Esper: ANÁLISIS

Poder mover objetos con la mente no es algo que le ocurra a uno todos los días. Pon a prueba tu imaginación y calienta las neuronas para resolver las situaciones que nos proponen. Disponible para Rift, Vive, PSVR y Oculus Mobile.

19 JUL 2018  16:30

HenryCO

1 comentarios

Esper: ANÁLISIS

Poderes telequinéticos

Después de su paso por Gear VR y Rift, los ingleses Coatsink nos traen su aclamado juego de puzles a PSVR y Vive. Sin duda las buenas críticas que recibió en su versión móvil han motivado su adaptación a prácticamente todos los visores del mercado. Ya hemos visto en otras ocasiones lo bien que funcionan los puzles en RV cuando las cosas se hacen con sentido, veamos si la aproximación telequinética de Esper funciona igualmente bien.

 

 

Tradicionalmente el término “esper” es aplicado, en ficción, a aquellos sujetos con capacidades paranormales o relacionadas con la telepatía. El título del juego está bien justificado ya que nos traslada al Londres de 1975 donde al parecer han aparecido ciertas personas con habilidades telequinéticas que inquietan a las autoridades. El gobierno ha puesto en marcha un programa para intentar evaluar qué tipo de amenaza pueden llegar a suponer, una vez su poder mental esté desarrollado por completo. Y sí, por supuesto nosotros somos uno de ellos.

 

El juego nos sitúa en una habitación detrás de una mesa de oficina mientras una voz en off, que nos acompañará en todo momento, nos irá dando explicaciones sobre lo que tenemos que hacer y cuáles son nuestros objetivos. Lo primero que llama la atención es lo agradable del entorno. El juego invita a ser jugado sentado, haciendo coincidir nuestra posición real con la silla y mesa virtual, mientras una acertada música ambiental de fondo nos predispone convenientemente a enfrentarnos a los retos mentales que no aguardan.

 

 

La mecánica del juego es sencilla. Delante de nosotros se nos presentarán una serie de rompecabezas que deberemos resolver usando nuestra capacidad de mover objetos en la distancia. Con una física realista de colisiones y gravedades que afecta a todo nuestro entorno, deberemos conseguir llevar unas piezas concretas a unas posiciones determinadas. Para ello deberemos usar todo lo que encontremos en el entorno así como mover palancas, desplazar pasarelas, accionar resortes y aplicar la lógica pura y dura.

 

Como no podía ser de otro modo, las primeras situaciones que se nos plantean resultan bastante sencillas y nos servirán para familiarizarnos con las mecánicas de juego. Sin embargo la dificultad se eleva rápidamente y no tardaremos en atascarnos en situaciones aparentemente sencillas que nos harán estrujarnos el coco de lo lindo.

 

 

Para el control de las piezas podemos elegir entre el apuntado con el propio HMD, el uso del DS4 o los PS Moves. Sin duda la mejor opción es la última, donde además minimizaremos algunos problemas de tracking, que no facilitan precisamente la resolución de puzles.

 

Todo el juego se desarrolla en la misma habitación, la cuál irá transformándose para presentarnos los puzles que deberemos resolver. El proceso de cambio es bastante acertado y atractivo y, a pesar de no salir en todo el juego de las mismas cuatro paredes, el dinamismo del entorno no hace echar en falta más localizaciones. Al fin y al cabo lo importante en este juego son los puzles y son presentados delante de nosotros de una forma más que correcta.

 

Esper está en inglés con subtítulos en el mismo idioma. Más allá de los primeros compases, en los que a modo de tutorial, se nos contará la mecánica de control del juego, la narración no es imprescindible para poder avanzar. Sin embargo es una pena la falta de doblaje ya que en todo momento nuestro narrador usa un tono sarcástico bastante atractivo, creando, con el paso de los minutos, una atmósfera cómica y distendida muy conseguida.

 

 

Una vez en harina, hay que decir que las primeras sensaciones son realmente buenas. Las mecánicas de los puzles son atractivas y todo el entorno invita a seguir progresando y averiguar qué nos depara la siguiente prueba. La dificultad está bien graduada y rápidamente encontraremos situaciones difíciles, pero no imposibles, que nos harán sudar un rato. En muchas ocasiones creeremos estar totalmente atascados hasta que demos con la tecla adecuada. La solución, por increíble que parezca a veces, está siempre delante de nuestras narices, tan solo hay que aplicarle la perspectiva adecuada.

 

Sin embargo conforme el juego avanza empezamos a encontrarnos con una serie de aspectos que no nos acaban de convencer del todo y que acaban condicionando la sensación final que nos deja el título. Por un lado encontramos puzles en los que se ha recurrido a una combinación de lógica y habilidad para su resolución, que no acaba de encajar del todo. Esto es especialmente frustrante cuando sabes cómo resolver el acertijo pero algún que otro fallo de tracking no te permite materializar correctamente la solución.

 

 

En otras ocasiones, la física realista que gobierna todo el entorno, hará que ciertas piezas o elementos claves en la resolución del puzle reboten en algún lado y queden inaccesibles detrás de algún elemento. Aunque los desarrolladores han implementado con acierto un botón rojo situado en el escritorio, que nos reseteará el puzle a su situación de partida y que da solución a esta incómoda situación, no podemos dejar de percibirlo como un bug solucionable con un diseño un poquito más cuidado del escenario.

 

Al cabo de 2 horas escasas habremos acabado el juego y nos quedamos con la sensación de que podríamos haber tenido mayor recorrido en el planteamiento de los puzles. La situación de partida es muy buena pero quizá hubiéramos esperado un poquito más de evolución u originalidad en la segunda mitad del juego. Teniendo juegos como Tumble VR en PSVR, este Esper se nos queda un poco escaso.

 

CONCLUSIÓN

Esper propone una atmósfera atractiva y mecánica de juego interesante, que sin duda invita a jugar y relajarse un rato. Lamentablemente el juego se queda un poco falto de originalidad en su segunda mitad y se echa en falta algo más de evolución en los puzles. Es un juego que por proporciones y concepto encaja perfecto en un catálogo de RV móvil, pero que quizá se queda un poco justo en una plataforma mayor. En cualquier caso lo que propone lo hace generalmente bien y disfrutaremos, sin duda, resolviendo todas las situaciones que nos plantea.

 

El juego ha sido analizado en su versión para PSVR.

+ Planteamiento original

+ Atmósfera agradable

+ El reloj de la sala marca la hora real!

- Le falta un pelín de evolución en el planteamiento

- Algún que otro fallo de tracking

- Tener que resetear un puzle

6,5 "Bueno"

Comentarios (1)

Enlace al foro
  • BurritoVR

    BurritoVR

    Visores

    PlayStation VR
    Está claro que cualquier juego mejora un montón con una buena adaptación a VR, pero creo que ya va siendo hora de (muchas) más experiencias aparte de puzzles, chorrijuegos y shooters por oleadas.
    0 1