Skyrim VR: IMPRESIONES

Jamás pensaba que volvería a jugar a un juego que me tuvo cautivo y raptado durante meses. Con mis casas, mi caballo, mis magias, mis gritos, mi mujer y ese cuerpo serrano que hacia posible que reventase a un dragón de un solo mazazo (o casi). Con todos ustedes 'Skyrim VR', exclusivo para Playstation VR.

17 NOV 2017  17:35

ddbspawn

91 comentarios

Skyrim VR: IMPRESIONES

Fus Ro Dah

Al igual que este conocido grito del juego, 'The Elder Scrolls: Skyrim' ha demostrado, 6 años después que posee una "fuerza implacable" (para los que no conozcan el juego, Fus Ro Dah significa fuerza implacable, una palabra que lanzamos como un grito de magia solida y mortal).

 

 

Y es que sin esta fuerza, uno no entendería como un juego de hace seis años sigue estando más vivo que nunca. Gracias no solo a las continuas actualizaciones, DLCs o MODs (algunos loquísimos), sino a su salida ahora en la Nintendo Swith o sobre todo y ante todo (y por eso estamos aquí), en PSVR, su versión de Realidad Virtual.

 

Reconozco que algo de nervios tenía al ponerme el visor de realidad vitual de Sony. Primero, por que ‘Skyrim' puede considerarse mi videojuego favorito de todos los tiempos. Aquel que hizo tanto por mi afición a los videojuegos y en especial, por los densos e inabarcables RPGs.

 

Tampoco ha ayudado leer primeras impresiones que no dejaba bien parada esta revisión en VR.

 

Seamos francos, la tarea de los chicos de Bethesda a la hora de pasar este monumental videojuego, era propia ya no de los gigantes de Skyrim, sino mas bien de los antiguos enanos, aquellos que vieron desaparecer poco a poco su esplendor. ¿Pasaría lo mismo con 'Skyrim VR'?¿Perdería su imparable fuerza en esta versión virtual?

 

Vamos a verlo sin más dilación.

¿Le cortamos la cabeza?

Aquellos que ya habéis jugado a esta obra maestra, sabéis que en su comienzo vuestro personaje es trasladado, como prisionero, a un castillo. Y ya sabéis lo que quieren hacer con vosotros allí. Vais por un camino, donde la carretilla en la que estas sentado no tiene techo y puedes ver un paraje lleno de arboles frondosos que te lleva hasta una fortaleza donde la piedra invade tu visual.

 

Bien, el juego no es nada bonito. Si, se notan los 6 años en los que fue lanzado, pero lo peor no es eso. Y aquí encontramos el primer y mayor problema de ‘Skyrim VR’. Una campaña de marketing brutal, donde una compañía compra a golpe de talonario un juego, mítico, para dar mayor dimensión a la rama de realidad virtual que está creando. Es una estrategia y decisión no solo loable sino a aplaudir.

 

El problema está en que la plataforma de la compañía, la que tiene que echar a andar o funcionar este nuevo y vital producto para que esa nueva rama comercial sea una realidad, no está a la altura.

 

Si, Sony, ha apostado fuertemente por la VR. Se nota y mucho la inversión por esta nueva rama comercial. Y se nota aun más con un exclusivo como 'Skyrim VR'. Un golpe demoledor sobre la mesa. Uno de los mejores videojuegos de la historia de los videojuegos en su versión VR y exclusivo de Sony. Si quieres jugarlo, tendrás que comprarte una PS4 y unas PSVR si aún no la tienes. Y hay gente que lo va a hacer. Os lo aseguro.

 

Pero PS4 no está al nivel para mover un juego de estas dimensiones en VR. Simple y llanamente.

 

 

Para poder hacerlo fluidamente y que el jugador no eche la comida de la primera comunión por el camino a Carrera Blanca, los gráficos han recibido un recorte muy considerable. No hay anti-alasing o al menos da esa sensación. Jugando con una PS4 Pro, el juego se ve francamente mal. Me gustaría decir lo contrario, pero la definición brilla por su ausencia, y ya no digamos en la visión lejana. Objetos cercanos también evidencian este problema. No tanto los menús, pero el resto, todo lo demás, está demasiado borroso.

 

Si esto pasa con una PS4 Pro, que según decían sus desarrolladores (y nos hicimos eco aquí), iba a recibir supersampling, no quiero ni imaginarme como se verá en una PS4 normal. Ignoro si esa mejora está ya disponible de salida o es una actualización que recibirán las Pro en un futuro. Pero a día de hoy el juego no luce bien. Sobre todo en escenarios abiertos. De noche o en interiores, las magníficas mazmorras del juego, este problema es menos apreciable y podemos jugar olvidando un tanto ese claro problema.

 

Podríamos pensar que es cosa del juego, una mala implementación técnica. Hay otros juegos de PSVR que se ven muy bien. Solo hay que pensar en 'Resident Evil 7', posiblemente el top a nivel visual de la actualidad a nivel de RV. Pero pensad en su extensión, en su contenido. Podríamos hablar de que es una milésima parte del contenido que nos ofrece ‘Skyrim VR’ (que además incluye sus tres expansiones). Es como intentar meter un universo en una cajita de zapatos. Los ventiladores de la PS4 Pro lo atestiguan.

No se vayan todavía, por que Skyrim es mucho Skyrim

Después de leer lo anterior, te preguntaras si ha merecido la pena este salto de ‘Skyrim’ a la realidad virtual. Tal vez lo mejor hubiese sido dejarlo como estaba. O mejor aun, esperar a que la tecnología estuviese lo suficientemente desarrollada para poder aplicar esta versión de VR de una manera más contundente y efectiva.

 

Bueno, una vez que empiezas a tomar las riendas del personaje y tener libertad total, querido lector, uno olvida todo problema gráfico (que sigue estando, no se ha ido de parranda, por más que lo deseáramos), y queda claro porque estamos ante, repito, uno de los mejores videojuegos de la historia. ‘Skyrim’ es una obra maestra, con sus problemas, sin duda, y con sus cosas mejorables. Claro.

Pero el solo hecho de sentirse dueño de nuestros propios pasos, en un mundo como el de Elder Scrolls, y escuchar las primeras notas de la magistral música de Jeremy Soule, y dragones, si, dragones, y esos gritos que lanzamos sobrenaturalmente por nuestra boca, porque por nuestras venas corre sangre de dragón, repito, ¡Dragones! Solo por todo lo anterior ya merece la pena volver a ‘Skyrim’.

 

Pero si bien es cierto que técnicamente el título se ha dejado muchas cosas por el camino (repito, muchos escenarios podrían ser mucho mas arrebatadores si hubiese un mejor supersampling), la implementación que ha llevado a cabo Bethesda y Escalation Studios, con las herramientas de las que disponían (recordad, una PS4 y como mucho sus Moves, esos dispositivos a los que Sony les ha dado una nueva vida con sus PSVR) es simplemente de 10.

 

Una de mis primeras dudas era saber como demonios iban a implementar toda la vasta información de la que disponemos en el juego, con el Dualshock 4 o con dos Moves. Y os aseguro que todo, desde su robusto y amplio inventario, las magias, las armas, los arcos, las misiones, el mapa... todo, esta planteado para que nos sea intuitivo y fácil de acceder y utilizar. Incluso con los Moves, que aquí adquieren un salto de calidad y un paso intermedio entre lo que ofrece la realidad virtual de Sony y la realidad virtual de Oculus o Vive con sus posicionamientos.

 

 

Solo he encontrado ligeros fallos de tracking en algún Move, principalmente al utilizar los arcos. Algo que también ha dependido de su carga, que el juego se la bebe a un ritmo endiablado, pues no paramos de hacer uso de ellos.

 

La locomoción es una maravilla. O bien tiramos del movimiento libre, que es suave y nada agresivo, o de la teleportación, que es posiblemente la mejor que he disfrutado en un juego de VR, gracias a ese paso intermedio entre la teleportación estandarizada que hemos tenido en otros juegos y el movimiento libre. Una verdadera gozada que hará que aquellos que se sienten mareados con el movimiento libre puedan tener una experiencia prácticamente similar pero sin exponerse tanto a aquello que les afecta.

 

Mención aparte en la locomoción tiene el desplazamiento con caballo, que es una maravilla. Tal vez un poquito lento y sin posibilidad de aumentar la velocidad si hostigamos al caballo. No hay dicha opción y mucho me temo que no esta incorporada para no producir ningún tipo de mareo en el jugador, toda vez que el movimiento a caballo es libre, sí o sí, algo que me ha parecido muy acertado.

 

También hay que destacar el movimiento bajo el agua. Se puede producir por teleportación cuando flotemos, si es nuestro sistema habitual de movimiento. Pero con una salvedad. Podremos mover los Moves hacia arriba para hacer el efecto de que buceamos. Muy curioso.

 

Magnífica es la facilidad con la que podemos interactuar con el entorno, personaje, inspeccionar cofres, utilizar ganzúas,... todo lo que hacíamos en ‘Skyrim' lo podemos hacer en esta versión de RV.

 

Otra maravilla es el mapa, visto en relieve, mucho más claro e informativo que en su versión no virtual, para poder llegar a determinados puntos de interés.

 

Ahora bien, algo de lo que no estoy del todo convencido y no se hasta que punto es un fallo o algo mejorable, es que en la mayoría de los combates no seremos muy conscientes de la vida que nos queda. Estaremos enfocados en el enemigo y el HUD, aunque bien posicionado, muchas veces se nos quedará ladeado y fuera de nuestra visión. A veces salta en nuestro foco de visión cuando nos queda poca vida, o se paraliza la acción con un mensaje donde nos dice que sería aconsejable tomarse algún frasco de vida.

Luchar contra tus fobias

Llegado a este punto, después de haber probado todas las mecánicas, de luchar contra un dragón y poder lanzar gritos, puedo decir que, a pesar del aspecto visual, donde es más que evidente que todo lo que nos rodea está borroso o MUY borroso, que ’Skyrim VR’ es un MUST HAVE.

 

Primero porque me ha despertado ese bichito dormido que tenía en mi interior. Ése que me hizo jugar este juego durante centenares de horas. Porque además es idóneo para luchar contra nuestras fobias. Si odias las ratas como yo, las primeras misiones del juego os darán combustible para sudar más de la cuenta. Pero si sufres de aracnofobia, lo siento querido amigo, porque vas a tener una misión más complicada que la de exterminar de dragones toda Skyrim.

 

 

Si ya de por si el juego absorbió nuestras vidas hace seis años, como si literalmente viviéramos en Skyrim, imaginaros ahora en VR. Decid adiós a vuestras vidas. Ready Player One. Comida en una pajita.

 

Y claro, están los dragones. ¿He dicho que hay dragones en el juego? Si, maravillosos, majestuosos, y grandiosos dragones que se postrarán ante nosotros y nos harán ver lo pequeñísimos y débiles que somos. Luchar contra las fobias y una cura de humildad. Pocas aficiones dan tanto por tan poco.

 

Señoras y señores, ‘Skyrim’ ha vuelto, larga vida a ‘Skyrim'.

Comentarios (91)

Enlace al foro
  • Mi hermano y yo estamos jugando la edición especial con las mejoras gráficas y el perfil genérico de tridef y moonligth, móviles QHD RGB y visores modificados y volver a jugar a skyrim en Vr es una auténtica gozada y te quedas pasmado de cómo luce todo a escala y en 3d, es una experiencia increíble.
    0 0