Death Lap: ANÁLISIS

17 DIC 2019  16:00

iagosotelo

6

Death Lap: ANÁLISIS

Ozwe Games, con el apoyo de Oculus Studios, nos trae este juego de carreras y combate entre vehículos. Disponible para Rift y Quest.

¿Twisted Metal VR?

Death Lap es el nuevo juego de los creadores de la saga de naves Anshar, que llega de forma exclusiva y con el apoyo de Oculus Studios a los visores gaming de Oculus: Rift y Quest. Su argumento gira en torno a que nuestro personaje ha sido capturado por un loco que nos obliga a participar en un programa de televisión en el que tendremos que correr y luchar contra otros personajes para ganar nuestra libertad. El título intenta al menos sumergirnos en esa atmósfera, aunque sinceramente no parece que llegue a conseguirlo del todo.

 

Modos de juego y mecánicas

Death Lap incorpora los siguientes modos de juego:

  • Tutorial: Incluye un tutorial básico y uno avanzado. En el básico nos enseñan los controles para acelerar, frenar y el manejo de la dirección del coche, y en el avanzado aprenderemos cómo derrapar, hacer acrobacias y utilizar armas especiales.
  • Un jugador: Carreras contra adversarios controlados por la IA. Existen 5 circuitos distintos.
  • Multijugador: Carreras online de 6 jugadores en los mismos circuitos que en el modo de un jugador. Incluye chat de voz y matchmaking con amigos.

En cuanto a los controles, aceleraremos con el gatillo del Touch izquierdo, y para girar el volante tenemos dos opciones de configuración, una más tradicional usando el stick del Touch izquierdo o una más VR en la que giramos el volante con un giro de muñeca con nuestro Touch izquierdo, mientras que con el derecho controlamos el arma principal de nuestro vehículo. Por comodidad, he acabado optando por el control más clásico, pues creo que no está bien resuelta del todo la mecánica de girar el volante con una sola mano en este juego, no llegando a ser algo cómodo.

 

 

Por defecto, la cámara se situará dentro del cockpit de nuestro vehículo, pero podemos cambiar a una vista en tercera persona. Para ello, durante la carrera tendremos que pulsar el botón Oculus del Touch derecho, lo que abrirá un menú con la opción de cambiar la cámara. Todo esto se hace sin pausar la partida, con lo que debido al ritmo frenético del juego creo que no es lo más adecuado, ya que debe hacerse rápido para no perder el ritmo de la carrera. Se podrían haber utilizado para cambiar de un modo de cámara a otros los botones de pulsación de los propios analógicos, ya que estos botones no se utilizan y hubiera evitado tener que lanzar ese menú flotante de cambio de cámara, o al menos eso creemos.

 

Relacionado con el tema de la cámara, y sobre todo con el confort y para evitar mareos, el juego ofrece 3 niveles de intensidad, tanto para la cámara en primera persona como para el modo en tercera persona. Lo que varía en cada uno de estos modos es el giro de la cámara con respecto al del coche. En el modo más suave, cuando giremos el coche tendremos que girar el cuerpo o la cabeza si queremos mantener la vista centrada con respecto al coche, mientras que en el intenso podemos jugar sin tener que girar el cuerpo, pero es más fácil que podamos marearnos.

 

Podremos elegir entre varios vehículos, la verdad que están bastante elaborados y además de la diferencia estética entre ellos, la diferencia principal radica en las armas de las que disponen. Todos tienen un arma principal y dos armas especiales. El arma principal varia entre ametralladoras pesadas, varios tipos distintos de lanzadores de misiles o incluso un arma láser. Como armas especiales tenemos trampas de aceite, barreras de fuego, cuchillas para dañar los vehículos de nuestros enemigos, etc. Como vemos, la variedad es bastante amplia.

 

Además de las armas, pulsando el botón A tendremos un impulso para correr más rápido por un tiempo limitado. Este turbo se gasta y se recarga cuando acertamos a un enemigo usando nuestras armas, así como cuando hacemos derrapes largos o acrobacias. También podemos recoger recargas de turbo completas durante la carrera y objetos que nos darán munición para nuestra arma principal y las armas especiales.

 

Ojalá los gráficos fueran como en esta imagen promocional.

Contenido, ¿dónde estás?

A pesar de la referencia a Twisted Metal que he hecho anteriormente, si enfrentamos Death Lap contra éste palidecería bastante. El objetivo es llegar el primero a la meta, lo que es lógico tratándose de un juego de carreras, pero nos deja la sensación de que no está bien equilibrado el combate con lo que es el propio transcurso de la carrera, premiándose excesivamente el uso de las armas en lugar de la habilidad en la conducción, el uso de derrapes o la toma de atajos. Las carreras constan de un total de 3 vueltas.

 

Como he comentado anteriormente, existen tan solo 5 circuitos para correr, que desbloquearemos rápidamente. Todos los vehículos están disponibles para seleccionar desde el inicio, no existe la posibilidad de "upgradearlos" ni sistema de progresión alguno. Esto reduce brutalmente la rejugabilidad del título, y creo que salvo que te guste mucho y saques partido de las carreras multijugador, es posible que no te lleve a echarle muchas horas.

 

Gráficos e idioma

A nivel técnico, la versión para el standalone de Oculus se ve al menos muy justita. Las texturas son planas, muy planas de hecho. Los circuitos son variados entre sí en cuánto a temática, pero se ven bastante vacíos. El juego tiene traducción al español tanto en voces como en textos, curiosamente, a pesar de que las voces del tutorial están en castellano, la presentación inicial de cada circuito está con voz en inglés y subtítulos en castellano. El resto del juego está traducido.

 

CONCLUSIÓN

Death Lap nos sabe un poco a oportunidad perdida, no abundan los juegos de conducción en Quest, pero aún así este no es especialmente recomendable salvo que te guste mucho este tipo de juego. Esto no significa que no disponga también de sus momentos buenos, pues recoger un turbo antes de una rampa y destrozar a un rival desde el aire, por ejemplo, es sumamente gratificante. No lo es tanto la ya comentada falta de contenido, así como la carencia de cualquier tipo de sistema de progresión o customización de los coches disponibles.

 

El juego ha sido analizado con Oculus Quest.

VRGameCritic

+ Variedad de armas

+ Acción trepidante

+ Buen diseño de los coches

- Falta de contenido

- Texturas muy planas

- Aunque las pistas son variadas se sienten vacías

6 "Bueno"

Death Lap (Quest)

6

Lanzamiento / Diciembre 5, 2019

Death Lap is a VR combat racing game that challenges you to drive to survive. Just point and shoot to destroy everything in your path. Hit the road, perform drifts and stunts, navigate traps, ...

Nota de los usuarios

?

Death Lap (PC)

6

Lanzamiento / Diciembre 5, 2019

Death Lap is a VR combat racing game that challenges you to drive to survive. Just point and shoot to destroy everything in your path. Hit the road, perform drifts and stunts, navigate traps, ...

Nota de los usuarios

?