Budget Cuts: ANÁLISIS PSVR

24 SEP 2020  15:00

Dark

2

Budget Cuts: ANÁLISIS PSVR

Tras más de dos años desde su lanzamiento original y con una secuela ya en el mercado, el juego de Neat Corporation llega, tras varios retrasos, a PlayStation VR para demostrar que sigue siendo uno de los mayores exponentes del sigilo.

Un humano entre robots

Una oficina blanca e impersonal con unos pequeños separadores limitando los puestos de trabajo, un trabajo rutinario acuñando documentos rodeado de compañeros robots, y parece llegar el momento de abandonarlo. El departamento de recursos humanos te necesita, a ti, el único humano de la planta que conserva su trabajo, a un lugar del que parece ser que nadie regresa o al menos no se conocen buenas nuevas.

 

 

Con un busca y una llamada de teléfono te das cuenta, gracias a Wilda, de que todo parece ser una trampa, quien a lo largo de la aventura nos indicará qué hacer para conseguir salir de allí con vida. Eso sí, el no ser visto por los robots que vigilan el edificio ya será cosa nuestra.

 

Con un sentido del humor muy característico y siempre presente, Budget Cuts es un juego de sigilo en el cual nuestras únicas armas para defendernos de los robots vigía serán unos abrecartas que encontraremos por el escenario. Objeto poco habitual pero sorprendentemente abundante en el edificio por algún error en el pedido de materiales.

Sin ser visto

Es curioso cómo un sistema de desplazamiento como el teletransporte se torna mecánica de juego de un modo tan inteligente: con una pistola apuntaremos al lugar del escenario al que nos queramos mover, pero antes de hacerlo se nos mostrará en una pequeña ventana lo que veremos si nos desplazamos hasta ahí, homenajeando claramente a nuestro querido Portal. Esto hace dotar de importancia al sigilo y la cautela para avanzar sin prisas, siempre atentos a nuestros alrededores.

 

 

Con una perspectiva en primera persona y con los PS Move representando cada una de nuestras manos, podemos alternar entre diferentes herramientas en cada una. Por un lado, la mencionada pistola de desplazamiento, por otro, una lupa para obtener pistas. Y por último, una herramienta de interacción para abrir puertas, cajones o recoger cualquier objeto que veamos por el escenario.

 

Ésta última nos será útil para guardar objetos en el inventario, ubicado en nuestras manos también y que abrimos con el botón move apareciendo una suerte de burbuja a la que arrastrar el objeto deseado para guardarlo.

 

 

Mecánicamente el sistema funciona francamente bien, ya que esa pequeña gestión de nuestras acciones propicia mucho el sigilo, el escondernos, esperar al momento oportuno para disparar a la siguiente esquina y ver qué hay… Es muy importante además el jugar de pie, ya que hay conductos de ventilación por los que solo podremos mirar si estamos agachados. Es ahí cuando bien podremos lanzar un abrecartas sobre un robot para intentar deshacernos de él, o simplemente aprendernos sus rutas de movimiento y pasar sin ser visto.

 

El diseño de los niveles hace que los podamos afrontar de diferentes formas y caminos, por lo que la estrategia de cada jugador, como suele ser habitual en el género, será diferente.

Funcionalmente vistoso

Gráficamente Budget Cuts, más allá de su estilo low poly en escenarios, nos quiere recordar a Mirror’s Edge con el uso de los tonos cromáticos, ya no solo por estilismo visual, si no también para darnos pistas de hacia dónde debemos ir a continuación.

 

 

Es así como muchas veces sabemos dónde buscar en una sala repleta de ordenadores, qué estancia es la siguiente a visitar porque es la única de color que tenemos a la vista, o incluso cuál es la zona de acción de los robots vigía por el color de sus baldosas.

 

Inconscientemente, esta decisión artística condiciona nuestro gameplay y hace que muchas veces, la duda de saber qué hacer se resuelve con estímulos visuales colocados de forma muy acertada. Además, el diseño de los robots, a pesar de contar con poca variedad, es bastante bueno y dan mayor personalidad a un producto que la intenta buscar en todo momento con sentido del humor que le rodea.

 

 

Es una lástima que los subtítulos se limiten solo a las llamadas telefónicas que nos dan las pistas para seguir adelante, ya que el resto de comentarios, conversaciones o megafonía se pierden completamente al no tener acompañamiento de texto.

 

Por suerte, el inglés es bastante claro y no es difícil de comprender, pero es cierto que algunas bromas pueden no entenderse. Incluso todas las notas que encontramos repartidas por los escenarios, sean pistas o simplemente documentos de texto, están en perfecto inglés. Un trabajo de traducción bastante pobre que hace perder a muchos usuarios parte del encanto y humor que transmite Budget Cuts.

Personalidad y exploración

Mención especial también se llevan las posibilidades de interacción en los niveles, como abrir cajones, recoger todo tipo de carpetas y material de oficina... que aunque no sirven de mucho en la práctica, permiten encontrar informes ocultos o abrecartas. Podría haber más recompensas en ese sentido, ya que es algo que al principio del juego parece más importante e interesante de lo que finalmente consigue aportar.

 

Tampoco ayuda estar investigando, ser detectado y eliminado por un robot para tener que reanudar la zona, a veces en puntos demasiado alejados, y tragar unos tiempos de carga algo pesados… para después tener que volver a investigar ese cajón donde había un arma para atacar a los enemigos. Aún con todo, se agradece tener la posibilidad de juguetear en los niveles a nuestro antojo.

Una partida más...

La versión para el visor de Sony incluye también el modo Arcade, una máquina recreativa donde nos enfrentaremos a una serie de retos en cinco niveles diseñados específicamente para él. En ellos debemos completar la tarea principal (como encontrar unas tarjetas) lo antes posible y, de paso, eliminar sin ser vistos a los guardias para obtener un extra de puntuación, ya que si nos detectan se nos restarán puntos.

 

Sin duda, un pequeño broche de oro que nos ayudará a perfeccionar nuestras habilidades otorgando cierto reto y rejugabilidad al título con varios niveles de dificultad y tabla de clasificación.

 

CONCLUSIÓN

Budget Cuts continúa siendo una referencia de lo que se puede hacer en la realidad virtual con pocos recursos y una buena dosis de ideas. Convierte el teletransporte en una mecánica de juego con sentido para un juego de sigilo, lo mezcla con un buen diseño de escenarios potenciado por su dirección artística y lo adereza con unas buenas dosis de humor.

 

El juego de Neat Corporation no está exento de limitaciones y carencias, pero han sabido ofrecer todo un ejemplo de cómo adaptar el sigilo a lo que ofrece la tecnología para la que está creado. Un producto redondo y recomendable que solo da pie a tener ganas de poder disfrutar también de su secuela en PSVR.

 

Análisis realizado en PlayStation 4 Pro.

VRGameCritic

+ Limitaciones de control adaptadas al diseño de juego.

+ Buen diseño de niveles integrado con el diseño visual.

+ La ambientación, con su sentido del humor.

+ Duración correcta de la historia, depende del estilo de juego puede ocupar entre 5 y 8 horas.

+ El modo arcade alarga su vida útil.

- El trabajo de traducción es bastante pobre.

- Escasa variedad de enemigos y escenarios.

- Tiempos de carga molestos en ocasiones.

- La libertad de interacción en los escenarios tiene poca recompensa, es más un adorno.

8 "Muy bueno"

Budget Cuts (PlayStation 4)

8

Lanzamiento / Septiembre 25, 2020

¡Budget Cuts es un juego de RV de sigilo en el que corres, te escabulles o apuñalas en tu camino a través de emocionantes combates aceitosos!¡Eres un empleado del mega conglomerado TransCorp que ...

Nota de los usuarios

?