Tetris Effect: ANÁLISIS

11 NOV 2018  18:42

gopozgon

10

Tetris Effect: ANÁLISIS

Analizamos la particular visión de Tetris surgida de la cabeza del gran Tetsuya Mizuguchi. Exclusivo de PSVR.

Un largo camino hasta aquí

El valor que sigue teniendo la marca Tetris en los videojuegos después de más de 30 años adquiere más relevancia cuando analizamos cómo no ha necesitado adaptarse a los tiempos evolucionando para no quedarse anclado en lo que vimos en la década de los 80, y es que donde otros se pasaron al 3D, mejoraron físicas, nuevas mecánicas, texturas, modos revolucionarios… Tetris no hizo prácticamente nada, más allá de cambiar de colores los tetrominos, cambiar la imagen de fondo, o pequeñas variaciones de modos que no se alejaban de la base que todos conocemos; y es que quizás es difícil dar un vuelco al juego más vendido de la historia; y tratándose de Tetris, me atrevería a decir que imposible, ya que si tu idea es cambiar la base de Tetris, mejor llámalo de otra manera.

Esto es algo que no ocurre en este Tetris Effect, que mantiene todo lo que hizo grande a la marca, pero en este caso lo eleva donde nunca antes había llegado.

 

 

Hay muchos otros juegos que resisten el paso del tiempo sin muchas variaciones, aunque seguramente ninguno con el brillo que Tetris lo hace.

No recuerdo cuando empecé a jugar a juegos de juntar varios elementos de un mismo color para hacerlos desaparecer, y aún hoy raro es el día que no veo a alguien jugando en el transporte público, aunque en lugar de unir bolas o gemas, unan muffins o caramelos; por lo que, sabiendo esto, quizás no debemos escandalizarnos en exceso ahora que llega esta nueva versión de Tetris, pues es una marca que sigue y seguirá viva durante mucho tiempo, más aún si como ocurre aquí, alguien tan brillante como Tetsuya Mizuguchi aporta su visión a la marca para hacerla crecer con todo lo aprendido en Lumines o Rez (bendita Area X) al servicio de la marca Tetris.

 

¿La primera vuelta de tuerca a un clásico?

En el cine tenemos multitud de ejemplos también (cada vez más) de remakes que aprovechan las posibilidades actuales para hacer la misma película pero más adaptada y disfrutable para los tiempos que corren, con iconos como King Kong reviviendo 70 años después y así decenas y decenas de ejemplos que invaden los cines todos los años, al igual que ocurre en los juegos actualmente con ejemplos como Crash Bandicoot o Shadow of the Colossus.

 

El circulo se cierra.

 

¿Fueron estas reinvenciones/actualizaciones del producto original un fracaso en taquilla o ventas?, ya os digo que no, y entiendo que a esto se han agarrado los responsables de Tetris Effect para intentarlo de nuevo con un Tetris más, pero MÁS completo, MÁS visualmente apabullante, con una banda sonora mucho MÁS espectacular que nunca, y que seguramente MÁS fácilmente conseguirá ese “Efecto Tetris” que da nombre al juego, y que se refiere a aquello que puede ocurrir si juegas demasiado a Tetris, provocando que los bloques del juego comenzaran a invadir nuestros propios pensamientos y sueños.

 

¿Qué tiene este nuevo Tetris?

Dejando atrás la historia y las justificaciones, empecemos a hablar del juego en sí, aunque podemos saltarnos la parte de explicar mecánicas básicas y la forma en que se juega a este Tetris Effect, porque seguramente si alguien no sabe cómo se juega a un “Tetris” seguramente tampoco tendrá acceso a internet, y por tanto no estará visitando esta página.

 

Tetris Effect no solo es un Tetris, es bastante más que eso, Tetris Effect es una tremenda experiencia -en el buen sentido de la palabra- para nuestros sentidos en la que pese a tener delante un Tetris basado en aquel que jugábamos en monocromo en nuestra portatil Gameboy, cuando dejamos de pensar que precisamente es solo eso para simplemente reaccionar a los bloques de forma instintiva, el despliegue artístico que nos rodea y que evoluciona continuamente consigue una sinestesia en la que las bellas melodías se fusionan sin costuras con unas imágenes que transportan nuestra mente a lugares muy distintos del salón de nuestra casa, y que a su vez se fusionan con nuestra forma de jugar, haciendo que nos maravillemos con la forma en que nuestros giros y consecución de líneas tienen un mágico efecto tanto en la música como en las imágenes, siempre distinto en cada fase, haciendo que todo encaje perfectamente.

Mención especial a la amplia banda sonora, con melodías que van desde raíces africanas basadas en percusión, pasando por otras con un gran protagonismo del piano, electrónicas, relajantes, e incluso algunas con temática cercana al Pop. Todas elegidas con muy buen gusto y siempre acorde con las imágenes.

 

Los efectos de luces y partículas son espectaculares.

 

Seguramente muchos os preguntáis, ¿Y qué pinta la realidad virtual aquí?, os puedo contestar que MUCHO.

Tetris Effect y sus cientos y cientos de partículas en 4K y HDR son un completo espectáculo en una buena TV, no se puede negar, pero cuando nos ponemos las gafas, dejamos que el juego nos lleve donde los desarrolladores han planeado, casi olvidando donde nos encontramos realmente; y es que esto en un juego que parece pensado para relajarnos y olvidarnos de todo lo que nos rodea mientras lo jugamos, es un añadido muy importante y que demuestra por enésima vez lo que la RV puede hacer en juegos que quizás en un principio nadie imaginaba que encontrarían su lugar ideal aquí.

 

Mientras a unos si conseguirá absorbernos completamente con su propuesta de un juego por todos conocido acompañado de una especie de viaje emocional, otros se quedarán con que esto es solo un Tetris más con lucecitas, y aquí no tienen más razón unos que otros, únicamente es un tema de sensaciones, y más aún cuando estamos hablando de arte, y es que este Tetris Effect es un nuevo ejemplo -de los más evidentes que recuerdo- de expresión artística al servicio de los videojuegos, dejando claro que ni tan siquiera Tetris está exento de la evolución, de una u otra forma.

 

 

Por suerte todos habéis tenido una demo disponible unos días para comprobar si estáis en el bando de aquellos que disfrutáis enormemente este nuevo Tetris o al contrario, el juego de efectos y música no provoca nada en vosotros y conseguís filtrarlo y quedaros únicamente con “un Tetris más”, aunque a mi modo de ver, hay que esforzarse mucho para obviar y olvidar el despliegue artístico de cada escenario en Tetris Effect.

 

Pese a tratarse de un juego difícil de explicar en su conjunto para hacer entender porqué esto es más que un Tetris, una vez lo he intentado, pasamos a los modos de juego disponibles.

 

Modo de juego "Aventura"

Tenemos un modo principal “Aventura” donde debemos superar un total de 27 niveles divididos en fases de 3-5 niveles agrupados, aunque podremos superar los niveles de uno en uno, pero esto supone una reducción en nuestra puntuación y rango final, que se identificarán con las clásicas letras S, A, B, C...

Para superar cada fase debemos completar un número de líneas concretas en función de la dificultad seleccionada (de entre las 3 disponibles), así como lidiar con unas velocidades de caída de los Tetrominos que variarán temporalmente, siempre acompañados de cambios en las imágenes y la música que nos envuelve (haceos un favor y jugar con auriculares o un buen sistema de sonido).

 

La cantidad y variedad de lugares donde "viajamos" en este Tetris Effect es apabullante.

 

Este modo "historia" hace que no solo queramos superar fases para demostrarnos nuestra pericia, como ocurre históricamente con Tetris, sino que querremos pasar al siguiente nivel para escuchar la nueva música, disfrutar del siguiente entorno, conocer la nueva forma de los tetrominos y descubrir los efectos que se dispararán con el rotado de los bloques y la consecución de líneas; provocando que en cierto modo cada fase aporte algo nuevo que la hace diferente y fresca, pudiendo "viajar" a la luna, bajo el mar acompañado de delfines, al desierto acompañando a un grupo de camellos, y así decenas de escenarios que no dejarán de sorprendernos y que a su vez evolucionan constantemente mientras jugamos en cada uno de ellos.

Toda esta frescura que sentimos al superar cada fase -teniendo en cuenta que seguimos jugando en todo momento nada más y nada menos que al Tetris de siempre-, tiene aún más mérito.

 

Se ha añadido una nueva mecánica llamada Zona que podremos activar en cualquier momento una vez rellenado el apartado destinado a ello, y desde ese momento y durante unos segundos, los colores cambian y entras en una especie de modo Zen, durante el cual las líneas no caen automáticamente ni desaparecen al completarse, sino que se van acumulando, pudiendo conseguir grandes sumas de puntos si logramos acumular una buena cantidad de líneas mientras dura el efecto.

 

Una vez superado el modo aventura, se desbloquea un nuevo modo "sorpresa", que es poco más que una curiosidad en la que el protagonismo recae al 100% en la música e imágenes, sin bloques de por medio.

 

Modo de juego "Effect"

Por otro lado tenemos el modo Effect, con 15 apartados diferentes a su vez con sus rangos y puntuaciones independientes, que podremos comparar con el resto del mundo y nuestros amigos.

Entre los 15 modos encontraremos unos más diferenciados que otros, y mientras unos apenas se diferencian en los escenarios y la música, en otros podremos enfrentarnos a velocidades M en los que no vemos la ficha caer, sino que directamente aparecen; otros en los que debemos eliminar el mayor número de determinados bloques antes de que se agote el tiempo; el modo Misterio donde ocurren "cosas" que nos complican la partida, como darle la vuelta a la zona de juego o la caída de piezas gigantes; uno donde debemos conseguir limpiar de fichas completamente la zona de juego el mayor número de veces posible; y así varios diferentes que nos aseguran suficiente variedad para tener múltiples modos donde superarnos y tratar de subir en las clasificaciones globales de cada uno de ellos.

 

Cada fin de semana se abren eventos globales en los que podemos participar para recibir premios en caso de cumplir entre todos la meta propuesta, como por ejemplo nuevos avatares para lucir posteriormente en una bola del mundo donde vemos a toda la gente que está jugando, así como sus ubicaciones.

Estos eventos se centrarán cada vez en uno de los modos Effect disponibles, por lo que siempre podremos volver los fines de semana para aportar nuestro granito de arena y conseguir algún premio.

 

En el modo Misterio, tratan de ponernos las cosas difíciles constantemente.

 

CONCLUSIÓN

Dicho todo esto, es innegable que lanzando un nuevo Tetris en pleno 2018, con compatibilidad total con realidad virtual y a un precio de 40€ te vas a enfrentar a varias críticas -más aún en la época de la crítica en la que nos encontramos-, y es que un buen número de jugadores no le ve sentido a pagar por jugar otro Tetris cuando se puede jugar prácticamente en cualquier aparato con pilas o batería, incluso en multitud de versiones Flash gratuitas.

¿Entonces este Tetris Effect es la evolución definitiva que reinventa la marca Tetris?. Claro que no, esto sigue siendo un Tetris, pero nunca antes uno "atacó" tanto nuestros sentidos como este gracias a su espectacular despliegue artístico, y seguramente nunca antes hemos visto un salto tan grande en la marca desde que nació en los 80.

 

Auguro unos pocos sueños en las próximas semanas invadidos por los bloques de este Tetris Effect.

 

El juego ha sido analizado en una PS4 PRO.

VRGameCritic

+ Espectacular conjunto de imágenes y sonido

+ Impactante y absorvente en realidad virtual

+ El buen número de modos Effect

+ Arte al servicio del videojuego

+ La BSO

- Ausencia de modo multijugador

- El que quiera una revolución jugable de Tetris, no la encontrará

8,6 "Muy bueno"

Tetris Effect (PlayStation 4)

8.6

Lanzamiento / Noviembre 9, 2018

Tetris® Effect: un Tetris como nunca antes habías visto, basado en uno de los juegos de puzles más populares de todos los tiempos. Una experiencia única, adictiva e imponente del equipo tras el ...

Nota de los usuarios

?