Un vistazo a The Limit, Crow y A Show of Kindness

Examinamos las últimas experiencias audiovisuales en realidad virtual: The Limit, Crow: The Legend y A show of kindness.

14 DIC 2018  19:00

Miguel Ángel Viruete

1 comentarios

Un vistazo a The Limit, Crow y A Show of Kindness

Explorando The Limit, Crow y A Show of Kindness

THE LIMIT

 

The limit es el corto para dispositivos de RV de Robert Rodriguez. Eso es decir mucho, ya que el director de pelis como Sin City, Abierto hasta el amanecer y Machete se mete de lleno en el mal llamado "cine inmersivo" con un corto de acción muy peculiar.

 

El formato elegido es vídeo 3D con un amplio campo de visión (más de 180º) pero lejos de los 360º. Esto, que cabría esperar fuese una decisión en contra de la "lógica" de la RV, se presenta como el gran acierto de la película. Al estar todo a los lados o frente a nosotros, la lectura de cada plano y situación se hace mucho más cómoda e intuitiva de lo que puede parecer en un principio. Mientras que las películas en 360º deben dar pistas sobre el lugar en el que sucede la acción, quedando todo lo demás relegado a un entorno vacío de acción, aquí encontramos todos los elementos de la historia de una manera más natural, evitando las situaciones de "¿dónde tengo que mirar?".

 

La presentación de esta forma narrativa nos sitúa en un pequeño cine en el que nuestra espalda da al resto de butacas. Este entorno 3D nos permite "movernos" en él, dando una sensación más inmersiva que la simple pantalla en proyección sobre un espacio vacío. Es curioso que con esta aparente pequeña modificación, algunos de los recursos más naturales del cine se perciban aquí de una forma similar: Los cambios de plano, que nos sitúan a menudo fuera de nuestro "avatar" funcionan muy bien, de manera rápida y transparente, y nos brindan las mejores coreografías de sus 20 minutos. Coreografías que, por cierto, no son en absoluto las mejor dirigidas por Rodriguez.

 

La historia, como decimos narrada en mayor parte en primera persona, nos pone en los ojos de un misterioso agente secreto que deberá salvar la vida tras su primer encuentro con Michelle Rodriguez (realmente increíble tenerla tan cerca, parece que te va a moler a palos en cualquier momento). Las escenas de acción se suceden en una efectiva mezcla de Hardcore Henry con Crank en la que los agentes de Norman Reedus tratan de arruinar el día, siempre con ese tono gamberro que acostumbra el Sr. Rodriguez.

 

 

Una experiencia, por tanto, que merecerá la pena a todos los amantes del cine de acción. Cuenta con subtítulos en varios idiomas, incluido el español, que por las peculiaridades del formato se hacen especialmente cómodos de leer, aunque a decir verdad, los escasos diálogos del corto no son especialmente significativos ni complicados, sino más bien una ínfima escusa para que suceda la acción. Es más, este aspecto podría estar un poco más cuidado, y es que con las escenas de acción rodadas... ¿tanto costaban 5 minutos más de pausa para poner en contexto las cosas?. Es cierto que, a cambio, tiene un ritmo realmente trepidante, incluso más que las películas citada u otras como Shoot'Em Up.

 

Por último, señalar que The Limit incluye varios extras: los comentarios del director, "cómo se hizo", y una versión en 2D para aquellos que sufren "mal de RV".

Crow: The Legend

 

Oculus Studios se está convirtiendo en sinónimo de calidad, y el último corto de Baobab así lo demuestra. Crow es un cortometraje con mínimos vestigios de interactividad que cuenta la historia de la llegada de las estaciones (encarnadas por nosotros mismos). Cuando el invierno llega al bosque, traído por nuestro movimiento de manos, el bosque entero teme morir helado. Será Crow quien deba volar más allá de la luna y el sol para... bueno, mejor que lo veáis vosotros mismos (¡es gratis!).

 

Además de poder mirar en cualquier dirección y mover las manos para activar "eventos", Crow nos permite movernos por algunos entornos, lo que sin duda ayuda a la expresividad del corto, ya que podremos acercarnos a cualquier personaje para leer su rostro. El diseño de personajes es muy acertado, con un gran grado de iconicidad que favorece la renderización en tiempo real (también existe una versión en 2D para pantallas).

 

 

Aunque lo verdaderamente brillante de Crow son los entornos y las situaciones que presenta, rebosantes de creatividad y buenas ideas. Se trata, pues, de un cortometraje para todas las edades, así que si bien sus diálogos son fáciles de entender y sencillos, están en inglés sin ninguna clase de subtítulos. Nadie es perfecto.

 

Como nos tienen acostumbrados en Baobab, toda la historia es una adaptación de una leyenda clásica de los nativos americanos, creada conjuntamente con la asociación Native Americans in Philantrophy". Antiguas leyendas y realidad virtual es una experiencia que realmente merece la pena. 

A Show of Kindness

 

A Show of Kindness es una experiencia audiovisual con una narrativa no lineal, aunque secuencial, que bien podría ser la representación inmersiva de un cómic. Desarrollado por Google utilizando la popular herramienta Tilt Brush, a Show of kindness nos muestra unos detallados escenarios dibujados a mano por los que podemos movernos libremente, explorando sus 3 escenarios bien diferenciados, algo que podremos hacer, incluso atendiendo los detalles, en menos de 10 minutos.

 

 

Como es natural, el esfuerzo principal recae en el diseño de personajes y escenarios, muy cuidados y principal valor artístico de la experiencia. Cabe esperar pues, encontrar futuras narraciones de esta naturaleza. De obligado visionado (también es gratis) para los amantes del diseño y la ilustración.

Comentarios (1)

Enlace al foro
  • ray_manta

    ray_manta

    Visores

    HTC Vive
    Las experiencias cinematográficas en VR con actores reales siempre me han decepcionado por la misma razón: falta de definición, imágenes turbias o pixeladas. THE LIMIT está mucho mejor realizada, así que es un paso en la buena dirección.

    THE CROW es una maravilla.

    A SHOW of KINDNESS es bonito y mur apropiado para velo es estas fechas navideñas, pero como yo tiendo a ser más Grinch es de las 3 experiencias la que menos he disfrutado.
    0 0