Ghost Giant: ANÁLISIS

Nos adentramos en el mágico mundo de Ghost Giant creado por el equipo de Zoink Games y exclusivo de momento en PSVR.

12 ABR 2019  10:00

gopozgon

6 comentarios

Ghost Giant: ANÁLISIS

Protagonizando una aventura gráfica

Hace poco menos de un año se presentó Ghost Giant como exclusivo de PSVR en el evento previo al E3, y ahora, después de una producción de apenas un año, llega a nuestras PSVR lo que es el nuevo título de los creadores de “Fe” para meternos en el papel de un fantasma gigante a través de una historia de amistad que iremos fortaleciendo junto al pequeño e indefenso Louis, a quien intentaremos ayudar durante toda la aventura para tratar de sacarlo de una situación que, por razones que de inicio desconocemos, lo mantiene hundido en una espiral de tristeza de la que no parece capaz de salir por sí mismo.

 

 

Revitalizando géneros de nuestra infancia

En esencia, el título se adentra en un género que lamentablemente ha perdido mucho protagonismo con el paso de los años, y es que estamos ante una especie de aventura gráfica como aquellas que nos hicieron gozar hace décadas con títulos como los geniales Monkey Island o Grim Fandango.

 

Con esto podemos decir que la mecánica principal sigue siendo básicamente el point and click que utilizábamos en aquellos títulos, pese a que los responsables del juego se resisten -y no les falta razón- a definirlo estrictamente bajo esta mecánica en la que únicamente señalamos objetos con los que interactuar o lugares donde ir. Pese a que la base de Ghost Giant no deja de ser esa misma, en este caso todo cobra otro sentido gracias al medio virtual, y es que dejamos de ser un jugador ajeno a la historia para convertirnos en primera persona en el coprotagonista de la misma, y de esta forma no apuntamos a objetos, sino que los manipulamos directamente de varias formas posibles, e interactuamos en primera persona con nuestro pequeño compañero de aventura, quien no necesita que nosotros le digamos dónde ir, pues tiene vida propia.

 

 

Una historia de amistad

La historia ha sido escrita por Sara Bergmark Elfgren -famosa escritora sueca con trabajos en su haber traducidos a 25 idiomas-, en lo que es su primer encargo al frente de un juego después de escribir guiones, novelas y cómics entre otros trabajos; y da comienzo con el pequeño Louis llorando desconsolado en un estanque, presentándonos lo que parece un chico débil, triste y totalmente solitario. Mientras él llora, apreciamos cómo nuestras gigantescas manos azules empiezan a cobrar forma hasta aparecer definitivamente frente a nuestro pequeño amigo, a quien desde ese mismo momento trataremos de ayudar para sacarle de aquello que, por razones desconocidas, lo mantiene sumergido en la más absoluta tristeza.

 

Hasta este punto, muchas cosas nos recuerdan al inicio de Moss, pero aparte del agua, nuestra presencia “azul” y el concepto general de tener que ayudar a un pequeño personaje desde una perspectiva superior, no hay mucho más que comparar con el excelente título de Polyarc.

 

No estamos ante una historia épica o compleja con locos giros de guión, sino todo lo contrario, pero nuestra relación con Louis y la de éste con el resto de habitantes está muy bien narrada y se disfruta mucho durante las aproximadamente 4 horas que puede llevarnos completar el título.

 

 

Como ocurre en la célebre cinta “El gigante de hierro”, pronto se establecerá una conexión entre los dos personajes gracias a la que el solitario e indefenso gato antropomorfo Louis decidirá dar un paso al frente para tratar de solucionar todos sus problemas, apoyado en la confianza y toda la ayuda que le aporta tener como amigo a un fantástico y poderoso fantasma gigantesco que solo él puede ver.

Desde ese momento, la historia se irá desarrollando -subtitulada en perfecto castellano- a través de las continuas conversaciones con Louis y el resto de habitantes del pueblo, que poco a poco comenzarán a aclararnos enigmas como el que de inicio lleva a Louis a mentir sobre su madre a todo aquel que le pregunta por ella desde el principio.

 

Nuestro teatro particular

El juego se divide en escenas en las que se nos sitúa estáticos y rodeados de un escenario que nos hace sentir partícipes de una especie de obra de teatro, o más bien y debido al curioso diseño de los personajes, a un teatro de títeres donde cada habitante es un animal humanoide con diseños sencillos pero llamativos que ayuda a que todos ellos se diferencien claramente sin necesidad de utilizar miles de polígonos; dejando el mayor protagonismo visual a los cientos de pequeños detalles que llenan cada escenario; con casas repletas de minúsculos (para nuestro gigante personaje) y detallados muebles, libros o cuadros; calles llenas de vida con vendedores ambulantes o simples viandantes, e incluso personajes a los que podremos espiar a través de sus ventanas cuál voyeur fantasmal mientras siguen con su vida normal.

 

Cabe destacar que no todo lo que vemos transcurre alrededor de Louis, y es que como decimos, el resto de personajes del pueblo tiene su propia vida y conversaciones, que aun sin tener nada que ver con la historia, conseguirán que todo el mundo a nuestro alrededor se sienta muy vivo.

 

 

En cada una de estas escenas que nos sitúan en diferentes localizaciones del pueblo o sus alrededores, deberemos intentar prestar atención a cada personaje, su forma de actuar y sus conversaciones, porque todo ello podría ayudar a la resolución necesaria de los puzles que nos permitirán seguir avanzando en la historia y pasar a la siguiente escena. Además de las conversaciones propias de los personajes, en ocasiones asistimos a escenas esenciales para el transcurso de la historia en las que todo el escenario y personajes se oscurecen, manteniendo iluminada únicamente la zona donde debemos mirar, en lo que nos ha parecido un recurso inteligente y necesario para evitar que nos distraigamos con alguno de los detalles o personajes que nos rodean, mientras en el mismo momento ocurre una escena crucial en el lado opuesto a nosotros.

 

Un fantasma para todo

En su mayoría, los puzles que deberemos superar son sencillos e intuitivos, por lo que normalmente no encontraremos resoluciones que nos reporten esa euforia de haber superado algo complejo como sí puede ocurrir en juegos de puzles más complicados, e incluso en el caso de sentirnos perdidos, siempre podemos dar un toque a Louis para que nos recuerde nuestra tarea guiándonos ligeramente hacia la posible resolución.

 

Para hacernos una idea del tipo de problemas, con el uso de nuestros Move a modo de manos fantasmales provocaremos lluvia frotando unas nubes, arreglaremos una televisión para que el personaje que se sienta en frente se quede dormido y así poder quitarle una llave, buscaremos partes de una grúa estropeada que necesitamos usar; y así multitud de tareas diferentes que normalmente nos obligarán a centrarnos en buscar elementos del escenario que nos sirvan para posteriormente usarlos en el lugar oportuno.

 

 

Si no es suficiente con la cierta sencillez de nuestros diferentes encargos para ayudar a Louis, prácticamente todo aquello que se puede recoger o manipular y pueda ser útil para la resolución de los puzles aparece resaltado con algún elemento de metal dorado; ya sean asas que nos permiten abrir la pared de una casa para poder ver y manipular el interior, palancas o manivelas para levantar o rotar viviendas, y toda clase de múltiples elementos que puedan ser útiles para la resolución de cada uno de los puzles de la escena en cuestión.

 

Además de estos elementos clave resaltados con este color, en cada escena encontraremos multitud de objetos que manipular, como cajas, sillas o bicicletas; sombreros que podemos quitarle a alguno de los personajes para ponérselos a otro, pelotas de baloncesto con las que encestar en canastas “escondidas”, así como la posibilidad de localizar varios secretos a modo de coleccionables que se encuentran escondidos en cada una de las escenas.

 

Un pueblo muy vivo

Ghost Giant entra por los ojos desde el primer momento, y durante toda la aventura nos sitúa en el centro de distintos escenarios que parecen dioramas hechos con mucho mimo y diseños que en ocasiones nos recuerdan a lo visto en el genial juego de Media Molecule “Tearaway”, en el que todo estaba hecho con papel y cartón; pero en este ocasión todo tiene lugar en distintas localizaciones de lo que parece un pintoresco pueblo francés con unos habitantes antropomorfos que prosiguen con su vida mientras nosotros tratamos de centrarnos en los problemas de Louis.

 

Pese a no tener parche PRO de inicio, el juego goza de muy buena nitidez, en parte ayudado porque en todas las escenas nos sitúan en el centro de la acción y por tanto todo ocurre cerca de nosotros, lo que sumado al genial apartado artístico, hace de Ghost Giant un placer visual en el que no dejaremos de disfrutar descubriendo los secretos y recovecos de todos y cada uno de los escenarios que iremos visitando. El apartado sonoro tampoco se queda atrás, y tanto el doblaje en inglés de los personajes como la música mantienen muy buen nivel, con tranquilas melodías que acompañan perfectamente la trama y saben ganar protagonismo con mucho acierto en los momentos claves del juego.

 

 

Tal y como comentan los desarrolladores, su idea de alguna forma era devolvernos a la niñez, cuando nosotros éramos los “gigantes” que manipulábamos pequeñas ciudades sacadas directamente de nuestra imaginación en las que un simple trozo de cartón servía para dar forma a casi cualquier cosa que necesitáramos. Creo que la intención se ha conseguido con creces, aunque en este caso, con muchos de nosotros ya adultos con la imaginación comprometida y quizás atrofiada, la parte creativa ha corrido a cargo del personal de “Zoink Games” para que únicamente nos preocupemos de disfrutar del vistoso mundo que han creado para nuestro uso y disfrute.

 

CONCLUSIÓN

Estamos ante un título de puzles en el que lo mejor del juego no son los puzles en sí, y aunque esto pueda parecer un sin sentido que habla mal de Ghost Giant, realmente Zoink Games se ha sacado de la manga un juego a modo de mágico cuento en el que pasar unas muy placenteras horas disfrutando de un apartado artístico sobresaliente mientras resolvemos sencillos puzles, conocemos a los carismáticos habitantes de nuestro pueblo y disfrutamos de la historia de amistad que viviremos junto al pequeño Louis. Todo amante de las clásicas aventuras gráficas que quiera ver cómo se sienten décadas después adaptadas de forma genial a en un medio como la realidad virtual, no puede dejar pasar este Ghost Giant de ninguna manera.

+ Apartado artístico sensacional

+ Los detalles rellenan cada centímetro del escenario

+ Consigue que empatices mucho con Louis

+ Adapta a VR de forma magistral un género casi olvidado

- Las 4 horas se nos hacen cortas

- Puzles divertidos pero bastante simples

- Los personajes y el mundo dan para una trama mucho más compleja

7,9 "Muy bueno"
VRGameCritic

Comentarios (6)

Enlace al foro
  • Harold

    Harold

    Visores

    Gear VR
    Cardboard
    PlayStation VR
    Lenovo Explorer
    Sony acaba de confirmar que el precio del juego será de 29,95€. Estará disponible el 16 de abril en PlayStation Store y el 19 de abril en edición física.
    3 0
  • Si solo dura 4 horitas voy a esperar muuuuucho hasta que baje a 10 eurillos por lo menos.

    Por cierto por si no lees mi comentario de antes de las rebajas del Astro Bot a 10,90 euros.

    No sabes el pedazo de regalo de cumpleaños que me has hecho (ayer cumplí 34) al avisarnos de la bajada de precio de los juegos. Le he pillado en Amazon por los pelos. en 3 minutos se acabaron y volvieron a estar a 23 euros y pico.

    Muchas gracias fiera y seguid así que sois la ostia!!!!
    1 2
  • Goldat

    Goldat

    Visores

    PlayStation VR
    Excelente análisis, deseando a pillar mi copia el dia de salida!!
    2 0
  • Baker

    Baker

    Visores

    PlayStation VR
    Muchas ganas de probarlo. Me apetece algo así. Buen análisis.
    2 0
  • pacotaco

    pacotaco

    Visores

    HTC Vive
    Oculus Rift
    PlayStation VR
    Pimax 8K
    Samsung Odyssey
    Oculus Go
    aqui mi analisis
    0 0
  • Pues a priori no me llama mucho la atención;en su momento jugué a Loom, Monkey island y multitud de aventuras gráficas en mi vetusto 286 y es un género que creo que se ha quedado muy desfasado en cuanto a jugabilidad y que conste que soy fan de lo retro.....Pero aquí entra en juego la VR y lo que sería quizá un juego regularcete en su versión monitor, en su versión Vr puede que sea bastante interesante por el tema de la inmersi´´on. Seguramente me lo pille en físico y le de una oportunidad. Buen análisis
    2 0