Skyworld: ANÁLISIS

De Vertigo Games, los creadores de Arizona Sunshine, nos llega Skyworld, un título de estrategia clásica adaptado específicamente para RV. ¿Estás preparado para combatir contra dragones? Disponible para Rift, Vive, WMR y PSVR.

26 MAR 2019  9:00

Sr_Ton

5 comentarios

Skyworld: ANÁLISIS

Llegamos a un mundo fantástico

Nunca interrumpas a un enemigo que está cometiendo un error (Napoleón Bonaparte)

 

Estamos ante un juego de estrategia clásico adaptado específicamente para realidad virtual de ambientación medieval-fantástica. Se asemeja mucho a estar jugando a un juego de mesa donde, con nuestras manazas gigantes, podemos movilizar las piezas y gestionar nuestros recursos según las reglas establecidas. Por tanto, es un título de esos denominados "simulación de dios" -o de rey en este caso- que tantas alegrías nos dio con Tethered o Dino Frontier por citar un par de ejemplos. Mientras éstos eran en tiempo real, Skyworld es por turnos como dijimos, reservando la acción en tiempo real para los combates. En ellos lanzaremos nuestras tropas usando cartas al más puro estilo Clash Royale. En este aspecto estamos ante un juego híbrido que ha sabido conjugar equilibradamente ambos elementos.

 

 

Movilizando las tropas

Aunque es posible jugar con DualShock no es lo más recomendable y así el juego te lo indica. En nuestro caso hemos jugado con dos Move y sentado. Parece lo más natural. Ambos Move tienen exactamente las mismas funciones, pero ello te permite tener más versatilidad a la hora de jugar. Los controles se han simplificado mucho y son fáciles de interiorizar. La gestión se realiza cómodamente a distancia. Usamos el Move a modo de puntero para señalar casillas en el mapa, el gatillo para acción/coger y el botón central para abrir un menú de cuatro opciones: cartas, recursos, edificios y control del reino. Al poner el Move sobre las opciones se abrirá un panel para gestionar el aspecto seleccionado. Estos tableros se pueden mostrar/ocultar de forma independiente o situarlos donde queramos. De tal forma podremos tener los 4 activados, ninguno o algunos de ellos. Esto inicialmente puede resultar engorroso cuando se superponen varios paneles pero debemos tomarlo como una opción para poder disponerlos a nuestro antojo. En mi caso opté por situarlos en línea todos abiertos algo por encima de mi línea de visión. De esta forma tenía todos los paneles accesibles sin estorbar demasiado.

 

 

Por su parte, el resto de botones o no tienen función o nos dan acceso a menús ajenos a lo propiamente jugable, para salir, guardar, configuración, etc.

 

Durante el combate todo se reduce a lanzar cartas de tropas sobre el campo de batalla para conseguir vencer al enemigo. En este aspecto solo nos irán saliendo a la mano aquellas 8 cartas que formen parte de nuestro mazo. Hablaremos con detalle de ello en otro apartado.

 

 ¡Dos manos para dominar el mundo!

¡A jugar!

Aunque el juego tiene una campaña con objetivos variables y diferentes modos de juego, al final la dinámica de una partida es similar. Básicamente, consiste en vencer a nuestro oponente en una maqueta 3D circular muy vistosa y colorida normalmente destruyendo su castillo. Para mejorar nuestra visibilidad podremos rotar el tablero agarrando su borde de madera. Los escenarios son variados, pero todos ellos se dividen en zonas formadas por un conjunto de casillas hexagonales. En una de estas áreas se ubica nuestra fortaleza y de ahí parte nuestro primer general -una representación en miniatura de nuestro avatar personalizable-. Ambos son mejorados simultáneamente e incluso en su nivel máximo podremos tener más de un general. Utilizamos el general para movernos y así conquistar nuevas zonas que nos permitan construir nuevos edificios en las casillas habilitadas a tal efecto. En cada uno de los 5 tipos de edificios disponibles pueden trabajar uno o dos aldeanos según la cantidad de recursos que necesitemos. Así generamos el recurso asociado a cada edificio. Con estos recursos acumulados y nuestro oro podremos construir nuevos edificios, conseguir nuevas tropas o mejoras de éstas para el combate. Una zona solo se considera conquistada si no hay una atalaya enemiga en pie y nosotros construimos la nuestra -también se mejora con recursos-. En ese momento tendremos a nuestra disposición los hexágonos habilitados para la construcción. Los combates se producen si se encuentran dos generales o bien si un general ataca una atalaya o una fortaleza enemiga. En caso de victoria del general sobre una atalaya se perderá la zona y sus edificios. Si por su parte se trataba de su fortaleza su dueño perderá la partida. 

 

 Déjame pensar...

Recursos, edificios y tropas

Sin contar el oro, en el juego existen 5 recursos. Estos son comida, magia, hierro, piedra y madera, que son generados respectivamente en el molino, la torre mágica, la mina, la cantera y la serrería (los 5 edificios posibles). Todos los recursos y también el oro se generan cada turno. Como dijimos para darles actividad a los edificios en cada uno hay que tener un aldeano o dos. Algunas ubicaciones aceleran la producción de un tipo de edificio concreto. También lo harán situar un general adyacente a dicho edificio. 

 

 Para realizar nuestras gestiones tenemos 4 opciones disponibles en forma de paneles flotantes:

  • Cartas: Para configurar el mazo del general, es decir, seleccionar sus 8 unidades disponibles en las batallas de entre las 20 posibles (siempre que estén desbloqueadas).
  • Edificios: Para seleccionar que edificios construir, gestionar los aldeanos y utilizar el martillo gigante para destruir edificios -¡mola!-
  • Recursos: Para consultar que recursos tenemos y cuántos se generarán en el siguiente turno
  • Control: En este panel disponemos de un botón de fin de turno y tendremos acceso a una palanca que volteará el tablero y nos mostrará tres nuevas estancias para la gestión: laboratorio, herrería y la sala del trono. El laboratorio sirve para investigar nuevas unidades, la herrería para mejorarlas y en la sala del trono podemos establecer el nivel de impuestos (oro que ganamos) y raciones (comida gastada) cuyo equilibrio determinará el nivel de felicidad. A menos impuestos y más comida, la población estará más contenta ese turno y dispondremos de más obreros para los edificios.

Las tropas son de 4 tipos diferentes incluyendo unidades de elite: Cuerpo a cuerpo, a distancia, magia (área) y voladoras. Para desbloquear las superiores tendremos que desarrollar primero las básicas en un árbol de progreso muy sencillo. Por otra parte las unidades pueden ser subidas de nivel para mejorar sus características y su fuerza de combate. 

 

 A ver quién se atreve a hacernos frente.

El combate y los modos de juego

Tras finalizar un turno si se producen los encuentros expuestos con anterioridad comenzará un combate. En ese momento el tablero gira y se convierte en un campo de batalla a tiempo real. Nuestro objetivo será destruir la fortaleza enemiga y opcionalmente sus tres torres bajando su barra de vida. Inicialmente tenemos una mano de 4 cartas de tropas que se irán renovando. Las tropas pueden ponerse en el campo de batalla en una dirección determinada gastando su coste en puntos. Los puntos para comprar cartas se van generando poco a poco, es decir, exactamente igual que en juegos tipo Clash Royale. De esta forma una vez puestas las unidades en el tablero estas no pueden ser controladas y atacan a su rival más cercano de forma automática.

 

 

El juego se compone de una campaña de 8 misiones donde la historia es puramente testimonial y anecdótica. Si cada misión puede durarnos al menos una horam, el juego se nos va a las 10 horas o más teniendo en cuenta sus modos de juegos, niveles de dificultad y sus logros. Por un lado tenemos el modo escaramuza donde directamente nos enfrentaremos a otro general en un escenario a elegir. Además, en este modo podemos jugar con la facción enemiga. Tenemos un modo multijugador para realizar combates con otros jugadores y, además, en cualquiera de las opciones anteriores se pueden seleccionar niveles de dificultad. El juego dispone de logros que nos darán puntos de experiencia para subir de nivel nuestro perfil de jugador. Por cierto, nuestro avatar que nos representa en el mundo virtual es personalizable entre muchos personajes estereotípicos (pirata, caballero, ...).

 

El otoño ha llegado

Sonido audio doblaje

El sonido y la música cumplen sin sobresalir. No recordaremos nada memorable en este apartado, pero acompaña al juego sin molestar. Está totalmente traducido al español. Incluye un doblaje bastante decente acorde al tipo de juego. Queda a años luz de aquel "mmm... buenos días tíos feos... pondré fin a tu triste vida Fred" del primer doblaje a nuestro idioma de Arizona Sunshine -casi se recuerda con cariño-.

 

Si bien gráficamente es modesto, en el diseño artístico del conjunto, incluyendo escenarios, personajes y paneles, nos parece un título notable. Da la sensación de juego pulido y con buen acabado. Se opta por un estilo cartoon colorido que resulta muy agradable al jugar. Los escenarios parecen paraísos de fantasía en miniatura que cambian de estación con el paso de los turnos. Las figuras y personajes que representan las unidades son simpáticos monigotes sin rostro que cumplen dentro de lo esperado en un título de este tipo.

 

Por señalar algunos aspectos mejorables, al situarnos con una visión global del tablero se echa en falta algo más nitidez, pues a veces será necesario meternos más de cerca en el mapa para disfrutar plenamente de los escenarios. No obstante, es una cuestión mínima pues el juego, en general, luce bastante bien.

 

 ¡El apocalipsis va a llegar!

CONCLUSIÓN

Una vez más los juegos de mesa o de estrategia con maquetas demuestran su potencial en RV. En este caso al ser un juego por turnos, te da margen para pensar nuestros movimientos y tomarnos el juego con calma. Creo que en el futuro veremos más títulos en esta línea, pues se disfruta bastante. Skyworld es un juego ideal para partidas sueltas, te echas una misión o una escaramuza y luego pasas a otra cosa. Sobre todo porque al final es un poco la misma mecánica: desarrollarnos para alcanzar el potencial bélico suficiente para derrotar al enemigo. En este sentido jugar varias misiones seguidas puede resultar repetitivo aunque guste volver más adelante. Es un juego muy asequible y fácil de entender que no agobia. Si te gusta la estrategia o incluso los juegos de mesa pero no quieres algo hardcore, creo que Skyworld es para ti. Yo me lo he pasado bien con él. Espero que tú puedas hacer lo mismo. Un saludo a todos los "freddy's tíos feos".

 

El juego ha sido analizado en su versión de PSVR.

+ Estrategia clásica accesible

+ Es divertido

+ Da para muchas horas de juego

+ Traducido a nuestro idioma

- Tras varias partidas puede resultar repetitivo

- Estrategia poco profunda

7,6 "Bueno"
VRGameCritic

Comentarios (5)

Enlace al foro
  • Tiene buena pinta, buen candidato para quest.

    Saludos!
    4 0
  • Sr_Ton

    Sr_Ton

    Visores

    PlayStation VR
    Oculus Go
    Oculus Quest
    Mientras jugaba inevitablemente pensaba en ello. Es un juego que le iría a las quest como anillo al dedo por muchos motivos: Por el tipo de gráficos, por su accesibilidad, por ser ideal para partidas casuales. Totalmente de acuerdo contigo.
    2 0
  • Me intriga saber qué significa en español "una partida casual". ¿Quizás pudiera ser que vas por el salón de tu casa, te tropiezas, metes sin saber cómo la cabeza en el visor, con el pie sin querer mientras caes enciendes la consola y al poner las manos en el suelo para amortiguar el golpe agarras los PS Moves y así de repente, sin querer, de pura casualidad te ves jugando al Skyword?
    4 0
  • Sr_Ton

    Sr_Ton

    Visores

    PlayStation VR
    Oculus Go
    Oculus Quest
    Jajaja se me escapó el error derivado del inglés. Creo que sabes que me refería a partidas esporádicas. Gracias por la matización y el humor. Un saludo.
    1 0
  • kiketron

    kiketron

    Visores

    Gear VR
    HTC Vive
    HTC Vive Pro
    Este juego me gustó muchísimo eso si en 5 días o menos me lo ventile. Hablo de la campaña.en VR apenas hay gente jugando aparte que no me gustó tanto como para multi. Esto no es Star craft ojalá lo fuera.
    Yo si lo recomiendo yo lo compre en g2a por 16 euros pero aviso es muy corto. Le pasa lo mismo al Brass tactics también estupendo pero campañas super cortas. De nota Le pondría un 9 a nivel de adicción pero en conjunto al ser tan breve me parece que la nota del analista es perfecta. Recomendado.
    1 0