Z-Race: ANÁLISIS

27 MAY 2022  15:00

WhiteSword

1

Z-Race: ANÁLISIS

Revisitamos las carreras de Xocus para averiguar si han conseguido alcanzar el podio de la velocidad en Quest… ¿Habrán llegado a la meta? Disponible para PC VR y Quest.

Espera… ¿la Z no es de zombies?

No es la primera vez que le dedicamos espacio a Z-Race, juego de carreras futuristas del estudio Xocus. Puedes ver nuestras primeras impresiones donde experimentamos sensaciones algo agridulces para lo que en principio nos pareció una propuesta interesante, más si pensamos en el malogrado género de velocidad dentro del catálogo de Quest.

 

Ahora tenemos una segunda oportunidad para examinar si esta interesante nueva licencia ha conseguido mejorar sus asperezas, llegando a ser la alternativa que nos merecemos los amantes de las carreras en VR. Como adelanto, el juego sigue sin opción de español y sigue dentro de App Lab la demo y la versión completa. Ahora sí, empecemos el análisis.

 

Tubular Bells (y ahora busca la canción)

Z-Race es un juego de velocidad de ambientación futurista similar a grandes nombres como Wipeout, F-Zero, Fast Racing o, ya dentro del mundo de la VR, Redout, Radial-G o Void Racers. El juego que nos ocupa en un primer momento puede parecer una versión VR de Wipeout, la ambientación y la estética recuerdan bastante al inicio, pero destacando aspectos positivos, lo cierto es que consigue tener una personalidad propia a través de su jugabilidad y su estética.


Las carreras se disputan dentro de unos tubos en gravedad cero por los que te moverás en 360 grados. Por estos escenarios te encontrarás distintos obstáculos que tendrás que esquivar, ya que retrasarán tu avance, como paredes eléctricas que provocan que durante un tiempo vayas más despacio. Pero los escenarios no solo tienen peligros, algunos objetos te facilitarán el juego, como nitros extra o monedas con las que comprar mejoras para las naves.

 

 

Antes de entrar en ese punto, comentemos los controles, que no han variado demasiado desde nuestras primeras impresiones. Manejas la nave con tu mano dominante mediante control de movimientos y podrás elegir qué mano prefieres usar. En ella tendrás acceso a través de los gatillos a la aceleración y al freno. Con la otra tenemos acceso al nitro y al slow motion, una nueva e interesante opción que nos vendrá muy bien en las zonas de muchos obstáculos.

 

Otro añadido es que ahora también podemos elegir mantener la mano de control en horizontal o vertical, aunque recomiendo seguir con el modo horizontal. Como vemos, tenemos pocos cambios, aunque sí que me ha dado la sensación de que funciona algo mejor. Es cierto que si te acercas demasiado a la zona superior del tubo tu visión sigue saliéndose del mismo, provocando que pierdas el enfoque de la carrera, pero lo cierto es que ahora me ha resultado más fácil mantenerse dentro, sobre todo con el control en modo horizontal. Pero eso puede variar de un usuario a otro, y al principio mientras te haces con los controles, puede resultar muy molesto.

 

La Fórmula 1 del futuro... o no

Gráficamente también sigue sin destacar y también sigue cumpliendo. Los 15 niveles son lo suficientemente variados para que te interese probarlos todos, y la sensación de velocidad llega a ser bastante atractiva. Incluso algunos niveles salen de los tubos con ambientaciones más clásicas, aunque siempre te seguirás moviendo dentro del tubo virtual. Sin tener decenas de elementos en pantalla o texturas muy definidas, el conjunto logra mantener un nivel que invita a jugar, y en general está lo bastante acabado para mantenerte dentro de su mundo sin sacarte de la experiencia.

 

A destacar el diseño de las naves, una de las partes junto a su jugabilidad de tubo que más personalidad tienen. Si bien la estética general no niega su referente en Wipeout, el diseño de los distintos vehículos logra tener un punto diferenciador, mezclando líneas de nave espacial y coches de Fórmula 1, incluso con el planteamiento de sponsors y pegatinas en los vehículos. Además, me han resultado muy atractivas en cuanto a diseño, con formas muy limpias y estilizadas.

 

Lo que sí echo en falta son más y mejores efectos... incluso la estela de tu nave se ve algo pobre. El slow motion es gracioso, igual que el efecto al activar el nitro o el de recoger las monedas, pero podría ir más allá con cosas como chispas en los choques o más fx ambientales. Los efectos sonoros cumplen y la música del tipo electrónica tiene gancho. Los distintos sonidos acompañan correctamente en cada momento, y en los niveles las melodías no me han resultado nada machaconas, ambientado con cierto carácter cada escenario.

 

Multijugador online... pero no

Toca comentar las partes más agridulces. El juego me ha parecido bastante parco en modos de juego. El modo principal sigue siendo un multijugador online asíncrono donde nos enlazan en cada nivel con fantasmas de otros jugadores. Esto sigue interesante de cara a evitar sensaciones negativas con IA's mal diseñadas, pero al ser fantasmas seguimos sin ningún tipo de interactividad con nuestros contrincantes, lo que en mi caso provoca cierta sensación de falsedad al no tener impactos o reacciones.

 

En este modo podrás ir recolectando monedas con las que mejorar el rendimiento de 13 naves a través de 15 niveles, con apartados como el nitro, su velocidad máxima o la aceleración. Están divididas en tres bloques a modo de ligas, y cuando alcanzas el máximo nivel con una, desbloqueas las de la siguiente tanda. Ir mejorando la nave y desbloqueando las del siguiente nivel pueden marcar la dificultad general en el avance a través de las carreras.

 

Tampoco tendrás acceso a todos los niveles de inicio, se desbloquean llegando entre las primeras 3 posiciones del circuito anterior y también si superas unos tiempos concretos que el juego marca como medallas de bronce, plata y oro. Algo que no está muy bien explicado y que durante las primeras partidas me ha hecho dudar de si el juego tenía algún bug. He llegado a desbloquear un nivel llegando octavo, pero claro, he logrado la medalla de plata en cuanto a tiempos. Esto último tal vez se deba al sistema asíncrono, para si en algún momento el enlace te asigna competidores muy superiores, tú puedas seguir desbloqueando el nivel. Pero falta una mejor comunicación con el jugador.

 

Dame más chicha...

La duración dependerá un poco de tus habilidades, puedes intentar lograr el oro en cada nivel y mejorar todas las naves al máximo, pero no esperes estar meses con ello. Lo único interesante que te quedará será seguir intentando escalar en el ranking mundial, y puede que no a todos los usuarios les parezca suficientemente interesante. A mi me habrá llevado unas 6 horas desbloquear los 15 niveles y tener dos naves al máximo.


¿Ya estamos hablando de duración? ¿Pero no tiene un modo multijugador que te enlaza con amigos y un modo Torneos? Pues veamos, el modo PvP es interesante, pero depende un poco de tener amigos con el juego. Y no te esperes un modo torneo clásico, con carreras divididas en distintas copas, se trata más bien de otra carrera en modo asíncrono con premios especiales. Sí, carrera, a falta de próximos eventos, el que he podido probar es una carrera, una clasificación y premios según tu ranking. Puedes repetir las veces que quieras, pero es una y en un nivel que también tienes dentro del modo principal.


Si ya esto es algo un poco decepcionante, sabed que este análisis me ha llevado meses porque he intercalado otros juegos y, durante un tiempo, el modo torneos estaba como desactivado, sin eventos activos. Llegué a pensar que el juego estaba abandonado. Eso sí, podías probar un tutorial dentro de uno de los niveles del juego. Es cierto que tiene un road-map que puedes visualizar, pero el calendario entre eventos parece demasiado espaciado con grandes zonas entre medias sin actividad.

¿Seguro que queréis que juegue?

Me falta un modo torneo clásico, modo desafíos o algo que añada algo de vida al juego. Tal vez el modo asíncrono de toda la propuesta limite el formato, pero se puede plantear el mismo sistema de medallas por tiempos a las posiciones en un modo torneo con varias carreras por copa, lo que sea para dar algo de tiempo extra a los mandos de un juego que de base resulta que tiene cierto gancho si te gusta el género de la velocidad futurista.


Súmale a la sensación de vacío un flujo de menús extraño que parece que quiera que salgas del juego o complicarte la vida. Cuando acabas una carrera puedes volver a intentar la carrera o salir al menú, pero al menú principal, no al de selección de nivel, con lo que si juegas al modo principal, cada vez que acabas una carrera tienes que volver a hacer todo el camino, selección de nave incluido. Lo gracioso es que como solo puedes repetir o salir al menú, si no entras de nuevo al modo de juego y llegas a la selección de nivel, no sabrás si has desbloqueado el siguiente nivel.

¿Recuerdas que he comentado al principio que no queda claro que puedes desbloquear niveles llegando entre los tres primeros y también superando tiempos? Pues imagina dejarlo por imposible un día por no poder alcanzar el podio, salir al menú, cerrar el juego, entrar al día siguiente y ver que tienes el nivel desbloqueado cuando tu mejor marca fue octavo de diez. Sorpresa... por no hablar de las veces que repetiría el nivel sin saber que por tiempos ya tenía el siguiente desbloqueado. De verdad, la estética gráfica es bastante agradable, pero necesitan darle una vuelta al planteamiento de modos y flujos de menús.

 

Conclusión

Z-Race ofrece unas carreras tubulares originales y un control interesante. El acabado gráfico es estilizado y atractivo, aunque eso sí, solo cumplidor. Las carreras son muy divertidas, pero solo corres contra fantasmas con los que no puedes interactuar durante las carreras. Tiene niveles con ambientaciones variadas y opción de mejorar las naves, pero le faltan modos de juego...

 

Así con todo, bien pero con peros, y su principal pero son la falta de modos de juego. El torneo especial es más bien una carrera con premios especiales y el modo multijugador con amigos no sustenta tener solo un modo principal de 15 niveles a desbloquear. Una lástima, podría ser uno de los grandes con solo un poco de impulso gráfico y algún modo extra, pero así es solo una alternativa interesante para los amantes del género o para aquellos que les apasione competir dentro de rankings online.

 

Al menos puedes probar la demo del juego dentro de App Lab y sacar tus propias conclusiones, que dicho sea de paso es la mejor opción para saber si lo que propone te puede encajar.

 

El juego ha sido analizado con Quest 2.

VRGameCritic

+ Jugabilidad original y control interesante

+ Escenarios variados

+ Apariencia gráfica estilizada y elegante

+ La sensación de velocidad llega a ser llamativa

- Gráficamente cumplidor y poco más

- Parco en modos de juego, muy vacío

- El modo torneos es más bien un modo carrera...

- ...y de momento tiene eventos demasiado espaciados

6,5 "Bueno"

Z-Race (Quest) (APP LAB)

6.5

Lanzamiento / Diciembre 27, 2021

Z-Race is a fresh take on the concept of VR racing, complete with high-quality graphics, unique track design, and our very own “Formula Z” racing ships. With 15 tracks of varying difficulty and ...

Nota de los usuarios

?

Z-Race (PC)

6.5

Lanzamiento / Marzo 2, 2021

THE NEXT GENERATION OF VR RACINGYou're a racer in the future. Speed ​​is your passion and purpose in life. Super-fast racing ships, futuristic racing tracks, and a thirst for victory make this game ...

Nota de los usuarios

?