Golem: ANÁLISIS

Embárcate en una impresionante aventura a través de la mirada de un intrépido niño con movilidad reducida, capaz de manejar grandes criaturas de piedra. Exclusivo de PSVR.

18 NOV 2019  15:00

sellocpr

12 comentarios

Golem: ANÁLISIS

Una historia épica en un mundo apocalíptico

El estudio independiente Highwire Games lanza el esperado Golem, un título exclusivo de PSVR que nos llevará a conocer un mundo ficticio basado en la antigüedad, todo ello desde la inocente mirada de un niño impedido con la habilidad especial de poseer criaturas.

 

Quizá Highwire Games no os suene de nada en un primer momento, algo que no es de extrañar teniendo en cuenta que Golem es el primer juego de este prometedor estudio, pero si os digo que, entre el elenco de verdaderos genios del mundo de la creación de videojuegos que nutren sus filas, podemos encontrar personajes tan ilustres como Martín O'Donnell o Jaime Griesemer, algunas de las figuras reconocibles de Bungie en sagas tan míticas como Halo, o Travis Brady, otro de esos grandes nombres ligados a una compañía como Valve y que esta detrás de juegos tan reconocidos como Half-life o Left 4 Dead, por mencionar solo algunos, ya os iréis haciendo una idea del nivel que se presupone de un estudio como este, donde antiguos trabajadores de grandes compañías se unieron para empezar a dar forma a sus ideas, pero esta vez dejando de lado los juegos tradicionales para fundar su propia compañía y abrazar la RV como piedra angular de todos sus proyectos para bien de todos nosotros.

 

Son muchos los años de desarrollo de este ambicioso título, tanto es así, que la primera vez que escuchamos hablar sobre Golem fue en la PlayStation Experience de 2015, casi un año antes de que PlayStation VR viera la luz, plataforma para la que Golem desembarca de manera exclusiva. Un tiempo donde el juego ha ido tomando forma, con algún que otro retraso de por medio, para convertirse en uno de los desarrollos más longevos de todo el catálogo de la RV. Además, lo han catalogado como uno de los grandes flagship del catálogo de RV de Sony. ¿Será verdad que estamos ante un verdadero referente como nos aseguran sus responsables? Vamos a verlo.

 

Primeros minutos

Después de tantos años, donde sólo disponíamos de unos pequeños gameplays y algún que otro tráiler que nos servía de aperitivo para la curiosidad que nos despertaba el juego, por fin nos encontramos con el título instalado en nuestra PS4 Pro y con nuestro visor esperando a que nos metamos en ese mundo que nos propone Golem.

 

Nos ajustamos el visor, ejecutamos el título y empezamos a escuchar una misteriosa voz que para nuestra desgracia está en inglés, al igual que el resto de textos del juego, lo que resulta en una pequeña decepción al comprobar que ni siquiera podemos activar subtítulos en ningún idioma, algo que no suele ser la norma dentro de los juegos exclusivos de PSVR, más aún teniendo en cuenta que el juego cuenta con una notable carga narrativa, como veremos más adelante, y que nos pillará en fuera de juego si no dominamos el idioma de Shakespeare.

 

Por otro lado, nos vemos envueltos en una especie de sueño que será la guía primigenia que hará las veces de tutorial y que nos enseñará a moveremos por el entorno, donde podemos utilizar solo los Move o combinarlos con nuestro DualShock 4 para tener una experiencia más precisa a la hora de movernos por los mundos de Golem. El sistema de locomoción es un tanto extraño y se sale de la norma de la mayoría de juegos que se manejan con los mandos Move, ya que para avanzar debemos de pulsar el botón "T" de nuestra mano predilecta, que en mi caso es la derecha (se puede cambiar en los ajustes) e inclinar nuestro cuerpo físicamente hacia delante, siendo una combinación un tanto rara y que no termina de convencernos a medida que vamos completando la aventura. Y es que además tenemos la sensación de que nuestros personajes se mueven demasiado despacio cuando estamos manejándolos. De igual manera, para avanzar hacia atrás, debemos de inclinar nuestro cuerpo hacia atrás, donde para movernos suavemente hacia los lados utilizaremos nuestra cabeza y para realizar giros más bruscos, utilizaremos un botón dedicado en nuestro mando Move. El giro será siempre gradual o, como os avanzamos hace un momento, se podrá combinar el movimiento con nuestro gamepad, utilizando así el stick derecho para girar el mundo de manera más precisa. Esta configuración de movimiento combinada de gamepad y mando de movimiento es igual de extraña que la configuración inicial con nuestros mandos Move, pero es cierto que puede ser la mejor forma de disfrutar de las mecánicas de movimiento una vez nos acostumbramos a ello.

 

Podemos activar los famosos blinders en el menú correspondiente para que nuestro túnel de visión se limite y que los usuarios no experimenten la desagradable cinetosis. Además, se puede cambiar la configuración de los giros graduales y la velocidad de movimiento de nuestro personaje, para asegurarnos que nuestra experiencia sea lo más confortable posible.

 

Otro de los apartados que podemos vislumbrar en estos primeros minutos es el referente a la calidad gráfica y visual del título, donde encontramos un acabado que raya a gran altura y que deja el escalón muy alto dentro de las limitaciones técnicas que puede tanto la plataforma como el visor PSVR. Como es lógico, encontramos un plano más borroso en distancias más alejadas, pero que es toda una delicia en distancias medias y cortas.

 

Una historia épica y potente

Tanto Highwire como Sony nos había introducido previamente en la intra-historia que tiene el juego como telón de fondo, donde un niño impedido es el protagonista de una aventura épica como solo la realidad virtual sabe transmitir. Una aventura donde intentaré no desvelar ningún apartado de su historia principal y narrativa, pero que solo os diré que empieza con un desagradable accidente de nuestro protagonista, Twine, un muchacho lleno de vitalidad e inquietudes.

 

Este desafortunado accidente le dejará postrado en una cama para el resto de su vida, desarrollada en una época antigua y apocalíptica, donde no existían los medios que tenemos ahora para las personas con movilidad reducida, y que se traducía en una desagradable forma de entender la vida muy diferente a la que tenemos hoy en día. El drama se extiende hasta las personas allegadas y convierte un problema que ya de por sí no es nada fácil de digerir, en un verdadero drama familiar donde se ve afectado todo el núcleo de nuestro entorno. Sea como fuera, estamos ante una historia muy bien contada, que no cae en los tópicos de la sociedad actual y que nos brinda la oportunidad de ver el mundo a través de los ojos inocentes de un niño lleno de vida, que no va a limitar de ninguna manera su forma de entender el mundo más allá de sus problemas de movilidad reducida con los que deberá convivir.

 

Twine tiene alma de aventurero y desarrolla una habilidad extraordinaria para crear y manejar Golems de piedra y ver el mundo a través de los ojos de estos gigantescos personajes de granito, los afortunados poseedores de esta impresionante habilidad se denominan "soñadores", aunque no solo podremos poseer Golem gigantes, sino que gracias a nuestra habilidad especial, podremos manejar incluso pequeños muñecos de trapo que serán nuestros ojos y piernas allí donde los gigantes Golems de piedra no pueden entrar. De esta manera, podemos ver el mundo a través de la mirada, las dificultades e inquietudes de un muchacho adolescente como es Twine, observar el mundo desde un prisma elevado gracias a los ojos de nuestros enormes Golems o ver todo el mundo desde un punto de vista a escala de un pequeño muñeco de trapo.

 

La historia comienza con una serie de acontecimientos que nos pondrán en situación y que nos cuentan los dramas familiares en una sociedad donde cualquier problema se vuelve superlativo, pero con la explicación de cómo nuestro protagonista puede llegar a desarrollar esta extraordinaria habilidad, gracias a un tipo de gema mágica que será nuestra piedra angular para evadirnos de nuestro mundo presencial donde estamos postrados en una cama y poder así controlar al resto de personajes a través de sus ojos.

 

Cabe destacar que cuando estemos controlando a cualquier tipo de personaje, ya sea en miniatura o en los ojos de los gigantescos Golems de piedra, tendremos que ir recolectando este tipo de gemas especiales, que serán el nexo de unión para contarnos la historia que desenvuelve toda la trama del juego y que como haremos mención más adelante, no está contada como preveíamos en un principio.

 

A través de los ojos de un Golem

Podemos controlar a varios personajes a través de los ojos de Twine y su habilidad extraordinaria, que podremos usar mediante un pequeño bastón mágico con gemas encantadas, que será la forma de poder manipular y poseer a los Golems. De esta manera solo debemos mirar directamente hacia la piedra mágica de nuestro bastón para observar como el mundo de los Golems se abre ante nosotros desde su perspectiva personal. De igual manera, si pulsamos el botón Move cuando estemos dentro de algún Golem, se abrirá el mundo desde los ojos de Twine en su habitación, todo de manera muy fluida, sin tiempos de carga y con un buen efecto visual que nos hace pensar en el gran trabajo de desarrollo que hay detrás de estos aspectos.

 

Cuando estemos inmersos en los ojos de un Golem pequeño en forma de muñeco de trapo, tenemos que tener en cuenta que nuestras habilidades y accesorios son diferentes a los que encontraríamos en los Golems gigantes, y es que debemos de equipar a nuestros personajes con diferentes objetos que iremos recolectando en nuestros viajes y que serán herramientas perfectas para superar los peligros que nos aguardan. Así, al estar inmersos poseyendo a un Golem pequeño, nos equiparemos con una de estas gemas mágicas que nos harán las veces de linterna en la oscuridad de los pequeños recovecos por donde nos metamos, además de un arma defensiva para frenar a los imponentes insectos que nos encontremos por lo más profundo de cada rincón, donde los nidos de enormes cucarachas se nos echarán encima en forma de marabunta, y tendremos que lidiar con nuestra habilidad para quemarlas con el brillo de nuestra gema mágica para quitárnoslas de encima.

 

La cosa cambia bastante cuando encarnamos a uno de estos inmensos Golems de piedra, ya que nuestra visión del mundo está escalada a una vista mucho más elevada. Además, ahora en vez de portar un trozo de piedra mágica como elemento de defensa, llevaremos una imponente arma de cuerpo a cuerpo, que de igual manera debemos de encontrar a lo largo de nuestro viaje o arrebatársela a otros Golems con los que tendremos que luchar.

 

No solo tendremos que llevar armas para nuestro progreso, ya que el inmenso escenario donde se desenvuelve el juego es una inmensa ciudad de Golems que cuenta con un gran número de armas cuerpo a cuerpo, por lo que tendremos que encontrar gemas de poder y máscaras especiales, donde cada nuevo accesorio será clave para ir superando determinados puntos del extenso mapa que se abre ante nosotros. De igual manera que sucede como cuando encaramos a un Golem en miniatura, mediante el botón Move de nuestro mando de movimiento podremos volver a los ojos de Twine en su habitación, y es la forma de transportar los elementos del mundo de los Golem hasta el mundo de Twine, y así no solo equipar en un futuro diferentes accesorios de nuestros Golems, sino que descubriremos más elementos narrativos que dan forma a la historia con cada nueva Gema mágica que encontremos, las cuales debemos de capturar mediante esta maniobra que nos hace ver a través de los ojos de Twine en su habitación.

 

Los combates cuando estemos controlando a un Golem gigante suelen ser desafiantes, y debemos de tener cierta habilidad para estar preparados y seguir el ''mandoblazo'' de nuestro oponente para bloquearlo, volviéndose cada vez más desafiante e impredecible cada nuevo Golem que nos vayamos encontrando a medida que vayamos progresando por la ciudad, ya que para que podamos infligir algún daño, resulta necesario bloquear de manera seguida sus embistes, momento que aprovecharemos para asestar un certero golpe en las zonas vulnerables de su cuerpo y que se verán contrastadas en otro color. La imponente ciudadela de piedra alberga otros seres como son las criaturas en forma de soldados centinela, que tienen la altura de una persona normal, lo que en comparación con nuestro Golem es diminuto, pero suelen ser lo suficientemente incordiantes como para que tengamos que prestarles cierta atención, gracias a su capacidad de lanzarnos lanzas y su escurridizo ataque en distancias cortas. Cabe destacar que de un solo golpe les haremos trizas y que para repeler su ataque a distancia con jabalina, tendremos que bloquear en el momento justo su lanzamiento. Como os digo, los combates son un ejercicio de habilidad que nos pondrán al límite según vayamos avanzando por la historia, y no será un camino de rosas el avanzar airosamente por las laberínticas calles de esta colosal ciudad de piedra, por lo que te tendrás que armar de paciencia y conocer las arremetidas de tu contrincante para poder superar con éxito el combate.

 

Una historia contada a cuenta gotas

A medida que vamos jugando nos vemos envueltos en los encarnizados combates que viviremos con los Golems, y la narrativa empieza a perder protagonismo, ya que en un principio y debido a la manera de contarnos la historia en los primeros compases de la misma, nos lleva a pensar que la narrativa será un elemento esencial durante la aventura, y sin llegar a desmerecer este aspecto durante el resto del juego, lo cierto es que el peso de la historia va perdiendo valor a medida que vamos avanzando por la aventura. De esta forma, encontramos que para ir dando forma a la aventura a través de la narrativa, debemos de ir encontrando todas y cada una de las gemas de poder que hay distribuidas por los escenarios, dando un protagonismo mucho más diferencial a la acción y a los combates que a la propia aventura, que en un principio podía parecer que tendría un peso más relevante y seguiría el camino de los primeros compases de juego, pero nada más lejos de la realidad. Los principales protagonistas de la aventura son los Golems y, aunque encontramos una carga narrativa muy rica y variada, también nos encontramos con una historia mucho menos profunda de lo que nos podía parecer en un principio debido al principal problema de nuestro protagonista. Sea como fuera, quizá es debido al carácter y la tónica a la que nos tiene habituados Sony con sus principales juegos, donde el peso de la historia tiene un hilo argumental muy cinematográfico, algo que no se termina de llevar a cabo en esta nueva aventura que es Golem.

 

Por otro lado, es una buena manera de huir de ese tipo de hilo argumental que sí tienen otras producciones, donde se da mucho más peso a la historia y al trasfondo que al propio juego y su jugabilidad en general, ya sabéis que los gustos van por barrios y que cada uno tenemos uno propio, por eso encontraremos usuarios de todo tipo en este punto. Habrá quien le encante la manera que tiene el juego de contarnos la historia sin alejarnos demasiado de la acción que nos propone el título y habrá quien no le entusiasme mucho esta forma de explicarnos la aventura. Yo a título personal soy de la opinión de que quizá el juego tendría mucho más jugo si jugará con esa tónica habitual de contarnos una historia al más puro estilo cinematográfico, y no ir dándonos pinceladas de la aventura con cada nueva piedra mágica que encontremos, pero insisto que es solo mi opinión y que aún teniendo en cuenta este factor, encontramos un hilo argumental muy elaborado y adulto, pero como os digo, lo iremos descubriendo con cuenta gotas.

 

Prepárate para morir una y otra vez

Uno de los puntos que más nos han sorprendido es la manera de proceder a la jugabilidad que nos propone el título, tanto es así, que nos encontramos con una propuesta jugable muy diferente a lo que esperábamos en un principio, quizá debido a la reflexión que hacíamos en el punto previo a este párrafo en referencia a ese estilo cinematográfico que acompaña a los grandes exclusivos de Sony en líneas generales, pero lo cierto es que Golem está diseñado para que mueras una y otra vez a través de los ojos de estas moles de piedra que nos tocará manejar, ya que, como os decíamos previamente, estamos ante un juego desafiante y donde tendremos que saber lidiar con los enemigos que nos encontremos. Lo más normal es que muramos a medida que vayamos avanzando por la historia, teniendo que comenzar de nuevo a las puertas de esta gran ciudad de piedra que es el hábitat natural de los Golem.

 

La mecánica de juego está muy definida, a lo largo de la ciudadela encontramos diferentes puertas bloqueadas en un principio con un casco o máscara predeterminado colgando de las mismas. Para poder abrirlas debemos de portar ese casco, que solo obtendremos cuando derrotemos al Golem que lo porte, pero que solo podemos equipar cuando volvamos a morir o directamente volvamos a salir del mundo de los Golem para volver a entrar y comenzar de nuevo a las puertas de la ciudadela. Por otro lado, los Golem que ya hayamos vencido en un combate anterior precedido a comenzar de nuevo en las puertas de la ciudadela, volverán a a estar ahí cuando volvamos a pasar por el mismo punto, por lo que tendrás que enfrentarte muchas veces a los mismos Golems para obtener sus beneficios en forma de cascos, piedras de poder o armas de cuerpo a cuerpo, aunque normalmente cuando venzamos a un Golem en una determinada zona, podremos abrir algún atajo que en siguientes partidas pueda servirnos para ahorrarnos el combate y posiblemente la muerte con su correspondiente puesta en escena de volver a comenzar de nuevo.

 

Esta mecánica de juego puede resultar frustrante, bien por el hecho de estar muriendo una y otra vez y comenzando desde un punto específico o por el hecho de que quizá venzamos a todos los enemigos y Golems de un área en concreto y lleguemos hasta un punto donde se encuentra esa puerta específica con su correspondiente casco colgando y que nosotros no lo portemos, por lo que debemos de salir de la visión del Golem y equiparnos con el correspondiente casco, para de nuevo entrar en la ciudadela desde el principio y llegar hasta el punto indicado. Como digo, se trata de una mecánica que puede resultar frustrante si no dominamos bien las habilidades de nuestro Golem y evitamos algún que otro combate por el camino, donde unido al movimiento lento de nuestros personajes y los pocos puntos de control que encontramos a lo largo de la ciudad de los Golem, hacen que el juego ademas de frustrante pueda convertirse en un titulo altamente repetitivo.

 

Debido a esta mecánica, el juego se puede prolongar en el tiempo durante decenas de horas, ya que en ocasiones, el simple hecho de superar con éxito un punto en concreto, nos demandará horas, por lo que es muy complicado sacar un veredicto en este aspecto y lo único que te podemos decir, es que no esperes pasártelo en una tarde.

 

Calidad artística, sonora y musical por los cuatro costados

Algunos de los puntos más destacables de este juego son sin lugar a dudas los referentes al cuidado estilo artístico que se refleja en cada punto de los escenarios, así como su excelente acabado musical y sonoro.

 

Golem ofrece una delicia visual en forma de calidad artística y gráfica, que nos lleva a la reflexión de lo que puede dar de sí un sistema tan limitado a priori como puede ser PlayStation 4 con PSVR, ya que a lo largo de la aventura encontramos un mapa gigantesco que podemos recorrer a nuestro libre albedrío, con una excelente calidad gráfica y un cuidado trabajo de detalle en cada rincón que queramos observar. El juego cuenta con planos más alejados que hacen palidecer un poco el excelente trabajo desplegado en este aspecto, seguramente más llevado a cabo por las limitaciones técnicas de PSVR, que por el propio estudio de desarrollo, aunque es comprensible toparse con planos más borrosos para nuestra visión en ciertos momentos, pero lo cierto es que desplegar semejante calidad visual, gráfica y con tanto mimo de detalle en cada punto donde alcanza nuestra vista es una verdadera proeza y deja el listo muy alto en el sistema virtual de Sony, en cuanto a cantidad y calidad se refiere.

 

Por otro lado, si ya de por sí nos parece una proeza lo que se ha logrado con el acabado gráfico en este juego, hay un punto que incluso mejora este apartado y es en el aspecto sonoro, donde encontramos uno de los mejores títulos en este aspecto dentro de todo el catálogo de realidad virtual en general (por no decir el mejor), ya que encontramos una excelente ambientación sonora, llena de matices y sonidos a la altura de los más top en juegos en líneas generales, pero que además cuenta con una sublime banda sonora de larga duración que es toda una delicia para nuestros oídos y sentidos, combinada con la excelente calidad gráfica de la que nos hacíamos eco hace un momento.

 

Como bien sabéis, Martin O'Donnell es el encargado de la banda sonora de la saga Halo, que en 2012 logró convertirse en la más vendida de la historia, y como ya os esbozábamos en los primeros compases de este análisis, O'Donnell es uno de los máximos responsables del desarrollo del juego, y como no podía ser de otra forma, es el encargado de crear y dirigir esta impresionante música que acompaña nuestras aventuras durante el título. Golem nos ofrece una banda sonora sublime que nos mete como pocas en la piel de nuestros protagonista, y que para un servidor ha pasado a encabezar una de sus piezas musicales favoritas en lo referente a un videojuego de cualquier plataforma y que seguramente sea una de las piezas más elaborada en este aspecto en un juego de RV.

 

Algún que otro fallo

Hay una serie de matices que a lo largo de la aventura no nos han dejado un buen sabor de boca en líneas generales, ya que podemos llevarnos alguna sorpresa por el estilo argumental del juego, las mecánicas jugables o incluso la manera que se ha elegido para que nos movamos cuando encarnemos a nuestros Golems, pero no dejan de ser decisiones arriesgadas de un estudio que de manera valiente se ha querido alejar de otras propuestas más convencionales, por eso es de extrañar que teniendo entre bastidores, personal de reconocida talla mundial, encontremos una serie de fallos que nos han perseguido durante todo el juego.

 

Por un lado en nuestra copia del título encontramos que en numerosas ocasiones y en determinadas zonas en concreto, experimentamos desagradables cierres forzosos de la aplicación que nos dejan con cara de asombro, más aún teniendo en cuenta la dificultad que entraña el progresar por esta aventura, para que encima nos frustremos más de la cuenta con este incomprensible fallo.

 

Por otro lado y a mi parecer el fallo más importante que tiene el juego, es el referido al posicionamiento tanto de nuestras manos como de nuestra cabeza, donde es bastante común perder el sentido de la orientación mientras estamos inmersos en un combate, y que debamos de reposicionar nuestro visor para que las cosas vuelvan a ir como deben, aunque no siempre sucede y es fácil verse reposicionando nuestro visor varias veces seguidas hasta que por fin tengamos solucionado el asunto. Pero no os penséis que a la hora de reposicionar nuestro visor es como el resto de juegos de PSVR, donde pulsamos el botón Options y en menos de un segundo ya está todo como queremos, sino que el juego desarrolla un interesante sistema que imita que estamos cerrando los ojos de manera muy elaborada, pero que no se ve respaldada por la brevedad que le pedimos a esta herramienta, ya que el reposicionamiento se puede demorar varios segundos en el tiempo, que en combinación con otros elementos del juego, hacen que sea muy fácil caer en la desesperación cuando estemos jugando.

 

Además, el sistema de posicionamiento de nuestras manos no es todo lo preciso que nos hubiera gustado, ya que como vimos en el apartado referente al combate de nuestros Golems, tenemos que intentar bloquear los mandoblazos de nuestros enemigos con nuestras armas, teniendo que poner a las mismas en una determinada posición para realizar con éxito la defensa, pero es bastante fácil que nuestro avatar no termine de realizar la acción que le estamos demandando y cuya consecuencia se traduzca en una muerte con esa sensación de impotencia, por no ser fruto de nuestra inexperta habilidad, sino por ser parte de la mala gestión que hace el juego en posicionarnos, por lo que debemos de volver a comenzar una vez más y rezar para no experimentar más veces este desagradable fallo.

 

Estamos seguros de que mediante parches y actualizaciones futuras, todos estos fallos serán cosa del pasado, pero por el momento están ahí y es nuestro labor brindaros información al respecto.

 

CONCLUSIÓN

Una interesante historia con un desarrollo de la misma mejorable y completamente en inglés, donde la narrativa principal va perdiendo peso en pro de elementos como la lucha y la acción, pero que a su vez no se ven respaldados por una mecánicas de locomoción acertadas y un tanto extrañas, donde tendrás que tener la paciencia suficiente para conseguir progresar por la aventura, más allá del movimiento lento de nuestros personajes, debido a que estamos ante un juego difícil y exigente que está pensado para que caigamos en combate muchas veces y tengamos que empezar de nuevo perdiendo todo por el camino, logrando frustrar al jugador y dejarle esa sensación de juego repetitivo cada vez que empecemos de nuevo.

 

Por otro lado, nos encontramos con toda una proeza visual que deja el listón muy alto en PSVR, donde la inmensidad de la ciudad que podemos recorrer libremente se ha llevado con un mimo exquisito y que ademas viene acompañado con una sublime banda sonora de larga duración que sabe meternos en la piel de los personajes como pocas hasta la fecha.

 

En cambio, encontramos una serie de fallos que esperamos que se solucionen mediante parches en forma de actualización y que mejoren los fallos de posicionamiento y los cierres forzosos que hemos experimentado a lo largo del desarrollo de este análisis, un punto que sabemos y esperamos que será mejorado en un futuro, pero que estaba ahí cuando nosotros jugamos al juego.

 

Desde un prisma más personal, me he topado con un juego que va a caballo de ser una obra maestra en muchos puntos y de ser un completo desastre en otros, pero que me deja el gusanillo de estar muy entretenido cada vez que juego y que a la larga me parece un grandísimo título en líneas generales, donde se notan mucho los años de desarrollo y donde cientos de matices no se dejan al azar, más allá de encontrar por fin un juego desafiante como pocos, en el que cada triunfo se celebra en forma de voz interior clamando no ser presa fácil en el siguiente duelo, y que logra esas satisfacciones que teníamos en los primeros juegos que tuvimos en casa hace décadas, donde no existían los puntos de guardado y cada vez que moríamos debíamos de empezar de cero, algo que casi ningún juego me ha ofrecido en RV (exceptuando In Death y The Persistance), pero soy consciente de que ese estilo tan difícil y frustrante en ocasiones, no será plato de buen gusto para la mayoría de usuarios que se brinden en darle una oportunidad, por lo que estás avisado.

 

Para finalizar os dejamos un pequeño gameplay en el que podéis ver de primera mano el ritmo y los combates que encontraremos en Golem:

 

+ Maravilla gráfica y visual

+ Banda sonora sublime

+ Impresionante ciudad de piedra con todo lujo de detalles

+ Combates exigentes

- Movimiento lento de nuestros personajes

- Manejo algo extraño con nuestros mandos de movimiento

- Completamente en inglés

- Puede ser repetitivo

- Fallos de seguimiento

7,5 "Bueno"
VRGameCritic

Comentarios (12)

Enlace al foro
  • Creo que será mi siguiente juego, me llama muchísimo......Lo de la dificultad, pues bueno es un aliciente más.
    Esperando ver a que nivel han llevado el techo gráfico en este juego, buen análisis.
    1 0
  • sellocpr

    sellocpr

    Visores

    Gear VR
    Cardboard
    PlayStation VR
    Lenovo Mirage Solo
    Oculus Quest
    Gracias por el comentario, sin duda se nota mucho el nivel de los desarrolladores en cuanto a gráficos y calidad técnica, también se notan los años que hay detrás del desarrollo del juego, en planos más alejados podemos ver algo más borrosa la imagen, más por las limitaciones de PSVR que por el propio juego, pero con una PS4 Pro es una maravilla visualmente.
    0 0