The Solus Project - PSVR: ANÁLISIS

En esta interesante propuesta en primera persona exploraremos un misterioso y llamativo planeta alienígena. En nuestra constante lucha por la supervivencia, la soledad será nuestra mejor compañera de viaje. Desde el silencio se susurran extraños secretos que duermen en los rincones más oscuros. ¿Alguien puede oírme? Disponible para HTC Vive, Oculus Rift y PSVR.

8 OCT 2017  14:32

Sr_Ton

14 comentarios

The Solus Project - PSVR: ANÁLISIS

Perdido en algún rincón del espacio

The Solus Project es un juego 2D adaptado a realidad virtual. En este análisis, como parece de recibo, nos centraremos en su modo VR,  una modalidad donde gana muchos enteros y se vuelve mucho más inmersivo. Le viene como anillo al dedo. Básicamente es un juego de supervivencia, exploración y misterio en una ambientación de ciencia ficción. El factor sorpresa es muy importante en esta aventura, por ello minimizaré los spoilers, en lo posible . Mientras lees el texto hazte la siguiente idea: Lo mejor del juego está en lo que no cuento, en aquello que tú debes experimentar por ti mismo.

 

En nuestra misión de búsqueda de planetas habitables, nuestra nave se ha estrellado en un lugar extraño. La tripulación ha desaparecido y probablemente estén muertos. Buscaremos desesperadamente una vía para comunicarnos con el exterior, ello nos llevará a explorar un desolado planeta de aparente naturaleza hostil. Estaremos solos en nuestra supervivencia como en The Martian y rodeados de misterio como en la isla de Perdidos. Pero¿estamos realmente solos? Muy pronto los primeros vestigios de este antiguo planeta se cruzaran en nuestro camino...

 

OJO EL TRÁILER PUEDE CONTENER SPOILERS:

 

 

Sobrevive

Posiblemente los primeros compases sean determinantes para cualquier potencial jugador de este título. En la primera hora de juego, tendremos que comer, beber o mantener la temperatura, entre otros. En estas damos nuestros primeros pasos en un extraño planeta cuya meteorología y sus ciclos día/noche se muestran agresivos por momentos. Si bien esta cuestión de la supervivencia puede abrumar al principio, con más rodaje se convertirán en actos rutinarios y no nos supondrá tanto problema como podría parecer. No debería desencantar a nadie pues si aguantamos las adversidades, el juego irá mutando poco a poco en algo inesperado y sorprendente. Por otra parte, sus mecánicas de supervivencia encajan perfectamente con la ambientación y le dan el toque perfecto. Digamos que profundizan en la dificultad de estar vivo en un planeta extraterrestre. Esto lo hace muy bien The Solus Project pues la atmósfera creada es una conjunción de varios engranajes bien engrasados. Por todo ello, la tensión y la incertidumbre estará asegurada durante la exploración, más allá de los eventuales peligros de entorno. 

 

En cuanto a los controles, en el modo VR será obligatorio el uso de moves -al menos a día de hoy-. A pesar de su aparente dificultad inicial, tras la primera hora de juego estaremos totalmente hechos a ello. Bien sabe el usuario de PSVR las dificultades de este dispositivo para el movimiento libre, sin embargo, aquí se consigue consigue sacar oro de unos moves que ya sabemos limitados de base. 

 

En el move derecho portaremos un objeto -en pantalla vemos un move y no una mano-. Dejando pulsado el botón central avanzaremos y el gatillo nos sirve para interactuar con objetos. Con el resto de botones gestionamos el inventario, así como ocultar o soltar objetos. Para comer o beber debemos hacer el gesto hacia la boca mientras pulsamos el botón de acción. Tiene mención especial el lanzadiscos de teletransporte que dado su uso recurrente en el juego tiene destinado específicamente botones en este move (para utilizar, lanzar disco y teletransportarnos).

 

Por su parte, en la mano izquierda, llevamos una gran PDA -tal vez de desproporcionado tamaño- donde veremos la información del personaje o el entorno (salud, temperatura corporal, comida y agua en nuestro cuerpo, horas de sueño, temperatura exterior, humedad y velocidad del viento). En ella también consultamos informaciones varias y tenemos la opción de dormir. Con los dos botones inferiores de este move podremos girar 45º a izquierda o a derecha, mientras que el botón central nos sirve para saltar. Con otro de los botones podremos agacharnos. Es interesante señalar que es posible redirigir nuestra trayectoria mientras avanzamos oscilando el move izquierdo a un lado u otro. Incluso si hacemos lo propio con dicho move en posición vertical caminaremos hacia atrás en la dirección deseada.

 

Entre las diferentes opciones, tenemos otras alternativas. Es posible usar movimiento por teletransporte, regular la velocidad a la que andamos u otras variaciones. Además, Grip Digital ha confirmado la incorporación de una opción de rotación suave en una futura actualización aún por llegar.

 

 Si la temperatura sigue subiendo podríamos morir de calor.

El planeta

Todo lo observado en el planeta nos resultará exótico y anómalo a partes iguales. Desde el principio vemos restos de la nave, materiales dispersos, vegetación, rocas y otros elementos extraños. En breve veremos la orilla de un inquietante mar que nos rodea y casi parece observarnos. Puedes nadar si quieres pero cuidado o acabarás mojado. Quizás no siempre sea bueno. 

 

El juego tiene implementados la orbitación del planeta y sus satélites. Como resultado, se generan ciclos de día y noche no terráqueos, mareas y extravagantes posiciones de sus lunas en el horizonte. Si a ello le agregamos agresivos y sorprendentes cambios meteorológicos, os sabrán a gloria esos escasos amaneceres de cielo despejado. Todo ello genera en el visitante una sensación de incertidumbre constante donde convendrá tener a mano los recursos adecuados para la situación y un eventual refugio. En las noches frías, una cueva, una hoguera y a dormir.

 

El escenario del juego es un mundo abierto con ligeros tiempos de carga entre determinadas zonas. No tendremos problema con encontrar recursos por todo el mapeado. El agua y la comida no escasean llegando a existir diversas fuentes infinitas. Además, aparte de los objetos relacionados con la trama del juego, existen diversos coleccionables como imágenes, textos, reliquias y artefactos. Algunos de ellos nos aportan resistencias, bonificaciones o sanaciones.

 

Te mojas, el  frío llama a tu puerta, abres y es tu amiga la hipotermia.

 Explorando lo desconocido

Si eres un usuario de juegos de acción más directos, sin complicaciones, The Solus Project no es tu juego. Estamos ante un juego pausado donde nos moveremos en grandes espacios para ir descubriendo nuevos entornos para nuestro deleite visual.  Más de uno se sacará de chistera la odiosa etiqueta de walking simulator pero nada más alejado de la realidad en este caso. Aunque argumentalmente podría considerarse un juego lineal la amplitud del escenario, sus recovecos y sus múltiples caminos nos obligarán a dar vueltas en busca de objetos necesarios para continuar. De hecho, si no andas con cuidado en determinados momentos puedes llegar a perderte.

 

Una mecánica interesante es la relacionada con el artefacto lanzadiscos de teletransporte. Con él podremos lanzar discos en la distancia para alcanzar lugares lejanos. Su uso nos abre la posibilidad de una exploración más rica para encontrar secretos escondidos de otro modo inaccesibles. Está bien integrado en el contexto del juego y en algunos momentos nos encontraremos lanzando discos al aire sin parar por puro vicio.

 

El juego te da la opción de regular la dificultad de 0 a 200% en tramos de 25%. La dificultad normal es 100% y para mi gusto te da un balance ideal con un desafío fuerte pero aceptable. Si eres un usuario al que le gusta la exploración pero no la supervivencia, el juego te da la opción de bajarlo a 0% con lo que solo podrías morir por daño físico. Es una opción aunque para mi gusto le quita en gran medida su esencia jugable. 

 

La historia del juego es sencilla pero esconde un trasfondo rico e interesante. Es posible construir poco a poco las piezas del puzzle aunque prescindiendo de ello, incluso a nivel intuitivo al finalizar el juego tendrás la idea global de lo que se nos quería narrar. De nuevo el adjetivo que mejor lo describe es inquietante.

 

 ¿De verdad es por ahí?

Los vellos como escarpias

Si bien el apartado gráfico no es especialmente destacable, los escenarios para mi gusto son sublimes. Esto ahonda más en una idea bien conocida: La VR es algo más que gráficos. La VR es sobre todo inmersión y la inmersión junto con la atmósfera es tal vez el punto fuerte de este juego. En este aspecto es sobresaliente. El sonido y la música fuera del contexto pasarían sin pena ni gloria pero están bien integrados en el conjunto contribuyendo al objetivo global de crear misterio.

 

Sorprende sobremanera la escala de algunas montañas u otros elementos escenográficos. Tiene momentos únicos.  No recuerdo otro juego que haya conseguido ponerme los pelos de punta en tantas ocasiones -¿RE7 tal vez?- y además por diversos motivos. No hablo de manera figurada, es literalmente un hormigueo que te recorre el cuerpo. A veces por la envergadura de algunos escenarios, otras por mal rollo, otras por el factor sorpresa, etc... Este juego me trasmitió gran variedad de sensaciones. No es poco, en este mundillo tan nuestro de los videojuegos donde a veces las ideas escasean.

 

 Algo brilla en esta cueva.

Lo no tan bueno

Estamos ante un excelente juego que gustará a los amantes del género, sin embargo no está carente de puntos flacos. Es de recibo señalarlos para poner todos las cartas sobre la mesa.

 

Por una parte, aunque si brilla en lo artístico y en el diseño de escenarios, no lo hace en apartado gráfico propiamente dicho. Aunque cumple, está lejos del nivel máximo alcanzado en PSVR. Según comunicaciones oficiales, está por llegar una futura actualización con mejoras para PS4 PRO pero a día de hoy es lo que tenemos. No obstante, siendo justos, no lastra significativamente la inmersión gracias al apartado artístico y la buena atmósfera creada. No os preocupéis, en todo momento sentiremos estar en un planeta alienígena. Pese a todo, ese objetivo se consigue.

 

Aunque normalmente sabremos por donde continuar, a veces nos costará encontrar algún objeto necesario para avanzar. Aunque esto forma parte de la exploración y la dificultad propia de este título, la amplitud del escenario podría frustrar a algún jugador. Se puede tomar como un reto extra muy motivador pero a mi entender es una cuestión de diseño mejorable.

 

Además de todo ello me he encontrado algún que otro bug. Normalmente son de poca importancia relacionados con una cierta imprecisión o tosquedad al subir a objetos -sin ser un bug bajar/subir escaleras es un poco incómodo, dicho sea de paso-. Me ocurrió uno de mayor importancia relativo a las partidas guardadas. Al cargar aparecía en un lugar extraño entre paredes y caía desde las alturas muriendo. Por suerte tenía varios saves. Por si las moscas, recomiendo guardar con frecuencia, ya sea durmiendo o con los totems de guardado. Estuve a punto de perder el progreso acumulado. 

 

El juego está totalmente en inglés incluidos los textos. No conocer el idioma no afecta demasiado a la jugabilidad pues todo es intuitivo y hay poco diálogo pero si nos impedirá disfrutar al 100% del trasfondo de la historia, ya que ésta nos llega en forma de texto. 

 

 ¿Eso de ahí es humo?

Conclusión

Estamos ante un título al que recomiendo acercarse con precaución pues deben gustarte los juegos de exploración pura y dura. Pero The Solus Project es algo más. Va in crescendo, sube poco a poco el listón y hacia su segunda mitad, su género va virando de la exploración hacia el misterio o incluso algo más... Si te atrae lo leído lo vas a disfrutar mucho y probablemente pase a formar parte de tu top VR como ha sido en mi caso.

 

Es un juego modesto donde se ha volcado mucho trabajo y dedicación. Su propuesta es vasta y está plagada de detalles. Para completarlo precisarás de al menos 15 horas y ello lo convierte en un título más que disfrutable con momentos para recordar. Con unas ciertas mejoras, un poco más de inversión y un cierto lavado de cara, estaríamos ante una auténtica obra maestra dentro del catálogo de PSVR. Para mi se trata de un joyita en bruto. Visualizo un The Solus Project con elementos de acción a lo Farpoint y el cocktail resultante lo imagino de explosivo sabor. Ojalá nos oigan, allá afuera, los dioses del espacio exterior. ¡Estamos aquí!

 

Este análisis se ha realizado con una copia digital para PSVR.

8 "Muy bueno"

+ Muy inmersivo

+ La atmósfera y la ambientación

+ Buen control con Moves

+ Las mecánicas de supervivencia

+ La duración

- No es un juego para todo el público

- Los gráficos deslucen un poco el producto final

Comentarios (14)

Enlace al foro
  • En reddit y en EOL hay unanimidad, todo el mundo dice que mejora mucho graficamente.

    La cosa es que algunos dicen que casca bastante ahora ...
    1 0
  • Vaya, parece que soy el único al que le parece un bodrio, de los 3 juegos que he jugado en las psvr (resident 7, until dawn, y este) lo considero el peor, llevo unas 3 horas y algo, y aun no le he piyado el gusto, solo ir andando de aqui para allá, el escenario es repetitivo a mas no poder, no se, es que no le veo la gracia, la implementacion del move es bastante simple, ni atacar, ni coger, comer... Ya os digo no se que sera lo que os gusta tanto, pero de momento esta siendo la mayor decepción de lo que he probado, decidme si hay algo que no piyo, si soy el único que lo ve soso.

    Saludos compañeros!
    1 0
  • Ya dijo SR_TON en el análisis (y yo corroboré en un comentario anterior) que este es un juego al que hay que acercarse con precaución porque no es una propuesta apta para todo el mundo.

    Es un juego pausado, de exploracion, sin combates. Es sobretodo un juego de sensaciones. Además tiene sus defectos. O te atrapa o no. ¿Qu hace que te atrape o no? No lo se, quizás tu afinidad a los juegos de este tipo, a la ciencia ficcion, tu sensibilidad personal a sentir emociones, la edad... no sé. Pero cuando juegas sabes que no es un juego para todo el mundo. Digamos que es como las aventuras gráficas o los juegos profundos de rol, por ejemplo, que hay quien los disfruta enormemente y otros que no pueden con ellos.
    1 0
  • No eres el único, yo le di 2 oportunidades a este juego y tampoco le encontré la gracia. A los que les gusta les gusta lo suficiente para hablar muy bien de él, asi que lo que han dicho, es un buen juego pero no es para todo el mundo.
    3 0