Table of Tales: The Crooked Crown - ANÁLISIS

TinMan Games, los creadores de The Warlock of Firetop Mountain, nos traen un juego de rol de mesa clásico adaptado a realidad virtual. Disponible para PSVR.

5 JUN 2019  18:30

Brau

3 comentarios

Table of Tales: The Crooked Crown - ANÁLISIS

Rol de mesa clásico en vivo

Table of Tales: The Crooked Crown es un juego de rol de mesa clásico trasladado a realidad virtual. El juego está producido por TinMan Games, un estudio australiano especializado en la creación de juegos de aventuras que en el pasado ha trabajado de la mano junto a Steve Jackson e Ian Livingston, los distribuidores de Dungeons & Dragons en Europa. Este juego es el heredero espiritual de The Warlock of Firetop Mountain, título de la misma desarrolladora y que sentó las bases del sistema de juego de Table of Tales, que se encuentra disponible únicamente para PSVR y no dispone de edición física.

 

 

La primera vez que vi un tráiler de Table of Tales me quedé prendado de él. Me trasladó rápidamente a otra época en la que pasaba junto a mis amigos buenas tardes jugando a Dragones y Mazmorras, lápiz en mano, con el saco de dados y las fichas de personaje a punto para entrar en acción, y el Game Master preparado para hacernos la vida imposible, pero al mismo tiempo, transportarnos a un mundo de fantasía e historias que iban tomando forma a nuestro alrededor. Esto es lo que en gran medida consigue trasmitir Table of Tales.

 

Lo primero que encontramos al entrar al juego es el desván en el que se sitúa el 100% del título. En él encontramos una mesa -similar a un billar en cuanto a proporciones- con un pájaro mecánico sobre ella, un cuervo llamado Arbitrix. Este, junto con la mesa, serán los encargados de transportarnos por los distintos escenarios dentro de la historia, adaptándose el aspecto de la mesa por medio de cubos y figuras. En este aspecto cabe destacar el gran trabajo que han hecho los desarrolladores en el diseño de los niveles, consiguiendo dar identidad propia a cada lugar que visitamos en nuestra aventura. En cuanto al cuervo mecánico, será el encargado de narrarnos la historia, con una voz femenina que va adaptando su tono al contexto de la historia o al personaje al que ponga su voz tal como haría el Game Master. Es una narración de gran calidad, pero eso sí, en inglés. Se echa de menos, y más en un juego de estas características -en el que la narrativa adquiere una importancia enorme- que al menos estuviera subtitulado en castellano.

 

 

¡A la aventura!

En cuanto a la historia, comenzamos en el desván de “nuestra tía”, delante de la mesa. En ella encontramos una carta suya de despedida, pues ha fallecido recientemente. En esta carta, además de la despedida, nos informa de la herencia que nos cede de una forma bastante misteriosa… retándonos a encontrar la clave del misterio y alentándonos a vivir la aventura que nos depara. Para comenzar la aventura deberemos meter la llave en la cerradura de la mesa, lo que despertará al cuervo y comenzará la narración.

 

La acción comienza en un barco en medio de una tormenta, con los protagonistas a bordo. Cuatro rufianes, cada uno con un perfil típico en este tipo de juegos: tenemos a Hammer, la tanque de la banda; Thomas, el médico con armas químicas; Nuna, la bruja; y por último tenemos a Horatio, una especie de pícaro. Ellos serán lo primero que conozcamos del universo de Table of Tales, mirando uno a uno y viendo sus fichas de personaje. De repente el barco es abordado y da comienzo la primera batalla, en la que empezaremos a familiarizarnos con los personajes y el sistema de combate. Tras ella deberemos tomar nuestra primera decisión importante en el juego, la cual marcará el devenir de la historia…

 

 

Pero, ¿Cómo funciona la mesa?

Las mecánicas de juego son sencillas, sobre todo si anteriormente has jugado a juegos de estrategia o RPG por turnos, aunque si no es el caso puede que eches en falta un tutorial para los primeros pasos. Los escenarios se componen de un tablero con forma de cuadrícula por los que nos podremos mover con un límite de movimientos por turno y personaje. Esto es importante a la hora de desarrollar la estrategia para salir airosos de los enfrentamientos. Como no podía ser de otro modo, tenemos también que lanzar dados en momentos concretos, para ver el grado de efectividad de algunas acciones y decisiones que vamos tomando en el juego.

Por otra parte, tenemos las cartas de habilidad. Cada personaje tiene las suyas, con sus particularidades. Conforme vamos avanzando en la aventura vamos consiguiendo más cartas de habilidad, además de mejoras para el personaje, como más movimiento, ataque o defensa, entre otras. Estas mejoras nos las ofrecen de tres en tres y debemos escoger una de ellas, con lo que vamos evolucionando a nuestros personajes.

 

 

En cuanto a los modos de juego, tenemos solo dos. Además de la historia principal, nos encontramos un modo multijugador para hasta cuatro personas. Uno de ellos hace de Game Master con las gafas puestas, mientras el resto (sin gafas) va controlando a los otros personajes. En este modo de juego nos sitúan en mazmorras generadas aleatoriamente y en ellas se tiene que enfrentar el grupo de rufianes contra el Game Master. El mayor problema de este modo es el no disponer de un editor de niveles con los propios bloques diseñados para los escenarios de juego. Esto habría supuesto una grandísima diferencia en la calidad de este modo, puesto que el Game Master tendría herramientas reales para hacer de cada encuentro algo especial. En cambio, nos encontramos escenarios grises y sin vida, en contraste con los encontrados en la historia principal. Esto hace que el multijugador no pase más allá de ser una anécdota, pues la falta de variedad no ayuda a alargar la vida de este modo.

 

Un Move para dominarlos a todos

En el apartado técnico tenemos que destacar la banda sonora y la iluminación de los escenarios. La banda sonora, desde que comienza el juego en medio de la tormenta -acompañada de la excelente narración del cuervo mecánico- nos sumerge de lleno en la acción. Hay una canción que es la base del juego, la más característica, que va adaptándose a la acción en cada momento. Pero son los efectos de sonido que acompañan a cada escenario junto a la magnífica narración de Arbitrix, los que le dan vida al juego y ayudan a la inmersión. En cuanto a la iluminación, consigue dar vida a los escenarios de forma magistral, cosa meritoria pues están conformados por bloques que no pretenden ser realistas, más bien, transmitir la sensación de que estamos ante un juego de tablero, cosa que consigue a la perfección. Los gráficos también están muy logrados, aunque son bastante simples, consiguen sumergirnos de lleno en el juego. Aunque hay que tener en cuenta que se trata de un juego estático y con un estilo gráfico que no tiende en exceso al realismo.

 

 

Por otra parte, tenemos la varita de control, un mando Move "modificado" acorde en apariencia con el estilo de la mesa de juego. Además, este mando tiene la particularidad de que la bola de luz es extensible, lo que nos facilitará llegar a zonas más alejadas del tablero sin tener que despegar la espalda del asiento. El control es muy bueno cuando usamos el mando Move (usamos solo uno), pero por el contrario es bastante incómodo de usar con el DualShock, con el que hemos tenido algunos problemas con el tracking.

Este es un juego diseñado para jugar sentado, como buen juego de mesa que es. En cuanto a la posición de la mesa respecto a la altura y la distancia de visión, dependiendo del escenario hay que ir centrando la imagen -presionando el botón start- mientras nos movemos arriba, abajo, delante y atrás, hasta encontrar el punto óptimo de visión en cada escenario. Un poco rudimentario y por momentos incómodo, pero que nos permite leer en buenas condiciones las cartas de habilidad sin tener que estar cogiendo cada una individualmente cada vez.

 

 

CONCLUSIÓN

En definitiva, estamos ante un grandísimo juego, con una historia que te mantiene enganchado en todo momento, con un apartado sonoro muy bueno, unas mecánicas de juego clásicas, divertidas y bien adaptadas a la realidad virtual. Podrían haber llegado más lejos incluyendo el doblaje al castellano, o al menos los subtítulos; además de la correcta adaptación del DualShock y la inclusión del editor de niveles para el multijugador. Con esto estaríamos hablando de un juego excelente, aunque la experiencia de juego (con Move) no se ve empañada en absoluto y seguimos estando ante un juego genial que nos mantendrá enganchados a su historia al menos las 6-8 horas que nos ofrece su modo de juego principal, además de la rejugabilidad que tiene gracias a las decisiones que nos hace tomar el juego, las cuales hacen variar el transcurso de la historia e invita a rejugarlo al menos una vez más.

 

Analizado en PS4 Pro.

+ La gran adaptación a VR de este tipo de juego de mesa

+ El doblaje original

+ La ambientación que consigue por momentos con una simple mesa

+ El control con el Move

- El control con el DS4

- Falta de doblaje o traducción al español

- Algo más de dificultad no vendría mal

8 "Muy bueno"
VRGameCritic

Comentarios (3)

Enlace al foro
  • Renex81

    Renex81

    Visores

    Oculus Rift
    PlayStation VR
    Oculus Rift S
    Entiendo que con el move el juego es más intuitivo e inmersivo, pero ¿que tan "mal" funciona la experiencia de juego con el control dualshock?. ¿Tanto como para descartarlo si no se tienen los move?.

    Solo tengo el control dualshock, y le tengo unas ganas enormes a este juego.

    0 0
  • manuel_val

    manuel_val

    Visores

    PlayStation VR
    Oculus Quest
    Mi recomendación: hazte cuanto antes con 2 move de segunda mano por wallapop, Cex, ebay, Game o donde sea. A mi me salieron por 50 o 60 euros los dos y sin problemas. He jugado con ellos a Blood and truth(que me le he terminado hoy mismo), Creed: Rise to Glory, Accounting+, Killing floor Incursion, Arizona Shunsine, Just in time incorporated, Operation Warcade, Dick Wilde, Lethal VR, Until Dawn: Rush of Blood, PlayStation VR Words, Rec Room, Superhot VR, Out of Ammo, The Broockhaven Expirement, etc.
    Me imagino que viendo la lista que te acabo de poner estarás diciendo ¿qué c****** hago que no me he comprado unos Move hace ya 2 años?
    3 0
  • Brau

    Brau

    Visores

    PlayStation VR
    Hola, totalmente de acuerdo con Manuel_val. En wallapop los encuentras (el de PS3 que es practicamente igual) hasta por 10€ cada uno y las PSVR sin ellos te pierdes mucho. Aún así yo sí que te recomendaría el juego incluso sin ellos. La experiencia es mucho peor con el DS4 tanto por la inmersión como por el control en sí, pero jugable es y el juego merece la pena. Eso sí, solo necesitas un move para este juego por lo que es muy recomendable coger al menos uno.
    2 0