Final Assault: ANÁLISIS

6 MAY 2020  15:00

Virtual-Senses

7

Final Assault: ANÁLISIS

Phaser Lock nos trae el brillante Final Assault, un juego de acción inspirado en la Segunda Guerra Mundial que se remonta a los RTS de antaño con adiciones de los MOBA más recientes. El resultado ¡explosivo! Disponible para Rift, SteamVR, WMR y PSVR.

Dios de la Guerra

La realidad virtual ha cambiado la forma en la que jugamos gracias a nuevos niveles de inmersión e interacción en los mundos en que nos sitúa. Dicho esto, tiene sus gaps, y uno de ellos es el género de estrategia en tiempo real (RTS) como Starcraft o Command and Conquer. Ha habido algunas aproximaciones, pero ninguno había capturado esa fórmula clásica... hasta ahora.

 

 

Es la una de la mañana (creo) y me encuentro físicamente en el salón de casa, aunque en realidad estoy en tierra de nadie. Claramente tenía la batalla en el saco, aunque el enemigo había enviado demasiados aviones para mi gusto, estaban bombardeando y atacando a mis soldados por todo el mapa. En lugar de reforzar mi artillería, miré hacia arriba e invertí recursos para crear una armada cuyo objetivo era limpiar los cielos de aviones enemigos. Cuando la batalla aérea terminó, tenía más de 10 aviones recorriendo y patrullando la zona, fue ahí donde decidí centrarme en la tierra y lancé una oleada de tanques al enemigo.

 

Pero los eventos dieron un giro inesperado, Final Assault me engañó totalmente.

 

El enemigo, que aparentemente se encontraba moribundo, en realidad estaba silencioso, observando mi marcha hacia su base. Cuando repentinamente se desplegó, no sé exactamente qué fue, pero en cuestión de segundos mis aviones explotaban como fuegos artificiales, toda mi fuerza aérea y los recursos que invertí en su construcción desaparecieron. Una delgada línea de artillería pesada salió rodando de la base enemiga, y de repente me encontré defendiendo mis recursos donde, momentos atrás, se me había prometido una victoria.

 

Fue ahí, en el salón de casa, cerca de la una de la mañana (creo) cuando prometí que no solo iba a rejugar y ganar la batalla, sino la guerra.

 

Final Assault es así, te pega, y te pega fuerte, pero te levantas para volver al ruedo y dar guerra hasta la victoria. Así de bueno es.

 

Controlando la batalla

A pesar del género, los controles aquí son simples (hasta ahora de los mejores que haya experimentado en un juego de RV) y solo nos lleva unos minutos acostumbrarnos, pero una vez aprendidos son sumamente intuitivos. Durante mi experiencia con el juego dejé de pensar en los mismos en cuanto me habitué a ellos, y esto en un juego de RV es una tarea enorme.

 

Ante todo, nos elevaremos en el mapa y nos desplazaremos en la dirección elegida simplemente manteniendo apretado el botón Move (PSVR) y tirando o empujando hacia donde queramos ir. Ambos PS Move tienen el mismo esquema de control, así que te permitirá alternar a voluntad la misma acción con la otra mano.

 

Comenzaremos generando nuestro portapapeles de tropas (esto lo haremos apretando triángulo). Solo una fracción de las unidades estarán disponibles, las más básicas por así decirlo. Para desbloquear las más avanzadas, necesitaremos ahorrar o recoger dinero y comprarlas.

 

Este es el portapapeles de las tropas y con el elegiremos que desplegar.

Este es el portapapeles de las tropas y con el elegiremos que desplegar.

 

Durante mi experiencia de juego, mantuve el portapapeles todo el tiempo visible, usando mi mano dominante para ir seleccionando las unidades. Éstas, una vez generadas, pueden aparecer en nuestra base principal y quedan en espera hasta que le digamos hacia dónde dirigirse, ya sea seleccionando la trayectoria del camino (la misma se trazará en la pantalla) o bien haciendo "clic" a algún rival para que lo destruya. También podremos apuntar a un grupo específico para un ataque más enfocado, lo cual nos dará la sensación de los clásicos RTS.

 

También podemos desplegar nuestras fuerzas de diversas maneras: una de ellas es generar unidades e ir colocando cada una en un camino especifico, otra es colocarlas todas en el mismo sendero, si es que queremos que sigan una trayectoria preestablecida. Pero nadie te obliga a utilizar los caminos para dar batalla, ya que también podemos generar un pequeño ejército en los arboles de alguna zona boscosa con el objetivo de que aplaste al enemigo desde arriba. Con tres carriles posibles de conflicto, varias batallas que se libran también fuera de éstos y aviones zumbando alrededor de nuestras cabezas es fácil perder la noción general de lo que está sucediendo (en el buen sentido por supuesto).

 

Tendremos una base principal que representa el corazón de nuestra facción y que debemos defender a toda costa, nuestro objetivo es simple: destruir la base rival. Me hubiera gustado la posibilidad de generar bases intermedias, de esta manera se podría ampliar la duración de las contiendas.

 

Los costos del conflicto

Final Assault elimina cualquier tipo de gestión de recursos y construcción de bases, y a cambio acumularemos dinero. Éste irá llegando en intervalos de tiempo y lo utilizaremos para generar nuestras unidades. Jeeps y porta aviones generarán soldados intermitentemente, mientras que aviones, antiaéreos y artillería de alta categoría engendrarán variaciones más fuertes.

 

Habrá suministros, que serán entregados periódicamente por aviones que sobrevolararán el mapa y dejarán caer cajas. Éstas podrán ser recogidas por cualquiera de las dos facciones, así que cuando recibamos el aviso de que vienen los aviones con su preciada carga, tendremos que asegurarnos de tener repartidas en los puntos de caída (marcados en el mapa) nuestras tropas listas para recibirlas. Si estamos jugando contra la IA, el juego tiene tendencia a favorecerla, lo que puede llegar a ser un poco injusto por momentos.

 

Modos de contienda

Mas allá de las batallas, que constituyen lo más importante del juego, podremos encontrar en la propuesta de Phaser Lock Interactive varias modalidades que lo hacen sentir como un juego perfectamente acabado. Final Assault posee Campaña Histórica, Escaramuza, modo PvE y, finalmente, un modo PvP cross-player (juego cruzado entre plataformas) para 2 jugadores, lo que te garantiza que puedas participar de una sesión de juego rápida o una extendida según tu tiempo disponible.

 

El modo campaña anida batallas individuales dentro de un juego de mesa de estrategia hexagonal, pero con un toque extra. A diferencia de sumergir al jugador de batalla en batalla, Final Assault añade una escena de vídeo que le da un elemento estratégico, así como también contexto a la batalla.

 

El modo escaramuza consta de diferentes escenarios dentro de este juego de mesa hexagonal que el jugador debe superar, pero a diferencia del anterior, estas batallas presentan tres niveles de dificultad, de esta manera el juego presenta una razón para que lo vuelvas a visitar una vez completada la primera vuelta.

 

Final Assault también ofrece al jugador la posibilidad de elegir entre 8 generales, 4 de Estados Unidos y 4 de Alemania, cada uno con sus propias bonificaciones y unidades especiales. Además, cada general puede ser personalizado con elementos cosméticos que se irán desbloqueando a medida que progresemos en el juego.

 

El arte de la guerra

Visualmente, Final Assault es impecable. El juego presenta escenarios realistas, cada mapa está hecho a escala y da la sensación de estar frente a un diorama. Durante todas mis partidas nunca sentí como si estuviera viendo versiones en miniatura de las tropas, sino más bien de tamaño completo, pero desde una altura que las hacía parecer más pequeñas.

 

En cuanto a los campos de batalla, mientras jugaba veía el mapeado desde la distancia y los detalles más finos se perdían. Una mirada más cercana en momentos de mayor tranquilidad reveló un sorprendente nivel de detalle de cada modelado que conforma el escenario. Una vez que comienza la batalla, las explosiones y disparos salpican el mapa, la destrucción de los vehículos muestra un detalle que hasta parece excesivo con grandes efectos de partículas, llamas y escombros que vuelan en todas direcciones. Aunque el ambiente en sí no muestra señal de daño permanente y permanece estático, en ningún momento interfirió con la inmersión que presenta el título.

 

Acompañando al robusto apartado visual, la parte sonora de Final Assault se encuentra en el mismo nivel, y esto se debe principalmente a los efectos de sonido que coinciden con la agitada acción que presenta el título. La banda sonora, típicamente militar, ayuda desde el primer momento a poner al jugador en el estado de ánimo justo para entrar y sumergirse en la batalla. Nada que objetar en este apartado tampoco, solo que como preferencia personal, me hubiera gustado un poco más de trabajo de voz a los comandantes, en especial al principio de la batalla, como para darles un poco más de personalidad a dichos personajes.

 

Secuelas de la lucha (CONCLUSIÓN)

Después de las varias horas de juego que invertí en Final Assault, puedo decir que disfruté plenamente la experiencia y que se va a quedar instalado en mi PS4 por mucho tiempo. Es un excelente título que recuerda a los clásicos RTS que mencioné anteriormente. Es un juego que en todos sus apartados acierta. Los controles son simples, solo te toma un minuto aprender cómo jugar, y hacerlo con o contra tus amigos en los modos online u offline resulta sumamente divertido. La naturaleza dinámica de la campaña nos garantiza que podamos rejugarla varias veces y aun así tener una experiencia fresca cada vez que ingresemos. Eso sin contar que cada comandante tiene sus ventajas, desventajas y sus tropas son personalizadas, si multiplicamos esto por los diferentes modos, el resultado se traduce en muchas horas de juego.

 

En fin, hay mucho para amar en Final Assault. Al proporcionar un enfoque menos complicado para los juegos de RTS, la mayoría de los fanáticos e incondicionales encontrarán suficiente profundidad y rejugabilidad que los hará regresar por horas y horas, concluyendo que el juego de Phaser Lock es otro excelente ejemplo de porque los juegos de mesa funcionan tan bien en realidad virtual.

 

A continuación se puede ver un vídeo en el que dos jugadores se enfrentan utilizando la vertiente online que ofrece el juego.

 

 

El juego ha sido analizado en su versión de PSVR.

VRGameCritic

+ Perfectamente acabado en todos sus aspectos.

+ Fuerte sentido de estrategia en VR.

+ Varios modos de juego (20-50 horas de juego aseguradas).

+ Robusto apartado técnico.

+ Varios comandantes para elegir, amplia personalización de los personajes y sus tropas.

+ Divertido.

- Algunos problemas de conexión en su vertiente online.

- El avión que trae los suministros tiende a favorecer al rival (IA), lo que puede ser un poco injusto.

8,5 "Muy bueno"

Final Assault (PlayStation 4)

8.5

Lanzamiento / Mayo 12, 2020

Final Assault es un RTS lleno de acción y temática de la Segunda Guerra Mundial construido desde cero para capitalizar el poder de la realidad virtual. Se eleva sobre el campo de batalla mientras ...

Nota de los usuarios

?

Final Assault (PC)

8.5

Lanzamiento / Mayo 16, 2019

strong>Final Assault is a WWII themed Action Strategy Game built from the ground up to capitalize on the power of VR. As the player, you Tower over the battlefield as the war rages around you in ...

Nota de los usuarios

9