Yupitergrad: ANÁLISIS

8 MAR 2021  15:15

Espaniolporelmundo

17

Yupitergrad: ANÁLISIS

Ambientado en la época retrofuturista dieselpunk, nos brindan la oportunidad de descubrir qué traman los soviéticos en una base espacial montada en Júpiter, con un humor que nos sacará alguna que otra carcajada, y usando como medio de transporte dos "kosmosticks" que nos harán la estancia más sencilla, o más difícil, dependiendo de nuestro nivel de habilidad.

Un juego simplista, pero para nada sencillo

Yupitergrad es la cuarta entrega de la empresa Gamedust (Spuds Unearthed). Viene a tratar de enganchar al usuario con sus mecánicas de movimiento similares a juegos ya existentes en el mercado (Windlands, Spiderman o To The Top), pero con una calidad gráfica diferente, hecha a mano y bien cuidada, con una ambientación retrofuturista denominada Dieselpunk y con un humor descarado y facilón, pero que encaja con los personajes que te acompañan.

 

50 niveles que nos dejan con ganas de más...

La premisa del juego es bastante clara: eres un cosmonauta elegido para ser enviado a la central espacial soviética establecida en Júpiter. Su misión era producir PEKOL, una fuente de energía superior a todas las ya existentes, capaz de mover una nave al doble de la velocidad de la luz, y de esta manera poder expandir el comunismo sobre todos los planetas del universo. Pero algo salió mal.

Siguiendo las órdenes del General Varnikov y la inteligencia artificial de la nave Aisha, tienes que arreglar ciertas averías, abriéndote paso por los diversos pasajes de la nave, donde sortearás innumerables obstáculos como batidoras gigantes de agua, turbinas, ventiladores, tuberías ardiendo, caídas al vacío, etc.

 

Para desplazarte tienes que emplear dos herramientas que sustituyen a tus brazos, creadas por los soviéticos, denominadas: "Kosmosticks". En apariencia, dan a entender que son dos ventosas de váter con unos propulsores adheridos a los lados, pero nada más lejos de la realidad. Con dichos artilugios nos las tendremos que apañar para balancearnos por cada uno de los niveles y así poder sortear los peligros que rodean las salas de la nave.

 

Kosmosticks

 

Los diferentes niveles poseen una curva de dificultad bien establecida, donde habrá momentos que nos parezca todo muy sencillo, pero también otros en los que nos harán sudar de lo lindo y tendremos que repetir bastantes veces el nivel hasta poder progresar. Esto no es problema, ya que el no tener tiempos de carga y los puntos de guardado al comienzo de cada nivel hacen que la fluidez nos incite a continuar la historia y resolverla para ver qué traman los soviéticos.

 

No obstante, echamos en falta más contenido, ya que éste se puede finalizar en dos horas aproximadamente, aunque prometen futuras actualizaciones con más mapas y otros modos de juego para ampliar la experiencia. ¡Estaremos esperándolas con ansia!

 

Una de las barreras que encontrarán algunos usuarios es que todo el juego se encuentra en inglés... un inglés con un acento eslavo que viene acompañado de unos subtitulos que no hemos tenido problemas en leer sin realizar mucho esfuerzo, ya que éstos se desplazan a la vez que vamos girando la cabeza.

 

Sala principal

Interfaz de juego y gráficos con personalidad

En este juego de plataformas arcade han optado por unos gráficos desarrollados con un shader personalizado, con el que han mejorado los tiempos de carga de los niveles y sobre todo reduciendo el espacio que ocupa el juego. Con éste, le han proporcionado una apariencia similar a texturas pintadas a mano, donde se puede denotar cada trazo realizado para crear cada uno de los elementos del escenario, haciendo especial hincapié en la calidad de los Kosmosticks y sus animaciones para cada función que posee el mismo. Esto, mezclado con la RV, hace que nos pasemos gran parte del tiempo disfrutando los detalles de cada objeto que no busca el realismo, más bien una ambientación diferente, similar a un cómic.

 

La interfaz de usuario es simple pero funcional, solo la usaremos en ciertas ocasiones para salir o entrar del juego, configurar los ajustes o reiniciar un nivel. No obstante, cabe destacar que la interfaz de los subtítulos es siempre legible ya que al mover la cabeza nos seguirán sin producir ningún tipo de mareo.

 

A pesar de estar continuamente en movimiento, no hemos sentido casi mareo alguno, todo gracias al diseño innovador libre de "motion sickness" que hará que la fluidez y el tipo de movimiento integrado, nos ayude a no generar ese molesto mareo. No obstante, si eres un usuario que se marea con facilidad, recomendamos realizar descansos entre niveles para evitarlo. En este juego se puede disfrutar de la experiencia tanto sentado como de pie, pero cabe recalcar que es mejor estar de pie, ya que no pararemos de dar vueltas por la habitación para apuntar correctamente con los kosmosticks.

 

 

La música que nos acompaña en cada nivel es mas bien sencilla, muy bien compuesta y con algunos giros que nos acelerarán las pulsaciones cuando la situación se torne crítica. Ésta ha sido compuesta por el compositor Piotr Surmacz, que ha trabajado en obras como Poopdle (PewdiePie).

La ambientación sonora es exquisita, bien posicionada, ya que ha sido desarrollada con el motor de sonido FMOD.

CONCLUSIÓN

Yupitergrad, es un juego muy recomendable, ya que la experiencia que ofrece es innovadora, no en cuanto a la mecánica pero sí en la historia que ofrece en conjunto con su ambientación. Es una historia que te capta según te colocas el visor, la escala de los escenarios, su amplitud y su vertiginosidad te transporta automáticamente a la nave y te atrapa hasta que consigues finalizar el juego.

Deseamos más contenido, que llegará pronto según nos detalla el desarrollador. Y, por supuesto, ahí estaremos para informaros y acompañaros en este gran viaje.

 

 

El juego ha sido analizado con HTC Vive.

 

Versión de Quest (rescuegamer)

Yupitergrad es, sin duda, un juego que pedía a gritos un port para Oculus Quest. Su mecánica de balanceo a lo Spider-Man y su estilo gráfico a lo cómic con Cell Shading encajan a la perfección con la libertad que proporciona el no tener cables y la baja potencia de los chips móviles, y por suerte, ese port ha llegado.

 

 

Se trata exactamente del mismo juego que ya conocíamos, con todo su contenido intacto y trasladado a los visores móviles de Oculus, con un rendimiento excelente sin caídas que ayuda a que el juego se torne todavía mas inmersivo al poder girar sobre nosotros mismos sin limitación alguna de cables, algo que sin duda queremos hacer para explorar todos los rincones de la nave y saber dónde poner el punto de mira de nuestros "lanzaventosas". Además, gracias a esto es posible también que muchas personas consigan disfrutar del juego con menos mareos, ya que al poder dar vueltas sobre nosotros sin que los cables se trencen podremos evitar los giros artificiales de cualquier tipo y tener una experiencia mas real. Eso sí, el juego no es precisamente relajado, y los movimientos frenéticos de balanceos en las alturas siguen siendo toda una montaña rusa virtual, pero ahora con giros más naturales, que todavía son una de las principales causas de mareos.

 

En el apartado visual, lo cierto es que no nos encontramos cambios realmente reseñables. A primera vista percibimos exactamente el mismo juego en este apartado también. Sin embargo, cuando llevemos cierto tiempo jugando, comenzaremos a percibir la "caja" del fixed foveated rendering (al menos en Oculus Quest 1), que por desgracia tiene una aplicación bastante abrupta (sin gradientes ni cambios graduales), y deja denotar claramente las "líneas de corte" de la zona central donde todo se renderiza a una resolución mayor, y la periferia donde la resolución es menor, e incluso la zona que bordea el extremo de nuestro campo de visión, donde parece que ciertas texturas u objetos (como rejillas) se renderizan también de forma distinta (no solo a menor resolución). Es un efecto que realmente puede pasar desapercibido, pero que una vez lo ves cuesta dejar de verlo, sobre todo quizás debido a los muchos movimientos y giros que realizamos, o tal vez por el estilo visual del juego, que hace que esos "bordes" en forma de caja puedan ser mas notorios, no tanto por cómo se ve tras esos bordes, sino por el cambio tan brusco. De nuevo, hay que remarcar que eso se ha podido observar en Oculus Quest 1, donde hemos analizado el título, pero es conveniente remarcar que posiblemente no ocurra en Oculus Quest 2, donde además el juego soporta los 90hz del visor, algo que sin duda lo hará todavía mas inmersivo.

 

 

Aún con todo, se trata de un port bastante notable, que consigue que tengamos el mismo juego en formato portátil, un juego que, como decía al principio, gana puntos en dicho formato debido a su mecánica y estilo visual, que sientan como un guante a los visores móviles, tanto por sus virtudes como por sus limitaciones. Un juego que ahora se siente aún mas divertido e inmersivo si cabe, y es que hay pocas sensaciones parecidas a balancearte cual famoso "trepamuros newyorkino" a toda velocidad por los gigantes conductos de esta curiosa estación espacial rusa, y realmente sentir la velocidad mientras giramos y nos movemos con total naturalidad y libertad sin cables con los que enredarse.

 

 

Si no lo habíais probado, o simplemente eso de balancearos por los aires es algo que os agrade, sin duda Yupitergrad será una buen añadido a vuestra biblioteca de títulos de Oculus Quest.

 

Versión de PSVR (Dark)

Es complicado encontrarse con juegos que, a los pocos segundos de ponerse a los mandos, te hagan esbozar una sonrisa. Puede que de diferentes tipos, pero Yupitergrad lo hace por su jugabilidad. Y lo cierto es que una de las grandes incógnitas era precisamente esa, cómo se defendería con las limitaciones de los PS Move debido a su uso intensivo y necesariamente preciso que requiere su desarrollo... y lo hacen mejor que nunca, todo un ejemplo para otros estudios.

 

No encontramos problemas de tracking, permite hacer movimientos bruscos sin problema y el sistema de apuntado, del que en ocasiones no vendría mal algún indicador para saber dónde acabará el disparo, funciona francamente bien. Al tratarse de un juego en el que el movimiento se basa en desplazamiento mediante un mecanismo (bien sea balanceo o por propulsores), no echamos menos la ausencia de un stick de movimiento.

 

 

La versión para PSVR se ve y mueve de cine gracias a un estilo gráfico que, recordando al ya lejano XIII por el uso de sus trazos, a pesar de no ser una virguería, sí ayuda a lucirse en nitidez y definición, propiciando evitar mareos en un juego en el que estamos en continuo movimiento. Algo remarcable, ya que en ningún momento se nota fatiga o sensación de malestar, como sí ocurre con otros títulos de movimiento similar por parte del usuario.

 

 

Especial atención merece el apartado del sonido, realmente cuidado y nada común para un título de pocos recursos como el que tenemos entre manos, y que ayuda a trasladarnos a una estación espacial repleta de estancias, recovecos y maquinarias suficientes como para que nuestra aventura, de habilidad e inteligencia a partes iguales, resulte completamente inmersiva.

 

Yupitergrad es una sorpresa más que recomendable bajo un panorama que empieza a resurgir en cuanto a lanzamientos para el visor de Sony. Puede pecar de ser demasiado exigente desde el principio, ofrecer poca variedad visual y, quizás, sólo quizás, ser algo breve. Pero sin duda, Gamedust tiene un título terriblemente sólido bajo sus brazos que sorprenderá a los amantes de las plataformas y puzles por igual.

 

La versión de PSVR se ha jugado con PlayStation 5.

VRGameCritic

+ Fácil de aprender, difícil de dominar

+ Ambientación visual estupenda

+ Calidad sonora destacable

+ Buena jugabilidad

- Se nos hace un poco corto, aunque esperamos más contenido

- Algunos puzles se hacen demasiado difíciles

- Falta traducción al español

7 "Muy bueno"

Yupitergrad (PC)

7

Lanzamiento / Agosto 27, 2020

???????? FEATURES ???????????? Minimal risk of motion sickness thanks to innovative design.???? Over 50 tight-packed levels to explore and conquer.???? Indiana Jones-like navigation via grappling ...

Nota de los usuarios

9

Yupitergrad (Quest)

7

Lanzamiento / Enero 28, 2021

Yupitergrad is the plunger-driven kosmonaut game where you can swing through space station with style all in cell-shaded graphics. Can you believe that grappling hooks is the definitive way of ...

Nota de los usuarios

?

Yupitergrad (PlayStation 4)

7

Lanzamiento / Febrero 25, 2021

Yupitergrad es un juego en el que tendrás que balancear a tu cosmonauta con estilo (y con desatascadores) a través de la estación espacial, todo ello con gráficos de estilo cel-shading. ¿Quién iba ...

Nota de los usuarios

?