El ecosistema de la realidad aumentada

Super Ventures presenta el ecosistema de empresas dedicadas a la realidad aumentada y seis de las áreas claves en las que invertir.

23 MAR 2017  13:30

Harold

El ecosistema de la realidad aumentada

La incubadora de startups de realidad aumentada, Super Ventures, ha publicado el ecosistema de empresas dedicadas a la realidad aumentada compuesto por 312 compañías que han seleccionado, siendo una de ellas la empresa española Olorama con sede en Valencia que aparece en la categoría de olfato en output. El ecosistema está compuesto de seis grandes categorías: aplicaciones, herramientas, dispositivos, entrada, salida y componentes, y estás a su vez se dividen en más subcategorías para tratar de recoger el panorama actual tras este primer trimestre de 2017.

 

 

Las áreas clave a desarrollar y en las que Super Ventures aconseja invertir son las siguientes:

Visión

Para Tom Emrich, socio fundador de Super Ventures, el santo grial de la RA es que la información gráfica mostrada sea indistinguible de la visión natural, y para lograrlo van a ser necesarios avances en campos de luz, proyección retinal, renderizado fotorealista, vergencia natural y ajuste de foco y comodidad. Los desafíos de la visión requerirán también de soluciones para autonomía, conectividad, fusión multisensorial, percepción táctil y sonido.

Entrada y salida natural e interacción

La realidad aumentada va más allá de la vista, "percibimos esta realidad con todos nuestros sentidos, desde sonido hasta tacto e incluso con reacciones emocionales", comenta Emrich. Nuevas entradas como el seguimiento ocular, reconocimiento de gestos y voz, lograrán llevar la tecnología hacia nuevas formas de interactuar con el mundo aumentado. A su vez, el tacto, audio y las soluciones emocionales serán requeridas para que el sentimiento virtual sea inmersivo.

Identificar el mundo real en 3D

Pasar del 2D al 3D requiere de soluciones que sean capaces de escanear, capturar, posicionar y reconocer el mundo 3D. "Escanear y posicionar lugares, objetos y personas representa un desafío, especialmente a gran escala", comenta Emrich. Otorgar la capacidad a los dispositivos de que no solo vean el mundo a su alrededor sino que le den sentido, será una parte crítica con grandes oportunidades.

Construyendo el mundo

"Con los dispositivos reconociendo y posicionando el mundo real, los desarrolladores y diseñadores tendrán que personalizarlo, darle forma y aumentarlo con una capa virtual. En definitiva, crear un metaverso", comenta Emrich. Esto requerirá de herramientas que permitan capturar y modificar fácilmente el contenido del mundo real, así como crear nuevo contenido de manera intuitiva. La gestión de calidad, optimización y flujo de trabajo para los desarrolladores también son algunas de las oportunidades que se presentan.

Telepresencia

"Toda nueva innovación sigue un patrón similar a la última, por lo que si tomamos como referencia la era móvil y web, podemos esperar que una de las killer apps de la RA sea la comunicación y colaboración", comenta Emrich. Experiencias sociales a gran escala y comunicarnos con otras personas como si estuvieran en la misma habitación son algunas de las oportunidades que surgen.

Super inteligencia

"La tecnología siempre ha sido capaz de mejorar nuestras capacidades y la RA llevará esto al extremo", comenta Emrich. Teniendo en nuestro campo de visión esta clase de dispositivos, los nuevos empleados se pueden convertir en profesionales desde el primer día, y todo el conocimiento global puede estar a nuestro alcance sin la necesidad de estar frente a una pantalla tradicional. El sector empresarial se beneficiará enormemente de ello, por lo que soluciones que permitan compartir conocimiento y que tengan utilidad en alguna vertical específica como la construcción, representan grandes oportunidades de inversión.