Freediver: Triton Down Extended Cut - ANÁLISIS

16 MAR 2020  15:00

ray_manta

12

Freediver: Triton Down Extended Cut - ANÁLISIS

Casi un año después de su paso por los visores de PC, llega a Quest y PSVR la versión extendida de una aventura bajo el agua cuya historia toma elementos de películas como The Abyss o Poseidón y cuya jugabilidad nos hace creer que estamos ante una fase submarina de la saga Tomb Raider.

Llena tus pulmones

Los aficionados a la realidad virtual conocimos al estudio Archiact primero por el shooter cooperativo Evasión y después por Freediver: Triton Down, un breve "escape room" subacuático  en el que nos poníamos en la piel de la buceadora Ren Tanaka. El juego llega ahora a Quest y PSVR en una versión extendida en contenido, opciones y momentos de tensión, así que nos ponemos de nuevo el traje de neopreno y volvemos al Gran Azul, bajemos al fondo del mar donde el cielo es sólo un recuerdo. 

 

Los principales cambios con respecto a su versión para PC es que nuestra protagonista ya no tiene barras luminosas de fósforo verde que se pueden acoplar al brazo, ahora necesitaremos encontrar una linterna. Y cuando queramos usarla, habremos de mantenerla agarrada, por lo que ya solo podemos utilizar un brazo para nadar, aumentando algo la dificultad del juego. Además se han añadido nuevas zonas explorables en el barco hundido, con sus correspondientes puzles a resolver. Nuestra aventura va a seguir siendo breve, un máximo de dos horas de juego, pero eso es el doble de minutos que antes.

 

 

Visualmente en Quest el juego luce muy bien. Se han reducido efectos luminosos, simplificado texturas y sacrificado algunos efectos o detalles que restan realismo al agua, pero nada que objetar. No hemos probado su versión para PSVR, pero estamos seguros que tendrá el mismo buen nivel, ya que una de las críticas que se le puede hacer a este juego es que a veces parece centrarse más en exprimir las posibilidades técnicas de la VR que en lograr una jugabilidad más satisfactoria.

 

Los efectos sonoros cumplen, al igual que el doblaje de los actores, en inglés y sin subtítulos. La historia no es complicada, y si hay algo que no comprendamos no pasa nada, en todo momento sabemos lo qué tenemos que hacer: encontrar la forma de huir del barco que, al estar boca abajo y con salas bloqueadas, se ha convertido en un laberinto mortal.

 

A braza o a crol

Con respecto a las mecánicas jugables, una de las virtudes de este título es que logra que tengamos que nadar o bucear casi como si estuviésemos en el fondo del mar. Tenemos que mover los dos brazos como haríamos en la vida real para sumergirnos y ascender, o uno de ellos para cambiar de dirección. El giro es un poco brusco, lo cual puede provocar mareo leve si somos muy sensibles. Los desarrolladores han sido conscientes de  este problema y en el menú podemos ajustar varios parámetros para: velocidad, ángulo de los giros, diferentes grados de viñetas de reducción del campo visual y, como bracear es cansado, podemos sustituir esa forma de moverse por simplemente pulsar el gatillo de nuestros mandos.

 

Otra de las opciones del menú tiene que ver con la dificultad: podemos activar o no que se resalten los objetos o palancas que tenemos que utilizar, y también escoger si queremos que en el brazalete que llevamos se indique o no el siguiente objetivo, además de la cantidad de oxígeno que nos queda.

 

¿Cuánto tiempo puedes aguantar la respiración?

El oxígeno disponible es el de nuestra capacidad pulmonar. La protagonista bucea sin equipo, y aunque fue contratada por ser una experta en buceo libre, no es Aquaman. El juego transmite muy bien con los efectos sonoros la urgencia de buscar ese oxígeno que nos hace falta y que podemos encontrar en bombonas ancladas en la pared de algunas salas, o en la cámara de aire que se han formado en algunos lugares. Pero ojo, el barco se está hundiendo, así que puede que esos espacios donde podemos respirar vayan desapareciendo. Aunque no haya una cuenta atrás, debemos de encontrar una salida, y rápido. 

 

Laberinto bajo el agua

La dificultad y la angustiosa diversión de esta aventura se construyen a través de la exploración del barco. Hay puertas bloqueadas que nos harán dar un rodeo, otras que necesitan un pase de acceso y para abrir otras necesitaremos restablecer la corriente eléctrica. También nos encontraremos escotillas cerradas con candados que se pueden romper, corrientes que nos impedirán avanzar buceando, incendios y objetos que tendremos que esquivar para que nuestra protagonista no muera aplastada. 

 

A lo largo de nuestra huida hallaremos grabaciones que nos servirán para conocer un poco más en qué consistía la investigación, pero como comentaba antes, el guión de este juego no es nada original. Y si no entendemos inglés, aunque nos perdamos detalles de la historia podemos disfrutar de la aventura igual. El misterio se presenta en el prólogo, que sirve como tutorial, y se resuelve en la escena final. Entre medias nuestro único objetivo es no morir ahogados.

 

CONCLUSIÓN

Si avanzar flotando en gravedad cero parece una mecánica natural en VR (Lone EchoRed Matter o Downward Spiral), títulos como Freediver: Triton dejan claro que bucear también lo es. Hay que agradecer a Archiact que, además de adaptar su juego a Quest y PSVR, hayan añadido más contendido. Y aun así, sigue siendo una experiencia que nos deja con ganas de más, tanto por su escasa duración como porque la aventura, narrativamente, da para mucho más. Eso sí, su precio contenido es acorde con su duración.

 

El juego ha sido analizado en su versión de Quest.

 

Impresiones PSVR (gopozgon)

La versión de PSVR en el relanzamiento de este notable título llegó de la mano de la versión de Quest, y visto lo visto tras probar la versión de la consola de Sony, no solo tiene idénticas opciones que la del visor autónomo de Oculus, sino que también comparte ciertos recortes a nivel visual, como aquellos que reducen el realismo del agua -principalmente cuando nos asomamos a la superficie- pasando del material translúcido de la versión de PC a un líquido de color azul más sólido que le resta cierto realismo. Esto no evita que el juego luzca de forma notable en el resto de situaciones, mientras buceamos entre las distintas estancias del barco hundido, con multitud de detalles y buen hacer.

 

La sensación de bucear a pleno pulmón sigue estando muy presente, en gran medida apoyada en unos efectos de sonido bien conseguidos que ayudan a implantar esa sensación ciertamente claustrofóbica y tensa que nos llevará a recorrer pequeños recovecos bajo el agua mientras buscamos el camino a la salvación, todo ello sin perder de vista las estancias con bolsas de aire (mientras no se llenen de agua) y las botellas de oxígeno, a las que más de una vez llegaremos a punto de ahogarnos.

 

Es evidente que la forma más real de jugar a este juego pasa por desplazarnos con los movimientos de nadar a braza, pero al menos en PSVR -con sus limitaciones- me encontré demasiadas veces mirando hacia donde no debía perdiendo la referencia de la cámara, por lo que en su mayor parte acabé jugando al juego avanzando pulsando los gatillos e inclinando los Move hacia donde quería desplazarme, movimiento que se suma al otro disponible, que no es otro que hacerlo agarrándote e impulsándote con los elementos del escenario, como ocurre en los distintos títulos en gravedad cero.

 

Otro de los aspectos “grises” que personalmente no me ha convencido han sido los -pocos- momentos de "cinemáticas" que se realizan con el motor del juego, pero en los que en lugar de vivirlos en primera persona, nos sitúan en una perspectiva en tercera persona viendo a nuestra protagonista, además de venir precedidos de unos tiempos de carga que en ocasiones pueden hacerse algo largos y pueden cortar el ritmo de un juego que vive de ello, al tratarse de una experiencia que difícilmente llegará a las 2 horas.

 

Como conclusión, poco que decir que no se haya comentado en los análisis del resto de versiones; el buen hacer de esta experiencia que nos hace sumergirnos en un barco mientras se hunde sigue estando ahí, pero también el hecho de que, debido a su corta duración, puede dejar una ligera sensación de encontrarnos ante un título que se encuentra a medio camino entre la prueba de concepto y el juego completo, por lo que sin duda esperamos ver todo lo aprendido en un próximo y más ambicioso juego de Archiact.

VRGameCritic

+ Movimiento de natación/buceo muy natural

+ Ratio calidad/precio/duración correcto

+ Apartado audiovisual notable

- Sigue dejando con ganas de más

- Puede llegar a marear (si se es muy sensible)

- En inglés

7,5 "Muy bueno"

FREEDIVER: Triton Down (Quest)

7.5

Lanzamiento / Febrero 25, 2020

Nota de los usuarios

8

FREEDIVER: Triton Down (PlayStation 4)

7.5

Lanzamiento / Marzo 3, 2020

Vive en primera persona el hundimiento de un barco de investigación, y lucha por sobrevivir mientras el agua engulle el barco. Métete en la piel del buceador libre de categoría mundial, Ren Tanaka, ...

Nota de los usuarios

?