VR Invaders - ANÁLISIS

Coge una pistola, un escudo y disponte a exterminar un ejercito de drones antes de que ellos acaben contigo. My.com nos trae un shooter de acción frenética que pondrá a prueba nuestros reflejos y puntería a partes iguales.

2 May 2017  17:48

Adrian-AGM

6 comentarios

VR Invaders - ANÁLISIS

La gran evolución del matamarcianos

Cuando oyes por primera vez su nombre, VR Invaders, podría apostar a que tu complejo sistema neuronal relacionó el título con el clásico Space Invaders. En ese caso puedes darle un premio a tu cerebro en forma de terrón de azúcar, pues estamos probablemente ante el descendiente directo más lejano del matamarcianos. Han pasado casi 40 años desde que se lanzó el clásico de las recreativas, sin embargo, VR Invaders sabe mantener la esencia arcade del título original.

 

La clave, la jugabilidad

El juego propone una jugabilidad simple pero tremendamente efectiva. Un mando Move en cada mano harán la vez de escudo y pistola respectivamente. En una posición estática permanente deberemos acabar con multitud de drones haciendo uso de nuestra arma. Originalmente portaremos un arma automática, munición ilimitada y no nos será necesario recargar. Mientras, deberemos protegernos de sus disparos con nuestro escudo láser y dispondremos de una barra de vida que nos permitirá soportar varios disparos antes de que nos den muerte. No es necesaria más información para lanzarnos a la batalla y empezar a destruir a nuestros enemigos robóticos a diestro y siniestro, sin embargo, el título brinda ciertos elementos que ofrecen variedad a las mecánicas de juego.

 

Por una parte tenemos los archiconocidos power-ups,. Al acabar con algunos enemigos, estos soltaran unos objetos luminosos que nos proporcionarán distintas habilidades. Estos poderes incluyen regenerar nuestra vida, aumentar nuestro ratio de disparo o incluso volvernos invencibles temporalmente armándonos con pistolas en ambas manos durante ese periodo de tiempo, ¿Para qué quieres un escudo mientras sus disparos no te afecten?

Igualmente, los ya mencionados potenciadores nos permitirán disfrutar de distintas armas que nos ayudarán a acabar con los drones, especialmente con aquellos mas duros de roer. Una escopeta, un disparo explosivo o un láser continuo sustituirán durante un tiempo limitado nuestra arma para facilitarnos la tarea.

 

 

A la hora de usar el escudo, el juego nos proporciona una pista visual que es vital para su buen uso. Cuando recibamos disparos desde un ángulo fuera de nuestro campo de visión, un pequeño destello aparecerá en la dirección de la que provenga el fuego enemigo. Así, podemos orientar nuestra vista hacia ese lado para colocar el escudo en la posición correcta y, con poca práctica, aprenderemos a orientar el escudo sin necesidad de mirar. Un detalle a tener en cuenta es que, gracias al posicionamiento absoluto, también podremos esquivar el fuego enemigo agachándonos o moviéndonos hacia los lados.

 

Otra mecánica importante que nos ofrece nuestra mano protectora se implementa accionando el gatillo, así, entraremos en un modo slow-motion. Durante unos segundos todo, excepto nosotros, se moverá a cámara lenta. Tras usarlo, se recargará de forma automática al poco tiempo, para poder volver a ser usado.

Este poder puede parecer en un principio innecesario, incluso puedes llegar a olvidar que lo tienes en los primeros momentos de juego, no obstante, conforme avanzas y la dificultad aumenta, deberás aprender a usarlo en los momentos cruciales y aprovecharlo al máximo.

 

Las físicas de los drones al recibir disparos, chocar unos con otros o la imposibilidad de disparar a través de tu escudo, son detalles que le dan realismo y mejoran la experiencia de juego.

Modos de juego, aportando variedad

VR Invaders ofrece un modo campaña no muy extenso que consta de 8 niveles con una historia contada a través de diálogos entre nuestro protagonista y otros personajes. La historia no da mucho de sí, nos pone en la piel de un hacker que, entrando en un mundo de realidad virtual, debe acabar con un virus representado en forma de drones. A su vez, la campaña basa su encanto en otros puntos como la variedad de enemigos, una curva de dificultad bastante bien llevada, jefes finales en cada nivel y un sistema de puntuación para competir en marcadores locales. Además, ofrece 3 grados de dificultad, los cuales nos pondrán más difícil la tarea, pero por otra parte nos premian con mayor puntuación al acabar con cada enemigo. Se echan en falta unos marcadores globales donde competir por ser el mejor del mundo, algo que aumentaría el carácter competitivo del juego.

 

 

El estilo arcade del título pide a gritos añadir un modo que, en este caso, nos trae por partida doble. Existen dos modos adicionales infinitos que añaden variedad y nos retan a mejorar en nuestra lucha contra inagotables ejércitos de drones.

 

En primer lugar tenemos un clásico modo horda, llamado Supervivencia, donde los drones nos irán llegando por oleadas cada vez más complicadas. Tendremos en nuestras manos escudo y pistola para defendernos y sobrevivir al máximo numero de oleadas antes de que nuestra vida llegue a cero.

 

Por último tenemos un modo Campo de tiro, donde las cosas cambian un poco. Los drones continúan siendo infinitos pero esta vez no llegarán en forma de oleadas y la variedad de enemigos será nula. En este caso portaremos un arma en cada mano, no habrá escudo que nos defienda. Una vez en posición, drones bomba suicidas aparecerán desde distintos ángulos y se acercarán a nosotros para detonar al mínimo roce. Nuestro objetivo aquí será el de resistir el mayor tiempo posible, por suerte, aguantaremos más de una explosión antes de caer. Este es posiblemente el modo que acabe siendo más intenso y que te lleve a acabar con mayor cantidad de enemigos seguidos, especialmente cuando te veas rodeado por 10 drones invadiendo tu espacio vital y realices la hazaña de acabar con todos ellos antes de que te toquen y exploten.

Apartado visual

Gráficamente el título aprueba notablemente, hace uso del motor Unreal Engine 4 y ofrece un buen acabado en cuanto a modelados y entornos. Tanto nuestras armas como los enemigos tienen un nivel de detalle bastante bueno. Por otra parte, los escenarios ofrecen algo menos de detalle, pero son muy variados y siguen mostrando gran calidad además de bastante destructibilidad, como romper cristales o segmentos de columnas, lo que nos aporta mayor visibilidad del campo de batalla.

 

 

Como estamos acostumbrados ya en muchos juegos de realidad virtual, el HUD o interfaz esta integrado en el juego, de manera que no moleste ningún elemento estático en pantalla. De esta forma la barra de vida se encuentra  en la culata de nuestra arma, el tiempo de recarga del slow-motion se representa en forma de pila que cambia de color en el escudo y la puntuación aparecerá en el suelo de la plataforma en la que nos situamos.

Sonido

El título se ayuda en ciertas partes del sonido para aportar a la jugabilidad. El vuelo de los enemigos, los disparos o el pitido de los drones suicida acercándose te dan pistas de por donde se avecina el peligro. A su vez, el resto de efectos sonoros ayudan a la ambientación y te meten dentro de la batalla. Los diálogos vienen únicamente doblados al inglés, al igual que los textos del juego, lo que puede llevar a no poder seguir la historia si no llevas muy al día tu comprensión del inglés, pero, como ya hemos comentado, la historia no se puede definir como uno de los puntos más fuertes del juego.

Problemas, bugs y errores

Afortunadamente, el juego no dio grandes problemas durante las horas dedicadas a él. El único fallo, que se debe a la tecnología de detección de los mandos Move, surge al superponer un mando a otro respecto a la cámara, en ese momento puede haber algún error en el posicionamiento del elemento en cuestión, arma o escudo. Por lo demás, la posición estática no dio problemas de mareos y el seguimiento de casco y los mandos funcionó con total exactitud.

Conclusión

En cuanto a jugabilidad, ofrece probablemente una de las mejores de las que se han visto hasta el momento en PSVR en el campo de los shooter estáticos, sin problemas en el tracking y con variedad de mecánicas. Visualmente tiene gran calidad, además de proporcionar una gran variedad de enemigos y escenarios. El juego puede pecar quizás de poco contenido, la campaña te durará dos tardes y los modos de juego adicionales te entretendrán algún rato más. Si eres ese tipo de jugador que le encanta superarse a sí mismo y conseguir las mejores puntuaciones, este juego te dará bastantes horas de diversión, a pesar de la falta de unos marcadores globales. Sin embargo, si no te llama la atención el tema de los high scores, la duración se reduce bastante.

VR Invaders sin duda cumple con lo que promete, un shooter de experiencia arcade que te mete de lleno en una intensa batalla donde descargar toda tu adrenalina. Además, será uno de esos títulos que darás a probar a tus invitados para que alucinen con la realidad virtual. 

7 "Muy bueno"

+ Acción frenética

+ Gran calidad visual

+ Jugabilidad entretenida

- Campaña de corta duración

- Contenido muy justo

- Falta de marcadores globales

Comentarios (6)

Enlace al foro
  • Buen análisis. Me ha gustado. A este le tengo curiosidad. Me echa un poco para atrás que hay bastantes juegos en esta línea. Por lo que dices está por encima de la media.
    0 0
  • Madre mía, tengo la triste sensación de que la rv se desinfla :sad: Espero que sólo sea mi visión de la situación y no la realidad misma.
    2 1
  • Sr_Ton:Me echa un poco para atrás que hay bastantes juegos en esta línea.

    Com dice el jugón, otro PJO mas ... pude que sea el mejor, pero ya cansa el concepto
    1 0
  • Muy interesante reflexión, pero del juego opinas algo o metes tu reflexión con calzador si cuela ,cuela ?


    Por lo demás buen análisis , el juego promete y en psrv no hay tantos juegos de este tipo .
    5 0
  • Eso mismo he pensado yo. Sobre todo cuando el juego parece estar bien como se expone en el análisis.
    0 0