La recepción de PSVR fue extremandamente positiva

Strategy Analytics ha publicado un informe en el que analiza la opinión de los usuarios que compraron PlayStation VR y dejaron su valoración en páginas de venta online.

21 MAR 2017  11:00

Harold

13 comentarios

La recepción de PSVR fue extremandamente positiva

Strategy Analytics publica un informe que llega cinco meses después del lanzamiento de PlayStation VR y en el que analiza la opinión de más de 1.000 personas que compraron el visor y lo valoraron a través de páginas como Best Buy o Amazon. En el informe concluye que el dispositivo ha tenido una acogida extremadamente positiva con una puntuación de 4,6 sobre 5. "La excepcional recepción que ha recibido PSVR ha sido un buen presagio para Sony, y para sus socios editores y desarrolladores que han invertido importantes recursos en lo que muchas personas ven como una tecnología incierta. No es una exageración decir que muchos consumidores parecen haberse enamorado del producto, ya que la palabra 'amor' es mencionada cerca de 200 veces y el 73% de los análisis le otorgan 5 estrellas", comenta David MacQueen, director ejecutivo del programa de investigación.

 

 

La mayoría de las personas mencionaban los juegos y el software como parte del éxito, así como el confort y su facilidad de uso. "Es importante que estos factores sean tomados en cuenta por otros fabricantes si lo que quieren es reproducir el éxito de Sony", añade MacQueen. Pero no todo es positivo, los usuarios también se han mostrado preocupados principalmente por los mareos que muchos títulos pueden provocar, seguido por la nitidez de la imagen y finalmente el coste. Hasta la fecha, PlayStation VR es el único dispositivo de escritorio del que se conocen cifras de ventas con casi un millón de unidades vendidas.

Comentarios (13)

Enlace al foro
  • En gran parte creo que, como dices, es cosa de entrenamiento y acostumbrarse. No sé a vosotros, pero a mí ya me cuesta encontrar una experiencia donde sienta esa sensación de pérdida de estabilidad que sentía al probar, por primera vez, una montaña rusa virtual o pillar un salto en un simulador de conducción. Supongo que nuestro cuerpo se va haciendo a la idea de que aquello no es real y ya no se prepara para una respuesta física real al mundo virtual. Posiblemente llegará un momento en que tanto nuestro cerebro como nuestro cuerpo, de forma inconsciente, distinguirán perfectamente entre lo real y lo virtual, evitando estos movimientos involuntarios. Eso sí: me temo que con la costumbre también se pierde gran parte de la magia de esos primeros momentos :-(
    2 0
  • finus:En gran parte creo que, como dices, es cosa de entrenamiento y acostumbrarse. No sé a vosotros, pero a mí ya me cuesta encontrar una experiencia donde sienta esa sensación de pérdida de estabilidad que sentía al probar, por primera vez, una montaña rusa virtual o pillar un salto en un simulador de conducción. Supongo que nuestro cuerpo se va haciendo a la idea de que aquello no es real y ya no se prepara para una respuesta física real al mundo virtual. Posiblemente llegará un momento en que tanto nuestro cerebro como nuestro cuerpo, de forma inconsciente, distinguirán perfectamente entre lo real y lo virtual, evitando estos movimientos involuntarios. Eso sí: me temo que con la costumbre también se pierde gran parte de la magia de esos primeros momentos :-(


    Creo que has dado completamente en el clavo, junto a los mareos también se pierde parte de la inmersión brutal de los primeros días.
    1 0
  • Pues esta ha sido mi preocupación, paralelamente iba terminando de pasarme Resident Evil, empecé a pensar en "y despues de Resident... que?" "voy a perder sensaciones con los demás juegos?", así que me lancé al Batman después de horas y horas de trastear con el casco y joder que gozada de demo, bajar por la batcueva me hizo exclamar un "Jodeeeer" como la copa de un pino, lo cual me lleva a pensar que aunque lleguemos a acostumbrar nuestro cerebro, siempre seguiremos disfrutando de lo visual, como si de un viaje se tratase, por muchas veces juguemos nunca nos cansaremos de ver diferentes paisajes, diferentes formas de resolver una situación, diferentes ventanas a las que asomarnos, nunca tendremos bastante porque en la vida real tampoco lo tenemos.
    3 0