Dreams VR: ANÁLISIS

27 JUL 2020  15:30

sellocpr

22

Dreams VR: ANÁLISIS

Crea, comparte y juega a cualquier cosa que te imagines en realidad virtual en este imponente título exclusivo de PSVR.

La espera ha merecido la pena

Mentes creativas del metaverso y poseedores de la última obra maestra de Media Molecule, la espera por fin ha llegado a su fin: el esperado modo VR de Dreams aterriza en PSVR para ofrecernos la forma más inmersiva de navegar por el Dreamiverso, o para crear cualquier tipo de contenido en realidad virtual con nuestro visor PlayStation.

 

Cómo bien sabéis, Media Molecule es la encargada de ofrecernos esta maravilla técnica en forma de título exclusivo para PlayStation, que desde hace prácticamente un año podemos disfrutar en pantalla plana en nuestras PS4 tras su paso por un early access que se sale de la norma de lo visto hasta ahora en la Store de PlayStation. El estudio afincado en Reino Unido es lo más parecido a un anti-héroe si lo comparamos con el resto de grandes estudios del panorama mundial utilizando el símil. La forma de ver el mundo y plasmarlo en sus obras es solo un esbozo de lo que supone que un grupo de genios en el desarrollo de videojuegos se junten para dar forma a los icónicos juegos que nos han ido ofreciendo durante estos años.

 

Sony, desde hace mucho tiempo, sabe que la mejor manera de que este equipo de genios medio "chalados" ofrezcan creaciones de una calidad superlativa solo se puede lograr dejándolos a sus anchas, sin prisas y sin los agobios típicos en otros estudios con fechas de lanzamiento impuestas, antes siquiera de haber empezado con el proyecto. Es por ello que a muchos les llame poderosamente la atención que un juego como Dreams lleve cociéndose en el horno desde los albores de PS3, con lo que supone para una compañía como Sony el mantener un estudio de estas características sin tener resultados a corto plazo. Sin duda, uno de los nombres propios de la marca PlayStation como es Shushei Yoshida, tiene mucho que ver en este aspecto, y parece que el tiempo le ha dado la razón, pues plasmar en un sistema tan limitado a priori como puede ser PS4 todo un mundo en forma de herramientas de creación del estilo de cualquier motor gráfico, conectadas entre sí y con la posibilidad de ser compartidas y usadas por todos sin apenas tiempos de carga parece un tipo de magia que aún nos hace preguntarnos como se ha llegado a ciertos niveles de optimización. Todo ello sin olvidar que se ha realizado con el objetivo claro de que fuera una entrada mucho más amigable que cualquier otra herramienta de creación disponible en PC, y con la particularidad de que, desde ahora, también podemos disfrutar en realidad virtual.

 

Antes de meternos en harina, os invitamos a que le echéis un vistazo a nuestras primeras impresiones clicando aquí, cuando el título se encontraba en Early Access y que ademas complementan perfectamente al análisis que encontraréis a continuación.

 

¿Qué es Dreams?

Pero vamos a lo que nos ocupa: la realidad virtual por fin está disponible en Dreams, por lo que vamos a recorrer las entrañas del Dreamiverso con nuestro visor PSVR para desgranar cómo se comporta y qué nos ofrece el título en RV.

 

Cómo muchos os imaginaréis si ya habéis probado el juego en su versión de pantalla plana, Dreams es quizá uno de los títulos más complejos de analizar. Las millones de combinaciones posibles, el modo campaña, el editor y sus herramientas, las creaciones de la comunidad o simplemente darse una vuelta por los imponentes tutoriales con los que cuenta Dreams para poder dominar y sobre todo plasmar nuestra creatividad en un proyecto es tan abrumador y extenso, que uno no sabe ni por dónde empezar a desgranar los entresijos de esta maravilla sin tener la sensación de irse dejando cosas por el camino.

 

Dreams nace bajo la idea de poder plasmar de manera "amigable" cualquier proyecto que nos imaginemos, desde sencillos juegos elaborados en un puñado de horas a auténticas obras propias de un estudio de renombre, pasando por la elaboración de vídeos de animación o complejas piezas musicales. El límite más que nunca lo marca nuestra imaginación y el saber dominar las complejas herramientas de edición que nos brinda el título.

 

Pero desde Media Molecule son conscientes que brindar al público generalista un título donde lo único que se puede hacer es crear contenidos sería poco menos que pegarse un tiro en el pie, por lo que se decidió dar la posibilidad al usuario de poder jugar y disfrutar de todo el contenido que el resto de usuarios está creando, en una especie de nube interactiva denominada Dreamiverso, donde cualquiera puede navegar por las miles de creaciones que la comunidad comparte diariamente.

 

Además, a posteriori se añadió un interesante modo campaña denominado El Sueño de Art, dividido en tres historias interconectadas entre sí, que es una verdadera maravilla y que por desgracia no está adaptado al metaverso RV que nos ofrece el título, lo cual es una verdadera pena, ya que además de ser una muy buena manera de acostumbrarse a los exigentes controles que nos demanda el título, es una pequeña maravilla que nos enseña hasta dónde puede llegar un proyecto en Dreams en las manos adecuadas. Pero no os preocupéis, que este es el único recorte que encontramos en la versión VR del título, y que además viene en cierta manera justificado como veremos más adelante, a costa de encontrar contenidos de la calidad de la propia Media Molecule en exclusiva para la poseedores de unas PSVR.

 

La versión en Dreams de Astro Bot no dista mucho de la original.

 

Cómo decíamos, por suerte para todos nosotros, Dreams está casi en su totalidad adaptado a la realidad virtual, una suerte que aún hoy nos hace plantearnos los niveles de optimización y el arduo trabajo que el equipo de desarrollo de Media Molecule ha tenido que desempeñar para que podamos ver un título de estas características en realidad virtual corriendo en una PS4.

 

Cómo el título al completo sin contar con El Sueño de Art está adaptado al metaverso virtual de PSVR, vamos a intentar hacer un repaso por encima de lo que ya nos ofrecía en pantalla plana y lo imponente en la propuesta de la obra maestra de Media Molecule antes de centrarnos en cómo se ejecuta todo esto en realidad virtual, ya que no es de extrañar que muchos usuarios ni siquiera sepan qué es y qué nos ofrece Dreams.

 

Lo primero que debéis de tener en cuenta es el sistema de manejo con el que cuenta el título, ya que podremos elegir entre nuestro Dualshock 4 o nuestros mandos Move para mover al principal protagonista de Dreams, que no es otro que nuestro puntero particular en forma de carismática bola peluda, denominada Duende, y que podemos personalizar con texturas, colores, formas o diferentes apariencias. Si nos decantamos en favor de Dualshock 4, podemos optar a manejar nuestro duende con el sensor de movimiento activado o directamente con los sticks, ambas opciones realmente válidas, aunque a título personal me desenvuelvo mejor con el sensor de movimiento activado. Por el contrario, si nuestra opción predilecta es movernos con los mandos Move, debemos saber que, en vez de un duende, pasaremos a manejar dos punteros peludos, y al igual que sucede con el gamepad de nuestra PS4, ambas opciones son realmente válidas y precisas, hasta el punto de que uno de los reclamos más fehacientes de los nuevos usuarios, como es el soporte de teclado y ratón, no se eche en falta en ningún momento una vez familiarizados con los controles. Por cierto, desde Media Molecule se prometió ya en la fase de acceso anticipado del título que se daría soporte en un futuro tanto a teclado como a ratón. Por el contrario, por el momento no tenemos disponible la compatibilidad con el Aim Controller, un periférico que le vendría de perlas a todos esos FPS que ya empezamos a ver en los diferentes proyectos VR que encontramos explorando el Dreamiverso, aunque desde el propio estudio nos aseguran que si la comunidad se pronuncia al respecto, no tendrían inconveniente en implementarlo en un futuro.

 

Quizá estemos ante uno de los títulos con el sistema de control más complejo que podemos encontrar en una consola, de hecho tenemos decenas de atajos y opciones combinando los diferentes botones de nuestros periféricos, es por ello que la curva de aprendizaje para empezar a desenvolvernos con soltura por nuestras creaciones es relativamente alta. Para ayudarnos en dicha tarea, encontramos un popurrí de tutoriales que en un primer momento pueden dejarte absorto, por la cantidad de niveles disponibles para cada apartado del juego. Por ello recomendamos no llevarnos las manos a la cabeza antes de entrar a estos tutoriales, ya que lo que en un principio parece abrumador, termina convirtiéndose en una explicación bastante entretenida de cómo debemos de iniciarnos en Dreams. Estos tutoriales cuentan con su propio sistema de complejidad, y están divididos por pequeñas charlas en un exquisito doblaje al castellano, que será la manera en que todo nuevo usuario deberá iniciarse en Dreams. De esta manera empezamos a entender que, lo que en un principio parece un sistema de control áspero y desquiciante, empieza a convertirse en una sistema de manejo que roza el sobresaliente.

 

Ademas de la exquisita localización al castellano que os comentábamos previamente, en cada segmento de los tutoriales tendremos libertad para ir haciendo lo que nos van explicando a nuestro aire, por lo que es una muy buena manera de ir aprendiendo sobre la marcha cada aspecto básico del tutorial que tengamos entre las manos.

 

Estos tutoriales en conjunto nos suponen un buen puñado de horas de aprendizaje que nos invitan a meternos de lleno en el arte de crear cualquier contenido o navegar por Dreams, desde luego de una manera mucho más amena de lo que puede parecer en un principio, ya que incluso a medida que vayamos superando los niveles de aprendizaje, el título nos irá premiando con logros, un interesante sistema de niveles personales e incluso elementos para decorar nuestro propio espacio personal.

 

Los tutoriales van desde los conceptos básicos del manejo de nuestro duende, a verdaderas master-class impartidas por gente de mucho peso dentro de PlayStation Studios, desde cómo dibujar o clonar cualquier elemento en escena hasta elaborados sistemas de lógica que utilizaremos en nuestros proyectos, todo ello además teniendo en cuenta que desde Media Molecule no se cansan de nutrir el catálogo de los tutoriales con nuevos conceptos que ayuden a todos los usuarios a pulir sus creaciones.

 

Una potente herramienta de creación

Sin duda, el eje central del título reside en su modo de creación, una ventana a la que asomarse si alguna vez has tenido la inquietud de cómo sería crear cualquier tipo de contenido desde cero como puede ser un videojuego. Lo primero que debes saber es que, aunque Dreams se presenta como una herramienta de creación con forma amigable y desenfadada, lo cierto es que aunque estamos ante una herramienta que nos facilita mucho la vida en comparación con herramientas más profesionales de creación como Unreal o Unity, no está para nada limitada en comparación con éstas. De echo, Dreams mezcla de manera muy acertada herramientas que en el sector profesional solo podríamos utilizar combinando diferentes herramientas de edición, cada cual diseñada para un propósito diferente.

 

Pero claro, muchos os preguntaréis ¿cómo puede Dreams entrar en una comparación directa con herramientas profesionales, si todo esto se ejecuta en una PS4 con la limitación técnica que conlleva? Y donde, como os podréis imaginar, Dreams sale derrotado en comparaciones directas en casi cualquier apartado, no por opciones disponibles, si no por la potencia bruta de un PC frente a una PS4. Pero una vez tengamos claro que Dreams tiene una serie de limitaciones que siempre estarán ahí (a la espera de cómo será la adaptación a PS5), lo cierto es que realmente podemos hacer virguerías con las diferentes herramientas de creación de las que dispone el título. Para poneros en perspectiva, actualmente se está haciendo una versión completa y que no dista mucho de la original de The Last of Us, hay versiones de Fallout 4, del cual dejadme que me ponga una medallita al mencionaros que ayudé personalmente a recrear algún assett del proyecto. También encontramos P.T., Resident Evil, Wipeout, Supermario, Zelda, Dark Souls, Sonic y casi cualquier juego de renombre que se os venga a la cabeza, todo ello con un apartado técnico que aún hoy me cuesta procesar que ese proyecto esté realizado con una herramienta de creación en una PS4 y por parte de usuarios con cero conocimientos en el desarrollo de videojuegos.

 

Una de las claves de Dreams es la comunidad, una comunidad que cada día crece de manera exponencial y que, aunque se tache al título de un juego de culto y de nicho, lo cierto es que miles de usuarios están interconectados entre sí creando conjuntamente juegos, bandas sonoras, películas y vídeos de cualquier índole donde la clave es la colaboración, por eso mismo es fácil ver que un proyecto que apenas tiene unas semanas de existencia puede dejar a la altura del betún a propuestas de compañías de renombre que no cuentan en sus filas con miles de desarrolladores como sí podemos encontrar en Dreams. Simplemente plantea una idea y, si es lo suficientemente atractiva, cientos de "soñadores" acudirán al reclamo con un ejército de assets, mecánicas y propuestas que darán forma a tu proyecto en cuestión de días.

 

Las compañías de videojuegos se tienen que estar rasgando las vestiduras por los derechos de autor y el vacío legal que parece que hay en Dreams, el enésimo Super Mario 64 es una prueba de ello.

Inside the box

Cómo ya os hemos mencionado previamente, esta nueva actualización que engloba todo el nuevo contenido en realidad virtual, viene bajo el nombre de Inside The Box, o Dentro del Cubo en su traducción al castellano, y es que además del soporte completo de la realidad virtual de PSVR, con excepción de ciertos matices que os explicaremos más adelante, el estudio británico nos brinda una serie de contenidos con la calidad a la que nos tiene acostumbrados, para comprobar de primera mano hasta dónde se puede llegar en realidad virtual dentro de Dreams, como ya hicieran en el exquisito Sueño de Art en el lanzamiento.

 

Es curioso que la manera de introducirnos en realidad virtual en Dreams sea para todos igual, y es que desde Media Molecule son conscientes de los problemas de malestar que esta tecnología tan nuestra puede causar al nuevo usuario, por ello nos sumergen en una pequeña guía jugable que nos irá enseñando cómo es el mapeado de botones estándar en nuestros mandos predilectos dentro de RV, todo ello sin cansarse de repetirnos que tengamos mucho cuidado y prestemos atención a las etiquetas que irán añadiéndose al contenido compatible con el visor. De esta manera encontramos los cotidianos ajustes de confort que todo título VR que se precie debería de tener en sus ajustes de rigor, solo que a excepción del resto, Dreams nos obligará a transitar por esta guía jugable para poder desactivar alguno de los ajustes de confort disponibles, algo lógico para curarse en salud por los usuarios que puedan sufrir algún malestar si desactivan estos ajustes, básicamente te insinúan que desactivar estos ajustes en la configuración correspondiente será bajo tu responsabilidad y que por lo menos tengas algo de experiencia en el mundo VR con la guía jugable, que como mencionamos previamente, será algo obligatorio para todos los que encendemos nuestro visor dentro de Dreams por primera vez.

 

Una vez superemos esta introducción al metaverso virtual de PSVR, podemos echarle el guante a todo lo que está disponible en realidad virtual dentro de Dreams, desde las propias experiencias exclusivas en RV de Inside The Box hasta los cientos de proyectos jugables que ya empezamos a encontrar en Dreams compatibles con el visor.

 

Inside The Box nos muestra una serie de experiencias jugables con el trato y mimo perfeccionista de Media Molecule, donde encontramos juegos de lógica, plataformas, FPS e incluso una interesante galería de arte donde podemos interactuar con casi todo. Como acercamiento al mundo VR para ese usuario nobel, es un contenido más que correcto y recomendable, pero que no llega a los niveles de calidad que vimos en el Sueño de Art, que por desgracia para todos no está disponible en realidad virtual por el momento y se convierte en el "pero" más grande de esta esperada nueva actualización con sabor a VR.

 

Por otro lado, además de los ajustes de confort cotidianos y que nos da diversidad de opciones en cuanto al control se refiere o el giro, podemos encontrar un apartado para reglar los ajustes del Dreamiverso, es decir, podemos activar o desactivar qué queremos encontrarnos en el universo de sueños que conforma Dreams. De esta manera podemos elegir si queremos encontrar solo experiencias y proyectos compatibles en RV, o por el contrario quitar todo tipo de filtros y descubrir que hay muchos proyectos con la etiqueta de "No lo sé" en referencia a si es VR o incluso podemos entrar en proyectos con una tasa de frames por debajo de los 60FPS, algo que como bien sabéis resulta poco recomendable para la realidad virtual y que en Dreams directamente es incompatible, ofreciéndonos la posibilidad de entrar al juego de igual manera pero en modo monitor, es decir viendo el contenido en 2D como cualquier TV convencional.

 

Conformando sueños

Crear cualquier cosa desde cero es algo que va ligado al instinto humano desde tiempos inmemoriales. Hoy en día por suerte no tenemos que tirar de ingenio para sobrevivir en nuestro día a día, es por ello que toparse con herramientas que ayuden a cubrir ese instinto primigenio es todo un lujo que, además, está al alcance de cualquiera. Pero si encima le añades que es para crear contenido lúdico en formato musical, de vídeo o de juegos, la cosa se va tornando cada vez mejor para quienes amamos este mundillo cada vez más saturado de las mismas propuestas. El que os escribe estas líneas siempre ha tenido el gusanillo de cómo sería crear un juego desde cero, pero después de interminables cursos, charlas o videotutoriales que ocupaban tanto del poco tiempo libre que suelo disfrutar en mi día a día, que simplemente meterse en esos "fregaos" se torna algo muy difícil para gente como yo.
Es por eso que, cuando empezamos a saber lo que se traían entre manos esta buena gente de Media Molecule, muchos lo recibimos con los brazos abiertos, ya que nos prometían que podíamos hacer casi cualquier cosa que tuviéramos en mente, pero sin necesitar un máster en el desarrollo de videojuegos o saber manejarse con las densas herramientas disponibles a nivel profesional, todo ello en un sistema como PS4, con unos controladores hechos para jugar y sin tener que escribir ni una sola línea de código, "de locos ¿verdad?", es por ello que hasta el día que pudimos acceder a la beta cerrada y comprobar de primera mano hasta qué punto eran verdad estas afirmaciones, pusimos en tela de juicio las promesas que desde el estudio desarrollo nos llegaban. Como bien sabéis, no será la primera ni la última vez que un estudio responsable en el desarrollo de videojuegos nos vende la burra y luego lo que se puede palpar a la hora de la verdad no refleja ni una cuarta parte de lo prometido. Pues bien, en esta ocasión no es el caso.

 

La herramienta de creación en Dreams se encuentra en un apartado denominado Conformando Sueños y es simplemente sublime, creedme si os digo que desgranar cada apartado de esta potente herramienta de construcción de sueños daría para una review completa, así que no entraré en demasiados detalles al respecto, por lo que os voy a ahorrar una "chapa" interminable de tecnicismos con nombres ligeramente cambiados para la ocasión, pero que vienen a ser los mismos entresijos que encontramos en las herramientas profesionales. Eso sí, en Dreams entra mucho mejor por los ojos y quizá el énfasis en facilitarle la vida al usuario por parte de Media Molecule, ahorrándole decenas de complejos pasos o el no tener que estar escribiendo código para nuestra creación, puede llevar al equivocó de muchos usuarios en lo que respecta a la calidad final de sus proyectos. "Me explico", hay decenas de proyectos que se han hecho virales en los medios durante los últimos meses, unos por su complejidad y frescura, otros por su elevada calidad técnica y otros por ser un reflejo casi calcado de los mejores juegos de la historia de este mundillo, es por ello que muchos usuarios piensan que crear algo medianamente decente es sencillo en Dreams, y en cierta manera puede ser así si lo comparamos con hacer ese mismo proyecto en otras herramientas, pero nada más lejos de la realidad: si quieres dominar todas y cada una de las herramientas disponibles en Dreams y crear algo en condiciones, te vas a estrujar la cabeza mucho y pasaras decenas de horas retocando y puliendo tu obra, por lo que te invitamos a que tengas este concepto muy claro a la hora de meterte en harina dentro de Dreams.

 

Gracias a la RV, el sistema de creación dentro de Dreams se eleva a su máxima potencia, más aún si tenemos en cuenta que el termómetro, o lo que es lo mismo, esa barrera que nos pone los pies en la tierra cuando intentamos hacer proyectos y que sirve como vara de medir en cuanto a rendimiento, gráficos y tasa de frames, apenas se resiente cuando pasamos cualquiera de nuestros proyectos al mundo VR. La precisión que podemos lograr modelando cual alfarero con sus propias manos, o la perspectiva presencial de cada elemento que queramos añadir en escena, es tan diferencial dentro de nuestras PSVR, que creo que es uno de los puntos más fuertes en el título en su adaptación al metaverso VR y que no se concibe en ninguna herramienta parecida que se precie en el desarrollo de videojuegos que englobe todo lo necesario para modelar, conectar escenarios, añadir sistemas de lógica y un largo etcétera sin tener que recurrir a diversos programas específicos.

 

Esta versión de Ghost of Tshunima nos da una ligera idea de cómo sería un juego de estas características en realidad virtual.

 

Además, el título está pensado para que los usuarios se conecten entre sí y compartan todo lo que quieran con el resto en esa nube interactiva que es el dreamiverso, una nube que es otro de esos apartados que, sobre el papel, suenan a ciencia ficción, sobre todo extrapolado al mundo VR que nos ocupa, pero que sobre la práctica es tan eficiente que hará que cientos de creaciones se reflejen sobre tu visor en solo cinco o seis segundos y que puedas buscar esos assets, esos complejos sistemas de lógica, ese personaje carismático y casi cualquier cosa que te imagines y que algún usuario seguro que ya ha realizado para la comunidad y que le dará el aspecto deseado a tu creación.

 

Paradójicamente se está dando el caso de soñadores que quieren realizar sus proyectos en 2D, pero que para realizarlos recurren a sus visores PSVR para inmiscuirse en su proyecto, para de esta forma tener la sensación más cercana al control absoluto sobre sus creaciones que podemos encontrar en Dreams. Una vez más, se pone de manifiesto que la RV potencia cualquier tipo de experiencia y en este caso puede ser un buen espejo donde se pueden mirar las herramientas de edición profesional de videojuegos, ya que estar creando con la sensación de estar en todo momento presencialmente frente a tu obra mientras la vas puliendo en forma de lógicas, modelado, iluminación o cualquier apartado que os imaginéis, es simplemente apabullante.

 

En Dreams, las creaciones completas se denominan sueños, una especie de burbujas interactivas donde podemos interconectar escenas jugables, vídeos o cualquier cosa que nos imaginemos y que completen nuestra obra de arte particular. De esta forma podemos crear una escena jugable elaborada, para acto seguido conectar un vídeo que sirva de cinemática y justo después otra escena jugable, que poco a poco va convirtiendo un proyecto sin pies ni cabeza en un juego que cualquiera puede probar en el dreamiverso.

 

Además, para nutrir el dreamiverso de creaciones, Media Molecule lanza eventos periódicamente denominados Jams, donde eligen un tema en cuestión para que todo el Dreamiverso se vuelque en realizar sus proezas. Por poner un ejemplo, digamos que esta semana el tema en cuestión es el espacio exterior, por lo que todo aquel que lo desee puede participar subiendo al Dreamiverso sus pinitos en clave espacial, para así participar en una especie de competición donde las creaciones más votadas por los usuarios se alzarán con la victoria. Así, de esta manera se ven desde juegos completos, personajes, sonidos o melodías hasta un simple efecto de propulsor estelar, sin duda una manera bastante acertada de tener a la comunidad entretenida y, sobre todo, de nutrir el Dreamiverso con creaciones que cualquier usuario puede usar cuando le plazca.

 

Además, contamos con un sistema de niveles que nos dotará de estatus dentro de la comunidad, así como de diferentes herramientas para decorar nuestra home particular. Para subir de nivel debemos de realizar creaciones, probar los juegos que los usuarios vayan subiendo o simplemente realizar con éxito los diferentes tutoriales, teniendo la posibilidad de incluso sobrepasar el nivel 100.

 

 

Real o virtual siempre presente dentro del Dreamiverso

Real o Virtual siempre presente dentro del Dreamiverso.

Explorando sueños

Quizá el modo más atractivo para el usuario medio de Dreams sea el denominado Explorando Sueños, que es la manera de ir conociendo las creaciones de la comunidad, donde encontramos diferentes apartados que dividen las creaciones más populares, las que son tendencia actualmente, las recomendadas por Media Molecule o las que más nos pueden interesar según nuestros gustos.

 

Este modo es el ideal para aquellos usuarios que no se vean atraídos por la edición de juegos y simplemente quieran disfrutar de las miles de creaciones que hay disponibles en Dreams, donde además de un avanzado buscador de sueños, encontramos creaciones propias de Media Molecule que nutren de calidad el catálogo existente, y creedme si os digo que ni en dos vidas podríamos recorrer uno por uno los sueños disponibles en el Dreamiverso en la actualidad, muchos de ellos con una calidad que de verdad quita el hipo y deja a creaciones de renombre de estudios asentados en la industria del videojuego a la altura del betún, aunque no es oro todo lo que reluce y es muy común toparse con proyectos a medio hacer o que simplemente dejan el nivel muy por los suelos para lo que se puede llegar a lograr.

 

Por el momento y para curarse en salud, desde el estudio llaman a la prudencia a la hora de probar todo en realidad virtual, y si bien es cierto que todo lo que hay creado en Dreams se puede ejecutar sin problemas en realidad virtual, el creador de su sueño tendrá que dar el visto bueno a su proyecto para que el resto de usuarios puedan probarlo con el visor PSVR en su cabeza. Y es que encontramos una serie de etiquetas que el creador podrá poner a su sueño o experiencia en cuestión, de esta forma podemos catalogar nuestro sueño como Solo VR, Compatible con VR, No VR o No lo sé, esta última pensada para aquellos usuarios que no dispongan de un visor VR y no puedan comprobar a ciencia cierta que su sueño funciona correctamente en RV, por lo que cualquier otro usuario con su HMD puede acceder a la creación y ponerle la etiqueta correspondiente.

 

Por otro lado, en todos y cada uno de los sueños compatibles con realidad virtual encontramos un pequeño añadido en forma de test cuando acabamos nuestra experiencia en ese sueño en cuestión, de esta manera podemos etiquetar al sueño entre tres modos de experiencia VR, por lo que la comunidad valorará si una experiencia está optimizada para un usuario novel en el metaverso VR o está pensada para usuarios más hardcore de la VR. Sin duda, este pequeño apartado nos parece todo un acierto que de seguro puede ser un aviso para navegantes a la hora de acceder a un sueño en concreto, y más aún si son susceptibles al malestar que puede provocar la poca optimización de un sueño específico.

 

Ni 24 horas tardaron en sacar un Beat Saber en Dreams, con su propio editor de niveles personalizado.

La optimización es un arte

Si mañana se acabara el mundo y me preguntaran por la parte más destacada de Media Molecule como desarrolladores de videojuegos, la cosa estaría bastante reñida por mi parte, ya que son decenas los aspectos destacables de este grupo, pero sin duda os diría que lo que más me impacta de ellos, es la obsesión por optimizar todos sus productos, hasta rozar lo técnicamente imposible y llevado a su máxima expresión en Dreams, quizá sea por que entre sus referencias directas siempre han destacado a 'Poker Faces'' alias John Carmack en su buen hacer con el primer Doom, que por si no os acordáis, fue capaz de meter todo un juego con perspectiva 3D en un disco de MS-DOS dejando a la comunidad gamer del momento con la misma cara de asombro que hoy nos sucede con Dreams en cuanto a optimización se refiere. Es por ello que, por enésima vez a lo largo de este análisis, os vamos a recordar que todo esto se ejecuta en una PS4, que en el peor de los casos no será versión PRO de la misma, pero que de igual manera el resultado es impresionante.

 

Hace más de un año que muchos usuarios estamos compartiendo nuestros sueños en Dreams, y no hubiera pasado nada si el día de la esperada versión VR de Dreams hubiera venido con handicaps, como por ejemplo explicarle a la comunidad que todo lo hecho hasta entonces no es compatible con el modo VR, o que ese termómetro con el que contamos como vara de medir la potencia de nuestra creación estuviera limitado entre las versiones 2D y VR. Pero nada más lejos de la realidad, resulta que llega un puñado de locos británicos y nos dicen que el mundo VR da mucho más de sí de lo que nos habían contado con la tecnología actual y que la clave como suele suceder siempre en el mundo Gamer es la optimización.

 

En Dreams la optimización en pantalla plana ya nos dejó de piedra por todo lo que se podía llegar a hacer, pero lo mostrado en la versión VR nos ha dejado en shock. No solo todo el título esta disponible en realidad virtual, si no que ademas va increíblemente fino y no solo en las creaciones que desde ahora se aprovechan de herramientas dedicadas al modo VR desde el creador de sueños, sino todas aquellas creaciones anteriores que no tuvieron en cuenta la RV en su propuesta y que si tienen una tasa de FPS por encima de 60 serán completamente compatibles con nuestras PSVR, y es la amplia mayoría.

 

Otro ejemplo claro de la optimización enfermiza que se demuestra en Dreams es en lo referente al Dreamiverso, ya que de igual manera que recorremos la extensa biblioteca de nuestra aplicación de vídeo bajo demanda favorita como Netflix, HBO, Prime, etc, podemos hacer lo mismo en Dreams con las creaciones de la comunidad en esa nube interactiva que es el Dreamiverso, algo que ya es tremendo en pantalla plana con unos tiempos de carga prácticamente inexistentes al seleccionar un sueño y entrar a jugar, pero que llevado a la realidad virtual nos deja sin palabras, y es que la nube y la VR, como bien sabéis, no van mucho de la mano en la actualidad, es por eso que aún no entendemos cómo podemos seleccionar un sueño en Dreams y estar jugando en realidad virtual en apenas 5 o 10 segundos máximo. Y sí, es verdad que en pantalla plana los tiempos de carga son casi inexistentes, pero que en RV se pueda hacer algo así, solo dice maravillas del trabajo exquisito del equipo de desarrollo en esta obra maestra. Ya podrían los encargados de Iron Man VR darse una master class con esta gente para que les eneseñaran que los tiempos de carga se pueden reducir drásticamente si le dedicas el tiempo suficiente.

 

Una maravilla para los sentidos la particular versión de Wipeout en Dreams.

Cómo se comporta el dreamiverso en VR

Llevo infinidad de horas inmiscuido dentro de Dreams con mi visor PSVR, y la pregunta que me viene a la cabeza siempre es: ¿cómo demonios se puede ejecutar todo esto tan bien realidad virtual? Por que sí, todo lo que he podido comprobar en RV dentro de Dreams se ha ejecutado sin problemas, de manera ademas sorprendentemente estable en cuanto a frames. Quitando experiencias con el termómetro echando fuego donde directamente no podremos ejecutar nada en VR, el resto para asombro de todos se ejecuta a la perfección. La sensación es la de encontrar un apartado visual mucho más optimizado que lo que estamos acostumbrados a comprobar dentro de nuestras PSVR en jugos convencionales, de hecho la sensación es la de que el juego parece que se ha pensado desde el principio para la RV y no es un añadido a posteriori como puede parecer en un principio, más allá de que hasta ahora no hemos disfrutado del modo VR que transforma por completo la experiencia dentro de Dreams que ya de por sí era magnífica.

 

Es curioso además cómo la comunidad va creando físicas adecuadas para la realidad virtual, de esta manera me he topado con alguna experiencia que necesitaba algún retoque y que me permitía entrar a editar para coger esas manos ortopédicas que estaba experimentando con mis Move y darme una vuelta por el Dreamiverso, buscar unas físicas mas correctas y aplicarlas para obtener una experiencia más acorde a lo que venimos buscando en RV. Por si fuera poco, un grupo de soñadores nos hemos puesto manos a la obra para realizar un avatar completo con el sistema de colisiones más preciso que nos dé de sí nuestra capacidad dentro de Dreams. El paso siguiente sin duda será meterle peso a las físicas cual The Walking Dead: Saints & Sinners, os cuento esto para que os hagáis una idea de hasta qué punto se está volcando la comunidad de Dreams en la RV.

 

Por otro lado, desde Media Molecule nos brindan nuevas herramientas con las que conformar los sueños que nos traemos entre manos en realidad virtual de la mejor manera. Así, encontramos chips de lógica dedicados a la cámara y perspectiva en RV, así como aspectos tan importantes para la inmersión en RV como el sonido, ahora cuentan con chips dedicados para tener un sonido omnidireccional que aproveche al máximo ese sonido 3D que todos esperamos.

 

 

Fallout no podía faltar, que la versión VR no llegó nunca a PSVR, hasta ahora.

CONCLUSIÓN

Sin duda estamos ante un título imprescindible dentro de la realidad virtual, más aún sí dispones de PSVR. Las opciones disponibles son tan ilimitadas que puede que estemos ante uno de los puntos de inflexión más importantes de estos primeros años de la RV. Quizá no estemos ante un juego con la repercusión y pompa mediática de otros títulos del panorama mundial, pero eso no significa que no nos encontremos ante una verdadera obra maestra que eleva el techo técnico hasta cotas insospechadas. Poder realizar casi cualquier cosa que se nos venga a la cabeza en realidad virtual, con un nivel de optimización que quita el hipo y que hace que podamos disfrutar de miles de experiencias y juegos jugables realizados desde cero y creados en conjunto por los usuarios del título, hace que estemos ante un título infinito, que siempre estará expandiéndose y ofreciendo cosas cada vez más increíbles.

 

Además, y como debería ser la norma, por mucho que haya usuarios que nos inviten a aprender idiomas, el título cuenta con una localización a nuestro idioma exquisita, y que una vez más pone a los títulos exclusivos de PlayStation en la órbita de cómo se debe realizar un título accesible para todo el mundo. Por otro lado, crear todo lo que se te ocurra inmerso dentro de tu propio proyecto, ofrece una nueva perspectiva dentro del diseño y creación de videojuegos, no necesariamente exclusivos de realidad virtual.

 

Pero como toda obra maestra, tiene sus puntos flacos. Uno de ellos, y para quien os escribe estas líneas el más importante, es la no inclusión del modo historia, denominado el Sueño de Art, lo cual nos parece una pena, por más que el estudio indica que es debido a que se ejecutaría en una tasa de FPS por debajo de la recomendada. Aún así, y conociendo a este equipo de desarrollo, estoy convencido de que en unos meses veremos este modo historia completamente en realidad virtual como el resto del título. Estamos convencidos de que puede ser un título que cueste entender en las primeras sesiones de juego, ya que los complejos controles a la hora de realizar creaciones nos obligan a recorrer una curva de aprendizaje superior a lo que estamos acostumbrados, más allá de que una vez domines todas las combinaciones y atajos el control se torne a muy bueno. Eso sí, hay que tener en cuenta que meterse en harina para crear algo de calidad te llevará mucho tiempo en optimizar assets, crearlos y darles movimiento con todo el repertorio de herramientas disponibles, por lo que no te pienses que crear un Flappy Bird en Dreams es sencillo, ni mucho menos.

 

Otro de los peros actuales es la no inclusión de soporte para nuestro Aim Controller, y que las decenas de FPS disponibles en la actualidad no nos ofrezcan ese grado de inmersión que solo el periférico mando pistola de PlayStation sabría darnos, aunque desde el estudio indican que la inclusión en el futuro depende del feedback de la comunidad, por lo que suponemos que será cuestión de tiempo que veamos el soporte completo de nuestro Aim Controller

 

Ver revolotear a este droide a nuestro alrededor, en esta aterradora versión de Dead Space, es toda una experiencia por sí sola dentro de Dreams.

 

Sin duda, estamos ante una herramienta que supone una verdadera revolución dentro de nuestro mundo en realidad virtual, y que solo irá a mejor en la futura PS5, donde las limitaciones técnicas actuales por potencia bruta en PS4 serán anecdóticas en la siguiente generación. No es de extrañar las comparaciones con otras herramientas como Mario Maker, con Project Spark y con otras propuestas similares, pero sin entrar en comparaciones injustas, Dreams está muy por encima en cualquier ámbito, y además ofreciéndonos todo su contenido en realidad virtual. También está el usuario que pretende comparar Dreams con herramientas de edición profesional de juegos, aunque nos os podéis imaginar lo cerca que está de las mismas, más allá que ahí Dreams sale perdiendo casi siempre como es lógico, no por opciones aunque sí por potencia de PS4 frente a un PC competente. Seguramente con PS5 a la vuelta de la esquina las comparaciones se van a igualar muchísimo.

 

Por otro lado, que Dreams sea un título que solo se pueda disfrutar en PS4/PSVR es una verdadera lástima para la realidad virtual en general, títulos de este tipo deberían venir instalados de serie en nuestros visores de realidad virtual para disfrute de todos, ojalá y como se rumorea Sony libere esta obra maestra para todos, ya que estamos seguros de que en el futuro, juegos de moda como lo son hoy Fornite, Beat Saber o Minecraft, habrán nacido por las inquietudes creativas de algún usuario de Dreams.

 

A título personal, dejadme que me tome unas licencias para explicaros que analizar un título de estas características es de las cosas más complejas a las que me he enfrentado en estos años, y soy consciente de lo mucho que se queda en el tintero por explicar y detallar como se merece. Es por ello que en el futuro iré desgranando, en artículos dedicados, cómo se utilizan todas y cada una de las herramientas disponibles correctamente, o simplemente os iré contando qué experiencias o juegos merecen mucho la pena dentro del Dreamiverso, por lo que os invito a que permanezcáis muy atentos en las próximas semanas si os interesa de verdad como se cocina algún proyecto dentro de Dreams.

 

Por otro lado, muchos usuarios se preguntarán si merece la pena el título si no eres muy diestro a la hora de crear cualquier cosa, y la respuesta sigue siendo la misma: solo por poder meterse en juegos como Mario 64, Sonic o juegos de una calidad y frescura brillante, hace que sea un imprescindible en nuestro metaverso VR. En realidad, soy consciente de que muchos usuarios quizá no encuentren tan sublime el título en lineas generales en los primeros compases, pero un título tan único en su especie y que solo irá a mejor con el pasar de los años, que además se ejecuta tan bien en realidad virtual, hace que tengamos suficientes razones de peso de catalogar el título como una verdadera obra maestra que perdurará en el tiempo como los grandes clásicos del videojuego.

 

El título ha sido analizado en una PS4 Pro.

VRGameCritic

+ Imprescindible si tienes PSVR, y si no lo tienes también

+ Excelente doblaje al castellano

+ El Dreamiverso es infinito y en continua expansión

+ Puedes hacer prácticamente todo el contenido que quieras

+ Inside the Box nos trae contenido exclusivo para VR con el mimo de Media Molecule

+ Una maravilla técnica y a nivel de optimización en VR

+ Un sistema de control acertado...

- ...pero que tardarás en dominar

- No está disponible El Sueño de Art

- De momento sin compatibilidad con Aim controller

- Realizar algo de calidad te va a llevar decenas de horas

- Que sea exclusivo de PlayStation y no lo pueda disfrutar todo el mundo VR en su plataforma preferida

10 "Obra maestra"

Dreams (PlayStation 4)

10

Lanzamiento / Julio 22, 2020

Disfruta de este gran éxito, tan aclamado por la crítica, en su versión de prueba y demo desbloqueable. Accede a nuevas listas de reproducción, con los niveles más locos creados por jugadores de ...

Nota de los usuarios

?