Star Wars: Squadrons - ANÁLISIS

12 OCT 2020  9:00

ray_manta

38

Star Wars: Squadrons - ANÁLISIS

Un nuevo juego de Star Wars completamente dedicado a los combates de naves espaciales tras demasiados años de espera, un título para consolas, PC y visores VR, un proyecto que con la trayectoria de EA con la franquicia de La Guerra de las Galaxias iba a ser mirado con lupa. ¿Ha caído Squadrons en el lado oscuro o brilla luminoso como la explosión de un crucero estelar? Disponible para Rift, SteamVR, WMR y PSVR.

Hazlo, o no lo hagas, pero no lo intentes

Voy a empezar bajando los escudos y quedándome indefenso ante vosotros, lectores, que dais más miedo que un destructor estelar imperial: Star Wars: Squadrons no va a estar entre los primeros puestos de mi lista personal de mejores juegos del año, pero es un título excelente que me está dando muchas más horas de diversión de las que esperaba. Comprarlo, probarlo o jugarlo en casa de un amigo es tan obligatorio en VR en 2020 como Half Life: Alyx o The Walking Dead: Saints & Sinners.

 

 

Esta aparente contradicción va a estar presente constantemente en este análisis, porque estamos ante un título al que podríamos destrozar destacando sus fallos o poner por las nubes (del planeta Bespin). De manera no consciente, Squadrons abraza la dualidad de la Fuerza, y al igual que nos obliga a jugar en el bando de la Alianza Rebelde y en el del Imperio, da a los jugadores VR muchas alegrías pero también más de un dolor de cabeza.

 

Es un juego híbrido y multiplataforma, y depende mucho de qué tipo de jugador seamos y qué equipo tengamos para que la experiencia se incline hacia un lado u otro. No es lo mismo jugar en monitor plano con teclado y ratón a hacerlo en una PS4 con mando DualShock o colocarnos un visor VR y controlar nuestra nave con un hotas completo, con su palanca de control y su mando de potencia.

 

De igual manera, no se disfrutará lo mismo de este juego si somos fanáticos de la saga de la Guerra de las Galaxias o de los simuladores espaciales frente a si lo nuestro son los arcades de disparos o la ciencia ficción de Solaris o 2001: una Odisea en el espacio.

 

Para derrotar a tu enemigo primero hay que entenderlo

Star Wars: Squadrons es un proyecto triple A de los que tiene que contentar a todos para vender millones de copias, y que va a cabrear a unos cuantos de miles. Pero estés en el bando que estés, es uno de los juegos del año, especialmente dentro del catálogo VR, simplemente por traer de vuelta una saga que es historia de los videojuegos como X-Wing vs TIE Fighter.

 

El juego tiene algunos problemas, desde la obligatoriedad de tener una cuenta en Origin, el launcher de EA, lo difícil que es mapear botones en determinados hotas, lo imposible que es jugar con teclado y ratón en VR, que los controladores específicos de los visores VR no estén soportados y haya que recurrir a un mando tipo Xbox, que las cinemáticas sean en 2D o que haya tanta diferencia entre la inmersión que sentimos al estar en la cabina de nuestras naves frente a la poca sensación de profundidad del espacio.

 

Sí, jugar en VR a Elite Dangerous es una experiencia de simulación espacial mucho más inmersiva, pero no apta para todos los públicos. Star Wars: Squadrons juega en otra liga, es un título más enfocado a la acción que al realismo, aunque manejar las distintas naves no es fácil, requiere práctica y paciencia, por lo que los jugadores que busquen aquí un juego de disparos pero en el espacio se van a sentir abrumados y echarán pestes, esto tampoco es el Space Invaders del S.XXI.

 

Mucho que aprender todavía tienes

La manera de conseguir que no se nos atragante la parte de la simulación es completar el prólogo y la campaña para un solo jugador, que si bien es cierto que funciona como un tutorial en sus primeras fases, es mucho más larga e interesante de lo que suele ser habitual en un título enfocado al multijugador.

 

Podría hacer la broma ya desgastada de que el modo historia tiene más guion que la última trilogía. Al menos lo que cuenta es interesante, y más al obligarnos a jugar desde los dos puntos de vista. En unas fases seremos un piloto rebelde y en otras uno imperial. En unas misiones nos tocará manejar cazas ligeros y rápidos, en otras, bombarderos lentos o naves cuyo punto fuerte es el camuflaje y el sigilo.

 

Hay hasta 4 niveles de dificultad, si escogemos el nivel historia, el más fácil, la experiencia será casi una película interactiva, espectacular pero un "pelín" aburrida, nos puede servir para aprender las mecánicas de combate, vuelo y defensa de cara al multijugador, pero yo recomiendo escoger una dificultad elevada para que vivamos la campaña como un buen juego de batallas espaciales cuya duración puede rondar las 12 horas, más o menos dependiendo de nuestra habilidad como pilotos.

 

Imposible nada es. Difícil, muchas cosas son

Si lo vuestro no es el multijugador, con este modo historia individual os podéis dar por satisfechos y más si sois fans de Star Wars. La música de la saga, la aparición de personajes clásicos de manera secundaria, la presentación de nuevos protagonistas con cierta personalidad. Visualmente el trabajo es espectacular y por momentos me parecía increíble que yo pudiera estar disfrutando de Squadrons con un visor Oculus Quest conectado por cable a un PC modesto (i5, GTX 1070). Yo no he tenido problemas de rendimiento, ni me he vuelto loco toqueteando configuraciones, ni haciendo supersampling ni nada que requiera invertir tiempo en algo que no sea jugar. Cada uno cuenta la feria según le va en ella, sé que otros usuarios han sufrido todo tipo de problemas.

 

Audiovisualmente el juego es una golosina, y está completamente doblado al castellano, un trabajo sobresaliente en lo sonoro, que se queda en notable en la parte gráfica por aquello de que en VR hay momentos de contraste brutal entre la sensación de estar dentro de la cabina de un caza espacial y ver pasar a nuestro lado asteroides perfectamente volumétricos y la falta de tridimensionalidad de la superficie de un destructor estelar o lo plano que se ven algunos entornos.

 

La guerra no lo hace a uno más grandioso

Mejor no baséis vuestra opinión sobre esta forma de jugar por la retransmisión que hicimos en ROV en la que nos dieron una paliza porque nuestro escuadrón parecía un pato mareado. Habíamos descargado el juego ese mismo día y no nos había dado tiempo a aprender las mecánicas básicas de ataque y defensa. Dicho esto, si el modo campaña es bueno, el modo cooperativo en equipos de 5 pilotos es una gozada cuando todo el mundo sabe manejar los diferentes modos de naves que trae el juego.

 

Las batallas de flotas consisten en destruir una gran nave enemiga protegida por otras más pequeñas, en diferentes escenarios (no demasiados). Un equipo defiende, el otro ataca. Habilidad, estrategia, comunicación y tomarse su tiempo es esencial para salir victoriosos. Las partidas llevan su tiempo, van a ser largas, así que como nos enganchemos a Squadrons, ir diciendo adiós a vuestra vida social o familiar. Si queremos batallas más cortas, tenemos el modo refriega, donde el objetivo es ser los primeros en derribar a 30 adversarios.

 

Siendo un juego multiplataforma y de una franquicia como Star Wars, no nos van a faltar contrincantes. Los planes de EA para asegurar la vida del juego, con desafíos diarios y operaciones en ciclos de 8 semanas y la posibilidad de modificar el aspecto de naves adquiriendo complementos cosméticos con la moneda propia del juego, sin micropagos, nos pueden tener con la cabeza metida en nuestros visores meses. Si querías un juego VR de larga duración, ya lo tenéis, aunque también es cierto que siempre queremos más y parece que no va a haber DLCs con más misiones o escenarios.

CONCLUSIÓN

Motive Studios y EA han hecho un buen trabajo al que le podemos sacar mil defectos porque no es un título que roce la excelencia. Pese a no ser un título desarrollado específicamente para la VR y que eso se note, la experiencia de jugar usando un visor es mucho más inmersiva y satisfactoria que hacerlo en monitor. Y con esto no hay mucho más que decir. Star Wars: Squadrons tiene casi todo lo que un amante de los combates espaciales desearía vivir en realidad virtual: momentos de acción, épica, personajes con carisma. Al multijugador le puede faltar variedad, pero es tan divertido que tengo que acabar este análisis ya, porque el deber me llama y el futuro de la Galaxia está en mis manos.

 

¿Había dicho al principio que Squadrons no iba a estar entre mis juegos favoritos de este año? Pues he mentido. Mi voluntad es débil, a veces hay que dejar de lado el orgullo y hacer lo que se nos pide: jugar.

 

ANEXO PSVR (por Sellocpr):

Como ya os explicamos en este análisis, uno de los factores más relevantes de este nuevo título basado en el emblemático universo de George Lucas, es la posibilidad de poder disfrutar del juego en casi cualquier plataforma que se precie, ya sea en pantalla plana o realidad virtual, con el factor además de disponer de juego cruzado entre plataformas para el disfrute de nosotros, los usuarios. Es por ello que también nos complace comentaros cómo es la toma de contacto en PSVR, que como bien sabéis es uno de los visores compatibles con el título desde la plataforma PS4.

 

Desde un primer momento, encontramos un juego que no desentona para nada dentro de PSVR en comparaciones directas con sus ''hermanos'' de PC, es más, la sensación es la de que el visor de Sony puede que haya sido el eje central donde se ha ido moldeando el título en su versión VR, también me gustaría añadir que esto lo digo más como una apreciación personal que como un hecho demostrado.

 

Elevando la calidad de la store de PSVR

Sin duda, estamos ante un juego que sabe amoldarse a la perfección dentro de PSVR, con un curioso sistema que hace que la calidad gráfica y visual se vaya adaptando a lo que nos demanda cada escenario; o resolución dinámica como desde la propia compañía indican (algo que ya vimos en Dreams). Es por ello que es fácil toparse con situaciones que varían de forma notoria entre sí, por lo que si encontramos un escenario sin demasiada carga de texturas, lo veremos realmente nítido y con la máxima resolución posible dentro de PSVR, todo lo contrario que ocurre en escenarios llenos de detalle, con chatarra espacial, grandes efectos visuales de explosiones, asteroides y polvo residual vagando por la inmensidad del escenario, donde se activará la resolución dinámica agregando desenfoque a la imagen en cuestión.

 

Esta maniobra por parte de los desarrolladores hace que el juego no desentone en ningún punto en lo que respecta a la calidad visual del título y que así no se haya recortado más de lo necesario en comparación directa con la versión de PC, pero hace que no encontremos la optimización visual que nos hubiera gustado en su totalidad en PSVR. Quizá un usuario medio no se pare a pensar cómo se ven de diferentes los escenarios que encontramos, sobre todo por la espectacularidad y diversión que nos brinda el juego en líneas generales, pero desde luego se aprecia claramente el salto de calidad entre ellos si queremos verlo, y es el precio que hay que pagar por tener un juego de estas características en el visor de Sony.

 

Por lo general, el juego entra mucho por los ojos en cuanto a calidad gráfica y está en un escalón medio tirando a alto dentro de lo que acostumbramos a ver dentro del catálogo de PSVR, más allá de la gozada que es para cualquier fanático de la saga estar recorriendo el universo a la caza de enemigos, en ese cocktail de ambientación, sonidos y melodías que el universo Star Wars sabe brindarnos en cada nueva franquicia.

 

Como os podéis imaginar, en esta versión de Star Wars: Squadrons para PSVR, podemos encontrar exactamente el mismo contenido que en el resto de plataformas, aunque además, como es lógico, encontraremos un recorte gráfico con respecto a la versión de PC, pero que en esta ocasión es menos sangrante que en otros juegos y que me reafirma en la opinión de que el juego se ha diseñado con el visor de Sony muy presente. Por otro lado, el manejo de nuestros cazas con nuestro DualShock 4 es más que correcto a la par que recomendable, además y en contra de lo que muchos creímos el día de lanzamiento, podemos encontrar soporte completo con algunos controladores Hotas compatibles con PS4, y he de decir que mi Thrustmaster T-Flight Hotas 4 esta gozando de una segunda juventud en mis manos, después de que juegos como Ace Combat 7 nos dejarán con la miel en los labios.

 

La interacción en realidad virtual nos sabe a poco

Quizá el punto que mas chirría dentro del título es la falta de interacción VR dentro del juego, como podéis leer en esta review completa, pero en el caso de PSVR llama todavía mas la atención si cabe, a tenor de la magnifica experiencia que podemos encontrar de manera exclusiva dentro del primer Battlefront y que nos sumergía en una misión con nuestro Ala-X que está completamente en la línea de lo visto en este Star-Wars: Squadrons, por eso nos parece incomprensible que no podamos interactuar de la misma manera en este juego y que sí podíamos hacer en esa impresionante experiencia.

 

Algunos esperábamos como mínimo que se pudieran hacer las mismas cosas, y es que uno de los puntos más relevantes de esa experiencia dentro de Battlefront, era sin duda la manera en la que interactuábamos en la cabina con todos y cada uno de los botones que tiene un Ala-X en su interior, y contemplar esbozando una sonrisa como activábamos los escudos o ese característico sistema de auto-apuntado que en este Star Wars brilla por su ausencia y que creo que le hubiera venido de perlas, además de que hubiera sido un guiño fantástico para los miles de usuarios de RV que ya disfrutamos del juego. En fin, para otra vez será.

 

Aún así, creemos que la falta de contenido cien por cien en RV, no es motivo suficiente para no adentrarse dentro de una cabina en una de estas naves de combate y que disfrutes como un enano acabando con todo lo que se mueve a tu alrededor.

 

Conclusión de anexo PSVR

No me voy a andar por las ramas para deciros pros y contras de un juego como este en realidad virtual, solo deciros que juegos como este, con el empeño, mimo y calidad, brillan por su ausencia dentro de cualquier catálogo de RV, especialmente en lo que se refiere a combates estelares dentro de PSVR, por lo que si eres un amante del género, aunque no te guste la saga de Star Wars, estamos seguros de que será un juego que disfrutarás con tu PSVR. Si en cambio eres de los que aman la saga, lo tienes mucho más fácil o lo que es lo mismo, no tienes excusa.

 

El juego ha sido analizado en su versión PC de Origin con Oculus Quest a través de Link, así como también con PlayStation VR en PS4 Pro.

VRGameCritic

+ Doblado al castellano

+ Campaña interesante y más larga de lo esperado

+ Buena factura audiovisual

- Se nota que no es 100% VR

- Configuración de mandos de control

- Simulador y arcade o ninguna de las dos cosas

8 "Muy bueno"

STAR WARS: Squadrons (PC)

8

Lanzamiento / Octubre 1, 2020

Domina el arte del combate con cazas estelares en la auténtica de pilotaje de STAR WARS™: Squadrons. Abróchate el cinturón y siente la adrenalina de los combates espaciales multijugador en primera ...

Nota de los usuarios

9

STAR WARS: Squadrons (PlayStation 4)

8

Lanzamiento / Octubre 2, 2020

Domina el arte del combate con cazas estelares en la auténtica experiencia de pilotaje de STAR WARS™: Squadrons. Abróchate el cinturón y siente la adrenalina de los combates espaciales multijugador ...

Nota de los usuarios

?