Darle una vuelta

Estamos viviendo una época de sobre exposición exacerbada que nos lleva a magnificarlo todo, como si de una constante epopeya clásica se tratase.

28 JUL 2017  20:57

Aitor Pilán

Darle una vuelta

Irse de vacaciones es el acontecimiento del año, y colgamos fotos en chanclas. Reuniones tediosas que en redes sociales se transforman en ‘meetings súper productivos y agradables con fulanita’.

 

De eso se aprovechan los buitres, que siempre hubieron. En cualquier sector. La vida del constante profesional que vive de cara a la galería. Ese que busca actores para su nuevo proyecto, o que necesita un contacto que maneje Unity a nivel experto… Lo de siempre. Vivir en una égloga donde el escritor y el protagonista son la misma persona.

 

Debe ser agotador. Y eso se contagia a los sectores de tecnologías de realidad virtual y aumentada. ¿Por qué? Porque es lo natural, ¡si hasta un chaval que no vocaliza hace anuncios de refrescos! Con eso, quizá deberíamos sentarnos y hablar de la comunicación corporativa en empresas del sector.

 

Las que son líderes, y cuentan con clientes solventes y recurrentes, con varios empleados, porque sólo tienen que luchar por mantener su negocio del B2B sin perder de vista los avances tecnológicos para seguir teniendo en su offering lo mejor de lo mejor. Las que acaban de nacer porque viven en el constante estrés de tocar cuantas más puertas mejor. Que hablen de nosotros, aunque sea mal. Aquella máxima que nunca pronunció Quijano: “ladrán, Sancho, luego cabalgamos”. Y, después, entre esos dos extremos, la mayoría. En el desierto de la lucha constante por sobrevivir sin el ímpetu de lo nuevo, ni la glotonería del que sabe que le servirán seguro.

 

¿Cómo comunicamos? ¿Estamos seguro que enfocamos bien? Llevo unos meses trabajando en una empresa de un sector que conocía, aunque no desde tan adentro. Y sigo viendo el problema que veía en otros sectores: Generación de contenido.

 

Es lo más caro, lo más difícil, y lo más valioso. No hablo de conseguir viralidad con un contenido. Eso, sin pagar, es que te toque la lotería. Hablo de que estamos en un sector que nos permite construir la comunicación al revés. Y aquí, perdonad el circunloquio, hilo con mi reflexión del abnegado profesional que vive contando sus peripecias. Paremos, sentémonos y reflexionemos. Aquí, en este sector, podemos hacerlo al revés. Literalmente. Normalmente se busca generación de contenidos para comunicar. En el sector los contenidos están, sólo hay que saber encontrar cómo hilarlos, compartirlos y valorarlos para poder comunicar.

 

Al final, la comunicación es una forma más de ahorrar dinero a la empresa. Y con las realidades (virtual y aumentada) podemos y debemos hacerlo desde el creador. Tiene que ser él quien nos marque el camino. Tenemos que conseguir darle la vuelta a la comunicación empresarial para que sea el creador quien tenga protagonismo. Y aquí da igual si es un chaval de 18 años de Ponferrada o un maestro de 55 de Buenos Aires. El que crea el contenido es quien nos permite, con él, contar la historia.

 

Los profesionales de la comunicación siempre hemos tenido el problema de la generación de contenidos. Siempre buscando, siempre pensando. Creo que, en este momento, tenemos que ser más listos y bailar al magnífico son que nos permiten estas tecnologías. Es cierto que aún faltan herramientas que gestionen y aúnen esos contenidos, pero cada día es más fácil buscarlos, usarlos y aprovecharlos.

 

¿Se imaginan una plataforma donde cada creador pudiera compartir sus proyectos, y que usuarios de todo el mundo pudiera descargarlos, valorarlos, editarlos, y volverlos a utilizar?

 

Eso sí sería una herramienta definitiva de comunicación...

 

Disculpen, soñaba despierto. Disfruten del verano.

Comentarios

Enlace al foro