FORM: ANÁLISIS

10 ABR 2020  14:00

Dark

6

FORM: ANÁLISIS

Si hay algo que funciona realmente bien en RV son los juegos de puzles: cobran una dimensión nunca antes vista gracias a sus infinitas posibilidades de interacción. FORM llega a PSVR tras convencer a los usuarios de PC, para demostrar que su ingenio sigue siendo excelso.

Puzles en el interior de la mente humana

Charm Games lanzó la versión de PC de FORM allá por 2017, cuando la industria de la realidad virtual todavía estaba floreciendo. El juego encandiló a todo aquel que lo probaba por la inteligencia de los desafíos que proponía y la forma de resolverlos. Ahora toca ver si, con esos años a sus espaldas, sigue teniendo esa frescura que tanto llamó la atención.

Un viaje hacia la luz

Bajo la piel del Dr. Devin Eli debes descubrir qué mensajes oculta el Obelisco, un extraño artefacto que parece conectar directamente con nuestra mente y donde resolveremos rompecabezas para despejar antiguos recuerdos.

 

Así comienza FORM, en la mesa de trabajo del Dr. y con varios mensajes holográficos que nos cuentan una historia, que si bien pretende sumergirnos en unos acontecimientos relativamente profundos e intrínsecos, no deja de ser una excusa que da paso a lo que de verdad importa: resolver puzles de un ingenio admirable.

 

Hay que decir que el juego llega en inglés, tanto voces como textos, pero por suerte, más allá de los pequeños pasajes de la historia, no son necesarios para jugar, ya que los puzles son completamente visuales.

 

Un viaje hacia la luz

Nos ponemos manos a la obra, nunca mejor dicho, con unos indispensables PS Move que responden increíblemente bien a nuestros movimientos. Sin movernos, nuestra posición cambia para colocarnos delante del rompecabezas a resolver.

 

Tan solo con nuestras manos y la atención visual debemos resolver aquello que se nos propone sin ningún tipo de pista. Se trata de seguir nuestra intuición, de experimentar con lo que vemos, y es esto un detalle que hace de FORM una muestra de inteligencia  fantástica. Sabe cómo llamar la atención de aquello que nos puede llevar a solucionar el problema que tenemos delante con puntos de atención visuales, bien sean luces, animaciones u otros estímulos.

 

 

Los puzles del juego no dejan de ser una consecución de varios de ellos para así progresar en un desafío que los engloba. Para ello haremos de todo: colocar piezas en sus ranuras correspondientes, girar diferentes mecanismos, mirar a través de lupas con las que ver objetos ocultos, juegos de memoria e incluso manejar una suerte de espadas de luz. 

Mundo geométrico

Todo esto se construye de una forma visual muy geométrica, con una importante base arquitectónica donde vemos cómo todos los puzles se transforman frente a nosotros, cambian de forma al resolverlos y vuelan objetos a nuestro alrededor para hasta tomar la forma definitiva para ponernos manos a la obra.

 

Ante la más profunda oscuridad se alzan todos estos artefactos, un espacio místico donde esa arquitectura, apenas iluminada, se vislumbra con unos pocos focos de luz para dar protagonismo a las piezas que componen los rompecabezas.

 

 

Técnicamente es una gozada ver que todos estos elementos se combinan, se acoplan, para mostrarte la siguiente prueba a resolver. La nitidez de todo el apartado visual ayuda a sentir que todo esto ocurre frente a nosotros. Además, está aderezado con un apartado sonoro que se complementa muy bien con todo esto, y hay que reconocerle el esfuerzo puesto en que todos estos mecanismos se sientan tan reales.

Un viaje con pocos recuerdos

Por desgracia, el paso por los recuerdos del Dr. Devin Eli es demasiado breve, y en tan solo una hora completaremos el juego. Algo que no juega a su favor ya que tampoco presenta un desafío adicional rejugar la experiencia. Como añadido, encontramos el modo Cortex, una zona de experimentación donde se expande uno de los puzles de la historia principal pero que no deja de ser una curiosidad, ya que no hay ningún reto a resolver en él. No deja de ser un campo de pruebas sonoro y visual.

 

CONCLUSIÓN

FORM ofrece una experiencia de juego que roza la perfección gracias a unos puzles originales, frescos y sorprendentes a todas luces. La forma en la que se presentan, cómo se resuelven y las sensación de poder y libertad que tenemos al mover nuestras manos para resolverlos hacen que cuando parece que vaya a llegar el juego a su clímax...se acabe.

 

Es difícil no recomendar un juego que está tan cerca de la excelencia en sus puzles, pero su escasa duración es una gran barrera a la hora de decidirse por un producto que tampoco ofrece señas de rejugabilidad, aunque es cierto que su precio reducido es un buen punto a favor.

 

Ahora que Charm Games se ha decidido a lanzar FORM en PSVR, estamos deseando que el resto de su catálogo llegue también a las gafas de Sony, porque sin duda son unos maestros demostrando las bondades de lo que la realidad virtual puede ofrecer.

 

FORM se ha analizado en PS4 Pro, con una versión USA del juego que no incluye subtítulos durante el juego. Según PS Store la versión PAL sí los incluye.

VRGameCritic

+ La excelencia de los puzles

+ Mecánicas jugables casi perfectas, con un tracking excelente

+ La ambientación lo aleja de otros juegos del género

+ Visual y técnicamente la construcción de los puzles es muy llamativa

- Muy corto, solo una hora de juego

- No poder disfrutar de más puzles tan buenos

- La historia no aporta nada. Además no trae idioma castellano.

7,5 "Muy bueno"

FORM (PlayStation 4)

7.5

Lanzamiento / Abril 7, 2020

Charm Games te trae FORM, una aventura surrealista que se desarrolla dentro de los límites de la mente humana.El Dr. Devin Eli es un físico brillante en el megaconglomerado de tecnología global ...

Nota de los usuarios

?

FORM (PC)

7.5

Lanzamiento / Junio 1, 2017

Del desarrollador Charm Games nos llega FORM, un rompecabezas surrealista que ha conseguido muy buenas críticas por sus intrigantes puzles combinados con historia. El juego es en primera persona y ...

Nota de los usuarios

7