The Talos Principle VR: ANÁLISIS

El estudio Croteam se está convirtiendo, poco a poco, en un abanderado de la realidad virtual de calidad. Si con la trilogía de Serious Sam VR (First, Second y BFE) y el shooter por oleadas The Last Hope el estudio croata nos tiró un montón de carne alienígena putrefacta a nuestros visores, en The Talos Principle portan un juego de puzzles con tiznes filosóficos que ya en su momento cosechó muy buenas críticas.

Disponible para Rift, Vive y WindowsMR.

20 NOV 2017  17:30

knob2001

4 comentarios

The Talos Principle VR: ANÁLISIS

¿Qué es la realidad?, se preguntó Philip K. Dick.

En 1972, un estudiante de filosofía le pidió al escritor de ciencia ficción Philip K. Dick que le resumiera en una línea lo que para él era la realidad. Según cuenta el propio Philip K. Dick en el ensayo "Cómo construir un universo que no se derrumbe dos días después" (1978), tras meditarlo mucho y recuperar todas las ideas de sus novelas -quizás ayudado también por una gotita de LSD-, solo pudo enviarle: "La realidad es algo que cuando dejas de creer en ello, no desaparece".

 

 

El principio de Talos es un juego en primera persona del estudio croata CROTEAM, publicado originalmente en 2014 para PC y portado sucesivamente a todas las plataformas imaginables, Android incluido. Mundialmente famoso por la saga Serious Sam, el equipo de Croteam ya tenía decidido demostrarle al mundo que además de entrenar en la guerra sanguinaria a miles de chavales para cuando llegaran los extraterrestres (indispensable una camiseta blanca, gafas de sol y actitud de aquí no me tose ni Sandios), ellos eran capaces de diseñar otro tipo de juegos. Juegos con historia, con guión, con personajes profundos y voces existencialistas. Lo de las cabezas explotando en canal y misiles atómicos entrando por el agujero más oscuro de un demonio de doce plantas, ya estaba algo visto. Así entonces, con el motor gráfico de Serious Sam muy evolucionado y un arma (Serious Sam 4) que servía para desactivar algunos elementos del mapa (paredes, campos de fuerza...) decidieron que la unión de ambas cosas podría dar para un título "inteligente".

 

Viniendo de años bañados en sangre, es perfectamente entendible que Croteam buscara irse al otro extremo con su nueva creación: un juego denso, cargado de filosofía, con múltiples piezas y más enredos mecánicos que un jugador cualquiera pudiera tolerar. El Principio de Talos empezó a gestarse alrededor de una infinidad de puzzles dispersos que los chicos de Croteam habían estado desarrollando. Cuentan los que participaron en la creación del juego que Nathan Brown, integrante del equipo, diseñó un BOT (pequeño programa autónomo) para que jugara los niveles por su cuenta, buscando situaciones imposibles de solventar, glitches y demás BUGS relativos a la jugabilidad. Cada vez que encontrara uno, el BOT debía de enviarle un mensaje a los desarrolladores para que lo corrigieran, justo antes de utilizar un parche para saltarse el nivel y continuar con el resto hasta llegar al final. Una ronda completa debería llevarle una hora más o menos. Al parecer, el BOT llegó a acumular más de 1.500 horas de juego antes de que Croteam liberara la BETA en lo que creemos que es la fase de Tester más longeva de la historia moderna.

 

 

Con el 80% de los puzzles diseñados, faltaba darle cohesión al proyecto. Tenían puzzles, tenían los decorados, tenían -incluso- a un BOT que los jugaba. Pero faltaba lo que a muchísimos juegos les suele faltar: una buen guión que interconectara cada molécula de la historia. Un contexto que nos ayudara a digerir tanto puzzle suelto y en definitiva, el relato que le conferiría de "alma" a todo el proyecto. Para materializar la idea de engrandecer ese puñado de puzzles, CROTEAM llamó a dos tipos que sabían de qué iba eso de crear historias complejas e inmersivas: Tom Jubert, participante en los juegos The Swapper y FTL: Faster Than Light, (dos grandes joyas del videojuego de verdad) y Jonas Kyratzes, escritor de mundos fantásticos, juegos, libros y comeduras de cabeza variadas. 

 

Puzzles en los videojuegos los habrá siempre porque el puzzle es el juego más antiguo del mundo. Pero la manera en que los metas en la historia, hará que el juego termine en el inodoro o que le pongas en el mismo altar que las más grandes obras de arte que ha producido el ser humano. Si Myst elevó el puzzle hasta el edén de la diversión, sus hermanos -Riven, URU o Obduction- forjaron las columnas para que el panteón no se derrumbara. Con el tiempo, Portal llamó a las puertas del mismo cielo y junto a GlaDos todos lo celebramos durante casi un año (tarta incluída). The Witness es la religión que todos los anteriores profesan.  ¿Cabría The Talos Principle en este olimpo? Eso ya nos lo preguntamos allá por el 2014.

 

 

Para aquellos que nunca llegaron a jugarlo, The Talos Principle arranca en el prado de una ciudad antigua en ruinas. Un campo santo repleto de estatuas, ladrillos vistos, pequeños mosaicos y restos de una civilización muy parecida a la mediterránea que enseguida asocias con la Grecia antigua. Pero tus manos son las de un robot. Y un terminal de ordenador crece entre la misma hierba que sostiene lo que queda de las edificaciones. Una voz en off, EN PERFECTO ESPAÑOL y de una calidad de doblaje indiscutible, nos pone en situación. Y en ese instante, más o menos a cinco segundos de aterrizar en el camino de tierra, es cuando te das cuenta de que estás dentro de un pedazo de juego. O al menos, dentro de un proyecto con una intención muy definida.

 

PUZZLES

Los puzzles en The Talos Principle beben todos de la misma fuente: un halo de luz, rojo o azul, debe de conectar el origen y el destino para que caiga una pared y te permita conseguir una pieza de un puzzle mucho mayor. Las dificultades serán evidentes: rejas de metal cortarán el paso al rayo de luz, la paredes se levantarán más allá de lo que el rayo podrá alcanzar o te perderás por laberintos intrincados, plagados de interruptores. Para ayudarte, tendrás hasta 5 artefactos desbloqueables a lo largo de la historia con propósitos diferentes. ¿Os recuerdan los cubos a otro juego? En total hablamos de 120 puzzles, repartidos en varios escenarios (Grecia, Egipto, Montañas nevadas... ). Y por supuesto, van desde los más inocentes hasta los más desalentadores, en una gama muy bien diseñada para todos los públicos posibles (los más casuales y los enfermos de los rompecabezas). Por cierto que no es necesario pasarlos de una manera cronológica, sino que puedes ir saltando de aquí para allá por si te atascas en alguno.

 

Comentarios (4)

Enlace al foro
  • " Si una reja, por ejemplo, creo que se puede saltar dada mi altura ¿de verdad que no puedo siquiera intentarlo?"

    Eso pasa en el Arizona con obstaculos de 10cm, y fue juego del año en algunos sitios !!!  lol  lol



    Lo de elegir el API de Oculus, no esta en los Serious SAM, no ? No lo he visto ...
    0 1
  • Este caerá seguro... cuando me canse de matar monstruos en The Las Hope. Así sí, Croteam, haciendo buenos productos para la realidad virtual. No me voy a quejar ni del precio.

    Disfruté y sufrí con Obduction, así que le tengo ganas a otro juego de puzzles en RV.

    No entiendo que como aspecto negativo se diga que no hay opción multijugador.

    A muchos no nos gusta jugar con otros on line, eso para empezar, somo ermitaños, ariscos, asociales y JUGONES solitarios. Pero ya hablando en serio... ¿Qué aportaría a este juego que tuviera multijugador? ¿Resolver puzzles a 4 manos?

    1 0
  • Pues eso mismo... puzzles cooperativos. Cuando llegues a un punto del juego y veas lo que ocurre, creo que se entenderá la oportunidad perdida.

    De cualquier manera, y siendo yo tambien tan arisco como cualquiera, jugar en modo cooperativo en RV me ha descubierto una faceta muchísimo más cercana y excitante que en 2D. El aspecto negativo viene sobre todo por la imposibilidad de jugarlo acompañado. Todos los Serious Sam llevan el modo integrado en Fusion.
    1 0
  • Lo pillé hace nada con el 3 de serious sam. Al tener los anteriores el descuento era muy bueno, es de agradecer. Estoy de acuerdo en que las adaptaciones que hacen a RV son muy buenas, y les intento apoyar cuando puedo. De hecho, no sabía que este juego era de ellos y al verlo no he dudado en comprarlo también.

    El juego acabo de empezarlo, pero me alegra haber leído este análisis. He hecho los primeros puzzles y las impresiones son buenas. Perfecto para variar de tanta acción y tiros.
    1 0