ProTas VR: ANÁLISIS

29 ENE 2020  15:00

sellocpr

5

ProTas VR: ANÁLISIS

Convierte tu mando de movimiento en un controlador HOTAS gracias a este accesorio de la compañía ProTubeVR.

ProTube nos sorprende con este adaptador que convierte nuestro mando de movimiento en un HOTAS

Hoy os traemos un análisis un tanto especial, ya que vamos a hablaros de un accesorio que puede ser una muy buena solución para convertir nuestros mandos de movimiento en un controlador HOTAS, por lo que todos aquellos que no dispongan de un controlador de estas características podrán disfrutar de la misma sensación que tendríamos con estos particulares mandos pensados para simuladores de vuelo.

 

De la mano de la cada vez más afamada dentro de nuestros mundos virtuales ProTube VR, ya sabéis, la encargada de traernos los excelentes accesorios ProTube y ForceTube, que convierten nuestros mandos de movimiento en un preciso fusil de asalto y que nos ha dejado unas sensaciones inmejorables en juegos como Contractors, donde además podíamos incluso gozar de cierto Blowback con el accesorio adicional ForceTube, llega a nuestras manos su nuevo juguete: el ProTas VR, que quiere convertir nuestros mandos de movimiento en un preciso controlador HOTAS y que, según nos prometen, será una gran opción a tener en cuenta para todo aquel que no disponga de un mando Hotas en su poder. ¿Serán ciertas estas afirmaciones? Vamos a verlo.

 

ProTas VR se adapta a cualquier mando de movimiento con un adaptador específico.

Un HOTAS de serie B

La propuesta que desde ProTube VR nos quieren brindar para que nos decantemos por una solución más económica a un mando HOTAS dedicado. Sin duda entra por los ojos la primera vez que lo vemos, ya que de manera eficiente nos brindan un elaborado sistema de sujeción que se acopla perfectamente a nuestro mando de movimiento, convirtiendo al mismo en un accesorio con forma de joystick al más puro estilo HOTAS, que mediante una serie de potentes imanes hacen que podamos utilizar el mando de movimiento o el accesorio ProTas VR a nuestro antojo.

 

El sistema se compone de una base principal con un sutil stick flexible, que irá equipado con un imán en su parte superior donde acoplaremos el otro elemento que compone el sistema de acoplamiento, un accesorio especial que irá encajado a nuestro mando de movimiento y que gracias a otro imán insertado en su parte inferior, se unirá perfectamente a la base principal, ofreciéndonos una buena sensación en cuanto a las mecánicas de uso.

 

Por otro lado, los materiales elegidos nos dejan sensaciones contradictorias en este aspecto, ya que da la sensación que todo el accesorio ha sido diseñado y construido con los materiales propios de una impresora 3D, aunque por el momento no hemos notado que estos materiales característicos sufran con nuestras pruebas de rigor, donde destaca sobre manera el material flexible empleado para componer la parte del stick y que da la sensación de ser muy robusto. En cambio, los imanes de los que hacíamos mención hace unos instantes son de muy buena calidad, y hacen que se adhieran unos con otros de manera perfecta y fuerte, llegando incluso a dificultar en ocasiones separar ambos accesorios el uno del otro.

 

Para poder fijar nuestro ProTas VR a la superficie, encontramos dos correas que atraviesan la base del accesorio principal y que, una vez amarrado a la superficie donde dispongamos nuestro ProTas VR, descubrimos que quizá no sea la mejor solución, más allá de que encontramos unas buenas calidades en las correas de sujeción y que el accesorio se queda lo suficientemente fijo a la superficie como esperaríamos de un dispositivo de estas características. Pero como veremos más adelante, el accesorio cuenta con una serie de elementos que hacen que a la mínima de cambio se empiece a crear holgura entre la base del ProTas VR y la superficie.

 

Por otro lado, encontramos otra manera de fijar nuestro accesorio a la superficie que deseemos y que además creemos que es la mejor opción de las disponibles para tal caso, ya que la parte que compone la base del accesorio está dispuesta con un material adherente que se fija realmente bien a la superficie. Eso sí, deberás de tener muy claro dónde quieres anclar el accesorio, ya que es una tarea realmente difícil despegar el mismo de la superficie una vez lo tengamos fijado con este adhesivo que recorre toda la base de nuestro ProTas VR. Tenemos que tener en cuenta que, a medida que vayamos pegando y despegando el mismo de la superficie, irá perdiendo adherencia con cada uso, lo que nos deja bastante claro que está pensado para que se use una vez y que no se vuelva a despegar del sitio en mucho tiempo.

 

Detalle del imán coronando la pieza que compone la base.

Pocos usos para lo que promete

Lo cierto es que, a medida que hemos ido probando este particular accesorio, hemos ido teniendo claro que es un elemento pensado para un tipo de juego en particular, como no podría ser de otro modo, pero que en plataformas como PSVR, que es donde hemos realizado nuestras pruebas de rigor, solo es compatible con No Man's Sky, siendo imposible jugar en otro tipo de juego del género dada la incompatibilidad de nuestros mandos Move a la hora de agarrar las palancas de control en juegos como Eve Valkyrie o Ace Combat 7, por poner algún ejemplo. Algo parecido podemos encontrar en las diferentes versiones de PC, donde quizá encontramos un uso un poco más amplio que en el catálogo virtual de Sony, pero que igualmente no transforma nuestro mando de movimiento en ese HOTAS que esperamos en la mayoría de juegos que lo demanden.

 

Sin duda en la versión para PlayStation de este ProTas VR, se ha tenido en mente exclusivamente el título No Man's Sky, donde para un servidor y para cualquier fanático del juego, es un gran añadido a la inmersión que nos propone el título en líneas generales. Una vez tengamos el accesorio en el lugar exacto donde coincida con nuestro timón de mando en el metaverso, la diversión pilotando nuestra nave se multiplica exponencialmente.

 

La pieza que se adapta a nuestro mando de movimiento encaja a la perfección.

Funcionalidad

Lo que buscamos cuando utilizamos este tipo de accesorio es sin lugar a dudas su funcionalidad, y en honor a la verdad, debemos decir que en esta ocasión es lo suficientemente cuestionable como para que no lo hayamos dado un uso excesivo más allá del dedicado a realizar las pruebas correspondientes a la hora de realizar esta review, ya que encontramos varios puntos que tiran para atrás a la hora de buscar ese grado de funcionalidad que demandamos en este tipo de accesorios.

 

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que, aunque encontramos un adaptador que encaja a la perfección en nuestro mando de movimiento y que será el nexo de unión mediante el potente imán que dispone el accesorio entre nuestro mando de movimiento y la base del ProTas VR, lo cierto es que una vez tengamos fijado el adaptador a nuestro mando, la sensación de tener un elemento poco ergonómico y aparatoso en nuestra mano no desaparecerá en ningún momento, siendo quizás un elemento que ya de por sí nos saque algo de la inmersión que le presuponemos al accesorio en sí, dado que estamos demasiado pendientes de lo incómodo que resulta portarlo en nuestra mano.

 

Otro de los factores que no nos termina de gustar es sin duda el potente imán que acompaña al accesorio y que ayuda a fijar los diferentes elementos que lo componen, dado que si en un primer momento el feedback a la hora de acoplar el adaptador con nuestro mando de movimiento a la base principal del accesorio es muy buena en líneas generales, no podemos decir lo mismo a la hora de desacoplar ambos componentes el uno del otro y, como bien sabéis, en juegos como No Man's Sky es un movimiento crucial para dejar de pilotar nuestra nave e interactuar con diferentes objetos, como la compuerta de nuestra aeronave o los diferentes menús de nuestra muñeca, ya que, al ser tan potente, no es tarea fácil pero sobre todo cómoda el desacoplar un elemento de otro.

 

Por otro lado, tenemos que tener en cuenta que estamos ante un dispositivo pensado para fijarse a los reposabrazos de nuestra silla gaming o en una superficie que quede a la misma altura. De no estar fijado en esa posición y en esa altura, no coincidirá con nuestro mando de control dentro del metaverso de nuestro juego, por lo que tendrás que tener en cuenta estos factores si quieres adquirir este accesorio y que de verdad le puedas sacar partido.

 

El adhesivo que recorre toda la base es realmente potente.

CONCLUSIÓN

Sin duda estamos ante una solución que en un primer momento puede parecer la idónea para todo aquel que no disponga de un mando HOTAS y que a su vez quiera sacarle partido a sus mandos de movimiento con un accesorio de estas características, pero lo cierto es que tendrás que tener en cuenta todos los factores a los que hemos hecho mención en el análisis para que en realidad puedas sacarle el partido que se le presupone en un principio, ya que no es todo lo funcional que esperamos y además está pensado única y exclusivamente para usarse en No Man's Sky si hablamos de PSVR, y en poco más en los visores de PC, por lo que si no eres un fan del juego, sin duda este accesorio no está pensado para ti. En cambio, puede suponer ese grado de inmersión extra para todo aquel que disfrute de los paseos espaciales dentro del universo de Sean Murray que es No Man's Sky.