Kayak VR: Mirage - ANÁLISIS

19 JUL 2022  18:30

ray_manta

27

Kayak VR: Mirage - ANÁLISIS

Olvidaos de instalar una baca en el techo del coche, de conseguir licencia de remo, permiso de la Confederación Hidrográfica para navegar por ríos y pantanos o de alquilar una piragua o canoa en vacaciones. La experiencia más realista de kayak se vive en VR.

Espejismo asombroso

Cuando en febrero descubrimos Kayak VR Mirage a través de sus vídeos de presentación, su calidad visual era tan superior a lo que estamos acostumbrados a ver en realidad virtual que no nos lo podíamos creer del todo. Y cuando pudimos probar su demo, el asombro creció aún más en intensidad, pues pese a algunos defectos en las físicas, navegar en kayak se sentía increíblemente realista.

 

Después llegaron una serie de aplazamientos, y una colección de vídeos con nuevos escenarios que nos volvían a dejar con la boca abierta. Finalmente, este simulador se ha lanzado en la época del año en que más nos apetece ir a un río, mar, lago o pantano a remar y menos ponernos un visor en la cabeza o hacer ejercicio dentro de casa. Sin embargo, yo no podía esperar a volver a sentarme en esa embarcación y flotar sobre la superficie de agua más realista que jamás he visto en un videojuego, VR o no. He cogido el remo y este es mi viaje, una experiencia que hace honor al nombre del estudio que la ha desarrollado durante más de dos años: Better Than Life.

 

Incluso mejor que la realidad

Mejor que vida real es una expresión exagerada, seguramente, pero quiero dejar claro que Kayak VR Mirage ha cumplido las expectativas que había depositado en este título, con unos nuevos escenarios espectacularmente fieles en su representación gráfica, y con unas físicas que rozan la perfección, aunque alguna vez nos puedan fallar, pero no estoy seguro de si por culpa de la tecnología o de mi habilidad con los remos.

 

No es un título arcade, es un simulador de navegación en kayak, por lo que a la hora de juzgarlo hay que tener en cuenta que yo no soy ni Saúl Craviotto, ni Marcus Cooper, ni Cristian Toro. Y no lo digo por no ser digno de ser portada de Men's Health, sino porque mi conocimiento de las técnicas del piragüismo, de usar una canoa o de navegar en cualquier tipo de embarcación ligera es muy superficial. Tengo un kayak de dos plazas, eso sí, pero lo he usado menos de lo que me gustaría. Creo que le metí más horas al Phantom: Covert Ops que lo que haya podido remar con lo que tengo en el trastero del garaje acumulando polvo.

 

Apartado Audiovisual

El grado de belleza y realismo que desprende este título es enorme, pero también dependerá de vuestro equipo. Como requisito mínimo en cuanto a gráfica se indica que es necesario tener Nvidia 1070 o AMD 5700XT, aunque lo recomendable es una RTX 2080 o similar. Mi PC lleva una RTX 3080, así que lo he podido jugar con las opciones gráficas al máximo de manera absolutamente fluida.

 

Sin embargo, no me he librado de algunos problemillas, como alguna textura lejana que no se cargaba hasta acercarme, y en algunas ocasiones los ventiladores de mi equipo han tenido que trabajar duro para refrescar el ambiente. Aunque claro, hay que tener en cuanta que he jugado en plena ola de calor, con casi 40º en el exterior de mi casa, sin aire acondicionado en el interior y en calidad máxima.

 

Podemos escoger resolución general,y varios parámetros, entre 5 categorías: baja, media, alta, épica y cinemática. También podemos mejorar rendimiento activando las tecnologías DLSS de Nvidia o FidelityFX de AMD.

 

Algunos escenarios y circunstancias son más exigentes que otros. Ningún problema en la piscina, un pequeño entorno de interior que sirve como menú inicial o zona de entrenamiento, y tampoco navegando por el Polo Norte. Sin embargo, a algunas palmeras en el paisaje tropical les daba por aparecer a destiempo, y cuando he navegado por los fiordos nórdicos en plena tormenta, he pasado más miedo notando cómo sufría mi PC que por los relámpagos, rayos y truenos de la tempestad. Ya sabemos que la VR es muy exigente, no parece que el juego esté mal optimizado.

 

El realismo de la representación del agua es gran parte el responsable de que nos creamos que estamos remando en ríos o mares de verdad. Se produce una ilusión casi hipnótica al mirar como fluye, como se mueve a nuestro lado, ver nadar peces sobre los que parece que también influyen las corrientes es, de tan real, casi increíblemente mágico, tan relajante como mirar las olas rompiéndose contra la orilla de la playa al atardecer.

 

 

No todo es perfecto, algunos reflejos en el agua me han parecido fuera de sitio, por ejemplo, y me da la sensación de que las salpicaduras del agua se ven un poco pixeladas. Detalles que, cuando se me pase la fase de enamoramiento, quizá me resulten insoportables, pero ahora me parecen nimios.

 

El sonido no es un apartado en el que Kayak VR Mirage pueda brillar, pero en su medida, está a la misma altura que la parte visual. Los efectos de audio posicional 3D y su utilización se emplean con criterio: sonidos del remo golpeando distintas superficies o al meterlo en el agua, cantos de pájaros, truenos, caída de bloques de hielo, etc. La música cumple su papel relajante cuando navegamos en modo no competitivo y en los momentos de transición. La canción que escuchamos en el menú inicial es muy agradable.

Paisajes fluviales y marinos

Empezamos en una enorme piscina interior, desde donde podremos escoger opciones, viajar a otros escenarios o empezar a remar ahí mismo, probar a golpear el flotador con forma de flamenco de rosa intenso o una pelota de playa. Un aperitivo antes de adentrarnos en uno de los únicos cuatro paisajes disponibles, un número algo escaso que esperemos que crezca mediante actualizaciones gratuitas, o en el "peor" de los casos, DLCs de pago. Nada ha dicho el estudio al respecto.

 

- Papagayo (Costa Rica): navega por la costa tropical del mar Caribe de día o de noche.

- Cierva Cove (Antártico): rema entre bloques de hielo en la puesta de sol o contemplando las auroras boreales en plena noche.

- Bjørnøya (Noruega): se puede escoger navegar de día, de noche o en mitad de una oscura tormenta.

- Kings Kanyon (Australia): recorre un cañón a pleno sol o en el frescor de la noche.

 

Modos de juego

Uno de los aspectos en el que este juego tiene margen de mejora es su modo carrera, básicamente porque no es un multijugador online, sino asíncrono. Nos retamos a nosotros mismos, intentando superar nuestra propia puntuación, o competimos contra los "fantasmas" de nuestros amigos o jugadores controlados por la IA, intentando superar los tiempos de los demás, pero sin remar realmente contra ellos a la vez en el mismo paisaje.

 

Sin duda esta modalidad es desafiante si uno tiene espíritu competitivo, puede servir para mejorar nuestra forma física, y si como yo habéis metido el kayak en la habitación y acoplado los mandos del visor a un remo, para montar un buen espectáculo en casa, un circo no exento de peligro. Ni que decir tiene que Kayak VR Mirage exige tener cierto espacio a nuestro alrededor, una zona de seguridad que llegue hasta donde lo hagan nuestros brazos.

 

Las circunstancias no me han hecho dedicar mucho tiempo a competir (en plena segunda ola de calor extremo en España), así que me he centrado en el modo libre vagar, que además es el que practico (poco) en la vida real. Navegar tranquilamente por los diferentes paisajes, convalida unas vacaciones. Olvídate de pasaportes, cargar el coche, facturar el kayak o de maletas perdidas en aeropuertos. Ser un lobo de mar solitario y surcar las cristalinas aguas tranquilamente, viendo volar aves, nadar a los peces, perezosas tortugas o pingüinos sobre un acantilado de hielo es toda una experiencia en la que el reloj se detiene.

 

 

La duración de este simulador de navegación no es algo objetivo. Habrá quien visite los cuatro escenarios en una hora, diga "pues qué bonito es todo", y no le saque más partido a este título. Otros quizá se piquen en el modo competitivo y lo utilicen como su nueva aplicación de fitness virtual favorita durante semanas o meses.

 

También hay algo de exploración extra, con objetivo "ocultos" en cada mapa, y una tienda donde se pueden desbloquear y adquirir (con moneda del juego) diferentes modelos de kayak, guantes, gorras y objetos que añadir a la piscina.

 

En mi caso, he disfrutado de al menos una hora navegando en cada escenario, y sé que es una experiencia que voy a repetir, y que voy a enseñar a las visitas. Kayak VR Mirage es ya uno de los títulos "tranquilos" que usaré para evangelizar en VR, al que sé que le voy a sacar horas y horas de rendimiento, como a The Blu, por ejemplo.

Físicas y mecánicas VR

El control del kayak se hace con un solo remo, y no tiene ningún misterio, es ponerse a remar como lo harías en la vida real, absolutamente intuitivo... si es que hemos remado alguna vez. No hay que bracear a lo loco, es importante introducir la pala en el agua en el ángulo adecuado y saber llevar el ritmo, alternar remadas más profundas con otras más superficiales, aprender a girar, etc.

 

 

Hay colisiones contra rocas y bordes, que funcionan mejor que en la demo, aunque a veces cuesta alejarnos de una orilla usando el remo para empujar. En algunos momentos, quizá no tanto por falta de precisión del juego (o sí) sino por no calcular nosotros las medidas reales de la pala, nos podemos liar para salir de una situación comprometida, especialmente en el modo competición contra el crono. Y eso puede provocar riesgo de cinetosis. Las molestias pueden aparecer también cuando las aguas se ponen un poquito "bravas" en la tormenta de los fiordos nórdicos.

 

Quizá si sois muy sensibles a los mareos o no tenéis experiencia de verdad remando sea una buena idea jugar con el mango de una escoba, palo selfie o similar para que haya menos desconexión entre lo virtual y lo real. Además, en el menú de opciones hay varias para ajustar la comodidad y evitar problemas, sacrificando algo de realismo. En cuanto físicas y mecánicas VR, a este título se le puede poner un notable alto.

 

Otro punto a favor es el menú de opciones, muy completo y en español, con alguna licencia poética (llamar "libre vagar" al modo paseo, y un fallo más ridículo que grave: traducir arcade por "arcada" en los ajustes de navegación del kayak).

Conclusión

Better than Life ha hecho un trabajo excelente, un simulador de kayak que enamora a primera vista y que va más allá de un envoltorio bonito. Es difícil sacarle algún defecto a esta propuesta, que podría llegar con más contenido, sin duda, o con un modo multijugador completo y en tiempo real. Posibilidades de crecimiento, muchas, pero lo que nos ofrece lo hace tan bien que se merece el (casi) sobresaliente, y más por estrenarse en español y hasta ocho idiomas más.

VRGameCritic

+ Gráficamente espectacular

+ Buenas físicas

+ Agua absolutamente realista

+ Audio a la altura de su parte visual

- Solo 4 escenarios

- Sin multijugador en tiempo real

- Cielos no tan realistas como el resto

8,5 "Muy bueno"

Kayak VR: Mirage (PC)

8.5

Lanzamiento / Julio 12, 2022

Kayak VR: Mirage es un viaje hermoso y emocionante a través de hermosos lugares, que está hecho para la realidad virtual. Maneja el kayak con precisión física a través del recorrido y corónate como ...

Nota de los usuarios

9