Tethered - ANÁLISIS

Secret Sorcery da en la tecla con este título de estrategia en tiempo real para realidad virtual disponible para PSVR, Oculus Rift y HTC Vive. El estudio agregó recientemente una actualización que hace aún más versátil y agradable la experiencia. Vayamos con los peeps hasta su aldea e impregnémonos de su espíritu. La taberna está abierta, allí sanaremos nuestras heridas para afrontar una dura jornada de trabajo. Cuidado, la noche está cerca, los enemigos acechan... 

3 May 2017  18:31

Sr_Ton

11 comentarios

Tethered - ANÁLISIS

En busca de la energía espiritual

Al hablar sobre deseos y expectativas acerca de la realidad virtual, un jugador a menudo demandará juegos en primera persona, con mucha acción, y muy probablemente shooters. Otros demandan más terror de ese estupendo Resident Evil 7 que a todos nos encandiló. No son reflexiones desdeñables y a ellas nos sumamos, aunque tal vez deberíamos explorar otros terrenos no tan transitados en esta tecnología tan joven que tanto nos fascina. La estrategia en tiempo real del tipo “simulación de dios”, es sin duda una buena opción. Podemos observar el entorno como si de una maqueta viva se tratara y así gestionamos fácilmente los recursos desde las alturas. Aunque existen otros ejemplos (Oh my Génesis por decir uno), Tethered es, a día de hoy, una de las mejores opciones en este terreno, si no la mejor. Para nosotros es una pequeña joya oculta.

 

Dioses de un micromundo

¿Cómo podemos resumir la dinámica de juego de Tethered? En cada nivel que vayamos desbloqueando, seremos un dios protector que debe a guiar a los peeps (una especie de trasunto de Gizmo, azul y con aires gatunos) para desarrollar su poblado desde cero, mediante la recolección y el uso de recursos (comida, piedra, madera, metal). Nuestro espacio de juego en cada nivel es una isla flotante con nombre propio (Mara Dubh es la primera, por ejemplo). El entorno se muestra lleno de vida y colorido por el día. Al llegar la noche, todo se torna hostil y, desde lo oscuro, emergen los malvados critters que atacarán a los peeps e intentarán devorar nuestros recursos. Determinadas acciones de desarrollo o derrotar enemigos nos irán generando orbes de energía espiritual que, en nuestro papel de dios, absorberemos señalando con el puntero. A veces tendremos que elegir rápidamente entre realizar una acción o captar energía, pues ésta se disipa en unos 20 segundos. El éxito en cada isla nos llegará al alcanzar una determinada puntuación de energía. Jugar a Tethered es muy agradable y resulta fácil ir aprendiendo a medida que se desarrolla la partida. Es asequible, pero hacernos con la totalidad de las dinámicas y profundizar nos llevará varias partidas. Por otra parte, conseguir la partida perfecta (AAAA), no es moco de pavo.

 

Bienvenidos a la aldea de los peeps

Controlando a los peeps

Podemos jugar a Tethered con un mando tradicional o con Move (en nuestro caso). Es mejor jugar sentado y en ambos casos el control es muy bueno y favorece la inmersión. La idea es señalar un elemento con un puntero dejando presionado X, ya sea un peep, un edificio, un elemento climático, un enemigo u otros, para vincularlo con otro y así realice una tarea o acción. Normalmente éstas se siguen realizando de forma automatizada hasta que cambiemos o se extingan. También podemos consultar información de los elementos. Con otro botón podemos ralentizar (o acelerar) la acción, lo cual nos permite darnos un respiro para pensar nuestros siguientes pasos. Podemos girar el entorno, hacer un zoom y también teletransportarnos de nube en nube. En este juego no habremos de elegir entre movimiento libre o teletransporte: tendremos las dos opciones, y nos parece muy acertado porque permite al usuario ponerse rápidamente en el lugar deseado.

Cosas de peeps

Aunque es cierto que el objetivo es acumular energía espiritual sobreviviendo a los ciclos día y noche, la buena gestión de todos los recursos a nuestra mano es fundamental para alcanzar el éxito. Por eso, recién llegado, os recomendamos que vayáis conociendo este particular universo de los peeps y sus costumbres. Tendréis que hacerlo por vosotros mismos y echando mano de los textos descriptivos durante el juego (en español). Es muy fácil, aunque os ofrecemos algunos consejos y curiosidades que os harán valorar cuán rico y bonito es este mundo:

  • Los peeps nacen de un huevo caído del cielo. Proporcionadles cariño y nacerán mejor.
  • Los peeps siempre tendrán hambre. Recoged recursos, pero tener comida es lo primero.
  • Existen 5 edificios básicos que se habilitan leyendo unos libros mágicos: Campo (comida), Ayuntamiento (asigna profesiones a dos peep), Barracones (convierte dos peeps en guerreros), Taller (aumenta la velocidad de trabajo) y Templo (aumenta la generación de energía).
  • Todos los edificios tienen al menos tres mejoras (el templo más). En estos nuevos edificios avanzados está realmente lo interesante. Exploradlos.
  • Los recursos también se pueden mejorar (mantener el botón de acción).
  • Los peeps desocupados y hambrientos se deprimen. ¡No los llevéis al suicidio! ¡Poned un arco iris en sus vidas!
  • Dadle una profesión a vuestros peeps para rentabilizar mejor su trabajo.
  • No temáis por los peeps caídos, en definitiva se reúnen con el ser que más quieren: Vosotros.
  • El clima puede usarse sobre los recursos para regenerarlos, sobre los peeps para darles mejoras y también para salvar obstáculos del terreno.
  • Si combináis dos climas obtendréis uno nuevo. ¡Probadlo!
  • Existen dos peeps especiales: Frankenpeep y el mártir. No vamos a desvelar cómo obtenerlos, pero dan opciones muy interesantes para conseguir más energía. ¡Además os echaréis unas risas al ponerlos en acción!

Creemos que es fácil aprender a jugar. Tomáoslo con calma si fracasáis las primeras veces. Si necesitáis más, circula por la red una guía semioficial muy completa en formato digital (Tethered Guide).

 

Le asignamos a un peep un recurso y la trayectoria queda trazada

Islas flotantes

Tenemos disponibles 13 islas flotantes o niveles que se van desbloqueando una por una a medida que avanzamos. Cada nivel tiene una duración de entre 30 y 50 minutos, según la cantidad de energía espiritual a recolectar y cómo lo hagamos. Se agradece que sean partidas cortas y conclusivas, algo muy acorde con el tipo de juego. Son además bastante rejugables, ya que cada partida se califica con 4 letras de A a E (sistema norteamericano). Se valora la velocidad de juego, cómo cuidamos a nuestros peeps, la recolección de energía y el uso del clima. Conseguir AAAA en cualquier nivel no es fácil.

 

En cuanto al diseño u organización de niveles, tiene un punto flaco a nuestro entender. Aunque en cada partida debemos ir progresando desde cero y se producen algunos ligeros cambios en cada mundo-isla, llegados a un punto tendremos todo a nuestra disposición en cada uno de los niveles. Tal vez se habría agradecido un desbloqueo progresivo de los elementos de un nivel a otro, ya sea en un modo historia o bien en una planificación progresiva del uso de los elementos del juego.

Ruiditos y melodías

Gráficamente el juego es una delicia. Tiene un estilo cartoon con mucha clase y verlo en movimiento directamente nos pone de buen humor. En este caso el motor usado es Unreal Engine. Todo en los mundos-isla tiene volumen, mucho colorido y se ven con mucha nitidez. Resulta muy agradable observar lo que acontece en esta maqueta gigante. Si todos los juegos VR adoptaran este estándar mínimo de calidad, otro gallo nos cantaría.

 

El juego cuenta con un sonido y una banda sonora excelentes, de la mano del compositor y diseñador de sonido escocés Kenny Young. Entre otros videojuegos donde ha participado, tenemos Teraway y LittleBigPlanet. La banda sonora se incluye en la edición Divine Edition por si a algún usuario le interesa. Tenemos que destacar el buen uso del sonido para avisarnos de algún evento o de alguna petición por parte de los peeps. Cumple bien su función y está integrado en el juego.

 

La comida es el recurso básico principal. ¡Hay que comer!

Actualizaciones

A fecha de este análisis, se han realizado varias mejoras muy significativas en Tethered que parecen escuchar las necesidades del jugador. Son muy de agradecer. Estos añadidos son las siguientes:

  • Puntos de guardado automático en dos momentos clave de la acción: Al anochecer y al amanecer.
  • Nuevas formas de control (entre ellas uso de Moves).
  • El tutorial ahora se vuelve opcional.
  • Modo relentizar/acelerar transitoriamente la acción, muy útil cuando nos agobiemos con demasiadas tareas para gestionar.
  • Modo 2D (Untethered Mode) que va a 60 fps y 4K con PS4 Pro

Conclusiones finales

Estamos ante una propuesta que tal vez haya pasado un tanto inadvertida de forma injusta. Evidentemente, si no nos gusta el género, no es para nosotros pero, para el resto, es sin duda uno de los imprescindibles. Tal vez no es el número uno del TOP VR, pero en nuestro top particular está sin duda entre los 5 primeros. Da gusto echar un rato jugando a Tethered. Todo está muy cuidado y se nota. Tethered es lo que es pero lo tiene muy claro y lo ejecuta muy bien. Sólo podemos aplaudir ante este título.

 

Por todo ello le asignamos una puntuación de 8,4.

 

Este juego ha sido analizado con una copia digital de PSVR. Tethered también está disponible para Oculus Rift y HTC Vive.

8,4 "Muy bueno"

+ Muy divertido y accesible

+ Gráficamente es precioso

+ La banda sonora y el sonido

- Puede acabar siendo repetitivo tras varias partidas

- Que las opciones de desarrollo no se abran de manera más progresiva

Comentarios (11)

Enlace al foro
  • Un juego preciosista, aunque un poco simple. La sensación de "estar ahí", manejando una maqueta viva, está muy bien conseguida. Y a pesar de que yo no soy precisamente un fanático de este tipo de juegos estratégicos y de modo Dios, la verdad es que lo estoy disfrutando mucho, pues está muy bien hecho y con sólo verlo en acción ya pasas un buen rato.
    Y como bien se dice en el artículo, ya viene siendo hora de ser menos condescendientes y empezar a exigir unos mínimos de calidad a las creaciones en VR: después de Resident Evil 7, DriveClub o éste mismo, los juegos no deberían bajar el listón de calidad excusándose en la falta de potencia, ya que en la mayoría de los casos se trata más bien de falta de conocimientos de sus creadores. Aunque los gráficos no sean lo más importante, tampoco hay que permitir que nos vendan productos feos y con acabados simples. Lo más importante de un coche es que nos lleve a los sitios, pero estoy seguro de que ninguno de nosotros preferiría ir toda su vida en un Seat127 a un Porsche -siempre que nos pagaran la gasolina, seguro y reparaciones, claro XDDD
    2 0