The Pierhead Arcade: ANÁLISIS

Ponte cómodo y prepárate para pasarlo en grande como en tu salón recreativo favorito, repleto de maquinas árcade clásicas. Disponible para Rift, Vive y PSVR.

17 FEB 2018  12:23

sellocpr

2 comentarios

The Pierhead Arcade: ANÁLISIS

Pierhead Arcade

Colócate tu visor, agarra tus mandos de movimiento, relájate, ponte cómodo y disfruta sin moverte de casa de la experiencia de un salón recreativo virtual. Con esta premisa comenzamos esta experiencia llena de mini juegos y recreativos arcade clásicos, que por desgracia cada vez escasean más en estos tiempos que corren. Pero gracias a el mundo de los videojuegos pueden ser rescatados, eso mismo debieron de pensar desde Mechabit cuando comenzaron a darle vida a este juego, donde tratan de acercarnos a esos salones recreativos que siempre nos enamoraron de niños (y no tan niños), en los que pasábamos horas quemando esas clásicas maquinas.

 

Compatible con Vive, Rift y PSVR, nos centraremos en la versión de PSVR, que cabe destacar que ha pasado desapercibida, ya que no aparece de momento en la sección correspondiente de la Store de Sony.

 

 

Primeros minutos

Nada más comenzar, nos trasladamos a un muelle en las afueras de una gran ciudad que, a primera vista, llama la atención por el cuidado y definición de las texturas, dando la sensación de estar bastante cuidadas y pulidas, pues incluso en distancias más alejadas podemos ver con bastante más nitidez de la que estamos acostumbrados en RV, y sobre todo en PSVR.

 

Este muelle donde nos encontramos desde un principio, hace a su vez las funciones de tutorial, donde podemos movernos libremente e ir familiarizándonos con los controles. Echamos un vistazo a nuestro alrededor y observamos como ante nosotros tenemos el local donde está el salón recreativo, con algunos carteles debajo para guiarnos aun más con los controles o para acceder dentro de la sala. Así que apuntamos al cartel de acceso y entramos. Eso sí, todos los textos están en inglés y aunque en este tipo de juegos no sea algo muy relevante, sí que se agradece como mínimo la traducción de los textos al español.

 

Una vez dentro, observamos la cantidad y diversidad de maquinas recreativas de las que disponemos, 16 para ser más exactos, desde una pista de bolos, juegos con martillo o incluso escopetas de feria (...pero estas sí están calibradas), entre otras muchas máquinas arcade clásicas a las que podemos echar mano.

 

 

Controles y jugabilidad

Desde el primer momento que entramos en el salón recreativo, nos frotamos las manos entre tanta máquina a la que echar nuestras partidas. Una vez nos familiarizamos con los controles, los cuales nos han parecido muy fáciles e intuitivos, podemos recorrer todos los puntos de este salón, donde encontramos un área de descanso en el que tomar un refresco, una pequeña tienda donde comprar objetos y coleccionables y un rincón para nuestros trofeos, además de las diferentes máquinas.

 

Para jugar a este juego es imprescindible hacerlo con los mandos de movimiento en cada una de sus versiones, y el sistema de movimiento es mediante teletransporte. Tenemos un botón dedicado para agacharnos si jugamos sentados y un botón para mover el mundo, para que esté donde debe. Si al juego que deseamos jugar se juega cogiendo objetos o herramientas, simplemente pulsamos el gatillo y listo, ya lo tendríamos agarrado. Otros juegos, en cambio, se juegan acercando nuestro mando de movimiento a la zona requerida. En definitiva, ofrece controles y mecánicas sin sorpresas, como deben ser en este tipo de juegos.

 

Según vamos recorriendo la sala, podemos ver la diversidad de juegos y máquinas de las que disponemos, para jugar a cada una de ellas, tenemos que ponernos frente a la que deseemos jugar, apuntar con nuestro mando hacia la ranura de monedas y echar una dentro. Siendo sinceros, la sensación de tener monedas infinitas es muy gratificante. Una vez echamos la moneda, la máquina se encenderá y podremos jugar.

 

En total disponemos de 16 máquinas para jugar. Puede que para algunas personas sea escaso el número, pero es bastante decente para este tipo de juegos más casual. Aún así, quiero destacar que si intentas jugar a todas en una sesión, acabas con los brazos muy cansados, ya que la inmensa mayoría de juegos son muy frenéticos y te dejan agotado. Ya sea la máquina de encestar, la del martillo o la de boxeo, te dejarán sin fuerzas. Cada partida es muy frenética, y quitando la máquina de peluches donde estaremos más tranquilos, el resto son partidas donde la rapidez y habilidad será clave para lograr más puntos.

 

Cada vez que terminamos una partida, obtendremos tiras de tickets, los cuales podemos canjear en la tienda de regalos, destacando que cada objeto o juguete tiene una función o dinamismo. Estos pueden ser drones, coches teledirigidos, aviones, tambores, peluches, etc. Cada uno con su peculiaridad. Cabe destacar, que no disponemos de modos de juego online en su versión para PSVR, aunque sí tendremos esta opción en Rift y Vive. De lo que sí disponemos en la versión de Sony es de la posibilidad de subir nuestra puntuación a una clasificación mundial, que aunque parezca algo muy básico, os aseguramos que hace que te piques en cada una de las máquinas de las que disponemos hasta lograr tu mejor puntuación.

 

 

Conclusiones

The Pierhead Arcade es quizás un juego más pensado para el jugador casual o para enseñar el poder de la realidad virtual en las visitas que podamos tener en casa, sin quitar que sea un juego muy entretenido y divertido, pero que con el mimo que tiene en las texturas, lo fácil e intuitivo de sus controles y la adicción que crean todas las máquinas, puede convertirse en el mejor exponente de ese efecto wow, que todos experimentamos la primera vez que nos subimos al carro de la realidad virtual. Puede que algunos pequeños detalles, como el idioma o el dinamismo que se conseguiría con algún tipo de emparejamiento online, como en el resto de versiones para otros dispositivos o pantalla social, harían del juego una experiencia más redonda, pero en todo caso no ensucia el gran trabajo de este título independiente desarrollado por Mechabit, por lo que es un juego muy a tener en cuenta para los amantes de los arcade o más casual.

 

Este juego ha sido analizado en su versión para PSVR, por lo que la experiencia puede variar en el resto de dispositivos.

+ Divertido

+ Frenético

+ Adictivo

+ Definición y Resolución

+ Buen sistema de control

- Solo en inglés

- Sin online en su versión para PSVR

- Puede resultar monótono

7,4 "Muy bueno"

Comentarios (2)

Enlace al foro
  • Para las visitas pille el Carnival Games, este es mejor ?
    1 0
  • Es muy del estilo.... Algunos juegos son casi iguales... Pero este le veo un poco mejor hecho en líneas generales aunque quizá el carnival es más juego que este, pero casi se dan la mano en todo
    0 0