ver solo el tablero rodeado de oscuridad, que este se pueda inclinar o no, volumen de audio, idiomas, repasar el tutorial por si nos hemos olvidados de cómo realizar alguna acción, escoger entre las distintas recompensas obtenidas al ganar experiencia (complementos para los personajes, máscaras para los jugadores online, diferentes dados, etc).

 

Si ya nos hemos decidido por qué héroe encarnar, llega el momento de enfrentarnos a El Sarcófago Negro, la única aventura disponible por el momento, pero ya sabéis que en verano llegará la segunda, El Reino del Rey Rata, y que después de manera regular y gratuita se ampliará el contenido del juego.

 

Un juego con una sola misión puede parecer poco, pero la verdad es que cunde. Al haber jugado a Demeo antes de su lanzamiento oficial, la única partida multijugador que he podido echar ha sido con los tres mencionados responsables de distintas áreas de Resolution, y como el tiempo era limitado a una hora, se quedó a la mitad. Suficiente para ver que la opción multijugador está tan bien implementada como en cualquiera de sus títulos y para que me quedara claro que en equipo es mucho más divertido y que las probabilidades de llegar al final victorioso aumentan.

 

Sin embargo, el modo escaramuza no está pero que nada mal, se pierde el componente social, pero aumenta el desafío y cuesta mucho llegar al final de la aventura, y más vencer al gran enemigo final. Habré podido jugar 10 partidas, solo en tres llegué al tercer y último nivel de las catacumbas y en una única ocasión he conseguido liberar las almas atormentadas por el Rey Elfo Loco. Las partidas son largas (y no hay posibilidad de guardado), y el hecho de morir y tener que volver a empezar en un escenario igual pero diferente, engancha. Sí, estamos ante otro título roguelike, roguelite o que la Diosa ruegue por nosotros, porque definir el género de los videojuegos hace años que requiere estudio de post-grado. Demeo es RPG de tablero roguelike por turnos multijugador, o algo parecido, pero sobre todo es un sueño hecho realidad (virtual) para los que nunca tuvimos amigos con los que jugar al HeroQuest y para los que Dragones y Mazmorras fue solo una serie de dibujos animados.

 

Echando una partida

Ante nosotros se despliega un conjunto de pasillos y salas en sombras, mapa que no se desvelará hasta que nos acerquemos a esos lugares con un personaje. Estos aparecen en una pequeña sala, con un haz de luz sobre el que tenemos que mover. Acercar o alejar la cámara sobre ellos se hace con el botón lateral de los mandos, pulsando los dos a la vez y juntando o separando las manos. Con un sistema parecido, pero usándolos como si estuviésemos cogiendo un volante podemos girar horizontalmente el tablero, y con los sticks podemos inclinarlo verticalmente. Unas veces nos interesará más ver el escenario desde lejos y otras contemplar la acción desde más cerca, siendo muy fácil e intuitivo el hacerlo.

 

Hora de empezar a explorar. Los héroes tienen dos turnos para moverse, a una distancia señalada por una cuadrícula iluminada, o para utilizar alguna de las cartas, que se despliegan ante nosotros girando la muñeca. Las hay de todo tipo, y tras ocho horas de juego, todavía hoy me ha aparecido alguna nueva. Las hay con pócimas para recobrar la salud, encantamientos para hacer que los enemigos luchen a nuestro lado, las que nos hacen invulnerables durante algunos turnos, etc. Podemos tener un máximo de 10 y son de un solo uso, excepto las especiales de cada héroe (recuperar puntos de blindaje de la armadura, disparar flechas, sigilo, rayo eléctrico) que se regeneran.

 

Al empezar la partida tenemos unas pocas y se consiguen de más de tres formas: abriendo cofres, llenando un marcador a base de eliminar enemigos y comprándolas en la tienda cuando pasamos de un nivel de catacumbas a otro. Se compran con oro que encontramos en las mazmorras, y también se pueden vender.

 

 

Para llegar al Sarcófago Negro hay que atravesar tres pisos. La puerta que los comunica está oculta en la oscuridad y cerrada con llave, y esta la tiene una criatura enemiga que debemos localizar y aniquilar. Podemos tardar en encontrarla 2 minutos o más de media hora, ya que como todo lo demás, su situación cambia en cada partida. Una vez que tengamos la llave, hay que llegar con vida a la salida, y si el compañero que la tiene es asesinado por una criatura, la pierde.

 

La recuperamos, los enemigos nos siguen, llegamos a la salida…y la puerta no se abrirá si hay monstruos cerca, hay que acabar con todos los que estén a la vista. No es nada fácil pasar al siguiente nivel, donde además llegaremos seguramente debilitados, mientras los rivales que nos esperan son más poderosos. Por eso, aunque haya una sola aventura con 3 pisos de mazmorras, las horas de diversión son muchas, dependerá del equilibrio particular de cada uno entre frustración, ganas de triunfar y conseguir puntos de experiencia para desbloquear recompensas o de que nos hagamos un grupo de amigos para que la duración de Demeo se quede en 8 horas o llegue a 800.

 

Cada paso puede suponer un enfrentamiento con un enemigo, cuyo resultado depende de lanzar un dado, un dodecaedro regular con dos caras especiales, una marcada con dos espadas cruzadas que multiplica el daño de nuestro ataque y una calavera que hace que fallemos (que el golpe o hechizo acaba en nada, en un aliado o en un enemigo diferente al previsto). Los ataques pueden ser cara a cara, llevando a nuestro personaje a la casilla de un enemigo, o a distancia con algún tipo de habilidad o carta especial.

 

Héroes y monstruos tienen diferentes puntos de vida. Si uno de nuestros compañeros los pierde todos, podemos hacer que recupere unos pocos colocándonos en su casilla, pero más vale que tengamos también alguna poción sanadora o no tardará en volver a ser atacado. Los enemigos no son tontos, atacan al más débil, vienen a por nosotros, no cometen errores (salvo que en su tirada les salga una calavera).

 

 

Hay que valorar cada paso, jugar con estrategia, conocer las fortalezas y debilidades de héroes y enemigos (lo típico, no atacar a un ser de hielo con hielo), saber replegarse a una posición segura o arriesgarse a intentar llegar a ese punto del mapa señalado que puede esconder una fuente que regenera la salud de toda la tropa o simplemente un cofre rodeado babosas asesinas o madrigueras de rata o nidos de arañas.

No hay lugar apenas en este título para hablar de uso de tecnología RV. Términos como colisiones, movimiento libre o giro suave no tienen sentido. Jugamos en una maqueta que podemos colocar en la perspectiva que más se nos antoje. Los personajes, o el dado, pueden ser agarrados tanto con nuestras manos virtuales como señalándolos con un puntero.

 

No hemos jugado la versión de PC VR para poder decir cuánto mejora en texturas o iluminación con respecto a la de Quest, donde gráficamente se ha hecho un buen trabajo, con personajes y criaturas con bastantes detalles. El apartado sonoro el esperado en un producto como este, alguna melodía épica o de fantasía, sonidos de golpes, hechizos o pasos que se oyen como se tienen que oír, y el único "pero" de que las voces estén en inglés. Habrá que ver jugando online si conseguimos una buena comunidad de hispanohablantes para poder ayudarnos o insultarnos en nuestro idioma.

Conclusión

Demeo es una zancada de gigante para Resolution Games y una gozada para los jugadores. Un juego que seguro se queda corto para los más fanáticos del rol más puro o complejo, sobre todo porque, con una única aventura de lanzamiento, la espera hasta la siguiente se va a hacer larga, aunque la próxima llegue este verano. A nada que sea bien recibido, este título puede acabar siendo algo realmente grande. Quizá para marcar la diferencia le hiciera falta un editor de niveles (algo que el estudio está valorando), pero valorando simplemente lo que ya tenemos, creo que el resultado es para aplaudir.

 

El juego ha sido analizado con Quest 2.

VRGameCritic

+ Menos unos pocos diálogos, todo en español

+ Poder jugar tumbado en el sofá o en la cama

+ Tener un juego de rol de mesa en VR

+ Multijugador, Multiplataforma, Multidivertido

- Un poco justo de contenido en su lanzamiento

- Voces en inglés

- En solitario puede llegar a ser muy difícil

- Recompensas por logros no del todo satisfactorias

8,5 "Muy bueno"

Demeo (Quest)

8.5

Lanzamiento / Mayo 6, 2021

RPG fans, it’s time to unite… and add Demeo to your Wishlist! A dark force has taken over the underworld in Resolution Games’ upcoming RPG dungeon crawler, Demeo, and it’s a world you’re not likely ...

Nota de los usuarios

9

Demeo (PC)

8.5

Lanzamiento / Mayo 6, 2021

RPG fans, unite… in virtual reality.A dark force has taken over the underworld in the upcoming RPG dungeon crawler, Demeo, and it’s a world you’re not likely to survive alone.Terrors and treasure ...

Nota de los usuarios

8