The Walking Dead: Saints & Sinners - Oculus Quest: ANÁLISIS

14 OCT 2020  16:00

RescueGamer

25

The Walking Dead: Saints & Sinners - Oculus Quest: ANÁLISIS

Ya es la hora, el fin está cerca, preparaos para el apocalipsis, porque el juego de zombis más aclamado del panorama VR ha llegado a Oculus Quest, y ahora te perseguirá allí donde vayas. ¿Habrá perdido algo por el camino o conseguirá transmitir las mismas sensaciones en el visor portátil de Oculus?

Supervivencia zombi, ahora donde quieras

Este año han aparecido algunos grandes títulos AAA que están nutriendo la industria de la realidad virtual con experiencias realmente trabajadas y adaptadas al medio, y uno de ellos es, sin duda, The Walking Dead: Saints & Sinners, basado en las aclamadas series y novelas gráficas, y que nos pone por enésima vez en la piel de un superviviente en un mundo postapocalíptico rodeado de zombis, una ambientación que desde luego ha tenido éxito en VR dada la multitud de títulos que parten de esta premisa. Sin embargo, Saints & Sinners ha destacado muy por encima de la media: sus combates cuerpo a cuerpo con todo tipo de armas y objetos que parecen incluso simular su peso real, su desarrollo con énfasis narrativo y toma de decisiones, la gestión de inventario, recolección de artículos para fabricar nuevas armas y herramientas, y su mundo semi abierto con escenarios muy cuidados en detalle hacen que se trate de un juego realmente bueno y que aprovecha las posibilidades de la realidad virtual como pocos, un juego en el que el mimo de los desarrolladores está presente en cada rincón, tal y como ya dejamos patente en nuestro análisis del juego que podéis leer aquí.

 

 

Pues bien, tras unos cuantos meses de espera, el título por fin da el salto al terreno portátil de la mano de Oculus Quest, con un port que debe verse las caras con otros del género como Arizona Sunshine, que ya hizo su aparición en Quest anteriormente con un port bastante sólido teniendo en cuenta el potencial de las primeras Quest. Sin embargo, Saints & Sinners es un juego mucho más complejo, donde las físicas juegan un gran papel, las animaciones y modelados de zombis están mas trabajados y donde la interacción con personajes y el entorno son cruciales, ¿habrán conseguido un port igual de sólido o habrá perdido parte de su esencia por el camino?

Lo primero es lo primero, ¿se ve 'de miedo'?

Sin duda alguna es inevitable fijarse primero en el apartado gráfico cuando recibimos un port de un juego tan importante en Quest, ya que viendo las verdaderas proezas que llevan a cabo algunos desarrolladores con sus ports se nos olvida a menudo la limitada potencia del primer modelo de Oculus Quest, pero está ahí, y al igual que el bajón visual fue importante en Arizona Sunshine, también lo es en Saints & Sinners, y es que eso es inevitable.

 

 

Mientras caminamos por las calles de Nueva Orleans, veremos cómo las texturas cuentan con una resolución muy inferior a las originales original, las calles y casas están más vacías y los efectos de luces, brillos y sombras se han mermado e incluso desaparecido en algunos casos, dejando un mundo mucho mas "acartonado" que el que nos encontramos en las versiones de sobremesa. Sin embargo, dado el estilo visual del juego, sigue siendo un mundo "vivo" y lleno de peligros que entra por los ojos con mucha solidez, y es que a pesar de ese bajón necesario a todos los niveles, si empezamos a comparar con otros juegos del catálogo de Quest veremos que este port mantiene una calidad visual muy por encima de la media en el visor, y con un nivel general muy consistente, en el que no nos encontraremos grandes altibajos, sino que todo parece ser parte de la misma construcción.

 

Como decíamos también, ese estilo visual "cartoon" (aunque sin cell shading) hace que el bajón gráfico no sea tan notorio, disimulando la falta de detalles en ciertos materiales, y desde luego creemos que este estilo visual fue elegido para el juego en parte por esto, para paliar o disimular las reducciones gráficas que serían necesarias en los ports a sistemas menores. Aún con todo, este Saints & Sinners en Quest sigue siendo una proeza técnica, ya que a pesar de la falta de detalle en texturas, todo se ve con una gran nitidez general (textos incluidos). Nuestras manos y brazos están llenos de detalles y veremos que se llenarán de sangre y vendas (las que nos coloquemos, claro) a medida que nos abramos paso perforando cráneos entre zombis, los cuales también guardan un nivel de detalle suficiente como para que nos puedan dar "asquito", con modelos muy diferenciados en constitución, facciones, ropa, nivel de putrefacción y heridas de todo tipo, además de estar perfectamente animados tanto en cuerpo como en rostro, sintiéndose de verdad como algo "no muerto", y sin duda a un nivel bastante superior de lo visto en Arizona Sunshine en Quest, donde si bien es verdad que la cantidad de ellos en pantalla podía ser muy elevada, nos encontrábamos con muchos de ellos repetidos y cuerpos y rostros mucho más estáticos.

 

 

Hay que remarcar el esfuerzo de los desarrolladores por optimizar la experiencia para Quest durante todos estos meses desde que apareció el juego en la VR de PC, ya que la distancia de dibujado se ha reducido, pero de forma bastante medida y selectiva (no desaparecen elementos completos al alejarnos, si no solo las pequeñas partes innecesarias, como los números en la pantalla de una radio, pero no la radio misma), y se han eliminado los elementos del entorno justos para que la experiencia no se resienta, pero consiga mantener una tasa de imágenes por segundo sólida, en una instalación que pasa de los aproximadamente 40 GB en PC a 7 GB en Oculus Quest 1, muestra de lo mucho que se ha tenido que reducir el juego, pero a la vez intentar mantenerlo intacto. Todavía podemos percibir "popping" en algunos elementos si lo buscamos, y nos hemos encontrado un par de ocasiones contadas en las que las puertas de un armario no se renderizaban o las animaciones de los enemigos humanos en la lejanía quedaban rotas (eso sí, ver grupos armados haciendo el moonwalk no tiene desperdicio), pequeños descosidos muy puntuales que esperemos que corrijan con actualizaciones, pero que no emborronan para nada el resultado final de este port, que consigue que nos lo pensemos dos veces antes de entrar en una cripta a oscuras, o que nos suba la adrenalina al ver cómo se aproxima una horda de zombis y tengamos que trazar una estrategia, y rápido.

Pero, ¿seguro que es el mismo juego?

Por supuesto, uno puede llegar a pensar que como pasaba antaño cuando un juego de PlayStation llegaba a Game Boy podía haber sufrido transformaciones peores que las de un zombi y tratarse de una experiencia totalmente distinta, con mecánicas adaptadas a la potencia y formato portátiles. Por suerte, ese no es el caso de Saints & Sinners, que conserva todo su jugo, al cual podremos sacarle mucho partido gracias a la inmediatez de los visores standalone de Oculus. Todas las mecánicas que han hecho al juego grande en PC se mantienen intactas, y menos mal, porque gran parte de la gracia recae en las físicas del juego y sus armas cuerpo a cuerpo, en cómo ciertas armas y objetos se sienten mas pesados que otros, y cómo atravesar el cráneo de un zombi puede no ser tan fácil como uno habría pensado, y requiere de práctica y técnica. Todas estas cosas podrían haber sufrido con el salto a Quest, dado que unas físicas complejas siempre puede ser motivo de saturación para el SoC, pero sin duda han conseguido trasladar la experiencia a la perfección, así como sus diálogos narrados (y con subtítulos en español), todas sus localizaciones, armas, objetos y materiales. Un juego que se torna muy ambicioso y completo para un sistema VR portátil, pero que ha conseguido llegar manteniendo toda su esencia.

 

CONCLUSIÓN

Pocos juegos me vienen a la mente en el catálogo de Quest que sean tan extensos y elaborados a la vez que mantienen un gran nivel visual y jugable, un juego AAA con todas las letras que ha sido traído con mucho mimo y cuidado por los desarrolladores. No un juego perfecto, pero sí un videojuego con un desarrollo clásico de campaña, duradero, que no es pasillero y con unos niveles de producción envidiables, y sobre todo y lo más importante, divertido de jugar.

 

Tráiler en Quest 2.

 

Si lo tuyo son los zombis y lo que buscas no es un "matamata", sino una experiencia de supervivencia profunda y extensa, Oculus Quest tiene un nuevo rey del género y sin duda es un juego que nadie con unas Quest y un mínimo de gusto por los zombis o la supervivencia debería perderse.

 

El juego ha sido analizado en Oculus Quest 1.

VRGameCritic

+ El mismo juego, en Quest

+ Sigue luciendo bien

+ Bien optimizado

- Pequeños bugs

- Sin doblaje

9 "Muy bueno"

The Walking Dead: Saints & Sinners (Quest)

9

Lanzamiento / Octubre 13, 2020

Face all the horrors that the living and the dead can offer in this new VR adventure in The Walking Dead universe. Travel through the ruins of walker infested New Orleans as you fight, sneak, ...

Nota de los usuarios

9