In Death: Unchained - ANÁLISIS

23 JUL 2020  19:00

RescueGamer

29

In Death: Unchained - ANÁLISIS

El roguelite con más éxito de la VR da el salto a Oculus Quest, y con él todos sus monstruos de purgatorio. Si lo tuyo es ser Legolas y usar flechas para matar enemigos a diestro y siniestro, ¡Corre, ven! Pero cuidado, porque quizá te atrape.

El purgatorio, ahora donde quieras

In Death es un juego curioso, quizá de extremos: o te encanta, o lo detestas. Se trata de un juego sin duda repetitivo, pero igualmente adictivo, con mecánicas de RogueLite y un estilo artístico con reminiscencias a Dark Souls, con el que algunos lo han comparado en múltiples ocasiones, aunque mecánicamente no tienen nada que ver. Apareció originalmente en Oculus y Steam y más tarde en PSVR de la mano de Sólfar Studios, y ahora se adentra en el terreno portátil con Oculus Quest y un nuevo estudio, Superbright, que se ha dedicado a realizar el port y a añadir nuevos contenidos para que los veteranos del título puedan dar el salto al terreno portátil con más razones.

 

Adéntrate en el purgatorio

Este port conserva el juego original de muy buena manera, a excepción de la locomoción, que se ha limitado a teletransporte y pequeños saltos, pero que el estudio ya ha confirmado que no tardarán en arreglar (actualización: ya cuenta con movimiento libre). Pero como decía, mantiene todas las mecánicas y esencia de In Death en este port para Quest, ya que como en el original, exploraremos sin ningún pretexto (mas allá de superar el nivel y seguir adelante), escenarios generados de forma procedimental, armados con nuestro arco o ballesta, con distintos tipos de proyectiles con los que eliminar a las hordas de enemigos que nos acechan (como flechas incendiarias o hasta flechas que desencadenarán poderes celestiales), así como nuestro fiel escudo que nos librará de más de un golpe fatal si sabemos usarlo en el momento adecuado.

 

La exploración de estos escenarios "aleatorios" sigue siendo igual de satisfactoria que en el original, y es que aunque la estética puede tornarse repetitiva, lo cierto es que las estructuras generadas darán pie a que queramos ver cada rincón. La interfaz visual es muy poco intrusiva en pos del realismo, y se limitará al mango de nuestro arco, donde veremos nuestro nivel de salud o cantidad restante del proyectil en uso, y a ese brillo que nos persigue y que, si alzamos la palma de nuestra mano, nos mostrará entre otras cosas el dinero con el que contamos para comprar pequeñas ayudas en las zonas de descanso que encontraremos a lo largo de nuestro purgatorio particular. El juego se sigue manteniendo únicamente en inglés, pero es seguro decir que no hará que disfrutemos menos del título, ya que apenas habrá cosas que leer mas allá del menú inicial y la descripción de efectos de algunos objetos.

 

 

Se trata de un juego de planteamiento muy simple y repetitivo, pero que a medida que avancemos nos enganchará más y más a medida que descubrimos todos sus detalles, con unas mecánicas muy naturales y elementos muy bien integrados con la estética del juego, que suman puntos a la presencia que nos proporciona. Si no conocíais el juego y queréis ahondar todavía más en su propuesta jugable, recuerda que puedes pasarte por el análisis original del título.

El salto a lo portátil

A nivel visual el port se mantiene bastante sólido, con enemigos y escenarios bien detallados, y que aunque han perdido en número de polígonos y sobre todo en iluminación, el acabado general convence y todo lo que el juego nos muestra se percibe con una claridad cristalina, lo que ayuda bastante a la sensación de presencia del juego, que conseguirá que a más de uno le suban sus pulsaciones cuando se vea rodeado por estos soldados, monjes, y criaturas grotescas.

 

 

A nivel jugable el título se mantiene por lo general igual, y Superbright ha afirmado haber refinado la mayoría de mecánicas, como la del teletransporte con el arco, con lo cual podemos esperar menos errores en general. El tracking sigue funcionando de forma sólida, y apuntar con el arco y tensar la cuerda se siente tremendamente natural, llegando al punto de ser posible eliminar hordas de enemigos desde posiciones muy lejanas, sirviéndonos únicamente de nuestra puntería. La cantidad de enemigos en pantalla se sigue manteniendo a un nivel muy cercano a las versiones de sobremesa, si no exactamente igual, ya que en ocasiones nos veremos realmente rodeados. Eso sí, en algunas ocasiones puntuales se puede llegar a percibir un pequeño retraso en la reentrada de nuestras manos en el campo de visión, que sobrepasaremos a menudo debido a la mecánica de tiro con arco, lo que puede conllevar que al querer agarrar de nuevo la cuerda de nuestro arco para realizar otro disparo, tengamos que volver a probar, algo que no ocurre muy a menudo (o no en todas las posturas) pero que puede ocurrir, y que esperamos que puedan mejorar en algún futuro parche, como harán con las opciones de locomoción. Aun con esto, como siempre, cabe destacar que el juego se ve bastante beneficiado de la liberación de los cables en Oculus Quest, ya que poder girarnos físicamente para atacar enemigos en cualquier dirección siempre suma enteros de cara a la presencia, y siempre es un plus al jugar en el visor portátil de Oculus.

 

¿Nuevo contenido?

Este port viene abanderado por no ser solo un port 1:1, puesto que incorpora un modo completamente nuevo, ambientado en "El abismo", algo que de primeras suena muy bien, pero que al final la sensación se ha quedado en algo un poco descafeinado, donde el cambio mas notorio es un reskin del nivel de Sanctuary, en el que encontraremos alguna estructura de escenario nueva (como piedras flotantes), pero que en general se trata del mismo tipo de "piezas" de escenario, con un tono mucho más oscuro e infernal que lo cierto es que sienta bastante bien al juego y sus enemigos, que de nuevo, por lo general se trata de los mismos con respecto al nivel de Sanctuary, con algunas nuevas adiciones interesantes una vez avanzamos en la partida. Sin duda, si el juego ha conseguido (como a muchos) engancharte, agradecerás enormemente este nuevo modo, pero como decía al inicio, este juego es un poco de extremos, y si para ti ya se trataba de un juego repetitivo, es muy probable que este nuevo modo solo amplíe esa sensación.

 

 

Por suerte parece que eso no es todo, y para los que querían más, Superbright está trabajando en varias actualizaciones y DLCs que se publicarán en el futuro (parece ser que podría haber uno con motivo de Halloween), así que esperamos que mantengan el juego vivo y con novedades interesantes.

 

CONCLUSIÓN

Si te gustaba la versión de sobremesa y te enganchó lo suficiente, no deberías perderte este port para Oculus Quest, ya que podrás disfrutar del título en cualquier parte y con mayor libertad, así como de sus novedades y las que están por llegar. Si por el contrario no conocías el juego y para ti las tramas argumentales son prescindibles, y lo que te gusta es eliminar enemigos a flechazos hasta el fin de los días, este puede ser tu juego. Eso sí, si lo que quieres es un juego profundo o con argumento, o mucha variedad o evolución, quizá es mejor que lo dejes pasar. In Death es un juego de habilidad con el arco y exploración sin fin, y si eso encaja contigo te enganchará seguro.

VRGameCritic

+ Port sólido para Quest

+ Buena integración VR

+ Si te engancha, será para MUCHO

- El abismo es muy similar a lo visto

- Pequeños fallos puntuales

- Se puede tornar repetitivo

7 "Muy bueno"

In Death: Unchained (Quest)

7

Lanzamiento / Julio 23, 2020

In Death: Unchained brings the rogue-lite experience screaming onto the Oculus Quest. Grab your longbow and rain down arrows against the forsaken souls, angelic creatures and demons that have taken ...

Nota de los usuarios

9