Population: One - ANÁLISIS

13 NOV 2020  18:30

RescueGamer

14

Population: One - ANÁLISIS

El género multijugador de moda aterriza en el panorama VR con un juego desarrollado desde cero para sacar partido a sus virtudes inmersivas. ¿Estás preparado para sumergirte en un campo de batalla gigante? Disponible para Rift, SteamVR, WMR y Quest.

Los battle royale llegan a la VR

Desde hace algunos años, el género de los Battle Royale ha ido cogiendo mucha fama gracias a juegos como Fortnite y Player Unknown Battlegrounds, llegando al punto en el que muchos de los grandes de la industria no han tenido mas remedio que implementar partidas con esta mecánica en sus juegos, como la conocida saga Call of Duty. Lo cierto es que se trata de una modalidad de juego que engancha, ya que el simple concepto de tener a decenas de personas tratando de sobrevivir y buscando armas y herramientas en un mapa enorme que se va cerrando conforme avanza la partida hasta encerrar a los últimos supervivientes en un área lo suficientemente pequeña como para que el confrontamiento sea inevitable es sin duda divertido, y no podía tardar en llegar al terreno de la realidad virtual.

 

A decir verdad, ya hemos tenido algunas muestras de este género en el medio, como el modo Rec Royale de Rec Room, que pese a su simpleza sin duda capta el espíritu de los Battle Royale, o títulos como Stand Out y Bullets and More, que de mejor o peor forma también nos han dado nuestra dosis de Battle Royale en realidad virtual, aunque siempre ha faltado un título de mayor calidad y presupuesto centrado en este nuevo género, y Population: One ha llegado decidido a llenar ese hueco.

 

Si, es un Battle Royale

Por supuesto, el juego se centra única y exclusivamente en partidas multijugador de tipo Battle Royale para 18 jugadores (en equipos de 3) en un único mapa, a excepción del tutorial y práctica de tiro (donde podremos aprender los movimientos básicos y practicar nuestra puntería), pero claro, no todos los Battle Royale son iguales, y Population: One también ha querido dotar de cierta personalidad a sus partidas.

 

Como es habitual en el género, comenzaremos sobrevolando el extenso mapa, en esta ocasión en una especie de cabinas propulsadas, hasta elegir dónde queremos caer. Y es aquí donde veremos una de las peculiaridades de este juego, ya que contamos con un wingsuit para planear en caídas, y que no solo podremos utilizar en el descenso inicial hacia el mapa (en lugar del habitual paracaídas), si no que podremos darle uso a lo largo y ancho de todo el mapa, el cual está plagado de desniveles y edificios de considerable altura totalmente explorables con el que sacarle partido a este wingsuit, junto con nuestras sorprendentes habilidades de escalado a mano, haciendo que el movimiento sea bastante ágil y dinámico, y quizá también mermando la sensación de tamaño del mapa, pero sin duda compensa con las dinámicas de juego que aportan.

 

 

A partir de aquí encontraremos la típica exploración y búsqueda de armas y recursos, gestión de inventario, obtención de mejoras (principalmente de inventario y aumento de armadura) y los típicos momentos de sigilo, combate y prisas mientras el escenario se hace cada vez mas pequeño hasta el inevitable final. La variedad de armas es generosa, abarcando pistolas, subfusiles, fusiles de asalto, rifles de francotirador, escopetas y granadas, y los objetos se limitarán normalmente a mejoras de inventario o armadura y objetos de curación como refrescos y plátanos (los cuales tendremos que pelar). Por último y no menos importante, en nuestro inventario (o mas bien en nuestra mano) contamos con una herramienta de construcción de paneles, los cuales podemos usar a modo de barricadas, coberturas o incluso puentes, una clara inspiración de Fortnite, aunque no lo he visto usarse con frecuencia en mis partidas

 

Otra peculiaridad de este Population: One es que nunca se acaba nuestra partida hasta que todos los miembros de nuestro equipo han caído, e incluso mientras permanezcamos "muertos" podremos caminar cual fantasma en busca de nuestros compañeros que todavía siguen en pie para ser "resucitados/reanimados", lo cual se hace mediante unas palas desfibriladoras que tendremos que cargar frotándolas enérgicamente entre ellas, un proceso largo y nada sencillo de hacer si estamos rodeados de enemigos.

 

 

Como habíamos comentado al principio, contamos con un único mapa, con una estética un tanto peculiar que mezcla ciudades, granjas y torres futuristas, el cual es generoso en tamaño, pero que exploraremos rápido gracias a nuestro wingsuit y habilidades de escalado, con lo que es bastante probable que se nos acabe haciendo quizá demasiado repetitivo. Para aliviar un poco este efecto, el juego cuenta con un sistema de de objetivos a cumplir en nuestras partidas que nos harán subir de nivel para desbloquear nuevas skins de personaje y armas y conseguir así personalizar ligeramente nuestra apariencia, lo que nos da otro motivo y objetivos para jugar mas allá del simple hecho de ganar la partida.

Pero ¿cómo se vive?

Ya hemos visto multitud de shooters en primera persona llegar a la realidad virtual, y las bases del género en cuanto a controles y adaptación están mas que asentadas. Sin embargo, Population: One ha tratado de aportar también un cierto grado de distinción en este aspecto, lo cual puede que no guste a todos.

 

Como buen shooter, se trata de una experiencia intensa en la que el movimiento es continuo (nada de teletransportes) y donde habrá saltos y escalada, pero también contamos con opciones de confort para realizar el giro por grados, así como la típica viñeta para reducir el FOV al desplazarnos y tratar de evitar mareos en la medida de lo posible. Hasta aquí tenemos la implementación tradicional, sin embargo, en cuanto al manejo de armas tenemos algunas peculiaridades, ya que por un lado la recarga es semi-manual, es decir, el cargador aparece precolocado en el arma y debemos darle el empujón final y tirar del correspondiente cerrojo/palanca del arma para terminar la recarga de la misma, y por otro lado el apuntado es una mezcla de apuntado realista y apuntado de videojuego 2D, ya que podemos hacer uso de las mirillas réflex y mirillas físicas de nuestras armas de manera natural. Sin embargo, cuando tengamos el arma alejada de nuestros ojos, una retícula virtual aparecerá allí donde apuntemos con el arma, permitiéndonos ser mucho mas precisos con disparos rápidos sin apuntar físicamente con el arma o con disparos desde la cadera, siendo algo útil sin duda, pero restando realismo a la experiencia. Algo parecido ocurre también con los rifles de francotirador, donde la mirilla telescópica no estará presente físicamente para su uso, sino que cuando acerquemos la misma a nuestro ojo, toda la visión quedará reducida a lo que ve la mira telescópica, de nuevo, como si de un videojuego 2D se tratase, restando inmersión y consiguiendo un efecto un tanto extraño.

 

 

Dejando las armas a un lado, el resto de mecánicas están bastante bien implementadas y resultan inmersivas, como desplegar nuestro wingsuit extendiendo los brazos, escalar con nuestras manos, pelar un plátano, abrir un refresco o cargar las palas desfibriladoras... son todo acciones que se sienten bastante naturales. Los menús de inventario no resultan tan inmersivos, pero sí prácticos, mostrándose nuestro inventario a modo de holograma donde apuntar el objeto que queremos seleccionar. Mención merece también el modo espectador de la partida que podremos usar una vez nuestro equipo haya sido eliminado, donde se nos cargará un modelo a escala reducida del mapa para visualizar el desenlace de la partida, pudiendo navegar rápidamente por él y siendo bastante curioso de observar, como si de una maqueta con seres diminutos se tratase.

Al turrón, la calidad visual

En este apartado, de nuevo, tenemos sensaciones un poco encontradas. El nivel visual en PC es por lo general bastante pobre: modelados un tanto genéricos y pobres junto con distancias de dibujado justas se pelean con unas texturas normalitas y una buena nitidez en pos del buen rendimiento, tan crucial en partidas multijugador online, dejándonos con un apartado nada destacable en lo visual, pero que al menos se mueve de forma consistente y sólida. La parte positiva de esto es que el juego cuenta con crossbuy en la tienda de Oculus, y hemos podido probar también la versión de Quest (Quest 1), la cual luce sorprendentemente similar a la versión de PC, con resolución general menor, pero en la que es difícil sacar diferencias sin poner una al lado de la otra, algo que quizá deja entrever que el juego ha sido ideado desde cero con Oculus Quest en mente, posiblemente lastrando la parte visual de PC también. Así pues, en este caso jugar el juego en PC no aporta mejoras sustanciales con respecto a su versión portátil, que cuenta con unas distancias de dibujado y calidad de texturas y efectos muy similares a la versión de sobremesa, siendo el cambio más notorio una resolución general algo más baja y quizá menor cantidad de vegetación.

 

CONCLUSIÓN

Se trata de un juego bastante divertido, sobre todo si jugamos en compañía de amigos, pero también es un título que, salvo que nos apasione el género, se acabará tornando repetitivo y escaso de contenido, así que esperamos que añadan más mapas y armas en el futuro. Cuenta con elementos innovadores, pero que también pueden no ser del agrado de todos (especialmente el funcionamiento y apuntado de las armas), y sin duda el hecho de tener crossbuy (en Oculus Store) lo hace mas recomendable, y más cuando la versión de Quest es tan cercana a la versión de sobremesa. Así que si tenéis la oportunidad de aprovechar ese crossbuy, o bien os encanta este género, no dudéis en darle una oportunidad.

 

El juego ha sido analizado en Quest con Quest 1 y en PC con Quest 1 + Link.

VRGameCritic

+ Battle Royale en VR

+ Combates y movimiento a desniveles

+ Buen nivel técnico (en Quest)

- Gráficamente no sorprende (en PC)

- Mecánicas de apuntado no inmersivas

- Poco contenido

7 "Muy bueno"

POPULATION: ONE (Quest)

7

Lanzamiento / Octubre 22, 2020

CLIMB, FLY, BUILD. Battle Royale only possible in VR. Drop into a colorful, near future world with limitless combat possibilities. Welcome to POPULATION: ONE, where you and your squad must fight ...

Nota de los usuarios

8

POPULATION: ONE (PC)

7

Lanzamiento / Octubre 22, 2020

CLIMB, FLY, BUILD. Battle Royale only possible in VR. Drop into a colorful, near future world with limitless combat possibilities. Welcome to POPULATION: ONE, where you and your squad must fight ...

Nota de los usuarios

7