Análisis de Acer Windows Mixed Reality

La realidad mixta de Microsoft, totalmente virtual por el momento, ya forma parte de nuestras vidas y, aunque nos ofrece avances en algunos aspectos como la resolución, retrocede en otros como el seguimiento. Nos adentramos en su plataforma de la mano del visor de Acer, que ya se encuentra disponible en España.

4 ENE 2018  10:57

Harold

22 comentarios

Análisis de Acer Windows Mixed Reality

Introducción

Corre el año 2016. La realidad virtual de PC ya ha desembarcado a nivel comercial de la mano de Oculus y HTC, pero sus precios y requisitos, según Microsoft, no son los adecuados para facilitar su adopción masiva. Dos semanas después de la llegada de PSVR, en un evento dedicado a Windows 10, Microsoft anuncia su propuesta para democratizar la realidad virtual, asociándose con diferentes fabricantes que producirán visores más asequibles y fáciles de configurar (al no requerir de sensores externos) que tratarán de acercar la realidad virtual a un mayor número de personas.

 

Ahora bien, la compañía va más allá: no se trata solo de la realidad virtual, sino también de la realidad aumentada y la combinación de ambas, por lo que Microsoft unifica todos sus dispositivos inmersivos bajo el mismo paradigma, la denominada realidad mixta de Windows, o en inglés Windows Mixed Reality. Es cierto que los nuevos visores de Windows MR incluyen cámaras que permitirían, o permitirán, combinar el mundo virtual con el real, pero a día de hoy nos encontramos simplemente con visores de realidad virtual.

 

 

Entre los diferentes HMDs, el de Acer ha sido de los primeros que hemos ido viendo en acción a lo largo del pasado año, ya que fue uno de los dispositivos para desarrolladores junto al de HP. Dispositivos que, desde entonces, no han cambiado sus características básicas, pero si que han introducido, al menos en el caso de Acer, algunas mejoras en el sistema de sujeción. La versión comercial cuenta sobre el papel con las mismas especificaciones que el de HP, Dell, Lenovo, Asus, Fujitsu y 3Glasses.

 

El pasado 17 de octubre, un año después de su anuncio, arrancó la plataforma de Microsoft acompañada de la actualización de otoño de Windows 10, la Fall Creators Update. La situación que teníamos hace un año, con precios en PC de 898€ para Rift + Touch o de 899€ para Vive, ha pasado a ser de 449€ y 699€, respectivamente, por lo que el precio ya no es uno de los factores más diferenciadores de estos nuevos productos. Pero la apuesta de Microsoft y el resto de fabricantes se sigue diferenciando principalmente por su tracking inside-out, una alternativa que, sobre todo, facilita la movilidad para llevarnos la realidad virtual a cualquier parte y que, además, aporta más competencia y opciones para los consumidores gracias a la entrada de múltiples fabricantes.

Comentarios (22)

Enlace al foro
  • Harold

    Harold

    Visores

    Gear VR
    Cardboard
    PlayStation VR
    Ten en cuenta que esa es la versión para desarrolladores, aunque la comercial parece ser idéntica.
    0 0