Operation Warcade VR - ANÁLISIS

Es el año 1987, y Taito presenta un shooter de un solo jugador adaptado para recreativas. 30 años después, una empresa española vuelve a darle vida a este clásico adaptado a los nuevos tiempos.

22 JUN 2017  19:27

mizius

5 comentarios

Operation Warcade VR - ANÁLISIS

Volviendo al pasado

Corría el año 1990 y yo era un enano que empezaba a tener mi primer contacto con los videojuegos. Recuerdo que los viernes eran mágicos para mí, pues era el día en que mi padre venía a recogerme al colegio y me llevaba a pasear con el, tomarnos algo... y darme 2 monedas de 25 pts. para que las jugase en la máquina recreativa que más me gustara. Solíamos ir a una sala de juegos de mi pueblo, en la que reinaba una atmósfera llena de humo, voces y un calor insoportable, pero para mí aquello era lo más. Me solía poner un banqueta para que pudiese llegar a los mandos, metía la moneda de 25 pts. y a jugar.

 

Ha llovido mucho desde entonces y no puedo recordar cuál fue el primer juego que jugué, pero sí que recuerdo cuáles fueron los que me dejaron marcado: Cadillacs and Dinosaurs,  Final Fight, Captain Commando, Sunset Riders... 17 años después de aquello, todavía tengo algunos recuerdos de lugares y momentos. 

 

No fue hasta pasados unos pocos años cuando vi por primera vez el Operation Wolf en un parque de atracciones en una ciudad cercana. Por aquella época yo no entendía de números, pero tenía claro que con 1 moneda podía jugar 1 partida, menos en el caso de esta recreativa que costaba 2 monedas. Después de dar un paseo por la sala de juegos me decidí a probarlo, y la experiencia fue increíble, era algo completamente diferente a lo que había probado y me gustó. Cada vez que volvía por allí siempre repetía... aunque hubiese que alimentar la máquina con 2 monedas.

 

Modos de juego

El juego comienza en una sala de juegos como la que hemos conocido todos y de las que hoy por hoy cuesta encontrar en las ciudades. Frente a nosotros hay 2 recreativas, y en cada una de ellas un modo de juego diferente. En la máquina derecha podemos jugar en el modo clásico, que sería lo mas parecido al Operation Wolf con 4 diferentes niveles jugables. Tenemos la opción de activar un modo 3D disparando en el botón que encontramos en la parte alta de la pantalla. En este modo tenemos 2 créditos, por lo que solo podemos continuar una vez si nos matan. Es bastante sencillo y no da para jugar más de 20 minutos.

 

Si optamos por empuñar el arma de la izquierda podremos jugar en el modo inmersivo, simulando una gran pantalla en la cual debemos mover la cabeza de un lado a otro para poder llegar a ver los dos extremos. Tenemos activos 3 escenarios diferentes, y en cada uno de ellos hay varios niveles, aunque irán añadiendo mas a medida que vayan actualizando el juego. En cada una de las misiones tenemos 3 objetivos a cumplir, y recibiremos una estrella cada vez que superemos uno de ellos. Estos objetivos son muy variados: 20 tiros a la cabeza, romper 40 ventanas, no utilizar más de 120 balas... Gracias a estas estrellas podremos conseguir más escenarios, misiones y mejoras de armamento.

 

Armas

Además de la UZI y las granadas, podremos utilizar armas muy curiosas como la gravity gun. Se trata de una pistola que atrae todo tipo de objetos, personas o vehículos del escenario para después lanzarlos (los jugadores de Half-Life 2 saben bien de lo que hablo). También podremos empuñar las ametralladoras que encontraremos dentro de coches y barcos, e incluso una lanza de fuego. En el vídeo promocional podemos ver al jugador con una UZI en cada mano, pero de momento es algo que no he podido activar.

 

A lo largo de las actualizaciones irán incluyendo más armas, no olvidemos que el juego no está acabado y tiene muchas sorpresas guardadas.

 

Desde dentro

Aunque el juego en sí ya es bastante divertido, han incluido algo que nos hará disfrutar aún más si cabe: como ocurre en el clásico Operation Wolf, la pantalla va corriendo de derecha a izquierda y nosotros vamos matando y sobreviviendo  como podemos. Al disparar a un cubo con una flecha hacia abajo, éste nos teletransportará al campo de batalla, y dejaremos de estar al otro lado de la pantalla para estar frente a los enemigos y vivirlo todo en primera persona. La inmersión es absoluta y muy bien lograda.

 

Gráficos y sonido

Los gráficos están logrados y el nivel de detalle es bueno, aunque no es un juego en el que esto sea lo mas importante, puesto que no tenemos tiempo para poder quedarnos a contemplar los escenarios, a no ser de que no nos importe que nos llenen de plomo. Hay algunas cosas que mejorar en el movimiento de los soldados, ya que hay veces que éstos van corriendo y se chocan o se caen sin sentido. En cuanto al sonido, es bueno y está bien ligado al juego, los efectos tienen buena calidad.

Conclusión

Después de haber superado cada uno de los niveles en los dos modos de juego posibles, puedo decir que es un juego muy divertido y que engancha desde el primer momento, o al menos a mí que ya venía enamorado de Operation Wolf. Como antes he mencionado, el modo arcade es muy corto y sencillo, pero el modo campaña es perfecto para echar varias horas de juego. Al tener 3 objetivos por misión, te hace jugar una y otra vez hasta conseguir las estrellas necesarias para desbloquear mejoras de armas y nuevos niveles. Como punto negativo hablaría del modo 3D, es algo que no termina de convencerme, yo al menos no he conseguido acostumbrarme y lo he tenido que quitar al poco tiempo de empezar.

 

Hay que tener en cuenta que el juego no está acabado y que semanalmente hay actualizaciones incluyendo mejoras, nuevos niveles... Además de esto, Ivanovich Games nos invita a darles ideas para ir ampliando el juego gracias a una comunicación directa entre desarrolladores y jugadores. Bajo mi punto de vista es una buena compra a un precio muy ajustado para todo lo que ofrece, por lo que mi recomendación es absoluta.

8,5 "Muy bueno"

+ Gran inmersión

+ Posibilidad de entrar en el campo de batalla

+ Muy divertido

- Juego sin acabar

- El efecto 3D en modo arcade

Comentarios (5)

Enlace al foro