Synth Riders: ANÁLISIS

Entra en un mundo de neón. Mueve tu cuerpo al ritmo frenético y la velocidad de la música retro de los 80. Al estilo del ya reconocido Beat Saber, pero con una propuesta y personalidad diferente. Disponible para Index, Vive, Rift y WMR.

8 AGO 2019  14:00

marianoman

1 comentarios

Synth Riders: ANÁLISIS

Si quieres una alternativa seria al aclamado Beat Saber, esta puede ser tu próxima elección

Quienes se precien de haber vivido sus épocas de adolescencia y diversión en la década de los 80 se sentirán muy identificados con este juego desarrollado por Retrowave VR y publicado por Kluge Interactive.

 

 

Adentrándome al mundo virtual, procedo a colocarme mi visor, y luces de neón abundan por doquier, automáticamente mi cabeza empatiza con la película Blade Runner. Es que visualmente recuerda mucho, y está muy bien que así lo sea ya que la propuesta de la gente de Retrowave VR es introducirnos en un ambiente retro cyber-punk, que para nuestra suerte o gracia lo hace de una manera muy bien lograda.

 

Momento de la presentación

Iniciando sobre la interfaz simple, pero no menos efectiva, se encuentra un estilo muy marcado y bien definido en donde todo se lee y maneja de forma intuitiva. Lamentablemente todos los menús y las ayudas están en idioma inglés, por lo que esperemos que el desarrollador agregue el idioma español en algún momento, dado que el juego se encuentra en etapa Early Access.

 

Es aquí donde encontramos los menús principales:

  • Playlist
  • How to play
  • Play
  • Settings
  • Profile

Siendo posible seleccionar tres estilos o formas de jugar diferentes Normal, Boxing y Challenge. Las canciones se pueden jugar entre cinco niveles diferentes de dificultad los cuales se dividen en Easy, Normal, Hard, Expert y Master. En cuanto a escenarios tenemos actualmente una selección de 7 disponibles.

 

 

A mover el esqueleto

Con una mecánica extremadamente sencilla, tardaremos casi nada de tiempo en hacernos amigos de los controles aunque seamos neófitos en este campo de juegos. Veremos dos esferas de diferente color asignados a nuestros controles, que serán cian para el izquierdo y magenta para el derecho. Con ellos, el juego consiste en chocar esferas u orbes correspondiendo con su color que vienen hacia nosotros al ritmo y la velocidad de la pista musical seleccionada. A estos dos colores y movimientos básicos habrá que agregar un movimiento extra para el color amarillo/naranja debiendo estrellar los orbes con las dos manos simultáneamente y otro para las orbes de color verde que deberemos estrecharlas todas con una sola mano elegida sin posibilidad de poder alternarla con la otra.

 

En esta vorágine de ritmo y velocidad, habrá notas sostenidas que llegarán hacia nosotros, teniendo que "surfearlas" con nuestros mandos como si se tratase de una "ola" de neón.

Con cada acierto iremos sumando puntos, y al hacerlo repetidamente y sin equivocaciones aumentaremos un multiplicador, lo que hará que vayamos incrementando nuestra puntuación de una forma más acelerada. Mecánica sencilla en papeles, pero la dificultad radica en que tenemos que traducir todo esto a nuestro cuerpo.

 

 

Generando sensaciones

Es recomendable jugar de pie, ya que, sumado a los orbes, también se habrán obstáculos viniendo hacia nosotros por lo que deberemos esquivarlos según se necesite. Hacerlo sentado hará perder parte de la jugabilidad e interacción con el entorno, como así también evitará que hagamos más ejercicio de nuestro tren inferior.

 

Para realizar este análisis, el juego fue probado con Oculus Rift y no se ha tenido ningún inconveniente referido a problemas de rendimiento o tracking sobre los controladores, que por cierto, hacen un buen uso en todo momento de su propiedad háptica al momento de hacer contacto contra las esferas.

 

 

Para los que gusten de la música sintética del estilo ochentero, este sin duda es su juego. Las pistas de audio reflejan fielmente la época y se disfrutan de principio a fin haciéndonos sentir a gusto. Sin duda es el sello de esta propuesta, que nos aporta de momento 21 pistas para divertirnos. Pero esto no queda aquí, el juego cuenta con un editor de pistas oficial y soporte de mods, por lo que puedes personalizar las pistas ya propuestas o generar nuevas con las canciones que gustes sobre otros géneros musicales, así como disponer de soporte para YUR.FIT, que te permitirá contar las calorías quemadas en cada sesión de Synth Riders.

 

CONCLUSIÓN

Como conclusión, puedo decir que es un juego corto tal como viene, quizás en un par de horas podremos recorrer todas las pistas, restando aumentar la dificultad para seguir disfrutando. Tiene gran potencial y es una alternativa excelente a Beat Saber, pero de forma nativa aún no está explotado. Se extrañan canciones más conocidas en el listado, pero "customizado" el juego eleva muchísimo su potencial. De todas maneras, hay que volver a recordar que aún está en estado de "Early Access", por lo que seguro lo mejorarán con el pasar del tiempo e irán agregando nuevos contenidos y características.

+ Gran estética

+ Simple pero efectivo

+ Gran posibilidad de expansión

+ Editor de track oficial

- Ausencia del idioma español

- Falta de canciones conocidas de manera nativa

7 "Bueno"
VRGameCritic

Comentarios (1)

Enlace al foro
  • cercata

    cercata

    Visores

    Oculus Rift
    PlayStation VR
    Oculus Go
    Oculus Quest
    Por mas que lo intento, no consigo ver de que va el juego, tendré que leerme la review lol

    1 1