Doors of Silence - The Prologue: ANÁLISIS

Finales de los años 80. Niños de Chernóbil afectados por la radiación. Experimentos en un centro médico secreto. ¿Qué podía salir mal? Disponible para Rift, SteamVR y Oculus Mobile.

26 NOV 2019  15:00

ray_manta

3 comentarios

Doors of Silence - The Prologue: ANÁLISIS

Experimentos en Pensilvania

Doors of Silence - The Prologue es un juego de terror desarrollado con el motor gráfico Unreal Engine 4, que luce siniestramente espectacular (y a la vez un poco desfasado). Estamos ante un "survival horror" que no inventa nada nuevo, pero lo que propone lo hace muy bien. Se trata del primer proyecto del estudio italiano independiente Blackbite Interactive, y es perfecto para aquellos que buscan pasarlo mal y sueñan con un Outlast o Amnesia en realidad virtual.

 

El juego es un clásico del terror en Gear VR y Oculus Go que ha tardado dos años en llegar a Oculus Rift y un mes más en hacerlo a SteamVR, y que gracias a la "magia" de Oculus Link hemos acabado terminando perfectamente en Oculus Quest.

 

Un guión poco original

Pensilvania, 1988: algunos niños enfermos afectados por el desastre de Chernóbil fueron transferidos a los Estados Unidos, a un centro médico de investigación. Este laboratorio secreto estaba dentro de un vasto complejo construido para la producción y procesamiento de material nuclear para uso militar, y en él se han estado realizando experimentos para la eugenesia y la hibridación animal, utilizando radiación de la central eléctrica cercana.

 

La forma en que nos ofrecen esta información ya nos pone los pelos de punta, con una serie de dibujos infantiles en primer plano mientras al fondo de la habitación percibimos gracias a los relámpagos que no estamos solos.

 

Primeros pasos

Empezamos el juego en un despacho. Por los altavoces suena una alarma y una voz (en inglés) que ordena evacuar las instalaciones. No tenemos cuerpo, ni siquiera manos flotantes. Exploramos la habitación caminando con movimiento libre o teletransporte, algo que se puede escoger desde un menú muy sencillo, con pocas opciones. En la pantalla no veremos ninguna información sobre barra de salud ni nada parecido.

 

 

Esta y las siguientes primeras salas y pasillos sirven de tutorial. Para empezar una nueva partida hay que buscar la llave que abre la puerta. Encontraremos información sobre una linterna equipada con un emisor de luz ultravioleta, que será nuestra principal y casi única arma. Abrimos una taquilla, recogemos la llave que necesitamos, salimos y recorremos algunos pasillos y salas angustiados porque la alarma no para de sonar, la orden de evacuación es insistente, hay sangre en el suelo, sonidos inquietantes, luces que parpadean o no funcionan... trucos nada originales pero que crean la atmósfera necesaria para que un simple ratón que corretea por el suelo nos provoque el primer susto.

 

En una de las salas encontramos la linterna y en otras pilas. ¿Cómo recogemos todo esto si no tenemos manos? Pues pulsando un botón, lo cual a estas alturas de la RV nos parece arcaico. La versión que ha llegado ahora no mejora en nada las mecánicas que este juego tenía en Gear VR o Go, y esto le resta puntos.

 

Al no tener manos virtuales, cuando en el escenario hay algo que tenemos que manipular, aparece una indicación sobre el objeto: una mano si se puede coger, una lupa si es un documento para leer y las palabras open/close (abril/cerrar) en el caso de las puertas, así como click, pulsar un botón. Una lástima que la inmersión conseguida con la atmósfera se pierda a la hora de interactuar con el entorno.

 

Con la linterna en la mano (es un decir, veremos solamente una linterna flotante) avanzamos por un pasillo hasta encontrarnos con la primera criatura extraña, un niño desnudo de piel blanca, que nos mira aunque no tenga ojos. Inquietante, pero inofensivo. Hasta aquí llega el tutorial, nos adentramos en el área de cuarentena donde se ha producido la brecha de seguridad.

 

Criaturas fuera de control

A partir de aquí, el juego consiste en explorar salas, laboratorios, recorrer pasillos, encontrar llaves para acceder a otras zonas y averiguar qué ha pasado a través de fotografías o documentos. Durante la exploración en este laberíntico centro médico también tendremos que resolver puzles y nos llevaremos algún susto con los típicos "jump scares". Pero escapar con vida no va a ser fácil. Los niños de Chernóbil con los que se estaba experimentando han escapado, no están de buen humor y tienen hambre.

 

 

Si podemos, lo mejor es evitar a estas criaturas dando un rodeo y siendo sigilosos. Porque si uno de estos seres que se arrastran desnudos a cuatro patas por los pasillos nos ve, nuestra única posibilidad es hacerlos retroceder con el haz de rayos UV-A de nuestra linterna... que funciona a pilas. Terror, exploración, sigilo, rompecabezas... y supervivencia: recoger todas las baterías que encontremos. A estos ingredientes se le añadirá una pizca de acción cuando, una vez avanzado el juego, consigamos una pistola, para la que habrá que encontrar munición. Sí, habrá algunas criaturas a las que podremos matar, pero también otras a las que ni podremos disparar ni huirán de la luz ultravioleta. El juego guarda algunas sorpresas y ya me parece que he escrito de más. No solo se ha experimentado con niños...

 

Luces y sombras

Como juego de terror, Doors of Silence cumple con buena nota, tiene atmósfera, enemigos que dan mal rollo, sustos, acertijos, un poco de acción y grandes momentos de tensión. Además, el sonido envolvente es muy bueno. Pero también tiene algunas carencias que cuando salió hace 2 años podían dejarse pasar, pero ya no. Da rabia que a veces no puedas recoger un objeto a la primera porque no aciertas con la posición exacta, o quedarte atascado en una puerta como si nuestro personaje fuese a veces muy ancho o muy alto para pasar. Entiendo que haya que ir con calma por los pasillos, pero a veces nuestro personaje avanza demasiado lento, y con la misma escasa prisa se abren las puertas de las taquillas. Hay opción para correr, pero no va del todo fluida.

 

Los gráficos son vistosos y hay escenarios realmente tétricos, la iluminación no está nada mal, pero en el caso de algunas texturas, se nota que estamos ante un port diseñado para plataformas menos potentes que las actuales.

 

Aunque en este caso no es grave, el inglés es el único idioma en menús y textos. La duración es un punto positivo, ya que al menos por un mínimo de 5 horas vamos a estar deambulando por salas, pasillos y sótanos tenebrosos, o puede que más si no conseguimos evitar que los odiosos niños mutantes nos salten al cuello, y no se puede guardar la partida en cualquier momento. Si mueres, volverás al comienzo de la última zona del edificio que hayas alcanzado.

 

CONCLUSIÓN

Un juego de terror de la vieja escuela que toma ideas de mil sitios (Alone in the Dark, Alan Wake, Resident Evil). Pero la fórmula funciona y consigue que pasemos varias horas en tensión sin abusar de los sustos. Una lástima que haya algunas mecánicas torpes en RV, ciertos problemas menores de colisión con puertas o que a veces algún enemigo se quede paralizado o con movimientos demasiado ortopédicos. Son defectos que le restan puntos. Estos fallos se dan en todas las versiones del juego, no tienen nada que ver con que lo hayamos terminado jugando en Quest estando Oculus Link todavía en beta. La magia de conectar con un cable nuestro visor Quest a un PC funciona en este caso sin problemas de rendimiento o posicionamiento. Probamos también la versión de Oculus Store con Revive y un visor HTC Vive y la experiencia fue mucho peor.

 

Pudiéndose jugar ya de una forma u otra en cualquier visor me pregunto... ¿lo sacarán para PSVR? ¿Por qué lo llaman prólogo si tiene más duración que juegos completos? Si es porque tienen pensado continuar con la historia sería una muy buena noticia, Doors of Silence - The Prologue merece la pena... aunque no es apto para todos los públicos.

 

El juego ha sido analizado con HTC Vive y Oculus Quest (Oculus Link).

+ Gráficos

+ Sonido

+ Ambientación

+ Duración

- Pequeños bugs/fallos

- Poca originalidad

- Mecánicas VR primerizas

7 "Bueno"
VRGameCritic

Comentarios (3)

Enlace al foro
  • meloncillo46

    meloncillo46

    Visores

    PlayStation VR
    Oculus Quest
    Oculus Rift S
    Gracias por el análisis. Siempre me ha llamado la atención éste juego y me habéis convencido para comprarlo, a ver además si las rebajas de otoño de Steam que empiezan hoy me dan una alegría.
    3 0
  • Edy80

    Edy80

    Visores

    HTC Vive
    Lenovo Explorer
    Oculus Quest
    Odio los puñeteros niños y al tío grande, me lo están haciendo pasar mal. Creo que voy por la mitad del juego y bastante de acuerdo con el análisis. Crea tensión, no hay demasiados sustos fáciles...pero tiene fallos que entorpecen el juego.

    Lo peor de todo es el método para coger cosas sin tener manos, a veces cuesta pillas las pilas para la linterna porque no termina de aparecer el símbolo de agarrar.
    0 0
  • meloncillo46

    meloncillo46

    Visores

    PlayStation VR
    Oculus Quest
    Oculus Rift S
    Está de oferta a 7,99 euros en la web de oculus. Yo me he animado a comprarlo.
    1 0