Resident Evil Village VR: ANÁLISIS

16 MAR 2023  15:00

Hugo

34

Resident Evil Village VR: ANÁLISIS

Prepárate para pasar miedo en realidad virtual con este esperado modo VR oficial del juego completo en exclusiva para PSVR2.

La mejor manera de disfrutar de Resident Evil Village

La esperada última secuela de la saga Resident Evil aterriza en nuestra mesa de análisis gracias a la también esperada adaptación del juego en realidad virtual en exclusiva para PSVR2, acompáñanos en este análisis detallado sobre lo que nos vamos a encontrar dentro del juego y qué tipo de mecánicas en VR tenemos disponibles.

 

La afamada saga de terror y buque insignia de Capcom en estos últimos años da el salto a nuestros visores PSVR2, después de un sinfín de rumores que lo colocaban como uno de los primeros reclamos para el nuevo visor de PlayStation, cosa que, por otro lado, se terminó de confirmar hace ya unos meses en un State of Play llevado acabo en junio del año pasado. De esta manera tendríamos de nuevo un título Resident Evil en realidad virtual, por el momento de manera exclusiva para el nuevo visor de Sony.

 

Como comentábamos, Resident Evil se ha ido convirtiendo por méritos propios en el abanderado de la compañía Capcom, el veterano estudio afincado en Japón que ha ido rentabilizando esta longeva saga en forma de nuevos títulos, remakes, remasters, películas de éxito taquillero e incluso series en plataformas de streaming. La gallina de los huevos de oro tiene cuerda para rato, y Capcom nos ofrece de manera gratuita para quienes ya tuvieran el título en PS5 y dispongan de unas PSVR2 de una actualización que porta el juego al 100% en realidad virtual.

 

Antes de meternos en harina, permitidme que os explique cómo vamos a afrontar este análisis y, como ya hemos hecho en otras ocasiones con juegos que ya tienen cierta solera en pantalla plana, de los cuales podemos encontrar decenas de análisis desglosando los entresijos de este juego en su modo 2D,  nos vamos a centrar en su adaptación a realidad virtual, explicando qué mecánicas VR utiliza para meternos en la piel de Ethan Winters, el protagonista de este Resident Evil Village. Eso no significa que nos olvidemos de lo que nos vamos a encontrar en líneas generales dentro del juego y cómo es esta octava parte de Resident Evil, solo que lo haremos de una manera un poco más superficial que de costumbre.

 

Village

Resident Evil Village nace como la continuación de lo visto en Resident Evil 7, donde encarnamos a Ethan Winters, el ya icónico protagonista de estas dos últimas secuelas de la saga donde la VR tiene un factor diferencial en los visores de PlayStation, aunque gracias a los muy buenos mods desarrollados por Praydog, hemos tenido la oportunidad de catarlo también en PC VR, aunque sin las oficialidades oportunas por parte de Capcom.

 

En esta ocasión, todo comienza con un Ethan Winters ya alejado de las pesadillas que vivimos en la mansión de los Baker en RE7, con una apacible vida junta a su mujer Mia y su retoña Rosemary, para comenzar de nuevo lejos de todo el pasado que los une, pero con los recuerdos aún muy presentes en nuestro protagonista.

 

Pronto esa aparente tranquilidad se va al traste debido a una serie de infortunios que tendréis que averiguar por vosotros mismos y que dan el pistoletazo de salida de esta trepidante aventura, donde la premisa será encontrar a nuestra hija en un misterioso pueblo europeo ubicado en Rumanía.

 

Esta aldea está gobernada por cuatro personajes mutantes diferentes, cada uno de los cuales controla sus propias fuerzas desde las fortalezas dentro de la aldea. Lady Alcina Dimitrescu, una aristócrata extremadamente alta parecida a un vampiro, reside con sus tres hijas en el Castillo Dimitrescu. Karl Heisenberg, que puede manipular campos magnéticos, lidera un grupo de criaturas de una fábrica contemporánea parecidas a hombres lobo llamados "licántropos". El grotesco Salvatore Moreau opera desde un embalse en las proximidades del pueblo y se describe como un "tritón", aunque parece una versión del jorobado de Notre-Dame de peli de miedo de serie B. Donna Beneviento, que induce alucinaciones, gobierna desde su mansión, Casa Beneviento, y controla una marioneta llamada Angie.  Todas las casas responden a una figura líder suprema llamada Madre Miranda, la gobernante de la aldea que es una "presencia adorada por los aldeanos".

 

Como os podéis imaginar, a lo largo de la aventura tendremos que ir visitando a todos y cada uno de los personajes que gobiernan en la aldea, y poco a poco iremos descubriendo qué pasó con nuestra familia y nuestra hija, con un estilo de juego donde se abraza más la acción que su predecesor. RE8 se entremezcla con el sigilo, y cómo no con el terror característico de la saga, mientras recorremos con cierta libertad la aldea y sus alrededores, con muchas de las características más afamadas dentro de la saga, como los puntos de guardado en forma de máquinas de escribir, una tienda donde comprar o vender objetos y armamento e incluso las características plantas de curación que debemos de combinar para crear botes de elixir de curación.

 

Esta última entrega fue bien recibida por la crítica en líneas generales, ya que sus aproximadamente 10 horas de duración, su completo apartado gráfico y su alejamiento del terror más puro que vivimos en RE7 fueron una combinación perfecta para la gran mayoría de usuarios. En cuanto a la jugabilidad, Resident Evil Village mantiene muchas de las características principales de la serie, como el uso estratégico de armas, la resolución de puzles y la exploración de un mundo semiabierto con una falsa sensación de libertad muy lograda. Sin embargo, el juego también presenta algunos cambios notables, como un enfoque más centrado en la acción y un sistema de actualización de armas más profundo.

 

Una de las mayores fortalezas de Resident Evil Village es su presentación visual y de audio. El juego tiene gráficos impresionantes, con entornos detallados y una atención meticulosa al diseño de personajes y monstruos. Además, la banda sonora y los efectos de sonido del juego son excelentes y ayudan a crear una atmósfera inquietante e inmersiva.

 

En términos de historia, Resident Evil Village es una continuación directa de Resident Evil 7 y ofrece una trama intrigante y emocionante. Los jugadores se encontrarán con personajes nuevos y familiares, y la historia está llena de giros sorprendentes y momentos memorables. En general, Resident Evil Village es un juego sólido y emocionante que ofrece una experiencia de terror de supervivencia emocionante y bien ejecutada. Todo esto suena muy bien, pero ¿Cómo es todo esto en realidad virtual? ¿merece la pena? Más abajo te lo contamos.

 

Resident Evil Village en VR

Después de este breve repaso por lo que nos vamos a encontrar en líneas generales en el juego, ahora sí, estamos preparados para meternos de lleno en lo que supone jugar a Resident Evil Village en VR, y es que estamos ante otro de los títulos llamados a abanderar estos primeros meses de vida de PSVR2, como ya pasó en PSVR con la precuela RE7.

 

Lo primero que debemos de saber es que para poder jugar a RE8 en RV debemos de descargarnos un parche dedicado desde la store de PlayStation, algo extraño, ya que normalmente este tipo de actualizaciones nos llegan de manera automática en los juegos, por lo que aquí resulta algo raro tener que buscar personalmente la actualización y descargarla. Una vez lo tengamos todo instalado entraremos al juego, y al activar la opción VR, el juego nos dirá que no podemos continuar con nuestra partida anterior y que debemos de jugar desde cero a la versión de realidad virtual, algo que nosotros para nuestra review íbamos a hacer igualmente, pero que puede que no todo el mundo esté contento con está decisión, más allá de que como todos sabemos, jugar a RE8 en VR y jugarlo en plano es prácticamente jugar a dos juegos completamente distintos.

 

Ya en el menú de inicio podremos elegir las diferentes opciones de confort clásicas en realidad virtual, donde encontraremos blinders para viñetear la imagen con los movimientos bruscos, opciones de giro suave o de manera gradual, elegir si jugar de pie o sentados, etc. Como todos los estómagos virtuales no son iguales, aquí encontraremos un buen abanico de opciones que harán que hasta los estómagos más susceptibles puedan jugar al juego sin problemas.

 

Una vez tengamos todo a punto, ahora sí nos metemos de lleno en la piel de Ethan Winters y la terrorífica aventura que nos queda por vivir en la aldea de este Resident Evil Village. Lo primero que nos llama la atención es que estamos ante un juego completamente doblado y traducido a nuestro idioma, con actores de doblaje de renombre que se encargan de dar voz a todos y cada uno de los personajes del juego, como ya sucedía en pantalla plana, pero que siempre es de celebrar en cualquier juego de realidad virtual que se precie. Por otro lado no disponemos de cuerpo completo, por lo que solo vemos nuestras manos, teniendo respuesta háptica con casi todos los botones de nuestro Sense y que nos da la sensación de que está muy bien implementado en VR, llama la atención que ciertos puntos de la historia, cuando entremos en alguna cinemática y estemos viviéndola en VR, sí podemos ver nuestro cuerpo completo, algo que nos hubiera encantado poder activar en los ajustes pertinentes para disfrutar todo el juego así. Por cierto, estas cinemáticas por defecto están completamente adaptadas a la VR pero si no te sientes cómodo con ellas por el movimiento automático que realizaremos en ellas, podremos desactivarla en los ajustes y ver las cinemáticas en modo cinemático.

 

Mecánicas VR

Uno de los puntos que más nos llamaba la atención cuando se anunció el soporte completo para realidad virtual de este Resident Evil es sin duda cómo sería en cuanto a mecánicas VR, y es que aunque Resident Evil 7 en las primeras PSVR nos encantó y para muchos fue un antes y un después en cuanto a terror se refiere dentro de un videojuego, lo cierto es que lo que vienen siendo mecánicas que supieran aprovechar la tecnología VR eran más bien poquitas, quizá con la excusa de esos primeros títulos que llegaban a la primera generación de visores se puede justificar un poco, pero no queríamos encontrarnos lo mismo en esta última entrega. Es por ello que, unido a los grandes mandos VR Sense (nunca mejor dicho) de estas PSVR2, teníamos grandes esperanzas puestas en este sentido.

 

El caso es que en este sentido tenemos sentimientos encontrados. No esperéis colisiones con objetos ni cosas así, porque quitando un par de momentos cuando empuñamos nuestro cuchillo que podemos interactuar con algún objeto, el resto no tendrá colisiones. Tampoco tenemos ese efecto tan logrado de sensación de peso que juegos como The Walking Dead: Saints & Sinners supieron hacer, por lo que recoger un arma a priori pesada y moverla como si no hubiera un mañana es completamente posible de hacer incluso con una sola mano.

 

En cambio sí que disponemos de otras mecánicas más acordes a lo que esperamos en realidad virtual, ya que contamos con el típico cinturón donde almacenar armas, munición, objetos y demás, siendo bastante intuitivo y que logra esa inmersión que se busca en un juego así en VR. Este cinturón además podemos ajustarlo a nuestro gusto en las opciones de rigor para ponerlo a la altura que queramos. Además contamos con varios espacios adicionales alrededor de nuestro cuerpo que podemos configurar a nuestro gusto, de manera que podemos llevar armas o botiquines en los hombros e incluso ponernos otra pistola en la cartuchera. Mención aparte merece la posibilidad de abrirnos la chaqueta e interactuar con los objetos que allí dejemos, como la linterna o los diferentes explosivos que podemos encontrar y crear en el juego. Todo esto se puede configurar en el menú del jugador dentro del propio juego y es todo un acierto en líneas generales.

 

El armamento está bien llevado a VR, nos encanta poder recargar a la carrera cartucho a cartucho mientras decenas de licántropos van tras nuestros pasos mientras nos abrimos camino por las estrechas calles de la aldea, o poder cerrojear nuestro rifle de precisión después de cada tiro. Por si fuera poco, llevamos un cuchillo en el brazalete y podemos desenvainar con una mano mientras apuntamos con la pistola con la otra. Ese tipo de opciones se agradecen en un juego de realidad virtual, aunque por contra no podemos guardar ni armas ni objetos en el mismo lugar de donde lo hemos cogido de nuestro inventario particular, como así nos hubiera gustado. Para guardar un arma en cuestión no hay que llevarla al lugar de origen en tu cinturón, si no que con dejarla caer es suficiente para que se autoregenere de nuevo en el inventario, una detalle que nos saca un poco de la experiencia tan positiva que tenemos en este punto y que con el buen uso de la tecnología adaptativa de los gatillos hace que disparar un arma sea toda una delicia en VR.

 

Por otro lado podemos interactuar con ciertos objetos, como por ejemplo arrastrar una estantería para cerrar el paso al monstruo de turno, abrir armarios de manera natural con nuestras manos o interactuar con palancas y engranajes en el puzle del momento. También podemos incluso girar pestillos o abrir cerraduras con ganzúas y las llaves típicas de la saga, pero choca que para abrir una puerta que esté desbloqueada simplemente nos tengamos que acercar y la puerta se abrirá automáticamente, una vez más un punto mejorable que en líneas generales es decente, pero que con un poquito más de mimo hubiera estado genial.

 

Para recoger un objeto del suelo o de una mesa podemos hacerlo físicamente llevando nuestra mano y agarrarlo, o simplemente poner la mano por encima independientemente de la altura donde tengamos nuestra mano y agarrar para que el objeto en cuestión por arte de magia aparezca en nuestra mano. También hay otros objetos que directamente nos dicen que pulsemos el botón X de nuestro VR Sense por si no nos apetece agacharnos.

 

La interactividad en Resident Evil Village en realidad virtual digamos que no es lo impresionante que nos hubiera gustado, pero en líneas generales cumple, ya que poder interactuar con objetos y personajes del juego de una manera más realista y detallada como solo la VR sabe hacer, y que por ejemplo podamos abrir cajones, armarios y manipular objetos en el mundo del juego, como apagar y encender luces o recoger munición y recargar. Todo esto hace que el juego cambie radicalmente en comparación con la versión de pantalla plana, como es de esperar.

 

Para finalizar este punto, hay que hacer mención al gran uso que se hace en el juego de la vibración del visor, ya que se explota esta tecnología quizá como todavía no habíamos palpado en VR. El abanico de matices que podemos apreciar cuando entran en acción los motores de vibración del HMD es muy bueno, así podemos notar cómo nuestra cabeza se va golpeando por el suelo cuando algún enemigo nos arrastra, o cómo vibra a la máxima potencia cuando el Boss de turno empieza a destrozar todo el escenario a nuestro alrededor, una maravilla para la inmersión que de verdad hace que nos sintamos allí.

 

Calidad gráfica y visual

Otro de esos puntos que le teníamos ganas de ver el resultado en nuestro visor PSVR2 es sin duda el dedicado al apartado gráfico y visual, ya que antes de catar el juego en realidad virtual nos maravillamos con los tráilers (más bien el tráiler) que desde Capcom nos habían facilitado, donde se veía prácticamente igual que la versión de pantalla plana, siendo este apartado ya en su día uno de los puntos fuertes de este Resident Evil cuando se lanzó el juego. No me voy a andar mucho por las ramas en este sentido, ya que tenemos una calidad gráfica y visual prácticamente idéntica a lo visto en pantalla plana con alguna excepción que veremos más adelante, pero que igualmente nos deja un gran sabor de boca al respecto.

 

Poder jugar a juegos en VR que ya no hagan esas concesiones gráficas que se veían en generaciones anteriores es una verdadera maravilla. Recorrer la aldea o el castillo Dimitrescu con este apartado gráfico es impactante, y si hacemos una comparativa directamente con la versión de pantalla plana no veremos gran diferencia, lo que habla muy bien de cómo se utiliza el Eye-Tracking y el Foveated Rendering en este visor, dejándonos una experiencia sobresaliente al respecto ya que de por sí Resident Evil Village es una maravilla en cuanto a gráficos se refiere, y en VR logra transmitirnos la misma sensación que cuando lo jugamos en pantalla plana.

 

Por contra, tenemos algunas concesiones lógicas en esta versión VR, ya que por ejemplo el trazado de rayos no está disponible aunque sí lo encontramos en la versión de pantalla plana, algo lógico por otro lado, aunque a nosotros no nos importe demasiado, ya que el manejo de las sombras o de las luces es una pasada disfrutarlo en VR. Quizá hay algunos assets con texturas menos optimizadas, como por ejemplo cuando atravesamos algún campo de hierbas altas, donde se nota que han tenido que pegar algún tijeretazo para poder disfrutar como es debido de la experiencia que supone verse rodeado de ramas y hierbajos mientras avanzamos agachado entre la hierba para que ninguna criatura nos encuentre.

 

Donde también destaca y bastante es en el hecho de contar con un sistema HDR y pantallas OLED en este nuevo visor de Sony, donde destacan los juegos de terror como es lógico por su ambientación más apagada. Últimamente se está convirtiendo en una coletilla el ensalzar en cada review de un juego de PSVR2 el que se utilice tan bien el HDR, y en Resident Evil Village como es de esperar luce muy bien, ya que los contrastes del blanco de los entornos nevados en la aldea con la oscuridad absoluta en algunos momentos dentro de, por ejemplo, la casa de Beneviento, hacen que el HDR sea de verdad un factor importantísimo para disfrutar como se merece un juego así. Y si encima le unimos los negros absolutos de los paneles OLED como los que monta PSVR2 se convierte en una experiencia casi única en realidad virtual hoy en día en cuanto a terror se refiere. Por cierto, mención aparte que esta casa de Beneviento cuenta con uno de los puntos más terroríficos que hemos jugado nunca en realidad virtual, pero eso lo dejamos para otro día y te invitamos a que lo descubras tú mismo si te ves con el valor necesario o nos dejes tu experiencia en la caja de comentarios.

 

En definitiva, los gráficos de Resident Evil Village en realidad virtual son impresionantes y realistas, con una detallada caracterización de los personajes que nos sobrecogerán en muchos momentos como los primeros encuentros con Lady Dimitrescu o sus hijas, que fetiches aparte, nos hace disfrutar de una manera muy realista de la lograda caracterización que se consigue en el juego.

 

Música y sonidos

En el apartado sonoro nos encontramos con una gran propuesta en cuanto a sonidos y melodías se refiere, algo que ya era muy de alabar en pantalla plana, pero como suele suceder casi siempre, se multiplica en realidad virtual, más aún si cabe en un juego de terror.

 

El sonido 3D ayudado de lo que significa estar inmerso en un juego en realidad virtual es una maravilla, decenas de sonidos diferentes se presentan en nuestros oídos mientras vamos abriéndonos camino por el bosque de turno, escuchar cómo crujen las maderas del parqué en el castillo Dimitrescu o escuchar a los cuervos croscitar mientras revolotean en círculo a decenas de metros sobre nuestra cabeza son solo algunos ejemplos de lo logrado en este apartado.

 

Por otro lado y como ya destacamos un poco más arriba, contamos con un excelente trabajo de doblaje de gran calidad a nuestro idioma. Para finalizar este apartado, no podemos olvidarnos de la excelente banda sonora que acompaña a esta terrorífica aventura, que nos deja un sinfín de melodías con sus silencios incómodos que nos meterán de lleno en la inmersión necesaria en un juego donde el miedo es uno de sus hándicaps como es el caso.

 

Conclusión

En general, Resident Evil Village en realidad virtual es una experiencia emocionante y bien diseñada que lleva a esta saga de juegos de terror a nuevos niveles de inmersión e interactividad. La tensión que transmite, unido a la imponente calidad gráfica y visual del juego, hace que estemos ante otro de esos juegos imprescindibles para PSVR2 (y ya van unos cuantos), con un excelente doblaje a nuestro idioma y con una historia que sabe atraparte, sobre todo si eres fan de la saga.

 

La inmersión que consigue es sin duda uno de los puntos fuertes del juego, con un uso excelente de las capacidades de nuestros mandos de movimiento o nuestro visor en cuanto a vibración se refiere y que logra transmitir lo que supone empuñar un arma y apretar el gatillo gracias a los gatillos adaptativos, todo ello con alguna de las mecánicas clásicas que más nos gustan en VR, como llevar un cinturón con nuestras armas, objetos y municiones, pero que se queda a medias ya que no contamos casi con ningún tipo de colisión con objetos.

 

Por otro lado, el poder jugar juegos de terror donde las zonas oscuras de verdad estén realmente apagadas gracias a la tecnología OLED que monta el nuevo visor de PlayStation hace que se disfrute mucho más este tipo de juegos. Si además le unimos el marcado contraste que encontramos en zonas iluminadas gracias al gran uso del HDR, solo nos queda quitarnos el sombrero en un juego que casi no hace concesiones gráficas en comparación con la versión en pantalla plana.

 

En definitiva, estamos seguros de que estamos ante uno de esos juegos que le encantará a la inmensa mayoría de personas que le den una oportunidad, sean o no fans de los juegos de terror o de la saga Resident Evil. Sin duda estamos ante una de las mejores bazas para dar a conocer como es debido las PSVR2 en estas primeras semanas de vida.

 

El juego ha sido analizado con PSVR2 en PlayStation 5.

 

Podemos ver el juego en acción en este capítulo de ROV Explorers:

 

+ Gráficamente casi igual que en pantalla plana

+ Imprescindible PSVR2

+ En VR es la mejor manera de jugar a este juego

+ Inmersivo

+ Completamente en español

+ Gran uso de la vibración y los gatillos en mandos y visor

+ Buen equilibrio acción/terror

+ Algunas de las partes más terroríficas en VR...

- ...pero no aptas para cardíacos

- Sin colisiones

- Historia con altibajos

- Se echa en falta más interacción VR con el entorno

9 "Muy bueno"

Resident Evil Village (PlayStation 5)

9

Lanzamiento / Mayo 7, 2021

La octava iteración de la saga Resident Evil llegará al completo a PlayStation VR2 con soporte de los controladores de movimiento Sense.

Nota de los usuarios

?