Los profesionales opinan sobre el precio de Vive Pro

¿Cuál ha sido la reacción de los profesionales, a quienes va dirigido principalmente el nuevo visor? ¿Afectará a sus planes de alguna forma?

20 MAR 2018  10:00

Harold

61 comentarios

Los profesionales opinan sobre el precio de Vive Pro

Vive Pro llega el 5 de abril por 879€

El anuncio del precio y la fecha de llegada del visor Vive Pro, que realizó HTC ayer a mediodía, no ha dejado a nadie indiferente. Tanto profesionales como entusiastas, quienes también tienen la posibilidad de adquirirlo, se han visto sorprendidos, dado que la mayoría -incluido el que redacta este artículo- no esperaba el precio de 879€ para solo el visor. Los entusiastas, muchos de ellos poseedores de la edición estándar de Vive, han compartido su incredulidad ante el comunicado de HTC, indicando algunos de ellos su decisión de esperar en lugar de dar el salto que tenían previsto hacia esa nueva resolución de 1440x1600 por ojo.

 

El público principal al que va dirigido Vive Pro, como su nombre señala y el mismo Paul Brown, GM de HTC Europa, nos confirmaba en el MWC, son los profesionales, así que "es más para clientes empresariales", aunque también tienen cabida "aquellas personas que quieren tener la mejor experiencia de RV que hay ahora mismo", comentaba Brown haciendo referencia a los entusiastas. Teniendo en cuenta que el foco principal de este visor es el negocio empresarial, vamos a conocer la reacción y opinión de algunos de los profesionales a los que hemos tenido oportunidad de consultar.

 

 

Respecto a la pregunta de si se esperaban dicho precio, la mayoría se han mostrado sorprendidos, comentando que esperaban un precio inferior para solo el visor, aunque Diego Bezares, profesor en U-tad y creador de Presence Camera, comentaba que tenía claro que iría en torno a esa cantidad. "No creo que sea una gama que esté pensada para el consumidor, sino para el profesional al que no le importa el precio, sino la máxima calidad". Otros, como Sergio Hidalgo, CEO de White Door Games, esperaban que el precio hubiera sido similar al que tenía la edición estándar de Vive antes, teniendo este último una bajada de precio, la cual si que ha acertado.

 

 

Pere Pérez, CEO de VISYON, ha sacado a relucir la diferencia de precio entre Estados Unidos y España, ya que si realizamos la conversión de dólares a euros, obtenemos una diferencia de más de 200€. "Esperábamos unos 750€ incluyendo los mandos", afirma Pérez. Y es que un precio así, o en torno a los 1000€, por el paquete completo, es lo que mismo que comentaba Victor Scialom, CTO de VRMax Centers, y Carlos López, CEO de Oarsis, quien situaba al visor entorno a los 600€.

 

Desde el sector industrial, Iván Gómez, CEO de VT-LAB, ha indicado que no se lo habían planteado, ya que ellos valoran más la facilidad de uso en el sentido de la instalación, una faceta donde destacan a los visores con inside-out de Microsoft. Aunque, según indica, cree que ese precio pasará a ser el del paquete completo con controladores y estaciones, algo en lo que también coinciden Hidalgo y López. "Quieren poco riesgo y saben que hay early-adopters que pagarán el precio. De aquí a medio año, el precio bajará", añade López.

 

Tanto Edgar Martín-Blas, CEO de Virtual Voyagers, como Gómez, coinciden en que ahora mismo no creen que sea el momento del salto, aunque en el caso de Martín-Blas, lo orienta más a que faltan las estaciones base 2.0 que permitirán sacar más partido al producto. Desde Experience Factory, señalan que creen que el producto está totalmente orientado a los profesionales, ya que el precio lo ha "eliminado del mercado del consumidor". De hecho, Bezares añade que "lo lógico es que signifique que el Vive estándar pasen a enfocarlo al consumidor, y que haya una seria bajada de precios en algún momento", aparte de la ya realizada.

 

 

En general, la frase de Yen Gálvez, CEO de VR-EVO, podría resumir tanto las reacciones de los profesionales como las de los entusiastas. "Creo que nos ha dejado fríos a todos", comentaba tras explicarnos que ese precio lo veía más para prestaciones como las que ofrece VRHero o Pimax 8K.

 

Ahora bien, y cómo afectará este precio a los planes de las diferentes compañías, ¿será algo inapreciable, repercutirá negativamente, o todo lo contrario? Lo cierto es que en su mayoría tenemos la primera y última opción: que para los clientes finales no supondrá una gran diferencia y que en algunos casos, como el de los salones recreativos, incluso ayudará a reforzar el modelo de negocio. "Mientras los precios de estos dispositivos sean elevados, el modelo de ocio y entretenimiento se verá reforzado por su difícil acceso y asequibilidad", comentan desde VRMax Centers.

 

"No afecta a nuestros planes, ya que el modelo PRO lo tenemos enfocado a soluciones de enterprise y dentro del coste global incluyendo ordenador..., no es una diferencia sustancial", comenta el CEO de VISYON. "No, se lo ofreceremos al cliente que quiera mayor calidad y punto, y para el cliente que quiera esa calidad tampoco será un problema", indica el CEO de VT-LAB.

Esas son algunas de las declaraciones que nos han dejado en relación a que realmente no influirá el precio en sí. Para los profesionales del videojuego, tampoco es algo que cambie nada, como indica Hidalgo, "ya que se trata principalmente de mejoras incrementales, así que las aplicaciones desarrolladas funcionarán igualmente. Creo que lo que más afecta es la bajada de precio de la versión anterior, que puede servir para ampliar el mercado".

 

 

Algunos profesionales esperan la llegada del visor, pero más por el hecho de las nuevas funciones del tracking 2.0 de SteamVR y el próximo Vive Wireless (que también será compatible con Vive estándar). "Las esperamos como agua de mayo para proyectos que tenemos en marcha: por un lado, por la posibilidad del mayor Room Scale, por otro lado por el wireless que ahora mismo es ORO para proyectos de ocio o experienciales, también la capacidad de estar varios usuarios a la vez dentro de un área trackeada (oro para proyectos sociales) y casi al final tendríamos la mejora de resolución y ergonomía, que está bien, pero no es un game changer", señala Martín-Blas.

En este sentido, Gálvez también tiene proyectos para la mayor cobertura de SteamVR, pero señala que espera llevarlo a cabo con la solución de Pimax. "Vive Pro no nos llena ningún sector que estuviera sin cubrir. Nuestros ojos están puestos en las Vive Focus y las Santa Cruz, a nivel profesional", añade.

 

Por último, uno de los factores a tener en cuenta, y que nos recuerdan desde VRMax Centers, es qué ocurrirá con la Business Edition, aquella que hasta ahora venía con Vive estándar, contaba con Deluxe Audio Strap de serie y ofrecía licencia para el uso comercial del dispositivo, entre otras cosas. Desde el lanzamiento en España de esta versión empresarial de Vive, el producto tuvo el coste de 1.391,50€ que fue sido reducido hasta los 1.150, pero no sabemos si será remplazado por Vive Pro, subiendo incluso el precio, o si aparecerá una Business Pro Edition.

 

 

Antonio Tallón, responsable de HTC España, nos comunica que todavía no han compartido los planes B2B de Vive Pro, y que esperan hacerlo a medida que se acerque el 5 de abril (la fecha de lanzamiento). Por lo que toca seguir esperando para conocer los planes para licencias comerciales, lo que quiere decir que falta por confirmar si el precio de Vive Pro incluye o no la explotación comercial. En los próximos meses, conoceremos también los precios de los nuevos controladores, estaciones base y el adaptador inalámbrico Vive Wireless.

Comentarios (61)

Enlace al foro