Tiny Trax: ANÁLISIS

Futurlab, responsables en su momento de Velocity 2X, nos traen Tiny Trax, su primera incursión en la realidad virtual. Se trata de un juego de carreras de coches en miniatura que hará las delicias de los aficionados al Scalextric. Acelera pero no demasiado que se acercan curvas...

Disponible para PSVR.

16 SEP 2017  11:42

Sr_Ton

5 comentarios

Tiny Trax: ANÁLISIS

¡Bienvenidos a las microcarreras!

Algunos videojuegos nos retrotraen a tiempos pasados. Estamos ante uno de ellos. De pequeño no tuve grandes pistas de coches y los observaba maravillado en los expositores de los grandes almacenes. Esto explicaría, quizás, mi posterior pasión por añejos juegos como Super Car o Micromachines. No pocas partidas me eché con mi hermano en nuestro genial Amiga 500. Si le echamos una visual, Tiny Trax aparenta ser un sucesor espiritual de aquellos tipos de juegos pero con un control limitado de los vehículos. En este caso, la propuesta se simplifica aún más, pues los coches, como en las pistas eléctricas, van por raíles siguiendo una trayectoria prefijada. Todo se limita por tanto a acelerar o girar en los momentos adecuados. Como veremos es suficiente para asegurarnos la diversión.

 

 Tres de cinco vueltas, pronto termina la carrera.

Acelera, gira, acelera, gira,...

El objetivo del juego es ganar carreras de 4 coches. Los cochecitos de colores se mueven por una trayectoria cerrada predeterminada como ocurre en el conocido juego del Scalextrix. Tenemos un botón para acelerar, otro para cambiar de carril (hay dos), el stick se usa para girar en su justa medida y un botón para activar el turbo. Se trata de un juego de mecánica simple pero difícil de dominar. Tenemos que dosificar bien la velocidad y tomar las curvas derrapando en su justa medida para lograr superar a los rivales. Si en las curvas nos excedemos en la velocidad o nos pasamos con el derrape el coche se frenará y perderemos distancia en la competición.  En su lanzamiento, el juego tenía una curva de dificultad muy acusada que se corrigió con una actualización. Aún así, las carreras con la IA nos exigirán aplicarnos a fondo. Los errores se pagan caros.

 

 Aprovecha los tramos rectos para activar el turbo.

Modos de juego 

Contamos con un modo para un jugador que incluye carreras y 4 campeonatos de distintas ambientaciones que se podrán ir desbloqueando. En cada campeonato competiremos contra 3 rivales a lo largo de 4 carreras. Se trata de quedar en la mejor posición global y obtener los mejores tiempos para batir tu propia marca o la de otros en marcadores online. Aunque aparentemente el juego cuenta con muchas pistas debemos tener en cuenta que las carreras son rápidas y cortas por lo que al final nos queda una cierta sensación de falta de contenido.

 

Tanto las carreras como los campeonatos pueden ser jugados en modo multijugador, aunque por desgracia, a día de hoy, es difícil encontrar partida. Es una pena pues es donde más se puede disfrutar de este juego.

 

¡La pista pirata es la pista mejor! ¡La, la, la!

Pistas con mucho colorido

Gráficamente, desde su sencillez, el juego luce muy bien. La estética de juguete y su gran colorido lo hacen muy agradable de jugar. Los elementos en pantalla se ven nítidos. Las grandes pistas están bien diseñadas y a pesar de sus curvas, subidas y bajadas no perdemos la visibilidad en ningún momento. Podemos mover la cabeza o asomarnos a los escenarios -os lo recomiendo-. Sentimos que tenemos delante una gran maqueta para divertirnos con ella. Me gusta el diseño de escenarios y como usa la VR para mostrarlos. El juego sin VR requeriría de movimientos de cámara e inevitablemente perdería en jugabilidad, al menos como está diseñado. Por su parte, la música y el sonido tienen un sabor puramente arcade para imprimir frenetismo y competitividad a las carreras sin ser especialmente destacable.

 

 Tu derrape rompe el hielo.

Conclusión 

Tiny Trax no es un juego convencional de conducción si no más bien un juego de carreras de miniaturas que tras sus mecánicas sencillas esconde una cierta dificultad. Debemos esforzarnos en cada curva e hilar fino si no queremos quedarnos atrás. Es cierto que puede gustar a cualquiera para echar una partida eventual y tiene cierto gancho pero terminará cansándote si no es un tipo de juego que te apasione. En resumen, tal vez no sea un juego para gusto de todos pero si te apasionaban los Scalextrix deberías echarle un ojo. Seguro que lo disfrutas.

 

El juego ha sido analizado con una copia digital de PSVR en PS4 PRO.

6,8 "Bueno"

+ Buen diseño de las pistas

+ Divertido

+ Sencillo pero difícil de dominar

- Puede resultar repetitivo

- Poco contenido

Comentarios (5)

Enlace al foro
  • No tiene mala pinta, pero Blazerush es sencillamente insuperable. No se que mierda hace sony que no paga por el parche para Psvr, mas aun teniendolo en la store como creo que esta. Mi no entender.
    4 0
  • Curioso el título que recomiendas, me lo apunto.
    1 0
  • A mi este me llamaba mucho la atención por el efecto "maqueta" que creo debe ser muy chulo. Lástima que no venga un poco más completo.
    1 0
  • Si tienes Oculus o Vive es un Must Have como una casa. Viciante como droga pura en vena, tremenda calidad de implementacion en fisicas y mecanicas, multi (aunque no habra mucha gente) y divertido a mas no poder.
    Como digo creo que esta en la store para ps4 pero no tiene soporte para psvr. Tremendo fallo.

    Saludos
    2 0
  • Vaya que pena, lo mismo lo implementan en un futuro. Gracias por comentar.
    1 0