Bow to Blood: ANÁLISIS

Conviértete en una estrella mundial dentro de un reallity show con tu buque de guerra aeroespacial. Disponible para PSVR.

11 DIC 2018  19:00

sellocpr

Bow to Blood: ANÁLISIS

Bienvenidos a la Arena

Surca los cielos como capitán de una poderosa aeronave en Bow to Blood y descubre un fantástico mundo sci-fi de gladiadores aerotransportados, disponible para PSVR.

 

Bow to Blood es un título desarrollado por Tribetoy, en el que competimos para convertirnos en el campeón de The Arena, un torneo dentro de un reality show, donde nada es lo que parece, ya que sus inescrutables supervisores nos pondrán a prueba en desafiantes carreras de alta velocidad, batallas mortales contra naves de asalto, desafíos alucinantes y mucho más.

 

 

Primeros minutos

Cuando accedimos por primera vez a Bow to Blood, teníamos bastante intriga en ver en qué se traducían los vídeos y noticias que fueron sucediéndose en los meses anteriores al lanzamiento, donde ya en la Playstation Experience de 2017 nos pareció, por lo que pudimos ver en el vídeo mostrado, que Bow to Blood podría ser una gran propuesta para el ecosistema virtual de Sony.

 

Lo primero que debemos saber de Bow to Blood es que el juego está completamente doblado en textos y voces al inglés, sin ninguna opción más de idioma disponible y sin la posibilidad de poder activar ningún tipo de subtítulo, aunque como veremos más adelante, el juego no goza en demasía de una carga narrativa como para que sea un problema grave en este sentido, mas allá de un humor sarcástico por parte del presentador del programa, siendo posible perderse maneras de afrontar las misiones si no entendemos bien lo que nos están contando o si no sabemos forjar una alianza con algún que otro personaje del juego.

 

La primera vez que accedemos al juego llama la atención el sistema que tenemos delante, ya que en Bow to Blood nosotros somos los capitanes de nuestro navío aeroespacial, y tenemos que gobernar el buque dando órdenes a los droides que tripulan junto con nosotros el navío, y manejando el timón, que se ve en primera persona desde la zona del timonel, con lo que podremos ver lo que irá ocurriendo por la cubierta mientras dirigimos el buque.

 

Otro de los aspectos que nos llama la atención en estos primeros instantes es la calidad gráfica, ya que el mundo, en el que nos tocará surcar los cielos, tiene un acabado tipo cartoon con unos gráficos simples pero resultones. Bow to Blood nos invita a viajar grandes distancias para poder realizar los objetivos que nos vayan indicando en cada partida, viéndose todo de manera correcta incluso en la lejanía, no llegando a ser un acabado visual que consideremos sublime, pero sí cumpliendo y no desentonando en este sentido.

 

Para jugar en Bow to Blood, podemos hacerlo tanto con nuestros mandos Move como con nuestro Dualshock 4, siendo en ambos sentidos una experiencia bastante correcta, aunque si nos decantamos por los Move, entonces podemos interactuar de una forma más intuitiva por el cuadro de mandos de nuestro navío de guerra. En caso contrario gozaremos de una mejor maniobravilidad en los movimientos que hagamos con nuestro buque. Nos hubiera gustado un sistema de control que englobara las ventajas de los dos tipos de sistemas de manejo que tenemos disponibles, pero por desgracia no es el caso, aún así, ambos nos permiten disfrutar sin problemas.

 

 

Conviértete en el campeón de The Arena

Nos encontramos inmersos en medio de un reallity show donde los protagonistas son unos intrépidos guerreros a bordo de sus aeronaves con forma de buque de guerra, y donde nuestro objetivo es ser los campeones de The Arena, el torneo más importante y famoso del mundo, donde todo vale para conseguir la ansiada victoria.

 

Nosotros encarnamos a Freelancer, un capitán de navío que quiere probar fortuna en este apasionante torneo controlado por los Overseers. Para lograr nuestro objetivo será necesario utilizar nuestro ingenio y astucia para aliarnos con los demás participantes, logrando así escalar por la tabla de puntuaciones, o por el contrario podremos traicionar y enemistarnos con estos mismos participantes y utilizar diferentes tretas a nuestro favor para ganar el torneo. Así, si por ejemplo nos aliamos con otro participante y logramos realizar con éxito los objetivos de la partida que estemos realizando, después podremos traicionarle cobrando nosotros la totalidad de la puntuación o incluso nominándole para que entre los demás participantes le expulsemos del torneo.

 

Con un conjunto diverso de rivales con sus propias motivaciones y personalidades únicas, tendrás que mantener tu ingenio para superar a tus oponentes, forjar alianzas o incluso maquinar traiciones como acabamos de ver, y todo ello unido a un brillante sistema procedimental de entornos y mapas, que logra una mezcla bastante potente que nos tendrá horas enganchados. Las partidas generadas de forma procedimental y un modelo rotatorio, aseguran que no haya dos experiencias iguales, dejándonos un agradable sabor de boca cuando empezamos a descubrir que nunca encontraremos demasiada similitud entre partidas, ya que por ejemplo cada personaje se comportará de manera diferente en cada temporada y nos propondrán diferentes objetivos o alianzas, como por ejemplo pedirnos ayuda para una misión especifica o alianzas para conseguir que expulsen a otro participante.

 

Uno de los grandes puntos destacados de este Bow to Blood es sin lugar a dudas su componente social dentro de la historia del juego, ya que aunque no dispongamos de ningún tipo de modo online, como nos hubiera gustado para otorgar de más dinamismo al juego, en realidad no se echa de menos gracias a que todos los personajes del juego se pondrán en contacto con nosotros de alguna manera, antes, durante o después de cada ronda, con lo que tendremos que estar atentos a todo lo que nos vayan proponiendo o diciendo para poder realizar la mejor estrategia para salir victoriosos en el torneo, sin duda un gran punto a favor del juego y que se echa en falta en más juegos.

 

Armado con poderosos cañones, una avanzada tripulación de droides no tripulados y tu pistola personal para cuando los enemigos se acerquen y se pongan a tiro, tienes lo que necesitas para sobrevivir, pero serán tus habilidades, tus tácticas y cómo tomar el mando bajo presión lo que te diferenciará para convertirte en el campeón.

 

Para controlar nuestro arsenal de cañones solo tendremos que orientar nuestra cabeza hacia el objetivo deseado y abrir fuego, siendo los cañones más potentes los que tendremos en los costados del buque como si de un navío de línea se tratara, aunque en la zona de proa (parte delantera) también contamos con unos cañones de combate básicos que nos sacarán de los apuros de tener enemigos delante sin poder dispararles con nuestros potentes cañones costales. Uno de los aspectos que más nos han gustado dentro de nuestro arsenal de ataque, es la posibilidad de agarrar una pistola personal como si de un shooter en primera persona se tratara, siendo este arma nuestra mejor aliada en combates a corta distancia, ya que en ocasiones, enjambres de drones de ataque enemigos, podrán abordar nuestra cubierta del barco y tendremos que abatirlos con nuestra pistola mientras intentamos manejar con precisión nuestro pesado buque de guerra.

 

Para ayudarnos en la tarea, tendremos cierta ayuda en forma de droides especializados en tareas de cubierta, dos para ser más exactos, a los que habrá que ordenarles qué hacer en cada momento. Así, si por ejemplo necesitamos un poco de defensa tendremos que ordenar a uno de ellos que se sitúe en la unidad de escudo, mientras por ejemplo ordenamos al otro droide establecerse en la torreta de ataque. Tendremos 5 zonas donde podremos distribuir a nuestros droides: escudos de defensa, torreta de ataque, drones de combate, motores de potencia y radar, por lo que su uso será vital para poder superar con éxito los objetivos marcados, aunque para rizar el rizo un poco más, nosotros desde el cuadro de mandos podremos potenciar o debilitar una zona específica así como lo deseemos, ya que tendremos una serie de potenciadores de esencia, que nos ayudarán en las tareas de cada zona o sección del buque, aunque estas unidades son limitadas, con lo que tendremos que saber gestionarlas para no debilitar una zona a costa de mejorar otra.

 

Uno de los apartados que menos nos ha gustado, a la hora de gobernar nuestro buque de guerra, es la velocidad a la que nos desplazamos, ya que nos da la sensación de que el navío de guerra se mueve un tanto despacio, aunque disponemos de un botón dedicado que propulsará nuestra embarcación a una velocidad más acorde a lo que nos hubiera gustado, no aguantando mucho esta velocidad y teniendo que esperar un tiempo determinado para volver a propulsar la embarcación.

 

 

Sonido y duración

Uno de los apartados más cuidados en Bow to Blood es sin lugar a dudas su acabado sonoro, pues cuenta con un buen abanico de sonidos y temas musicales de gran calidad, donde la banda sonora nos mete en la situación idónea en cada paso que demos a lo largo de la aventura, llegando su extenso abanico de sonidos a meternos en la piel de nuestro protagonista en todo momento, por lo que nos deja una gran impresión en este sentido.

 

Bow to Blood ofrece una extensa duración ya que, debido a su naturaleza de juego procedimental, cada partida será realmente única. Tanto los entornos como los objetivos a realizar se irán generando aleatoriamente cada vez que accedamos al título, siendo cada partida única con sus alianzas y distintos personajes que nos llevarán a optar por una estrategia u otra, lo que se traduce en buscar un aliado para cada situación o por el contrario forjar una traición con ese personaje que en ciertos entornos u objetivos puede ser más vulnerable.

 

El juego se divide en temporadas, siendo cada una de ellas de 7 partidos, y estos a su vez se dividen en dos pruebas. Cada temporada nos puede llevar fácilmente 4 horas, pero debido a la enorme rejugabilidad que disponemos, el juego se puede volver practicamente infinito. Nosotros para realizar el análisis hemos disputado seis temporadas completas, y os podemos asegurar que cada temporada es completamente distinta en todos los aspectos imaginables a la anterior, cada alianza, cada escenario, cada patrocinador, cada objetivo, son completamente distintos al de la temporada anterior, toda una delicia en los tiempos que corren en el mundo de la RV.

 

 

Aplicación companion de Bow to Blood

Ademas del juego original, contamos con una interesante aplicación que nos servirá de complemento a la aventura para realizar tareas como ayudar a un streamer que esté realizando un directo a través de su partida particular o simplemente ayudar a nuestro amigo que está jugando en nuestro salón, aunque también podremos obstaculizar, para que el torneo de nuestro amigo se vuelva más difícil todavía. Otro de los aspectos que permite es la posibilidad de ser patrocinadores oficiales de la persona a la que estemos ayudando, saliendo incluso en los créditos y agradecimientos de nuestro compañero si este sale campeón de The Arena.

 

La aplicación en general suena mejor de lo que realmente nos ofrece, siendo en realidad algo anecdótico para su uso, sin llegar a ser transcendente cuando estemos usándola, al contrario que otras aplicaciones de uso similar que hemos probado recientemente en juegos como el notable The Persistence.

 

 

CONCLUSIÓN

Bow to Blood es una notable propuesta en la que tendremos que intentar ganar un torneo de prestigio mundial dentro de un reallity show, donde el componente social hará que tengamos que forjar alianzas y traiciones con el resto de participantes para poder alzarnos con el ansiado trofeo del torneo The Arena. Contamos con un sistema de juego procedimental que se comporta a las mil maravillas y que logra que el juego se vuelva prácticamente inacabable, pues cada vez que comencemos una temporada nueva todo será relativamente nuevo para nosotros. Además, la versatilidad de movimientos dentro de nuestro buque de guerra hacen que el juego se torne exigente y divertido a partes iguales.

 

Por el contrario, contamos con un juego que solo se encuentra inglés, algo que puede suponer un gran obstáculo para un gran número de usuarios. A su vez, carece de modo de juego online como nos habría gustado, aunque en este caso no es algo muy a tener en cuenta, y la companion app para móviles se traduce en una anécdota dentro del juego.

+ Divertido

+ Practicamente infinito

+ Sistema procedimental muy bien implantado en todos los aspectos

+ Forjar alianzas o traiciones es toda una delicia

- Completamente en inglés

- El buque vuela algo lento

7,6 "Muy bueno"
VRGameCritic

Comentarios

Enlace al foro