Seeking Dawn: ANÁLISIS

Shooter futurista con campaña, toques survival, sistema de crafteo y multijugador ¿Qué puede salir mal? Disponible para Rift, Vive y WMR, y próximamente para PSVR (en diciembre).

7 AGO 2018  13:00

seiks

21 comentarios

Seeking Dawn: ANÁLISIS

Sobrevive en un extenso planeta alienígena

Siglo XXIV, la humanidad se ha expandido por el sistema solar, la ACC (Alpha Centauri Commonwealth) es quien domina los mundos humanos, pero la Primera República Centauri (FCR) se alzó en armas para ganar su soberanía. Después de muchos años de baño de sangre se ha descubierto un planeta donde podría haber algo que diera la ventaja final en la guerra. Un equipo de la FCR ya ha sido enviado al planeta, pero se han perdido las comunicaciones, así que como soldado de la FCR has sido asignado para explorar el planeta y averiguar lo ocurrido.

 

Nos encontramos ante un juego de la desarrolladora Multiverse que presenta un shooter de ciencia ficción de estilo sandbox. Un juego RPG de supervivencia, con acción, aventura y crafteo. En un planeta cúbico lleno de formas de vida peligrosas y misterios alienígenas. Suena emocionante, ¿lo habrán conseguido?

 

 

Jugabilidad y mecánicas

Para sobrevivir en el planeta de Seeking Dawn, aparte de ser de gatillo fácil, deberemos dedicar MUCHO tiempo a recolectar recursos, tendremos herramientas para ello y podremos talar árboles o minar piedras alienígenas. Con estos materiales seremos capaces de construir mesas de crafteo, torretas y mejorar nuestro equipamiento. Solo podremos jugarlo en inglés, aunque parece ser que el castellano llegará en algún momento. Lo que sí dispone son diferentes tipos de locomoción desde el teletransporte hasta el movimiento horizontal.

 

Prácticamente todo el juego se basa en recolectar recursos, pero hasta esta parte no está tan pulida como debería si es algo tan esencial (la compañía tiene previsto seguir mejorando el juego hasta su lanzamiento en PSVR). Están muy bien y son interesantes y relativamente completos los sistemas de crafteo, pero no sirven de nada si los recursos no están bien pensados y sobre todo si son limitados. Una vez usado un nodo de recursos no volverá aparecer nunca. Así que mucho cuidado, que se gastan los recursos. Eso sí, no esperéis una forma complicada de recolectarlos porque simplemente apuntamos con nuestra herramienta y sí, una animación muy chula, pero luego explota dejando los materiales en el suelo para que los recojamos. Nada de meter la mano en el abdomen del alienígena para coger la carne, como hacen en el tráiler... Para gestionar todos los recursos disponemos de un inventario muy completo e intuitivo. Aunque el menú rápido para las armas u objetos no funciona del todo bien.

 

 

Al avanzar un poco en el juego (5 min) descubrimos una base abandonada que será nuestro cuartel general, en él tenemos zonas en las que construiremos las estaciones de crafteo, donde podremos crear lo que necesitamos para sobrevivir. También será necesario la construcción de torretas en el exterior si no queremos que nos invadan las formas de vida del planeta.

 

Se aprende rápido que disparar es la única forma de sobrevivir, no disponemos de nada más (al menos al principio) aparte de alejarse del enemigo y seguir disparando, y ellos corren más que tú. Así que lo que necesitamos es tener armas más grandes y poderosas. Para ello deberemos de seguir recolectando recursos. El combate en el juego deja un poco que desear, se resume en tener un arma muy gorda y matar antes de que lleguen a ti, casi todos los enemigos siguen la mecánica de ir recto hacia a ti y probablemente acaben contigo antes que tú con ellos, más adelante encontraremos otros enemigos que nos lo pondrán aún más difícil y presentarán otras mecánicas diferentes (que no detallaré por los spoilers). La mecánica de las armas se reduce a apretar el gatillo muchas veces, o una si es automática (hay retroceso). Las armas se recargan solas y no hay que interactuar con ellas para nada.

 

 

La historia del juego es lineal y dura unas 10 - 15 horas. Hace que vayas pasando por todas las instancias del “mundo abierto”, en estas hay algunas partes de exploración, pero la mayor parte del tiempo se ocupa en recolectar recursos y disparar a enemigos cada vez más exigentes. Aun así la cantidad de contenido es alta para lo que nos tienen acostumbrados. Además, existen muchas recetas de crafteo y zonas a explorar.

 

La dificultad es alta y a veces aleatoria, absurda e injusta. Ya que para completar algunas partes del juego necesitas armas mejores, pero para tener mejores armas has de ir a zonas avanzadas para recoger los materiales. Y en estas, los enemigos aumentan de nivel y cuesta más matarlos, y nosotros dependemos totalmente de nuestro equipamiento, así que nos podemos quedar atascados con facilidad y sobre todo si hemos perdido o no disponemos de recursos suficientes.

 

Como en todos los juegos, compartir la aventura con un amigo o un desconocido es mejor. Para ello disponemos del modo cooperativo y claro, visto lo visto, otras manos disparando nos vienen genial. El problema es que si alguien entra en nuestra partida y recolecta todos los recursos, tú luego no tendrás para poder construir lo que necesites para avanzar (historia real). Por lo demás es divertido ir a por los enemigos más duros acompañado de un amigo.

 

 

Gráficos e inmersión

Sin duda lo mejor del juego es la inmersión que crea mediante buenos elementos como paisajes, la vida alienígena, iluminación, sonido y una interfaz de usuario increíble. De lo primero que nos damos cuenta es que estamos embutidos en una armadura, ya que nos encontramos que toda la interfaz está integrada en el casco, que recuerda un poco a Halo, y que hace meterse totalmente en la piel del marine. Solo queda empañado con una optimización que deja que desear, normalmente funciona todo perfectamente, pero como tengamos un par de enemigos en pantalla y unos pocos efectos especiales, el juego empezará a perder FPS hasta el punto de que solo veamos pantalla de carga y caigamos en combate por perder totalmente la visión.

 

 

El mundo alienígena está muy vivo, muchas formas de vida diferentes que van progresando por la superficie del planeta. La flora también va cambiando y no es estática, las flores se abren, los árboles se mueven, etc. Consigue recrear un mundo alienígena con muchos detalles en los primeros metros de visión, y en la lejanía un mundo por descubrir. Nos encontramos de todo y de una magnitud apabullante, que te hace sentir pequeño, aunque solo están en el fondo, nunca podremos llegar a ellas. Si nos fijamos en los detalles, nos daremos cuenta que los modelos y las animaciones son repetitivas, pero igualmente la atmósfera se mantiene.

 

 

El diseño de niveles es carrilero, con algunas sorpresas para explorar y limitados por montañas de cristal, o cuevas que son visualmente geniales, o los míticos muros invisibles. También según el tipo de locomoción que uses es posible que te quedes atascado si intentas explorar de más o que te caigas por una pasarela. Aún así las diferentes localizaciones y biomas te dejan con la boca abierta, tanto por los colores, el diseño y lo gigantesco que es todo en comparación contigo. Sin duda un punto muy fuerte del título.

 

CONCLUSIÓN

Nos encontramos ante un juego que parecía una gran promesa, grandes dosis de acción, supervivencia, crafteo, una gran inmersión y una buena historia con bastantes horas de juego.

 

La historia dura unas 10-15 horas (bastante bien para lo que estamos acostumbrados) es lineal y con algunas sorpresas. La acción se acompaña con un gunplay que tampoco es de lo mejorcito que hemos visto. Las mecánicas de supervivencia parecen de marketing sin más, el hambre y la sed solo influyen en que tu personaje esté quejándose cada dos por tres, como si fuera un niño en la parte de atrás de un coche. ¡Tengo sed! ¡Tengo hambre! Un planeta alienígena para explorar con unos bonitos paisajes y unos enemigos no muy inteligentes, pero que aun así son bastante duros de pelar. La sensación cuando andas por el planeta, de sorpresa, mientras exploras y ves a los animales y los paisajes, diría hasta que compensa. Igualmente tiene momentos muy épicos y emocionantes que merece la pena vivirlos.

 

Y aunque el juego se base en recolectar recursos y lo tedioso que puede ser invertir tiempo en recolectar y lo odioso que es no poder matar a un enemigo porque no dispones de los medios, es un buen juego, tiene algunos fallos gordos de diseño que con los parches se han ido corrigiendo, gran cantidad de errores y desbalanceos, pero aun así siguen existiendo graves problemas que esperemos se acaben corrigiendo.

 

Otra cosa a comentar, el tráiler daba una cantidad de esperanzas tremenda, perseguir a los enemigos, arrancar la carne de su pecho, recargar las armas de forma épica, interactuar con tu equipamiento, etc ¡dios que tráiler! Bueno, pues el que lo hizo se marcó un buen tanto, porque es más una cinemática de lo que les gustaría que hubiera sido y se le acerca pero no tanto. En comparación os dejo aquí abajo lo que realmente es el juego y no el trailer original.

 

+ Duración alta

+ Paisajes y mundo

+ Inmersión

- No español

- Interacción limitada

- Errores y optimización

6 "Bueno"
VRGameCritic

Comentarios (21)

Enlace al foro
  • cercata

    cercata

    Visores

    Oculus Rift
    PlayStation VR
    Oculus Go
    Oculus Quest
     lluisp:Es más -y por decir esto me van a caer tortas lol - Seeking Dawn me parece incluso por encima del aclamado Lone Echo, q dicho sea de paso, desde mi punto de vista lo considero un juego (o breve experiencia) tremendamente sobrevalorado, por su historia bastante ñoña (con un punto infantil o d guión de serie B), superado en su categoría, especialmente en términos de atmósfera, tensión y planteamientos filosóficos por el -todavía- incomprendido Downward Spiral.

    Hostia, el Downward Spiral que lo compré hace mazo, y me había olvidado de él, recomiendas jugar el Prologue antes de Horus Station o no merece la pena ?

    En lo del Lone Echo coincido un poco contigo, no está mal, pero muy sobrevalorado me parece.

    Voy a darle al Seeking Dawn un poco ahora ...
    Edito: Pues a mi no me ha hecho mucha gracia, me parece un quiero y no puedo.
    Han querido meterle de todo, para decir que era el primer AAA VR, y al final flojea un poco todo.
    El conjunto de gráficos + diseño de niveles, no se, no me daba inmersion como en otros juegos (Farpoint, Fallout 4, Skyrim, Edge of Nowhere, Shadow Legend), en otros juegos me olvido de todo y viajo a un mundo nuevo, en este estaba todo el rato analizando cosas pq "se notaba el carton"

    Los tios se ve que saben lo que hacen, pero el que mucho abarca poco aprieta, y si tienes podo presupuesto, pues mejor centrate en unas pocas cosas, y hazlas muy bien, que tener un montonazo mediocres.
    0 0