Return to Rapture 2: PRIMERAS IMPRESIONES

10 ENE 2022  13:00

ray_manta

25

Return to Rapture 2: PRIMERAS IMPRESIONES

Half-Life: Alyx fue un sueño realidad, y gracias a sus mods está a punto de cumplirse otro: poder jugar al primer Bioshock en VR. Visitar la ciudad sumergida de Rapture de un modo completamente inmersivo rebosante de acción, misterio, terror y plásmidos ya era posible, pero ahora lo es mucho más.

Distopía en el fondo del mar

Va a ser la primera vez que le dediquemos un artículo completo a un mod de los muchos que hay en el workshop de Half-Life: Alyx, y lo hacemos porque Return to Rapture 2 no solo es una campaña jugable ambientada en la ciudad bajo el mar construida por Andrew Ryan, sino que es casi un port del primer Bioshock, ya que tiene todos los ingredientes del clásico de Irrational Games.

 

 

En marzo de este año, el modder Wim Buytaert publicó Return to Rapture, 8 episodios en los que se recreaba el comienzo de aquella mítica aventura: el accidente de avión, la llegada al faro, el descubrimiento de una ciudad submarina cuya sociedad ha llegado al colapso, un intento de paraíso al margen del mundo de la superficie que acabó en desastre.

 

Ese primer mod se ambientaba en esa ciudad, Rapture, y nos encontrábamos sus principales elementos: Vitacámaras resucitadoras, estilismo art-decó, máquinas expendedoras, Jardín de las Recolectoras, menciones a poderes obtenidos con plásmidos en los carteles modernistas, experimentos fallidos, audios relatando lo sucedido allí en grabadoras portátiles, etc.

 

 

Aunque la atmósfera estaba ahí, argumento y jugabilidad tenía poco que ver con Bioshock y era puro Half-Life:Alyx. Los enemigos eran los mismos que en el juego de Valve: soldados Combine, zombis y los cangrejos a los que les encanta agarrarse a tu cara. También las armas eran las mismas, había resina que recoger y máquinas donde utilizarlas para mejorar sus características. Es un gran mod, con momentos de acción intensos, sin embargo, se sentía como un cruce entre dos mundos, Rapture y Ciudad 17.

 

Return to Rapture 2 comienza en el mismo punto en el que finalizamos la primera aventura, pero muy pronto descubrimos que no es nada continuista, que lo que vamos a vivir es una experiencia radicalmente diferente, mucha más grande y ambiciosa. Para empezar, en lugar de 8 capítulos esta campaña va a tener 25 niveles, de los cuales he jugado la mitad y no en su estado definitivo. De hecho, algunos de un día para otro evolucionaban, modificándose elementos decorativos, iluminación, corrigiéndose errores e incluso añadiéndose nuevas mecánicas jugables o enemigos.

 

 

Este segundo mod está en proceso de desarrollo y solo se puede acceder a él haciéndose Patreon del equipo de desarrollo del mod, lo que supone pagar un mínimo de 4,24 € al mes (3,5 € + IVA). Desembolsando esa cantidad una vez, aunque luego nos demos de baja, podremos descargar los 14 archivos necesarios desde el Workshop de Alyx en Steam. Podemos seguir apoyando a Wim Buytaert mensualmente o con otros planes de pago, obteniendo como recompensa que nuestro nombre aparezca en el juego o que alguno de los personajes se base en una fotografía de nosotros.

 

Si os habéis gastado ya todo el presupuesto en regalos de navidad y no podéis contribuir al desarrollo de este proyecto, podréis jugarlo igualmente ya que será gratuito cuando esté acabado en febrero, quizá un poco antes. Bueno, más vale que tengáis 5 euros despistados en un cajón o bolsillo del pantalón, porque después de leer este artículo no vais a poder esperar ni un solo día para jugar a Return to Rapture 2 si es que sois verdaderos fans del primer Bioshock y de la VR.

 

Encuentro con viejos enemigos

El mundo exterior es un lío, y bajo el mar... bajo el mar nadie nos va a cocinar en una sartén, pero sí nos van a freír (a tiros) y nos van a congelar, electrificar o abrasar. Seguiremos encontrándonos con soldados, aunque sus uniformes son nuevos y encajan estéticamente mejor con el entorno. En este segundo mod no hay molestos headcrabs ni humanos parasitados por ellos. A cambio nos tocará enfrentarnos con los Splicers, los enloquecidos habitantes de la ciudad.

 

 

Con la cara descubierta, deformada u oculta tras máscaras de carnaval, nos atacarán con machetes, armas de fuego o utilizando el poder de los plásmidos. Algunos se pueden hacer invisibles, haciendo sus ataques imprevisibles. Además, parece que algunos no descansan ni después de muertos. No olvidemos que el juego original era un shooter con toques de survival horror, así que preparaos para tiroteos intensos, algún que otro susto y momentos de tensión.

 

 

Entre esos nuevos enemigos están los Big Daddies y las siniestras Little Sisters. El primer encuentro con estos dos habitantes de Rapture será pacífico, una primera toma de contacto en la que podremos optar por "cosechar" la esencia ADAM de la niña o liberarla de su esclavitud (optar por una decisión u otra modificaba el final del juego original). Los siguientes no serán tan tranquilos, y más nos valdrá huir sigilosamente si nos encontramos con uno de estos buzos acorazados que hacen de niñera de los seres que usan los conductos de ventilación para recorrer la ciudad extrayendo material genético modificado con sus enormes jeringuillas.

 

 

Como veis, esto es puro Bioshock, tan puro como el ADAM de las babosas descubiertas por la doctora Tenenbaum, gracias al cual se puede reescribir la genética del ser humano y conseguir poderes de incineración, congelación o la capacidad de lanzar rayos eléctricos con la punta de los dedos. En este mod podremos obtener esas capacidades inyectándonos plásmidos, para lo cual tendremos que recoger ADAM de diversas maneras o comiendo, sin hacerles ascos, todas las babosas que encontremos.

 

Nuevas armas de fuego y de combate cuerpo a cuerpo

Si en el primer mod las armas eran las mismas que en Alyx y también teníamos la herramienta para resolver puzles, ahora esta última desaparece en este regreso a Rapture, y el diseño de nuestro arsenal es muy diferente. Podremos obtener una pistola de diseño modernista o un subfusil Thompson con munición de tambor, por ejemplo, y también conseguiremos otras armas de fuego no permanentes.

 

Además, podremos hacer lo que en Alyx no tuvimos: combate cuerpo a cuerpo. Muy limitado, eso sí, quizá mejore cuando el mod esté acabado, pero si llevamos un machete o la clásica palanca de Gordon Freeman podremos golpear a los enemigos. Y sí, aunque no está del todo conseguido (al menos en este estado anticipado), si obtenemos suficiente ADAM y nos inyectamos un plásmido obtendremos ciertos poderes.

 

 

Los momentos de tiroteos contra soldados son realmente intensos. La aparición por sorpresa de Splicers y luchar contra ellos es menos satisfactorio, sus movimientos son torpes y no son nada inteligentes, pero cuidado con no recibir una descarga eléctrica paralizante, ser abrasado o congelado, son enemigos duros.

 

También podremos enfrentarnos contra algún Big Daddy, aunque no es recomendable a no ser que nos sobre mucha munición o hayamos coleccionado un buen montón de granadas o explosivos. Son lentos, son torpes, tienen tendencia a quedarse atascados con elementos del escenario, pero como os lancen su punta perforadora y no la esquivéis moriréis al instante. Si conseguís acabar con ellos, sus Little Sisters quedarán a vuestra merced: ¿las salvaréis o las mataréis para quedaros con su ADAM?.

 

Más máquinas expendedoras que en Japón

Están todas las que aparecían en Bioshock: la del Bandido de la Munición, Circus of Values, Jardín de las Recolectoras, Dispensadores de Eve, etc. La resina se ha sustituido por billetes y monedas que podremos usar para comprar munición, jeringuillas de salud, para escuchar música en una jukebox, abrir urnas para leer el periódico, tentar a la suerte en tragaperras o conocer nuestro futuro de los labios de un adivino mecánico. Además de todas esas, hay más máquinas de diseño steampunk que nos permiten reciclar basura y convertirla en objetos útiles (granadas, munición, jeringuillas) y otras que nos inyectarán salud.

 

Es realmente satisfactorio tener que utilizarlas de manera interactiva: recoger una moneda, insertarla en la ranura, darle a la palanca o apretar el botón correspondiente. Es la "magia" de las mecánicas VR de Alyx trasladada a Bioshock, todo tiene colisiones y las manos se adaptan a la forma de los objetos. Agarrar una bomba fabricada con cartuchos de dinamita y un reloj, y tener que darle cuerda para iniciar la cuenta atrás, colocarla y esperar a que explote es uno de los muchos detalles que crean inmersión, que nos hacen sentir que estamos realmente explorando Rapture, literalmente sumergidos en una ciudad bajo el mar.

 

Gráficos, sonidos, duración

Visualmente, este mod sorprende por la fidelidad con la que se ha capturado la esencia del juego al que homenajea, habiéndose dado un salto de calidad enorme con respecto a su primera parte. Esto es muy evidente si comparamos cómo estaban dibujadas antes las Vitacámaras o máquinas expendedoras con cómo las vemos ahora.

 

Los escenarios son magníficos: mirar a través de los cristales y ver cómo nadan en el exterior peces, tiburones y ballenas entre rascacielos y carteles de luces de neón es para quedarse embobado un rato. Los distintos barrios de la ciudad no sé si son exactamente igual que en Bioshock, pero lo parecen: Arcadia, la Feria Agrícola, el centro comercial de Fort Frolic... Por si fuera poco, se han añadido zonas que se quedaron en proyecto en el juego original, como el Zoológico, que es el punto en el que me he quedado, no he avanzado más porque tengo que averiguar cómo hacer que un elefante suelte la tarjeta de acceso al siguiente nivel.

 

 

Llevo dos semanas jugando a Return to Rapture 2 casi una hora diaria y no lo he acabado. Su duración va a ser mayor que la de Alyx y la del propio Bioshock, el juego es largo y no es fácil, y se agradece poder guardar la partida en todo momento sin depender de las cámaras de resurrección, porque morimos fácilmente si no llevamos cuidado. Hay tanto que hacer, tocar, manipular, objetos que localizar, grabaciones que escuchar, pistas que leer (en inglés) que este mod se siente como un juego completo, no un mero apéndice.

 

También me he atascado un par de veces por bugs (reportados y solucionados), porque vuelvo a recordar que a este guiso todavía le quedan unas semanas de cocción. Han sido fallos leves, casi todo funciona bien, muy bien. Los mayores problemas que he encontrado es alguna descoordinación en el audio, en las voces, que por cierto son muy buenas. El apartado sonoro es brillante, tanto en efectos como en música.

 

Conclusión

He jugado más tiempo a muchos de los mods que se han publicado para Half-Life: Alyx que al propio juego base. Los hay con buenas intenciones y los hay imprescindibles, mejores que muchos de los títulos VR que se publican en Steam para visores de PC. Y luego está este Return to Rapture 2, que juega en otra liga, en esa en la que un modder es capaz de marcar un gol por toda la escuadra a esa parte de la industria de los videojuegos que se empeña en ignorar la realidad virtual, en no desarrollar versiones VR de juegos clásicos que la merecen. Desde los hombros de un gigante como es Alyx y de otro como fue Bioshock, Wim Buytaert y su equipo de Patient 8 Games están creando la utopía, un mod VR al que una nota de 10 se le quedará corta cuando esté terminado.

 

Lo hemos probado con HP Reverb G2 y con Quest 2 + Air Link.

Half-Life: Alyx (PC)

10

Lanzamiento / Marzo 23, 2020

Half-Life: Alyx es el regreso de Valve en realidad virtual a la serie Half-Life. Es la historia de una lucha imposible contra una raza alienígena cruel conocida como la Alianza, situada entre los ...

Nota de los usuarios

10