Trover Saves the Universe: ANÁLISIS

Analizamos la nueva y disparatada aventura del cocreador de la serie Rick y Morty, después de su presentación virtual con Accounting +. Compatible con PSVR, Vive y Rift.

7 JUN 2019  13:30

gopozgon

11 comentarios

Trover Saves the Universe: ANÁLISIS

Perretes del poder

Desde la presentación del juego, el cocreador de Rick & Morty Justin Roiland con su compañía Squanch games dejó claro que con este nuevo título iba a continuar por el mismo camino que todos los seguidores de la serie ya conocemos, y que ya inundó nuestro mundo virtual de su particular e irreverente humor a través de su primera aparición con el videojuego Accounting +.

En este caso, se trata de un juego más tradicional y mucho más ambicioso en lo que a mecánicas y alcance se refiere, puesto que estamos ante un juego de acción y plataformas con una duración aceptable que no difiere de otros muchos que hemos jugado a lo largo de los años; pero en el que el humor se hace con el protagonismo absoluto desde el primer minuto, por encima de mecánicas, desarrollo o cualquier otro aspecto evaluable.

 

¿Puede un título convertirse en gran juego con esta premisa?

 

 

Una comedia bizarra

El malvado mironcio Glorkon -una especie de pájaro con sobrepeso y complejo de Thanos- ha robado nuestros dos perros, y como si fueran las gemas del infinito se los ha introducido en las cuencas vacías de sus ojos para aumentar su poder y acabar con múltiples planetas por todo el cosmos, y es que en este juego las cuencas de los ojos de ciertas especies bien pueden rellenarse con unos perros o incluso con pequeños bebés en peligro de extinción que cambian la personalidad o habilidades del portador.

 

Nos ponemos en la piel del dueño de los dos perros robados por Glorkon, y como buen sillotopiano habitante de la ciudad de las sillas; no levantaremos nuestro culo del sillón en ningún momento, y desde ahí sostendremos una especie de mando de PS4 con el que manejaremos a Trover; un pequeño monstruo morado con un bebé atómico en cada ojo que muy a su pesar se une a nosotros en la misión de salvar el universo del malvado mironcio; y es que sin Trover obedeciendo las órdenes de nuestro mando sumado a la naturaleza de nuestra raza de no moverse del sitio, no íbamos a llegar muy lejos.

 

¿Te sientes un poco sillotopiano?, ¿quizás te dé la sensación que el juego se está riendo de tí?. Pues sí, pero no solo se ríe de nosotros, también se ríe continuamente de él mismo, de estereotipos, aspectos de la sociedad y de todo lo que puede en definitiva.

 

 

¿Os parece un argumento absurdo?. ¡Claro que lo es!, pero esto es solo el principio y por momentos la historia y constantes conversaciones van a más… más locas, más absurdas, más soeces y por momento rozando el humor más negro sin ningún tipo de miramientos.

No es nada fácil hacer reír, y este videojuego a poco que conozcas y sepas disfrutar del tipo de humor que te vas a encontrar, lo va a conseguir. !Vaya si lo hará!.

 

Relájate y disfruta

El título se presta a ser disfrutado y completado con calma durante las aproximadamente 6 horas que podría llevarnos, y es que seguramente queramos pararnos a oír todas las continuas y constantes conversaciones que se dan en el juego sin parones ni cinemáticas de por medio; en perfecto inglés, pero con subtítulos impecablemente traducidos al castellano.

Quien se maneje bien de oído con el inglés lo disfrutará mucho más, pues estamos ante un gran doblaje (muchas de las voces del propio Justin Roiland) con una cantidad de diálogos constante y apabullante que hará que en ocasiones podamos perdernos alguna frase por la dificultad de leer los subtítulos y zurrar enemigos al mismo tiempo; incluso en algunos casos ciertos personajes nos darán unas ganas irrefrenables de matar para que se callen de una **** vez, pero ¿sabes que?, Trover tiene una espada láser y sólo tienes que pulsar un botón para que haga uso de ella.

 

Por poner un ejemplo, hay muchas ocasiones en las que los enemigos hablarán entre ellos, y si decides matarlos rápidamente podrías perderte diálogos geniales; u otras conversaciones que cambian en función de si decidimos asentir o negar con nuestra cabeza ante las diferentes preguntas que nos hacen.

Trover no se calla ni debajo del agua, tampoco ninguno del resto de personajes; y para que todo se sienta más orgánico y menos scriptado se han preocupado de que estas conversaciones fluyan muy bien, cambiando y reaccionando cuando nos ven, les atacamos o decidimos marcharnos mientras hablan.

 

 

Si nos quedamos con ganas de más una vez terminada la aventura, siempre podemos rejugar los capítulos para encontrar todos los coleccionables o esperar a próximos DLCs gratuitos que llegarán próximamente, como ya anunciaron en una entrada del Blog de Playstation escrita por el propio Justin Roiland, como no podría ser de otra forma, con su estilo particular.

 

Una aventura de humor

En lo meramente jugable, es un simple plataformas en el que al contrario de juegos como Astrobot en los que la cámara avanza tras el personaje, en este caso vemos a Trover siempre desde nuestro sillón, que deberemos ir teletransportando entre distintos puntos que se pueden activar una vez llegamos a ellos con Trover; por lo que siempre veremos el escenario estático desde la posición de nuestro sillón que podremos girar (por tramos) para no perdernos ningún rincón y así buscar con el bueno de nuestro amigo Trover a todos los enemigos, recovecos o coleccionables escondidos a nuestro alrededor.

 

Durante nuestra intergaláctica aventura repartiremos estopa con nuestra espada a los cientos de pequeños clones de Glorkon y demás enemigos, nos desplazaremos a través de plataformas a distintas alturas, y recibiremos mejoras tanto para nosotros como para Trover que irán ampliando posibilidades y haciendo que el juego y los combates ganen en diversión; pasando del simple "saltar y golpear" de Trover del comienzo de la aventura a tener la posibilidad de golpes más potentes y nuevos movimientos, o la opción de mover objetos con la mente o de subir nuestra silla distintas alturas para ver mejor el escenario, entre otras.

 

 

Además de estas mecánicas más protagonistas, también habrá tiempo de superar pequeños y sencillos puzles en algunos puntos, casi anecdóticos y que en ocasiones están puestos ahí al servicio de la broma, y es que además Trover odia tener que superar los malditos puzles en un juego que no tendría por qué ******* tenerlos.

 

Como añadido para dar un punto de exploración, también podremos buscar coleccionables a modo de bebés atómicos en peligro de extinción, cada uno con unas pequeñas frases que nos informan de su personalidad (ninguna seriedad aquí tampoco, claro), y que Trover ya nos avisa que si encontramos a todos ellos disfrutaremos de un final bestial que no deberíamos perdernos; pero que conociendo las constantes bromas del resto del juego, bien podría ser ABSOLUTAMENTE NADA; aunque no hemos podido dar con todos ellos para descubrirlo.

 

En definitiva, finalmente todo lo que hace como plataformas lo hace de forma correcta; con mecánicas sencillas de ataque, diferentes habilidades que vamos desbloqueando para aportar frescura al desarrollo, coleccionables que puede recoger tanto Trover como nosotros, y así una variedad de mecánicas correcta que hacen de este título un plataformas con todas las de la ley; que eso sí, sin su hilarante humor quizás pasaría bastante desapercibido como un título demasiado fácil con nada realmente especial en lo jugable, pero para eso están ahí los diálogos de humor constantes (no vas a escuchar silencio ni medio minuto) que elevan al título a la categoría de los grandes de VR; y es que aunque se puede jugar sin HMD, rápidamente se hace evidente que el juego se ha pensado de inicio para jugarse en realidad virtual, con un manejo mucho más cómodo y situaciones más recomendables en VR.

 

Visitando planetas alienígenas

Como buen juego creado por el cocreador de Rick y Morty y al igual que en la genial serie, también viajaremos a distintos planetas -para lo que utilizaremos una telecápsula junto a Trover-, cada uno de los destinos con sus particularidades, habitantes y diseño; pese a que todos ellos mantendrán un aspecto colorido de dibujos animados, con determinados personajes que por momentos recuerdan a los que aparecen en Accounting + o Rick y Morty, y que de esta forma mantienen la personalidad que parece será fácilmente reconocible en los distintos juegos del estudio.

 

Finalmente nos quedamos con la sensación de un apartado técnico que sin ser sobresaliente, no desentona en absoluto y gracias a que no necesita recargarse de excesivos detalles para mantener un aspecto notable que nos haga partícipes de una especie de episodio extendido de dibujos animados, gozaremos de una nitidez más que correcta incluso en las zonas más alejadas, algo especialmente de agradecer jugando en VR.

 

 

CONCLUSIÓN

He vivido múltiples juegos dramáticos que me han hecho emocionarme, y muchos otros con momentos épicos que me han subido la adrenalina haciéndome casi partícipe de situaciones espectaculares; pero títulos como este Trover que no solo te saca la sonrisa continuamente, sino que va más allá hasta provocarnos carcajadas hay muy pocos; y es que hacer reír es muy difícil, así que personalmente doy las gracias a Squanch games por hacerlo tan fácil y por hacernos pasar unas horas tan divertidas con esta absolutamente recomendable locura.

 

El juego por sí solo se sostiene de forma correcta como un simpático plataformas, que pese a ser bastante sencillo y no inventar nada nuevo (ellos mismos se ríen de ello), hace su función de forma solvente para vivir esta comedia a través de unos escenarios relativamente sencillos pero llamativos, con personajes hilarantes y mecánicas bien resueltas.

Aún así, quizás como plataformas sin más le mandaríamos a casa con un bien justito, pero sería como decir que un partido de fútbol sin pelota no sería tan bueno. El título ha sido creado para hacernos reír, no ha descuidado su parte jugable, y como tal se merece una valoración muy por encima de ese simple "bien".

 

El juego ha sido analizado en una PS4 PRO.

+ Es un placer poco habitual que un juego consiga hacernos reír tanto

+ Diálogos y situaciones geniales

+ Doblaje muy bueno (aunque en inglés)

+ Subtítulos impecablemente traducidos al castellano

+ Los diálogos reaccionan a nuestras acciones

- Que no te haga gracia o te moleste el humor soez y sin ninguna línea roja

- Como aventura de plataformas es correcto sin más

- Demasiado fácil

8 "Muy bueno"
VRGameCritic

Comentarios (11)

Enlace al foro
  • Omegalion

    Omegalion

    Visores

    HTC Vive
    Otro claro ejemplo de un juego que pierde su 100% de interés por no venir doblado.
    Y para el típico que diga que prefiere las voces en ingles, si te parece malo el doblaje de rick&morty en español, haztelo mirar.
    0 1