HoloLens 2 a la vanguardia del sector profesional

17 FEB 2020  17:00

sellocpr

4

HoloLens 2 a la vanguardia del sector profesional

Nos acercamos hasta la sede de Microsoft en España para probar las bondades de HoloLens 2 en el sector profesional.

El futuro en nuestras manos

Hace escasos días tuvimos el placer de acercarnos hasta las oficinas centrales de Microsoft España en Madrid, para ser testigos en un evento especialmente pensado para la prensa y medios del sector que nos mostró los diferentes ámbitos profesionales donde Holelens 2 está despuntando, y es que gracias al elaborado sistema que desde Microsoft han planteado para que este visor de realidad aumentada (realidad mixta según los responsables de Mircosoft) sea toda una proeza en cualquier sector profesional, hace que estemos ante una herramienta que viene a cambiar el paradigma del trabajo cotidiano en cualquier sector.

 

Ya sabemos a qué se refiere Microsoft cuando habla de realidad mixta

 

Como os decíamos, nos dimos cita en la entrañas de la sede principal que la gigante de Bill Gates tiene en Madrid, unas instalaciones que nos ponen en situación del musculo económico que tiene una compañía como Microsoft a nivel mundial y que ya nos deja claro en estos compases que no venimos a probar una simple demostración acerca de la interacción y el apartado de entretenimiento que nos puede ofrecer el visor, sino que nos encontramos ante una prueba real sobre el rendimiento que cualquier trabajador puede ofrecer con una herramienta de estas características en situaciones cotidianas en entornos laborales.

 

Antes de comenzar con las charlas previas a la demostración, tenemos una distendida conversación con alguno de los máximos responsables de Plain Concepts, primer partner de realidad mixta de la compañía en España, quienes se encargan de enseñarnos con pelos y señales todas y cada una de las bondades de su nueva herramienta Dynamics 365, una imponente solución que viene a facilitarnos la vida de manera muy práctica en cualquier entorno laboral, como veremos más adelante. Gracias a esta amenizada charla, empezamos a tener una idea aproximada sobre qué nos vamos a encontrar en la demostración, donde numerosas salas especialmente acondicionadas para simular un entorno de trabajo se atisban ante nosotros y nos ponen en perspectiva de lo que nos vamos a encontrar en esta prueba con el visor. Y es que encontrar diferentes máquinas industriales funcionando a pleno rendimiento dentro de unas instalaciones como las de Microsoft nos invitan a pensar en el grado de veracidad que la compañía pretende ofrecer a sus clientes principales a la hora de mostrar el visor y el ecosistema creado.

 

 

Después de ponernos los dientes largos durante un rato, es hora de pasar a la acción sin titubeos, y es que siempre es de agradecer que en un evento de estas características se dejen rápidamente de lado los tecnicismos del visor o el ecosistema, para empezar a comprobar de primera mano cuánto de verdad hay en todos los puntos que previamente destacaban los máximos responsables de las aplicaciones que veríamos a continuación. Quizás el único medio que tenía los deberes hechos en cuanto a características y especificaciones acerca del visor era el nuestro, ya que palabras como FOV, Hand Tracking o seguimiento ocular siguen sonando a chino lejos de nuestras fronteras virtuales. Por eso, como os decía, se agradece que no se haga mucha mención a estos apartados en un evento de estas características y que nos metamos de lleno en la propuesta que querían enseñarnos, a costa de las típicas preguntas de otros medios generalistas que, de vez en cuando, interrumpían las charlas previas preguntándose cómo narices puede hacer todas esas cosas un visor como Hololens 2 a la hora de interactuar con el mundo que nos rodea.

 

Como os decía, rápidamente se pasa a la acción, y uno de los responsables de Plain Concepts se calza el visor y comienza a retransmitir la imagen a los monitores que había en la sala, donde podíamos vislumbrar el mundo tal y como él lo veía a través de las Hololens 2, donde se realizó una demostración práctica de cómo el visor, gracias a la IA, se comportaba con el mundo que le rodea y, sobre todo, cómo gracias al seguimiento ocular era capaz de señalar las áreas que él quisiera simplemente con la mirada, o incluso ver cómo un texto se va moviendo a medida que el usuario va leyendo las frases sin otro tipo de interacción que sus ojos. Pero además de todo esto, que ya nos empezaba a poner los dientes largos respecto a esta incipiente tecnología junto con la mejora del visor en cuanto a rendimiento a lo largo de los meses, lo cierto es que era una prueba real de cómo el visor se conectaba a la nube de su herramienta Dynamics 365, esencial para la prueba que estaba por venir.

 

 

Todos somos conscientes de lo que la realidad aumentada va a aportar a la sociedad en todas sus capas y sectores, pero ver cómo de verdad se empieza a dar forma de manera efectiva a todas sus bondades en el ámbito laboral es una verdadera pasada. Desde RoV no es la primera vez que tenemos un acercamiento con las Hololens 2; de una forma u otra hemos podido comprobar de primera mano el comportamiento del visor, un dispositivo que puede tener innumerables peros si injustamente lo comparamos con cualquier visor RV de nueva generación, por eso no voy a hablaros de las especificaciones técnicas o de las sensaciones típicas de qué tal sienta el visor una vez puesto en nuestra cabeza, más allá de que me parece una virguería tecnológica y que me ha resultado muy cómodo en los diferentes usos que le dimos en la demostración práctica. Por eso mismo me voy a centrar en relatar cómo un persona con cero conocimiento de mecánica industrial o electrónica (como es mi caso) puede arreglar una máquina o un panel eléctrico con unas Hololens 2 puestas en su cabeza.

 

Era hora de meternos en el mundo aumentado que nos propone el visor, por ello decidimos olvidarnos un poco de las demostraciones más lúdicas (perfectas para alguien que no conoce el metaverso XR) y meternos en las tareas mas cotidianas que nos pueden brindar en entornos laborales. Por ello me dispuse a arreglar un pequeño motor estropeado que había por allí, siguiendo las instrucciones que alguien me daba de manera remota o con elementos prediseñados para la labor en cuestión, que gracias a la nube y a la IA se irían dibujando en mi visor de manera práctica y que me serviría de guía detallada para lograr que dicho motor volviera a funcionar de manera correcta y sin riesgos para mi integridad física.

 

 

Como Tony Montana, el mundo está en mis manos

 

Como podéis imaginar, es bastante impresionante ver cómo un técnico especializado se pone en contacto con nosotros mediante videoconferencia para ser nuestro guía perfecto mientras nosotros interactuamos con los diferentes elementos que se van añadiendo a nuestra visión, y siempre con las manos libres para poder realizar el trabajo sin desviar un ápice de atención de lo que nos traemos entre manos. Atrás quedó el estar mirando un vídeo tutorial en una tablet o leerse los manuales específicos mientras se pierde un tiempo crucial en diferentes sectores profesionales como puede ser la cadena de montaje de una fabrica importante, ya que mediante este sistema, un operario menos cualificado para reparar una maquina cualquiera puede realizar todos estos arreglos sobre la marcha mientras el técnico experto en ese tipo de reparaciones le va guiando mediante la información añadida en su visor sobre las diferentes tareas que debe realizar para que la maquina en cuestión sea reparada, todo ello sin más complicaciones para la empresa que el conectar su visor enfocando el problema y que un operario cualificado nos dé las instrucciones precisas.

 

Además resulta muy intuitivo observar cómo podemos interactuar con nuestras manos mientras vamos recibiendo las instrucciones. De esta manera podemos apartar la vídeo llamada que estamos viendo en grande y moverla hacia un lado donde no se interponga en el campo visual de nuestro trabajo, o directamente la minimizaremos para que no haga que desviemos la atención más de la cuenta. Así empezamos a observar cómo se van añadiendo flechas y elementos virtuales mientras nuestro visor empieza a transmitir información en forma de fotografías hasta el operario que está guiándonos de manera remota, todo ello de forma muy intuitiva y, lo que es esencial, sin necesitar de una gran preparación previa para que cualquiera pueda recibir estas instrucciones cuando tenga el visor puesto. Además pudimos observar cómo el visor se puede desmontar fácilmente y ser acoplado de manera práctica en un casco de obra o en cualquier sistema de anclaje que demande el trabajo que queramos realizar, y es que parece que Microsoft no ha dejado nada al azar en cuanto a diseño y ergonomía.

 

Ejemplo de cómo podemos combinar el visor con un casco de obra para realizar tareas específicas.

 

Por otro lado, pudimos presenciar cómo uno de los responsables del proyecto realizaba un ejercicio de reparación en un panel eléctrico, solo que en esta ocasión el visor no se conectaba de manera remota a un técnico especializado, si no que ofrecía un servicio aún mas intuitivo si cabe que la demostración que pude probar, ya que en esta ocasión el visor se ayuda de la IA y el servicio en la nube para detectar el problema (mediante capturas y comprobaciones) y empezar enviar información adicional, así como los pasos a seguir, para que el operario pudiera realizar con éxito la reparación del sistema sin ningún tipo de inconveniente y, sobre todo sin poner en riesgo su propia integridad física. De esta forma volvemos a encontrar una de las grandes ventajas de esta tecnología en sectores laborales diversos, ya que el no parar una producción específica en cualquier ámbito laboral es sin duda uno de los grandes beneficios que nos brindará la realidad aumentada, a costa de que muchos trabajos especializados en la reparación de innumerables maquinas industriales puedan pasar a mejor vida, como siempre suele ocurrir cuando una tecnología tan disruptiva como la que está por llegar aterrice de manera cotidiana en nuestras vidas, y es que cualquier tecnología que viene a cambiar el paradigma que conocemos representa las dos caras de una misma moneda, pero eso mejor lo dejamos para otro artículo.

 

No desviar la atención a la hora de manipular cualquier elemento es una gran ventaja en cualquier campo.

 

Otro de los sectores que se verá claramente beneficiado (si es que alguno no lo hiciera) es el campo de la medicina y la educación. De esta manera pudimos comprobar, mediante un pequeño vídeo, cómo un cirujano es capaz de realizar una intervención quirúrgica sin tener que levantar la mirada de la delicada intervención que se trae entre manos, donde el monitoreo de ritmo cardíaco, así como el de otros elementos cruciales en una intervención de estas características, se añaden al campo visual del portador del visor, en este caso el cirujano especialista... por no hablar de la precisa guía que se dibuja en las pantallas del visor acerca del diámetro del corte que debe realizar, así como qué partes debe tocar en los órganos vitales. Como os digo, en esta ocasión el cirujano cuenta con un nivel de concentración en su intervención que difícilmente podría tener sin el visor puesto, ya que de una manera u otra debería de desviar la mirada del paciente que tiene entre sus manos. En cambio, con un visor de estas características puesto en su cabeza, mucha de la información esencial en este tipo de intervenciones se vería reflejada en su campo visual. Por otro lado, vimos y comprobamos cómo sería impartir una clase de astronomía con unas Hololens 2 sobre nuestros ojos, lo que abre un mundo de posibilidades de cómo impartir una clase en un aula cualquiera, ya que el manipular con nuestras propias manos los diferentes planetas de nuestro sistema solar y ver cómo se comportan sin tener que empollar ni una sola palabra harán que el alumno en cuestión tenga un grado de conocimiento e inquietud que de otra manera sería poco frecuente.

 

Por otro lado, nos estuvieron explicando que podemos interactuar varias personas a la vez con los diferentes elementos que se van añadiendo en nuestros visores. Así, si por ejemplo un profesor quiere poner un elemento en escena, el resto de los visores que comparten la estancia lo pueden ver e interactuar con él. O por poner otro ejemplo, si una máquina estropeada precisara de varios operarios para que vuelva a funcionar, todos los operarios con el visor puesto verían e interactuarían con los mismos elementos en tiempo real, sin duda un gran avance que deja ver cómo Microsoft está haciendo los deberes en este campo, ¿para cuándo veremos lo mismo en realidad virtual?

 

Varias personas trabajando en el mismo entorno de realidad aumentada.

 

Sin duda nos pareció muy interesante la charla y el potencial que esta tecnología nos ofrece ya en el ámbito laboral de cualquier sector, por eso estamos seguros que es cuestión de tiempo que este tipo de visores esté con nosotros de manera cotidiana. Nosotros por nuestra parte esperamos que desde Microsoft nos manden un visor de esta nueva hornada de Hololens tal y como nos prometieron, para poder ofreceros un análisis completo de las características del visor y que podamos hablar con propiedad sobre las proezas técnicas que este tipo de tecnología nos empieza a ofrecer desde ya.