High Noon VR: ANÁLISIS

Como nuevo sheriff deberemos restablecer el orden en un pueblo del lejano oeste. Esto es lo que nos propone OctoBox Interactive en este shooter de oleadas disponible para Vive y Rift.

23 JUL 2018  18:30

Spartan

3 comentarios

High Noon VR: ANÁLISIS

High Noon VR

Asumiendo el rol de un sheriff del lejano oeste, nuestra misión será acabar con todos los delincuentes que se nos pongan a tiro. Así que poneros el gorro y las botas de vaquero, que vamos a comprobar si este juego de oleadas, en el que permanecemos en un punto fijo, tiene algo novedoso entre tanto juego de este estilo.

 

 

Objetivos

Tenemos dos modos de juego: el modo campaña y la partida rápida, que consiste en aguantar el máximo de rondas posible sin agotar la barra de vida. La historia principal consta de 9 zonas/escenarios divididos en 4 rondas, al final de cada una de las zonas nos enfrentaremos a un enemigo final, que en muchas ocasiones nos hará sudar "la gota gorda".

 

 

Jugabilidad

Disponemos de la misma barra de vida para aguantar las 4 rondas más el jefe final de cada fase, teniendo que empezar de nuevo la fase si caemos en combate en algún momento de la zona. Dicha barra no es posible cargarla de ninguna forma, lo que provoca que haya momentos, como cuando llegamos al jefe, que nos frustren por su dificultad.

 

En el juego tendremos que estar atentos para ver por dónde van saliendo los enemigos, ya que aparecen en diferentes puntos del escenario, aunque dispondremos de una pequeña ayuda, a modo de flecha, que nos irá indicando por dónde están ubicados. Los escenarios donde se desarrolla la acción son bastante interactivos, en el sentido de que ofrecen la opción de disparar a casi todos los elementos que veamos.

 

 

También encontramos trampas por los escenarios, que podemos activarlas disparando sobre ellas, al igual que unos barriles esparcidos por el escenario que no solo dañarán a los enemigos, sino que también ralentizarán el tiempo por un breve momento, dándonos una pequeña ventaja cuando nos encontremos rodeados de enemigos. Tanto las trampas como los barriles se restablecen después de cada ronda.

 

 

Enemigos

Hay una gran variedad con los que lidiar, como vaqueros con bastantes malas pulgas y mujeres, que no debéis subestimar por su apariencia, porque van armadas hasta los dientes. Os atacarán con todo tipo de armas, unas de la época y otras no tanto, incluso nos lanzarán dinamita desde diferentes posiciones del escenario, que tendremos que interceptar al vuelo si no queremos que nos explote y nos quite buena parte de la barra de vida, que como ya comentamos, nos tiene que durar las 4 rondas, incluido el jefe final de cada fase. Si os logran vencer, lo celebrarán de una forma muy divertida con un pequeño baile.

 

 

La IA de los personajes cumple su cometido, ya que cada personaje tiene un rol distinto y no se basan solo en ir hacia nosotros, como en otros juegos del mismo estilo. Eso sí, deberemos de tener buena puntería, ya que estarán en constante movimiento. Otra cosa que hemos notado, es que a medida que pasamos las fases, los enemigos se repiten y solo cambia la dificultad, provocando que les tengamos que dar más impactos para acabar con ellos.

 

 

Al principio empezamos con un revólver, pero a medida que avanzamos, obtenemos dinero que podremos emplear en comprar diferentes armas y mejoras para las mismas. Una vez que tengamos acceso a las mejoras ya podremos usar un arma en cada mano. Hay bastante variedad de armas tales como pistolas, escopetas, un arpón, pistola Gatling e incluso dinamita para arrojar a los enemigos. El simple hecho de hacer una misma pantalla con diferentes armas, ya le da un toque de dinamismo al juego, y eso está realmente bien.

 

Gráficos

En cuanto al aspecto visual, el título ofrece un acabado bastante bueno para ser de este género, apostando por un diseño colorido y un estilo de dibujos animados que le sienta muy bien. Los escenarios están muy conseguidos, y cabe hacer mención especial a los efectos de luz en los atardeceres, que son realmente bonitos. Las animaciones también son correctas, lo cierto es que resulta como un juego realmente arcade, recordándonos gratamente al mítico título Sunset Riders de mi amada Super Nintendo.

 

El sonido también es aceptable, ofreciendo las típicas canciones arcade del oeste, además de un narrador (a veces un poco molesto) que dará un toque de humor a la aventura, eso sí, en completo inglés.

 

CONCLUSIÓN

High Noon VR es un ameno y divertido juego de oleadas que ofrece alrededor de tres horas de juego,

está bien diseñado y tiene un colorido y divertido estilo gráfico, que nos recuerda a grandes clásicos de la época de los 16 bits. Si os llama la atención disparar con dos pistolas y os gusta la temática del oeste, entonces lo disfrutaréis.

 

El juego ha sido analizado con HTC Vive.

+ Buena ambientación

+ Variedad de armas para desbloquear

+ Jugabilidad muy buena

- No es muy largo

- La dificultad frustrante

- Todo en inglés

6,5 "Bueno"

High Noon VR (PC)

Nota de los usuarios

6

Tu nota

Inicia sesión o regístrate

Últimos análisis de usuarios

Escribe tu análisis

Comentarios (3)

Enlace al foro
  • el juego esta bien pero tengo las lenovo explorer y si que funciona pero cuando explota algo o mato a alguien me petardea la pantalla como si metiera 2 tirones y despues vuelve a la normalidad,no se si sera solo por mi grafica o a mas gente que use WMR les pasa lo mismo :S por cierto ya podrian tener tias desnudas que con el gancho una vez que te matan puedes cogerlas y verlas bien de cerca y cuando la sueltas a tu lado empiezan a bailar xD
    2 0