HeroCade: ANÁLISIS

Herocade es como cuando te comprabas el “Juegos reunidos” interesándote tan solo el parchís, o cuando entre una bolsa de frutos secos insípidos encontrabas de repente un simpático kiko. Herocade es igual que ir a una fiesta de chicos y ser la única mujer, o bien esperar una Nintendo 64 por navidad y recibir calcetines. Herocade acaba con tu voluntad, te somete, domina y te hace pensar por qué demonios estás pasando por tal traumático momento. El estudio Lucid Sight nos ofrece un juego centrado en nueve experiencias que harán que te plantees en qué demonios estaba pensando la desarrolladora al sacarlo al mercado. Por suerte entre tanta oscuridad se atisba algo de luz.

Disponible para PSVR.

26 SEP 2017  18:33

Wolf37

8 comentarios

HeroCade: ANÁLISIS

UN JUEGO PARA DOMINARLOS A TODOS, APALIZARLOS Y MANDARLOS A LAS TINIEBLAS

Que la realidad virtual no es más que una tecnología que nos provee de simples experiencias carentes de profundidad es una cantinela que debemos oír una y otra vez, incesantemente, hasta la extenuación. Son juegos como Resident Evil 7, Lone Echo, Farpoint o Duck Season entre otros, los que sacan pecho y demuestran algunas de las virtudes de esta inmersiva tecnología. Es cierto que un gran grueso de los juegos que encontramos son meras experiencias, algunas más interesantes, otras menos, pero que en ningún caso acaban de conformar un catálogo sólido, fuerte e inamovible.

 

Juegos como Herocade hacen un flaco favor a la realidad virtual, pues aunque tratan de aportar catálogo y experiencias plenamente jugables, el resultado final desprende un preocupante aire a dejadez, algo que reforzará los argumentos de aquellos “gurús tecnófilos” que proclaman la supuesta inutilidad de esta tecnología.

Lucid Sight nos propone que experimentemos nueve juegos, los cuales, independientes entre sí, nos ofrecerán una serie de objetivos a cumplir por tal de avanzar en la supuesta historia que trata de hilar todas estas experiencias. El problema viene de la elección de estos juegos, nefasta y que aporta menos que llevar calcetines con las sandalias. Por suerte y como veremos, de entre todas las experiencias, una se alza como la salvadora, aportándonos una aventura escalofriante, entretenida y pensada para aquellos más valientes; hablamos de esos que duermen con la luz apagada, se levantan por la noche y hacen pis con la puerta abierta. Si eres de los que hacen pis, este quizá pueda ser tu juego.

 

LISTA DE LA COMPRA - ANÁLISIS DE CADA JUEGO

Al iniciar Herocade por primera vez nos encontramos en una suerte de limbo luminoso en el que nos da la bienvenida una voz robótica que poco tarda en fallar y mostrarnos el contexto en el que se desarrollará el juego. 

 

Al parecer somos el primer jugador que entramos en ese simulador de realidad virtual  y ¡oh, sorpresa! no sabemos qué ocurre pero al parecer ha habido algún tipo de error o glitch y no podemos escapar del lugar. Este “constructor”  nos deja entrever que para salir de allí y entender qué es lo que ocurre debemos jugar y superar cada una de las experiencias que nos propone. Y es aquí donde se nos sitúa al jugador, en una especie de menú a medio hacer que tratará de justificar su ausencia de calidad gráfica/sensibilidad artística mediante su narrativa, algo que desgraciadamente no acabará de convencernos.

 

Debido a la naturaleza de esta propuesta estructuraremos el análisis dividiendo cada apartado por juego. En cada uno de ellos cubriremos de una manera sintética los diferentes puntos centrados en historia (si tienen), jugabilidad, experiencia e inmersión, modos de juego y añadiremos una pequeña conclusión. Finalmente y tras analizar todas las experiencias daremos un veredicto total del juego como unidad y unas conclusiones acorde a la experiencia como conjunto.

 

En esta imagen podéis comprobar todos los juegos que conforman Herocade y que pasaremos                a comentar a continuación.

SISTERS

Sisters es una experiencia de terror cliché en la que se nos sitúa en una gran habitación de lo que parece una destartalada mansión venida a menos. Por si eso no fuera suficiente es de noche, hay tormenta y estamos a oscuras, iluminados tan solo por una pequeña linterna que se sitúa allá donde miremos.

 

Hay que remarcar que en este caso la palabra experiencia no ha sido usada a la ligera, pues es tal cual así, un evento en el que nuestro único cometido será mirar a nuestro alrededor eliminándose cualquier interacción jugador/juego. Durante aproximadamente unos cinco minutos que es lo que dura la experiencia, estaremos viendo una serie de eventos que tratarán de crisparnos y hacer que demos más de un bote. La ambientación fuera de la simpleza gráfica que presenta funciona, y es cierto que aunque nos incomodará y tensará, su efímera duración hará que la experiencia no pase de anecdótica. 

 

 En esta acogedora habitación jugaremos al gato y el ratón en Sisters, solo que esta vez tu eres el ratón y el gato quiere ponerte de los malditos nervios.

 

Es un “juego” perfecto para desacreditar en pocos minutos a aquellos que van de gallitos, a esos que mirarían a la cara a Némesis y se reirían de su conjuntivitis, pero que luego con Sisters saldrían corriendo como pollos sin cabeza, ya que este juego como experiencia funciona. La cuestión es… ¿vale la pena añadir en una recopilación limitada de nueve juegos, uno cuya duración no excede los cinco minutos y que tan solo ejecutaréis una o dos veces? Sinceramente no lo creemos, pues a diferencia de otras experiencias no interactivas como la de Shark Attack de PSVR, Sisters aporta muy poco a nivel visual y sonoro, algo que sí pueden aportarnos otras experiencias más trabajadas y del mismo género.

 

Z-STRIKE

En Z-Strike nos ponemos en la piel de un bombardero mediante el cual, desde el cielo, deberemos acabar con hordas de zombis que acecharán a una serie de supervivientes que correrán de un lado a otro sin motivo alguno. A lo largo de las oleadas en las que transcurrirá el juego podremos ir mejorando tanto el vehículo en el que nos encontramos como las armas que utilizamos, siendo su sistema de mejoras bastante mejorable.

 

Z-strike puede ser uno de los juegos menos inspirado que hemos visto en mucho tiempo, tan básico, anodino e inacabado que su misma inclusión en esta recopilación es tomada como una falta de respeto al medio, a la realidad virtual, al referéndum, a dios, a McDonald’s y a la ropa de Zara. Su simpleza audiovisual de nuevo se escuda en la narrativa, puesto que nos muestra la típica visión térmica/nocturna que tienen los bombarderos, no obstante deciden representarlo bajo el mínimo esfuerzo, mostrándosenos no sólo escenarios poligonales super básicos, sino también un comportamiento de los zombis y supervivientes errático, unos movimientos ridículos y una jugabilidad básica hasta decir basta.

 

Aunque parezca mentira me pongo colorado al admitir que esta estampa será la que veremos normalmente en Z-Strike, ya que cuando deseemos disparar haremos zoom de la siguiente manera.

 

Z-Strike es un alarmante ejemplo de la ausencia de control de calidad que hay últimamente en la realidad virtual y que tanto nos preocupa, lo que nos hace cuestionarnos hasta qué punto seguiremos aceptando esto, y qué solución podríamos buscar para evitar que este tipo de juegos, algunos de una calidad incluso inferior a los juegos de realidad virtual para smartphones, sigan engrosando nuestro catálogo. Cantidad no es calidad. Muy a nuestro pesar Z-Strike no es el único juego de Herocade que nos hará llevarnos las manos a la cabeza por este motivo.

 

GUMI NO YUMI

Kon-nichiwa! O-genki desu ka? Gomen... nasai… tras leer el título del juego y recordar la estética chupifástica nastiplasti golochinski del juego nos ha dado un arrebato kawaii, pero creemos que ya estamos en condiciones de poder hablar de Gumi no yumi.

 

Este juego no apto para diabéticos gira entorno a una temática golosa en la que se nos transporta a una especie de mundo en el cual deberemos solucionar una serie de puzles. Controlando a un pequeño zorro, nuestro cometido será el de llevar a unas gominolas a unas metas situadas en puntos específicos del mapa. Desde una vista cercana a lo cenital arrastraremos dichas gominolas para llevarlas a sus objetivos tratando de hacer el mínimo número de movimientos posibles por tal de obtener la mayor puntuación. 

 

 Aquí podéis ver el estilo desenfadado del juego. En él, debemos llevar a las golosinas a sus objetivos indistintamente del orden o el lugar. A menor número de movimientos mayor es la puntuación.

 

En este caso la implementación de la realidad virtual es bastante deficiente, haciendo que tengamos que estar rotando la vista constantemente lo que le da un plus de incomodidad. Además, este tipo de juego no aporta absolutamente nada a esta tecnología puesto que puede jugarse en un móvil sin problema, no hay inmersión alguna, y no utiliza ninguno de los recursos añadidos que nos ofrece este medio. El resultado es otro juego mediocre que no nos aporta nada, del que ya tenemos miles de variables en otros medios, gratuitos y con más posibilidades.

 

JURASSIC SURVIVAL

Jurassic Survival es otro juego de oleadas. Otro más de esos que inundan la realidad virtual y que hemos encontrado bajo todo tipo de variantes. En este caso sin historia ni justificación alguna nos situarán en un espacio selvático en plena noche. Como hemos leído el título, y visto la estética de sus menús sabemos que lo que nos va a atacar no son precisamente pavos enfadados. Reíros, sí, pero luego no lloréis cuando os hablemos de otro de los juegos, que también es de oleadas y que va de matar a pavos, y no, no mentimos. La cuestión es que en el caso que nos ocupa son dinosaurios aquellos que querrán arrancarnos las entrañas y estará en nuestra mano, junto a la ayuda de un arma, el poder acabar con cada una de las bestias. Mediante el uso del mando, o de los Playstation Moves los cuales funcionan realmente bien, aprovecharemos los recursos de los que disponemos para tratar de salir airosos, resumiéndose todo en disparar e iluminar con una linterna durante las oleadas que se irán sucediendo.

 

A nivel gráfico y sonoro Jurassic Survival se quedó anclado en los años 2000, mostrándonos unos escenarios simples, unos modelados muy básicos y un sonido realmente mejorable. Además, debido a la nocturnidad del nivel y amparados de nuevo en “justifico mi ausencia de calidad gráfica porque como ves es de noche”, apenas podremos ver el escenario, por lo que deberemos intuir qué es aquello que viene a atacarnos, viéndolos a escasos metros de nosotros

 

 Este colega será uno de los que querrán merendarnos al caer la noche. Como veis la luz ha decidido no hacer acto de presencia.

 

Si a todo esto le sumamos que no hay opciones para ver las balas que nos quedan en el arma, la limitada variedad de dinosaurios que nos encontraremos, así como el que no podamos movernos ni darnos la vuelta, Jurassic Survival quedará como un evidente quiero y no puedo de juegos como por ejemplo “Brookhaven Experiment”.

 

POLYRUNNER

PolyRunner nos propone un reto basado en los reflejos, la agilidad mental y nuestra capacidad para mover el pescuezo. Jugadores aventajados por las más que comunes collejas por parte de su madre, verán recompensados esa ausencia afectiva al iniciar esta experiencia. El juego nos propone montarnos en una nave, alcanzar la máxima velocidad e ir avanzando y esquivando todos los elementos que encontremos por el camino por tal de no chocar y obtener la mayor puntuación. 

 

La jugabilidad es muy sencilla. Desde una vista en tercera persona veremos como la nave reaccionará a los movimientos de nuestro cuello yendo en la dirección que miremos. Es así como durante toda la travesía iremos moviendo de un lado al otro la cabeza por tal de evitar acabar empotrados. A su vez en el mapa encontraremos una serie de portales que si cruzamos nos otorgarán ventajas tales como aceleraciones o aumentos de puntuación. A su vez el escenario irá cambiando conforme más nos adentremos en él, generándose estampas ciertamente atractivas.

 

 Polyrunner es uno de esos juegos que, aún siendo sencillos, nos instará a que juguemos una y otra vez para llegar más lejos.

 

Aún con su simpleza y sencillez en la propuesta, y teniendo en cuenta que juegos como “Race the sun” o “Polybius” poseen un mejor acabado, PolyRunner puede resultar divertido amén de poder resultar un pique si eres de aquellas personas competitivas que quieren hablar de tú a tú con otros rivales mediante su ranking online.

Comentarios (8)

Enlace al foro
  • A mi me mola mucho la idea, ya que en PSVR la gente no tiene acceso a esas demos gratuitas que hay en Steam, o que te descargas de una web y la corres en tu PC.
    La unica forma de que lleguen a PSN es así.

    "Herocade puede interpretarse de dos maneras: como un pack de 9 juegos en los que la mayoría son deficientes, o bien como un juego que posee a Dreadhalls más otros ocho añadidos jugables a modo de extra y a un precio totalmente competitivo."

    Exacto ... deberían haberlo vendido como Dreadhalls, que viene con 8 demos o juegos shareware, para que no hubiese 2 interpretaciones posibles.
    2 0
  • No entiendo este tipo de jugadas, el dreadhalls vendería más si saliera solo
    1 1
  • Lo curioso de esta compilación es que aún siendo una "basura" la mayoría de su contenido, es complicado de criticar saliendo al precio que sale... al menos no te están engañando como ocurrió con VR Karts.
    1 0
  • Totalmente de acuerdo. Aunque este tipo de juegos shareware son siempre bienvenidos a una plataforma como la de Sony, creo que es un peligro la mala interpretación que pueda darse al respecto. Normalmente tendemos a pensar que esos 11,99€ que cuesta el juego forman parte de la suma total de sus partes, y es frustrante encontrarte con ocho juegos que apenas te aportan nada, haciendo que incluso te sientas reacio a darle a una oportunidad a Dreadhalls lo cual es una lástima.

    Si lo miras fríamente, Dreadhalls por 11,99€ es un precio totalmente acorde. Es curioso que añadiendo ocho juegos más y poniéndolos al mismo nivel (el juego no destaca ninguno de ellos) el resultado pueda verse como algo más negativo.

    Sea como sea espero que análisis aclare las dudas :)

    0 0
  •  Wolf37:Sea como sea espero que análisis aclare las dudas :)

    Para la gente informada no habrá ningún problema, ya sabemos lo que hay ... el análisis lo deja bien clarito.

    Pero algunos que vayan a PSN y vean, 9 juegos por 12 pavos, y se lo bajen, como no les de por jugar el primero el DreadHalls, igual ni lo descubren.

    No se como estará el menú, si DreadHalls y luego los otros 8, o los 9 al mismo nivel ...
    0 0
  • Como he comentado el juego desgraciadamente no destaca a ninguno de ellos, por lo que Dreadhalls se muestra como uno más.



    Adjunto una foto donde puede verse parte del menú, como éste nos envuelve el resto de experiencias se encontrarían a nuestro alrededor, con un logo característico de cada juego.
    0 0
  • Una pena, igual eso genera malas impresiones a algunos ...
    2 0