EVE: Valkyrie - PSVR: ANÁLISIS

Aprovechamos la última batería de actualizaciones gratuitas y nos subimos a las naves de Eve: Valkyrie para atravesar cinturones de asteroides, agujeros de gusano y bases flotantes en busca del enemigo.

15 May 2017  18:05

gopozgon

14 comentarios

EVE: Valkyrie - PSVR: ANÁLISIS

La batalla de los clones

Pese a tratarse de un juego de lanzamiento, la constancia de la desarrolladora (CCP) con varias actualizaciones gratuitas nos empuja a realizar un análisis del que fue uno de los juegos más destacados de lanzamiento y que, gracias a estas actualizaciones, aún sigue manteniéndose en una posición de privilegio.

 

 

En solitario

Nos encontramos ante un juego principalmente multijugador, pero puesto que también tenemos modos offline como añadido, vamos a empezar por ahí.

 

Además de un modo entrenamiento para conocer las 3 distintas clases de nave disponibles, tenemos un modo recuerdos con 4 pequeñas misiones que pretenden introducirnos ligeramente en la historia de las Valkyrie, pero que realmente actúa más como banco de pruebas para hacernos con los mandos antes de lanzarnos al modo multijugador, lo que hace lamentar profundamente que sea un modo tan corto (en cosa de una hora podremos finalizarlo) por las grandes posibilidades que podrían tener un mayor número de misiones enlazadas con la profunda historia del universo EVE. Se nos vienen a la mente muchas posibilidades, como podrían ser más misiones con ataques a grandes bases enemigas, persecuciones a través de canales, misiones de escape en un tiempo determinado…

 

Además de estas dos opciones, tenemos un modo explorador, que es otra forma de llamar a un modo “paseo” por varios mapas en los que podemos buscar recuerdos, (pequeñas grabaciones) y un determinado número de objetos que no aportan prácticamente nada, a menos que queramos darnos un paseo relajante por el espacio. Por último, contamos con un modo supervivencia que, probablemente, sea al que más tiempo le podemos dedicar en solitario y que consta de varios escenarios en los que deberemos resistir el máximo número de oleadas de naves posible. 

Y ahora que ya sabemos de qué va esto...

Pasamos al modo multijugador, donde realmente está el núcleo del juego, y que será el modo que definitivamente nos hará disfrutar a fondo de la propuesta que nos ofrece EVE Valkyrie.

 

El juego está disponible en Vive, Oculus y PSVR, característica que en este caso es especialmente importante al disponer de “cross-platform” para jugar entre todos, independientemente de la plataforma que estén usando. Esto ayuda a mantener una comunidad más activa, que en el caso de juegos de realidad virtual, que aún no pueden gozar de una base instalada comparable a los grandes del género (COD, Fifa, Battlefield…) se convierte en algo especialmente útil.

 

 

Los modos de juego no son una revolución, como no lo son en casi ningún caso en juegos de batallas multijugador, pero no por ello son menos divertidos: tenemos 7 mapas en los que podemos elegir 3 modos de juego de 8 contra 8, además de la última variante añadida de los agujeros de gusano:

 

  • Duelo a muerte por equipos, que necesita más bien poca explicación.
  • Control. Recoge las mecánicas del clásico “captura la bandera” con la única variación lógica de que las zonas se capturarán con drones que desplegamos en las inmediaciones de la zona en cuestión.
  • Asalto al carguero es, a nuestro modo de ver, el más divertido y profundo, y en el que se dejan ver las batallas y momentos más épicos. Consiste en varias fases que pasan por capturar en un primer momento al menos 2 de las 3 zonas disponibles que aparecen en el mapa, lo que en caso de conseguirlo deshabilitará los escudos del carguero enemigo durante un tiempo y hará saltar las alarmas de la flota enemiga para que acudan a defenderlo. Por último, siempre que consigamos eliminar los nodos que liberan la posición del núcleo mientras los escudos estén deshabilitados, tendremos que destrozar el núcleo del carguero, al que tendremos que acceder a través del interior del mismo y atacarlo con todo lo que tengamos a mano.

 

  • Agujero de gusano es uno de los últimos añadidos del juego, y aunque no es un modo diferente propiamente dicho, consiste en modos de juego con similitudes a los anteriores, pero que varían cada fin de semana (solo se pueden jugar en esos momentos), añadiendo notables cambios sobre mapas conocidos, como pueden ser mapas repletos de minas, inclusión del fuego amigo, escudos deshabilitados, imposición de la nave con la que jugar… lo que aporta aire fresco cada semana. Si podemos ponerle una pega, es que no se trata de un modo permanente, aunque hay varias peticiones a CCP sobre esto, y teniendo en cuenta que demuestran escuchar a la comunidad, no es descartable en un futuro próximo. 

Además del clásico PvP, podremos jugar online en grupos de 8 contra equipos enemigos controlados por bots en todos los modos salvo agujero de gusano; por lo que en caso de que al principio nos asuste enfrentarnos a experimentados adversarios online, puede ser un apartado algo más accesible.

También tenemos la opción de montar escuadrones de hasta 5 jugadores con nuestros amigos, aunque en este caso deben ser de la misma plataforma, por lo que esta opción no se beneficia de la característica "cross-platform".

 

 

A medida que vamos ganando experiencia en el juego, podemos desbloquear más naves con pequeñas variaciones entre ellas, pero siempre enmarcadas dentro de las 3 clases existentes (ataque, pesada y apoyo) muy bien diferenciadas, potenciar algún aspecto concreto (velocidad, escudo..), así como liberar pinturas y pegatinas, a las que no vemos un gran sentido, tratándose de algo que difícilmente puedes lucir más allá de verlas en el hangar, ya que en la frenética batalla podemos asegurar que será muy difícil distinguir la pegatina que lleva pegada una nave enemiga e incluso el tipo de pintura que la adorna... aún así, siempre hay amantes de este tipo de personalización, así que bienvenida sea.

 

A diario se nos mostrarán desafios que se irán actualizando y podremos completar si ganamos un determinado número de batallas, eliminamos un número de naves determinado, destruimos un número de drones enemigos y otras muchas más opciones que se nos mostrarán cuando accedamos al modo online....

 

Por otra parte, el juego da la opción de comprar también con dinero real al más puro estilo free to play para avanzar más deprisa en el juego, y pese a que tratándose de un juego con precio completo no nos parece nada bien, realmente no es una opción intrusiva, y con no acceder a ella en los menús, será suficiente.

La inmensidad del espacio

Gráficamente, los escenarios están bien resueltos y destacan por encima de la media de PSVR, con notables efectos de luz reflejada en nuestra cabina, asteroides, basura espacial, bases flotantes espectaculares... lugares a través de los que es un placer volar, lo que no impide que en las distancias más alejadas perdamos resolución; aunque no es algo que nos haya molestado especialmente, ya que tenemos muchas cosas a las que atender en la batalla, muy por delante de fijarnos en pérdidas de resolución a lo lejos o ciertas cargas de texturas.

 

Exceptuando el último mapa añadido hace unas semanas sobre una base en la superficie, el resto están localizados en el espacio, entre asteroides, bases flotantes, cargueros… por lo que en estos últimos no hay gran variedad a nivel de jugabilidad, aunque sí visualmente.

 

El sonido en la batalla cumple, rodeándonos en todo momento de sonidos de naves, misiles, explosiones, acelerones de nuestra nave... Quizás no sea un apartado excelente, pero sí suficiente para mantener la inmersión intacta.

 

 

En cuanto al control, manejaremos la nave y dispararemos con el Dual Shock. Con nuestra cabeza, además de poder buscar la nave enemiga que trata de perdernos de vista y queremos convertir en nuestro objetivo (se puede marcar una nave como objetivo para no perderla de vista), podemos, en función del tipo de nave utilizada, utilizar nuestra vista para atacar de distintas formas.

Por poner un ejemplo, en la clase de ataque dispararemos la artillería básica hacia donde nos dirijamos y fijaremos el objetivo de los misiles guiados con nuestra vista. Todas estas opciones de control están muy bien implementadas, por lo que el control nos parece todo un acierto.

 

Hemos tenido ocasión de probar el control con el Hotas 4, lo que eleva al juego a un siguiente nivel, subiendo muchos enteros en inmersión y haciendo mucho más natural y disfrutable el control de la nave. Si hay que ponerse quisquilloso, estaría bien que las manos se movieran a la vez que movemos las nuestras como ocurre en Elite: Dangerous, pero evidentemente esto no afecta en nada al juego y no evita que esta sea la mejor forma de disfrutar del mismo.

 

En relación a la dificultad, al principio cuesta un poco hacernos con el control de la nave al vernos en la obligación de rotarla sobre nosotros mismos, rodear asteroides en la persecución del enemigo o la necesidad de zafarnos de algún misil fijado sobre nosotros, pero en poco tiempo esto no supondrá un gran problema y nos encontraremos disfrutando enormemente con cada eliminación que consigamos, ya que normalmente necesitaremos varios impactos para conseguirlo, lo que no es tarea fácil.

 

Esta cierta dificultad puede hacerse bastante cuesta arriba a los menos puestos en la materia y poco aficionados al género, principalmente en la persecución de las inquietas naves enemigas, por lo que entendemos que para este tipo de jugadores el juego podría hacerse pesado antes de adquirir la soltura necesaria para sentirnos útil en el campo de batalla. Pero si superamos el tiempo de adaptación mayor o menor según las habilidades de cada uno, es un placer formar parte de estos combates espaciales. 

¿Merece la pena?

Actualmente, nos parece una de las mejores (si no la mejor) opción disponible a día de hoy de la lista de juegos online disponible para PSVR. Si además somos amantes de juegos (o películas) de batallas espaciales, en este caso no hay apenas razones para no hacernos con una copia, ya que además de ser un buen juego, actualmente no es una temática que abunde en PSVR, más allá del ligeramente similar Starblood Arena.

 

En el lado negativo, principalmente está el hecho de que un juego con tantas posibilidades, tanto online como offline, nos haya dejado con la sensación de que se ha quedado a medio camino, principalmente en la escasa vertiente offline y ligeramente en la parte online, que podría ser más completa con algún otro modo que aporte más frescura; si bien es cierto que desde que se lanzó el juego junto al lanzamiento de Playstation VR, la desarrolladora no ha dejado de estar en contacto con la comunidad y añadir mejoras muy bienvenidas al juego online, por lo que si este soporte se mantiene, podemos esperar un juego aún mejor conforme avance el año con nuevos modos como los populares agujeros de gusano del fin de semana.

7,6 "Muy bueno"

+ Apartado técnico y artístico

+ Control

+ Modo online

- Escaso modo offline

- Variedad limitada

Comentarios (14)

Enlace al foro
  • Buena noticia! Seguiré por Valkyrie mientras espero versión PSVR
    0 0
  • Si,a Ps4 sabía que llegaría,lo que no sabía es que llegaba en un mes. De una forma u otra,esperare a ver si llega su compatibilidad PSVR y si no llega,probablemente se quede en la tienda
    0 0
  • Es una pena para la gente que nos gusta más jugar en modo "Offline", sea por no aguantar determinad@s tipej@s que no saben divertirse sin joder al personal, o por disfrutar de historias interesantes a nuestro ritmo. En fin, que quizás me lo compre cuando esté tirado de precio. El juego está muy bien hecho, pero para pagar una pasta por un modo en solitario tan corto... Además de que va contra mis principios pagarle a Sony por jugar online, con el poco uso que le doy :-(
    3 0