Sam & Max: This Time It's Virtual - ANÁLISIS

8 JUL 2021  15:00

marianoman

6

Sam & Max: This Time It's Virtual - ANÁLISIS

Conviértete en un investigador/policía privado sumándote al equipo de Sam & Max para desentramar esta disparatada y entretenida aventura. Disponible para Quest.

Delirios, chistes y situaciones alocadas traídas desde el 2D

A más de una década de Sam & Max The Devil’s Playhouse, la última aventura de la saga y que allá por la década de los 90 el dúo tuviera su mayor esplendor, tenemos la posibilidad a partir de hoy (8 de julio de 2021) de disfrutarlo en exclusiva sobre ambos visores de la plataforma Oculus Quest de la mano de la desarrolladora Happy Giant. El juego llegará también a PC y PlayStation VR.

 

 

Es muy probable que muchos de los que esperaban con ansias el título hayan jugado a sus anteriores aventuras de PC con monitor y tengan sus dudas sobre la implementación en esta nueva plataforma inmersiva. Todos aquellos jugadores mas "viejunos", en alguna oportunidad de nuestras vidas hemos jugado títulos clásicos de “Point and Click” como los tan recordados Maniac Mansion, Full Throttle o Monkey Island. Debido a esto no podemos dejar de comentar que en el proyecto de Sam & Max están implicados Steve Purcell, el creador de los cómics originales, y algunos de los veteranos de LucasArts, lo que hace aún mas atractivo probar el título.

 

Pues bien, tras esta pequeña intro, vamos entonces ya a por el análisis.

Policías independientes

Poco después de descargar los 1,2 GB que ocupa en la memoria de almacenamiento de nuestro Quest nos introducimos en el loco mundo de Sam & Max. En esta historia nos convertiremos en un aspirante a policía independiente que quiere trabajar junto a Sam y Max, un perro detective que oficia del personaje más cuerdo del dúo, pero no el menos delirante, y un alocado conejo amante de la violencia y digno de haber tomado cualquier cantidad de estupefacientes.

 

Para poder pertenecer a la escuadra deberemos superar una serie de pruebas y ayudarles a resolver algunos casos mientras se desarrolla el guion, que no llegaremos a desvelar hasta el final del juego.

 

 

En primera instancia y para introducir al jugador muy novato, las primeras tareas las oficiaremos en el despacho de Sam & Max, siendo este una copia fiel en RV para aquellos que conocen la saga, por lo que se agradece este gran guiño, como tantos otros que encontraremos a lo largo de la aventura. En estas primeras y por lo demás sencillas tareas nos encargaremos, por ejemplo, de hacer el café a Sam, cocinar en un microondas y lanzar un par de dardos, entre otro par más de actividades.

Elemental, mi querido Watson

Luego, para seguir avanzando en nuestro aprendizaje de esta ardua tarea de policía privado, Sam & Max nos llevarán a un antiguo parque de atracciones en el que ampliaremos todas nuestras habilidades.

Es aquí donde deberemos superar 9 pruebas, aunque esto seguirá siendo una especie de aprendizaje o minijuegos que luego utilizaremos sobre el desarrollo de la historia principal.

 

 

Se nos obligará entonces a superar diferentes circuitos de obstáculos y ejercicios de lanzamiento, bateo, trepada, disparos (lanzacohetes, pistolas, revolver, armas láser), desarme de bombas, entre tantos otros muy variados. En cada una de estas pruebas se nos evaluará con letras que irán desde "A" como mejor puntuación hasta la "F" como la peor, teniendo la posibilidad de volver a repetirlas la cantidad de veces que uno quiera aportando entonces un cierto factor de rejugabilidad. Entre tanto, y linealmente, se irán desarrollando los diálogos que conformarán la historia hasta el final de juego.

 

Así pues, para recorrer la totalidad de la propuesta deberemos superar un total de 17 niveles y nos consumirá, de acuerdo con la habilidad de cada jugador, un tiempo aproximado de 5 a 7 horas navegando por variopintos escenarios y casi sin repetirse, con investigaciones y momentos de acción alternados.

 

A destacar un puñado de rompecabezas algo más difíciles que el promedio, que me mantuvieron atascado unos cuantos minutos. Cuando nos atascamos en la resolución de algún puzle, será generalmente Max con algún alocado comentario el que nos dé alguna pista indirecta para solventar la situación.

 

 

Hasta aquí el juego nos ofrece una variabilidad increíble, por lo que nos mantiene entretenidos en todo momento recordando incluso, para los más asiduos a la RV, mecánicas muy similares a las de por ejemplo Job Simulator o Surgeon Simulator.

No todo lo que brilla es oro

El problema se presenta cuando caes en la cuenta de que las físicas del juego son terribles y los objetos no se comportan de una forma mínimamente convincente cuando quieres lanzarlos o interactuar con ellos, sumando a esto imprecisiones de ciertas acciones y lo poco satisfactorias que resultan, dando como ejemplo una prueba de bateo en la que no podremos sostener el bate con ambas manos a la vez, o notar que prácticamente todos los objetos con los que podremos interactuar poseen el mismo peso (una pluma).

 

 

El título únicamente nos dejará interactuar con aquellos objetos y elementos que tengan una función concreta, por lo que todos los demás elementos extras, en la mayoría de los casos, quedarán inertes o podremos atravesarlos con las manos, rompiendo por completo la inmersión que es caracterizada exclusivamente por la realidad virtual, y en muchas ocasiones provocando frustración al jugador, lo que se traduce en un punto negativo.

 

Quizás pueda ser una excusa para guiarnos un poco y no dispersarnos o frustrarnos con la resolución de cada puzle, pero tal vez no sea la mejor manera de implementación considerando que estamos jugando en realidad virtual.

La comodidad lo es todo

El juego está catalogado en rango de comodidad "Moderado". Es importante tener en cuenta este detalle, ya que en algunos momentos particulares puede generar algún tipo de malestar o mareo para los mas sensibles. Por ejemplo, en alguna caída, al caminar por una cornisa o al desplazarse en coche con Sam & Max.

 

 

Entre las opciones de confort, esta propuesta nos ofrece la posibilidad en primera medida de jugar de pie o sentados, pasando por disponer la mano más hábil en lo que por defecto tomará la otra para colocarnos el reloj con el que podremos controlar el tiempo que nos lleva cada misión.

En cuanto al tipo de giro, tenemos posibilidad de seleccionar si es por grados o libre, al igual que el desplazamiento, teniendo opción de hacerlo mediante teletransporte o desplazamiento suave.

Para que no haya discriminación, también disponemos de selección de manos masculinas, femeninas o algo tan absurdo como la locura del juego mismo, manos de esqueleto. Por ultimo, la disponibilidad para activar o desactivar los subtítulos (en inglés), que creo indispensable tener siempre activados para los hispanoparlantes.

El ojo del investigador

Teniendo en cuenta que el análisis se hizo sobre un Quest 1, el desarrollo gráfico es aceptable, aunque esto no significa que sea lo mejor. Sin duda alguna, lo que más sobresale son los modelados de los dos protagonistas, sin embargo los escenarios no tienen prácticamente detalles, y en general se sufre de pop-in incluso en cortas distancias.

 

 

Dejando esos detalles de lado, y sabiendo que el fuerte de la propuesta no son los gráficos debido a sus modelados caricaturescos, no sobresale en este aspecto, pero cumple. Acompañando está la banda sonora que, sin ser mala, pasa desapercibida con unos efectos discretos, un gran doblaje en inglés y la música de fondo que cumple con lo justo, ciñéndose a los anteriores juegos sobre la plataforma 2D.

Una muy mala noticia es que, si bien el juego presenta la posibilidad de activar los subtítulos, lamentablemente los textos no poseen traducción al español, por lo que si no tienen un mínimo de conocimientos del idioma anglosajón te perderás la totalidad de la historia. De más está decir que, aunque controles un mínimo de inglés, si no lo dominas bien puedes perderte la mayoría de los chistes que le dan gracia, personalidad y esencia al juego.

Conclusión

Es indudable que Sam & Max: This Time It's Virtual será disfrutado mucho más por los seguidores de la saga. Aun así, esta propuesta se las apaña para seguir delirándonos con su retorcido sentido del humor, cumpliendo con la esencia y manteniendo una producción interesante, pero sin sobresalir con respecto a sus antecesores sobre pantalla plana. Consigue divertir y entretener, aunque hubiese sido de mucha ayuda hacer algunos ajustes para mejorar la calidad del producto general y explotar todas las bondades que ofrece la realidad virtual.

 

El juego ha sido analizado con Quest 1.

VRGameCritic

+ Historia sencilla pero bien llevada

+ El soporte del mundillo de Sam & Max

+ Chistes y guiños

+ Gran variedad de rompecabezas y pruebas

- Muy mala implementación de las físicas

- No hay traducción o doblaje al español

7,3 "Muy bueno"

Sam and Max: This Time It's Virtual! (Quest)

7.3

Lanzamiento / Julio 8, 2021

The upcoming VR action-adventure game features the bewilderingly durable comic book duo in either their fourth, seventh, or twentieth video game outing (depending on how you’re counting). After ...

Nota de los usuarios

?