Shuttle Commander: ANÁLISIS

Revive las impresionantes misiones espaciales que pusieron en órbita nuestro entrañable telescopio espacial Hubble. Disponible para PSVR.

3 DIC 2019  15:00

sellocpr

1 comentarios

Shuttle Commander: ANÁLISIS

Hubble, nuestros ojos en el espacio

Bienvenidos a la exploración espacial como solo la realidad virtual sabe hacer, después de otras experiencias educativas en clave de RV, como Apollo 11 VR o Titanic VR, la compañía Immersive VR Education estrena Shuttle Commander, una nueva propuesta que nos enseña de manera inmersiva cómo fueron las misiones espaciales encargadas de que nuestro afamado telescopio Hubble cumpla con su cometido de ser nuestros ojos espaciales durante casi treinta años ininterrumpidos.

 

La realidad virtual didáctica es otro de los fuertes de este maravilloso medio que nos embriaga a todos y desde VR Education lo saben perfectamente, pues nos vienen ofreciendo contenidos de calidad (ya van 5) que nos enseñan de manera acertada diferentes puntos claves de nuestra historia, todo ello mediante experiencias inmersivas con su sello de calidad, que es ya un referente dentro de cualquier tienda de RV que se precie, como es la fantástica experiencia jugable que nos enseñaba con todo lujo de detalles cómo fue el primer alunizaje realizado por la mítica misión Apollo 11, o explorando las profundidades del lecho marino para recorrer los restos de imponente Titanic, dejando películas, documentales y libros a la altura del betún.

 

Primeros minutos

Antes de comenzar a desgranar esta interesante propuesta educativa, quiero remarcar algunos puntos que podemos observar en los primeros minutos de juego, y es que, como os podéis imaginar, estamos ante una experiencia inmersiva que se aleja de otras propuestas jugables más comunes, por lo que no esperéis un juego lleno de acción o algo por el estilo, aunque más allá de eso encontramos una manera muy bien guionizada de contarnos las historias de las misiones del Hubble mientras interactuamos.

 

Como se viene repitiendo en los demás títulos de este estudio independiente, encontramos una propuesta completamente en inglés, por lo que el primer hándicap de esta experiencia jugable será el idioma, aunque debido al rigor histórico y científico puede ser entendible, debido a la manera que tiene el título de contarnos la historia, ya que los audios y conversaciones originales de cada una de las misiones espaciales que llevaremos a cabo se vendrán sucediendo mientras llevamos a cabo nuestros objetivos y, como imaginaréis, estas conversaciones se llevaron a cabo en su idioma original, aunque no hubiera estado de más poder disponer de subtítulos que nos ayuden a entender esas interesantes conversaciones que la tripulación real y el puesto de mando tuvieron mientras se estaban llevando a cabo, más aún cuando por el efecto de las transmisiones y la poca calidad de algunas grabaciones, nos hacen que, incluso entendiendo el idioma, no consigamos saber muy bien que están diciendo.

 

Por otro lado, ya en estos primeros minutos encontramos que el título cuenta con un apartado técnico y visual superior a las otras propuestas llevadas a cabo por el estudio, aunque tampoco encontramos un portento gráfico y visual, pero es cierto que se nota una mejor optimización y suavizado en texturas que hacen que la experiencia en general sea más agradable para nuestra vista.

 

Recorriendo el menú principal, nos llama la atención que no encontremos ningún menú dedicado al confort o las opciones de control, y es que Shuttle Commander solo podremos disfrutarlo con nuestro gamepad y con la única variante configurable de mover el mundo con el posicionamiento del gamepad (para controlar el transbordador) o nuestro Stick izquierdo de manera gradual, por lo que no podremos usar nuestros mandos de movimiento, algo que, como veremos más adelante, le hubiera sentado de perlas al título.

 

Nuestros ojos al universo

Para cualquiera que le apasione la exploración espacial, es de obligación disfrutar de experiencias como Apollo 11 VR, ya que el gran hito de la humanidad protagonizado por Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins, es una verdadera delicia para nuestros sentidos y nos sabe teletransportar de manera fiel y didáctica a ese momento que cambió nuestra historia para siempre. Por eso cuando supimos que este nuevo desarrollo iría enfocado a las misiones más relevantes que el telescopio espacial Hubble ha realizado a lo largo de décadas, muchos usuarios se llevaron las manos a la cabeza, pues preferían otro tipo de experiencia más afamada, ya que, aunque nuestro telescopio protagonista de esta experiencia es un objeto muy famoso y reconocido por todos, lo cierto es que las misiones que se han venido sucediendo a lo largo de estos 29 años son desconocidas para la inmensa mayoría, siendo realmente muy interesante el protagonizar cómo hemos puesto en órbita al mismo o ido mejorando con los años, con todas y cada una de las historias que se esconden detrás de cada misión.

 

El rigor científico e histórico es una constante durante toda la experiencia. De esta manera podemos entender la función de nuestro telescopio de manera más precisa y comprender cómo es una herramienta esencial para la exploración y observación espacial, que ha hecho replantearse diferentes paradojas espaciales, como por ejemplo la edad de nuestro universo o la confirmación de la existencia de agujeros negros por las galaxias, todo ello explicado de manera realista y didáctica.

 

El título hace un intento por acercar las características de este telescopio y enseñarnos el porqué debe estar en órbita a 593 km de nuestro planeta y que aspectos como la distorsión que produce la turbulencia atmosférica nos vengan sonando, o como nos enseña de manera fidedigna, cómo tarda alrededor de 97 minutos en dar una vuelta completa a nuestro planeta.

 

Misiones y paseos espaciales

La historia ("valga la redundancia) se lleva a cabo a lo largo de las diferentes misiones que se han ido realizando durante todo este tiempo con el telescopio como protagonista. De esta manera podemos embarcarnos en los diferentes transbordadores espaciales que han guiado a nuestros astronautas a poner en órbita y mantener con vida el Hubble para el bien de toda la comunidad científica. Por tanto, protagonizaremos la puesta en marcha del telescopio y su puesta en órbita, con el lanzamiento mítico del día 24 de Abril de 1990 a bordo del Discovery en la misión STS-31, donde descubriremos las conversaciones originales de los miembros de la tripulación mientras nos adentramos en la inmensidad del espacio para por fin poner en órbita al afamado telescopio. Cabe destacar el mimo y detalle desplegado por el equipo de desarrollo en la caracterización y gesticulación de nuestros compañeros de abordo.

 

A lo largo de la experiencia, descubriremos los problemas y la complejidad de cada misión, desde cómo enganchar al gigantesco telescopio con el brazo mecanizado de nuestro transbordador Discovery, para poder dejarlo en el punto exacto de su órbita o las diferentes puestas a punto que el observador espacial ha sufrido a lo largo de estos casi treinta años, por lo que descubriremos el arduo trabajo que llevan a cabo los preparados astronautas para que nuestros ojos, fuera de nuestras fronteras celestiales, puedan seguir cumpliendo con su objetivo de acercarnos las galaxias como nunca antes pudimos hacerlo.

 

El título nos conducirá de manera fidedigna por las cinco misiones especiales que se han llevado a cabo para mejorar al telescopio, recorriendo así las denominadas misiones de servicio, donde mediante paseos espaciales tendremos que sustituir o arreglar diferentes aspectos del Hubble, todo ello con nuestro majestuoso planeta como paisaje de fondo, haciéndonos sentir realmente pequeños ante la inmensidad del firmamento que se abre ante nosotros. De hecho, podremos presenciar de manera realista las diferentes vueltas orbitales que haremos alrededor de nuestro planeta cada 97 minutos, contemplando impresionantes salidas y puestas de sol de manera muy fidedigna a lo que suponemos que sería estar en dicha situación.

 

Para acompañar cada misión y poder terminar con éxito nuestro objetivo, tendremos que guiar a nuestro transbordador de vuelta a la Tierra, realizando su aterrizaje particular de cada punto histórico donde se llevó a cabo. Una vez más, con el audio original de los protagonistas para acompañar el aterrizaje, donde el equipo de desarrollo nos brinda una especie de simulador de aterrizaje en el que nada se deja al azar y las inclemencias climáticas tienen mucho que decir y que, como veremos más adelante, es un gran añadido al título en general.

 

Simulador de vuelo

Como decíamos, el juego cuenta con un verdadero simulador de aterrizajes de nuestros transbordadores que acompaña a cada misión en su punto final, ofreciéndonos así todavía más credibilidad al rigor histórico con el que cuenta el título en general, aunque por otro lado encontramos un modo dedicado desde el menú principal, para disfrutar de estos aterrizajes de manera independiente a su historia principal. Podemos programar diferentes puestas en escena, donde cada aspecto se ha cuidado concienzudamente para brindarnos realismo en la ejecución, como es el caso de cambiar la ruta de aproximación a pista, el ciclo de día a noche, las turbulencias, el viento, la visibilidad o nubosidad e incluso la lluvia, así como la dificultad de nuestros controles en general.

 

Para realizar la maniobra de aterrizaje tendremos que tener la suficiente pericia y estar muy atentos a las órdenes que nos irán dando desde el puesto de control, para ir aminorando, desplegando nuestro tren de aterrizaje, así como desplegar ese característico paracaídas que ayuda a frenar a estas proezas de la aeronáutica que son los transbordadores espaciales una vez en tierra.

 

Por si fuera poco, podemos optar por una visión desde cabina en primera persona o desde una perspectiva más alejada en tercera persona, aunque gráficamente esta última quizá esté algo más alejada en el aspecto visual del resto del título, lo cierto es que es un buen añadido que además cuenta con su propio sistema de puntuación para valorar nuestra pericia a la hora de aterrizar la nave aeroespacial.

 

Astronauta como trabajo cotidiano

Uno de los aspectos que más nos ha llamado la atención es la manera que tiene la experiencia jugable de transmitirnos lo monótono que para estos súper humanos, que son los y las astronautas, es su trabajo, pues así presenciamos de manera fiel los quehaceres de estos intrépidos protagonistas espaciales en su oficio de gravedad cero.

 

A lo largo de cada paseo espacial, descubriremos cómo se las apañan nuestros caminantes espaciales para averiguar qué herramientas usamos para abrir los diferentes compartimentos del Hubble y de nuestro transbordador. Por tanto, nos equiparemos con varias herramientas reales, como un destornillador especial, que será nuestro mejor aliado para desentrañar los entresijos de este famoso telescopio, descubriendo así lo complejo que debe ser este trabajo y lo realmente monótono que puede ser para los astronautas que se dan cita en estas increíbles misiones espaciales.

 

La inmersión que se logra es realmente muy alta e incluso podemos observar nuestras manos y un pequeño block de anotaciones que nuestro traje espacial lleva adherido a nuestro antebrazo, donde seguiremos las instrucciones que desde radio también se irán indicando con los audios originales de manera muy realista, aunque por desgracia y como indicamos antes, no podemos usar nuestros controladores de movimiento como así nos hubiera gustado, restando inmersión en líneas generales, pues a este título le habría sentado de perlas.

 

La exploración espacial en forma de imágenes

Desde el menú principal también podemos acceder a un modo especial, donde nos contarán la historia, logros y proezas del Hubble a través de algunas de las mejores imágenes captadas desde esta maravilla de la ingeniería. Descubriremos una interesante propuesta didáctica, que a través de vídeos e imágenes, nos enseñará capturas que incluso (algunas de ellas) cuentan con un efecto estereoscópico que nos ayudará a contemplar mejor esa impresionante nebulosa que está a miles de años luz de nuestro mundo.

 

Aunque este viaje didáctico no solo se centra en las imágenes reales captadas por el telescopio, pues podemos adentrarnos en un impresionante viaje a lo largo de nuestro sistema solar, nuestra galaxia o el universo descubierto por el Hubble, todo ello de manera muy bien explicada y con unos efectos visuales que nos han encantado y que ayudan a que entendamos mejor cómo funciona todo lo que nos rodea de manera más presencial y detallada.

 

Duración

Uno de los puntos que más me ha sorprendido es sin lugar a dudas la duración de toda la experiencia jugable, ya que para concluir la totalidad del título, debemos de emplear alrededor de entre de dos y tres horas, siendo una grata sorpresa que no suele verse en este tipo de experiencias jugables, donde tenemos que tener en cuenta que en cada misión podemos perder alguna pieza por el espacio, teniendo que comenzar de nuevo para intentar hacer el trabajo determinado de mejor manera, con lo que se prolongará más en el tiempo, sin contar que además debemos aterrizar nuestro transbordador espacial con éxito para concluir como dios manda cada misión espacial.

 

Por si fuera poco y como vimos previamente, encontramos varios modos que hacen que el título no caiga en saco roto a las primeras de cambio, como el modo aterrizaje, que para nosotros es todo un acierto, o el impresionante modo didáctico en forma de vídeos interactivos y capturas reales del Hubble, que nos enseñan el universo conocido de una manera mucho más amena y acorde a lo que la realidad virtual nos ofrece.

 

CONCLUSIÓN

Bajo mi punto de vista es todo un acierto el contar con experiencias didácticas que nos ayuden a explotar la realidad virtual desde otro punto de vista y que nos ayudan a entender mejor que nunca la historia que nos quieren transmitir, de esta manera encontramos una forma muy eficaz de comprender y sentirse protagonista de las misiones que han hecho y hacen que nuestro querido telescopio espacial Hubble siga operando en estos momentos, donde encontramos una historia muy bien guionizada y argumentada con los audios originales de los protagonistas que han encarnado cada una de las misiones que podemos rememorar a lo largo de esta experiencia interactiva.

 

La veracidad y el rigor histórico es una constante durante toda la experiencia jugable y es una verdadera delicia el sentirse un astronauta a bordo del transbordador espacial Discovery, donde todo está cuidado al detalle e incluso contaremos con los audios originales de los protagonistas de cada misión espacial, aunque por contra no disponemos de nuestro idioma ni tan siquiera en los textos, por lo que puede ser un hándicap que no permita disfrutar del título como se merece, debido a estas interesantes conversaciones originales que tuvieron la tripulación con el personal de control espacial y que te perderás si no dominas el idioma de Shakespeare como es debido.

 

Por otro lado encontramos una experiencia jugable más longeva que la mayoría de propuestas del género y que además nos ofrece un interesante modo de simulación de aterrizajes que se puede volver muy adictivo y que incluso nos puntuará para que intentemos batir nuestro propio récord, por no hablar de que además contamos con un interesante modo didáctico donde encontraremos imágenes reales capturadas por el Hubble y que incluso podemos ver de manera estereoscópica, para además ofrecernos una interesante visión de los astros y planetas de nuestro alrededor en el universo conocido por nuestro telescopio más afamado, todo ello de manera muy didáctica y como solo la RV sabe brindarnos.

 

Por último, solo podemos disfrutar del título con nuestro gamepad, por lo que perdemos parte de la inmersión que sí nos ofrece el título a la hora de meternos en la piel de los astronautas, donde los ciclos de día y noche, así como la monotonía del trabajo de estos intrépidos caminantes espaciales, se han plasmado fielmente. Por el momento solo encontramos el título disponible para PSVR, pero es solo cuestión de tiempo que se de el salto a más plataformas.

 

El análisis se ha realizado con PSVR.

+ Rigor histórico y cientifico

+ Entretenido simulador de vuelo

+ Gran experiencia didáctica

- Completamente en inglés

- Sin compatibilidad con mandos de movimiento

- Las misiones se vuelven monótonas

6,8 "Interesante"
VRGameCritic

Comentarios (1)

Enlace al foro
  • cercata

    cercata

    Visores

    Oculus Rift
    PlayStation VR
    Oculus Go
    Oculus Quest
    Pues suena un poco a un paso hacia atras respecto a Titanic VR.
    1 0