VR Cover - ANÁLISIS

Con el tiempo, las arrugas y las marcas comienzan a aparecer en los contornos de tu visor. VRCover ayuda a combatir los signos del envejecimiento prematuro y mejora visiblemente el aspecto exterior de tu ventana al metaverso. ¿Estamos hablando de la última crema anti-edad? No. Son los productos que ofrece VRCover para sustituir desde el interface facial de tus gafas virtuales hasta una funda higiénica para aquellos que disfrutan poniendo sus visores a cualquiera que se presente en su casa.

16 JUN 2017  19:35

knob2001

15 comentarios

VR Cover - ANÁLISIS

Rejuveneciendo tu visor

El transcurrir del tiempo podría considerarse como el eslabón necesario para los relativistas de Einstein, la famosa cuarta dimensión, o la medida que tarda alguien en responder a una pregunta cuando se encuentra en medio de una partida de playstation. Aunque cualquiera de ellas podría considerarse válida, en la práctica el tiempo es esa puñetera sucesión de segundos que mide la distancia entre algo que un día fue nuevo y algo que nunca más lo será.

 

 

Hace algo más de un año que nuestros visores conviven entre nosotros. Más si hablamos de una DK1 o DK2. Y el tiempo, igual que ha transcurrido en la mayoría de nosotros, también ha hecho mella en el aspecto de los visores. Mis Vive o mis Rift ya no son aquellos imberbes HMDs que tenían todo el mundo virtual por delante. El roce con la piel del metaverso -y con mi cara, la de mis colegas y familiares- han ido desgastando allí donde el visor toca el mundo real.

 

Pack completo VRCover para Oculus Rift. Interface, almohadillas y protectores.

 

VRCover fue una de las pocas empresas que supo ver el negocio detrás de aquel reguero de sudor que dejaba tu colega en el visor cuando le ponías la demo de la montaña rusa. Ya durante los tiempos de las DK2 algunos empezaron a darle vueltas a una posible solución en el desgaste inevitable del material. La nueva tela debía de resolver dos aspectos: que fuera cómoda y que fuera lavable. El 5 de agosto de 2016, el equipo de VRCover consiguió reunir 31.838 € con 619 patrocinadores en kickstarter y así echó a andar su andadura profesional. 

 

Sin embargo los comienzos no fueron como ellos pensaron. En reddit saltaron cientos de reviews poniéndoles a caldo ya desde el primer día: que si la textura de la tela era la de una sábana barata, que si la funda se desprendía del visor, que si era un dolor al cabo de unos minutos… algunos llegaron incluso a decir que el FOV disminuía. Muy mala forma de darse a conocer.

 

Interface nuevo para las Oculus Rift

Pero el mismo tiempo que termina por comerse la tela original de las Rift o la espuma de las Vive, también ha llevado a VRCOVER a crear un artículo de calidad. Nada tiene que ver aquel primer boceto que enviaron a sus patrocinadores (y a la mitad de un reddit furioso), de los objetos que tenemos hoy entre nuestras manos. Hace ya unos meses que Oculus sorprendió a propios y a extraños publicando las guías de diseño para el interface facial. Al parecer, VRCover se puso en contacto con ellos y de la colaboración entre los dos nació el segundo producto comercial: un interface propio y customizado que permite intercambiar de forma muy práctica las gomas protectoras. El caso de las Vive es mucho más rápido y no necesita de interface, tan solo intercambiar el protector acolchado por el nuevo y si acaso, añadir uno de los papeles higiénicos.

 

Repuesto para las HTC Vive

 

Interface y protector de tela para Oculus Rift

OCULUS RIFT  

Para Oculus Rift VRCover pone a disposición de los usuarios varios productos además del interface: dos protectores diferentes de grosores distintos, en tres colores: negro, rojo y azul y una funda en microfibras válida para cualquiera de las anteriores -y también para el original-.

 

El proceso de instalación del protector es bastante rápido y sin mucho margen de error a no ser que trates de arruinar tu visor a propósito: solamente deberás separar el interface original del visor para luego intercambiarlo con el de VRCovers. Todo el perímetro interior de nuevo interface lleva incorporada una tira de velcro (qué sería del mundo sin este invento espacial), y en ella es donde iremos “pegando” las distintas opciones que vayamos eligiendo.

 

 

El resultado es un soplo de aire fresco para nuestras Rift. ¿Quién no está harto -por decirlo educadamente- del aspecto de un visor completamente negro, sobre el cual no deberíamos pegar ninguna pegatina a riesgo de entorpecer el tracking ocultando algún Led tras ella? ¿Dónde está la libertad de hacer nuestro casco el elemento más estrafalario de toda la realidad?

 

Particularmente en ROV somos unos fanáticos del Modding. Tanto de software como de hardware. Una vez más queremos decir que el mundo virtual privado debería de ser una extensión de nuestra propia personalidad. Soñamos con un Home completamente nuestro, customizado en cualquiera de las maneras que se nos vengan en gana (Oculus ya está en ello), o mejor, algo parecido a la nueva Steam Home y sus escenarios privados.

 

Aspecto final una vez instalado el protector y el interface. ¿Qué no es guay? Porque podría ser peor. 

 

Una vez todo instalado tardaremos unos minutos en hacernos a la nueva experiencia. No diremos que os sentiréis como estrenando unos calzoncillos nuevos, pero sí que la sensación será la de estar en un entorno extraño. ¿Dónde está la goma deshilachada que mantenía mi cara en la posición exacta de siempre? ¿Y ese tufillo a sudor facial de todos lo que han desfilado por el visor? Por eso tardaréis unos minutos en volver a encontrar ese famoso “sweet spot” que tan poco tiempo os llevaba a encontrar con el interface antiguo.

 

El modelo para las RIFT nos ha dejado una sorpresa desagradable: el interface debe de medir algún milímetro más que el original y bloquea el sensor de proximidad. El resultado es que las pantallas se quedarán siempre encendidas mientras tengas la aplicación Oculus abierta, al contrario que con el interface original. Hablaremos con VRCover para ver si es problema nuestro o general. Quizás rebajando una zona del interface nuevo se solucione, pero preferimos mejor una respuesta oficial.

 

 

VRCover, además de los interfaces y las dos opciones de protectores, ofrece también una cinta de algodón ancha y marrón. Este producto fue el principal problema al que se enfrentaron los diseñadores originales y que casi les cuesta la empresa. El modificado, mucho más ancho que los normales, trata de abrazar el visor completo y rebosa por todo el perímetro. En su diseño se ha tenido en cuenta la facilidad para retirarlo en caso de que quieras lavarlo, aunque habrá que ver si con el tiempo, y los lavados, terminará tan desgastada como terminó la original. 

 

 

VIVE HTC

Para el visor de Steam VRCover apuesta por un reemplazo de la espuma protectora original. El tacto y la anchura es fija, puesto que VRCover solamente ha diseñado un modelo negro y de grosor único. Respecto a las bandas higiénicas las ofrece en paquetes de 10, 25, 50 y 100. 

 

Detalle de la banda higiénica para Vive HTC

 

Si el protector nuevo de goma está pensado para un uso del día a día, los paquetes higiénicos parecen estar más diseñados para aquellos que gusten de enseñar sus VIVE al mundo entero, ya sea en eventos profesionales como en bodas, banquetes y comuniones variadas a las que les inviten. 

 

Como podéis comprobar más arriba, el tacto y la textura recuerdan mucho a las gasas de los hospitales, transmitiendo la sensación de estar frente a un producto limpio y eficaz contra los gérmenes. Si el paciente cero de Estallido hubiera llevado algo así alrededor de su cabeza, no habría habido película.

 

Si la fiesta RV parece no terminarse nunca y de pronto aparecen todos tus colegas transpirando los 40º de este verano por su frente, aquí tienes 50 almohadillas para mantener tus Vive alejadas de los microbios y los malos olores.

COMODIDAD

Igual que ocurre con el visor original (da igual, Vive que Rift) y según sean tus rasgos físicos, el producto te será más o menos cómodo. En mi caso puedo decir que la experiencia es mucho más agradable que la original. No sabría decir si mejor o peor que cuando me puse por primera vez mi RIFT, lo que es seguro es que en el estado tan lamentable en que se encontraban las mías era, como poco, anti higiénico. Con las Vive igual o peor. Al tenerlas desde hace más tiempo y haber pasado por más usuarios, eran ciertamente una amenaza biológica. Con las nuevas protecciones todo ha ganado en comodidad y por qué no, también en aspecto. En el caso de las Rift, la primera reacción con las gomas de colores fueron algo decepcionantes porque aún no estaban dadas de sí. En cuanto el interior del anillo se va suavizando, recobramos la misma sensación que con las originales. Eso sí, el protector más grueso, dada la fisionomía de mi cara, no termina de funcionar; es demasiado duro, incómodo y al separar algo más mi cara del visor, entra más luz por el valle de la nariz.

 

 

En el caso de las VIVE son ligeramente menos cómodas que la espuma original, aunque el plástico va dando de sí. Con una gasa protectora gana en suavidad pero pierde todo el glamour cyber-techno que siempre habían tenido. ¿Soy yo o parece que le hayamos pegado una compresa con alas?

 

Juzgad vosotros mismos y luego me lo decís en los comentarios. 

FOV

¿Es el FOV menor? Como hemos dicho, en el caso de elegir la protección gruesa de las Rift y si además le añadimos la funda de colores, nuestro rostro -y por tanto nuestros ojos- estarán más alejados de las lentes y por consiguiente, el ángulo de visionado será menor. Hablamos de un par de centímetros de diferencia y no creo que en ningún caso afecte demasiado. Por supuesto, para aquellos que hayan estado pensando en depilarse al cero las cejas para arañar así un par de grados más de FOV, VRCover no es la solución ideal.

 

En pleno Junio, con 41º en el exterior, la funda de tela no ayuda a mantenerte fresquito ni siquiera buceando en los mares radioactivos de Subnautica.

 

 

CONCLUSIÓN

El producto de VRCover es completamente recomendable para el usuario general poseedor de cualquier visor, y de obligado cumplimiento si te dedicas a hacer demos con las gafas a diestro y siniestro. Existe al menos otra compañía que se encarga de fabricar repuestos para las gomas protectoras originales, widmovr.com, y en cuanto nos hagamos con una muestra podremos comparar. De momento, es inevitable que el uso lleve al desgaste, más si sois de esos que le ponen las gafas hasta al perro del vecino. ¿Es un producto mejorable? Seguramente el material interno de los repuestos algunos lo vean demasiado duro. Otros demasiado blando o que transpire poco. Y la tela lavable de las Rift da más calor que la original. Pero con el tiempo te darás cuenta de que el contorno de tus gafas empieza a desprenderse hasta el punto de volverse incómodas y que un día cualquiera podría aparecer el equipo de control de Plagas en tu casa para poner el visor en cuarentena por riesgo bacteriológico.

 

 

Como resumen, si no quieres reemplazar todo el interface original de las RIFT con un repuesto oficial y prefieres darle un colorido extra a tu visor, las VRCover son un producto aprovechable aunque solo sea desde el punto de vista de la sanidad. Para los de VIVE, exactamente lo mismo. El problema del sensor de proximidad en las CV1 nos molesta y esperamos una respuesta del fabricante. Aún así, desde 49$ en un caso, y 25$ en el otro, no parece un gasto extratosférico y seguramente te dejará un cutis virtual estupendo. Añade un tubo de Neutrogena y tendrás un peeling facial completo por un precio interesante. Hazle un favor a tu visor, a tu familia y a cualquiera que se ponga tus gafas virtuales. Eso de ir repartiendo gérmenes por donde quiera que vayas nunca dará buena imagen aunque el visor sea a 4K.

 

ACTUALIZACIÓN 21/06/2017

 

La gente de VRCover nos ha respondido sobre el tema del problema con las Oculus y el sensor de proximidad que hacía que con el Interface rojo la pantalla siempre se quedara encendida, con o sin el visor puesto. Al parecer se trata de una partida que no modificaron. Las que llegan al consumidor final deberían de tener una banda negra que impide las reflexiones de luz sobre el sensor. 

 

Interface rojo para Oculus modificado. Si lo pedís, comprobar que tenga la banda negra.

 

8,5 "Muy bueno"

+ COLORIDO

+ INTERFACE BIEN DISEÑADO

+ NECESARIO POR EL DESGASTE DEL ORGINAL

- MATERIAL ALGO GRUESO

- POCA VARIEDAD DE COLORES

VR Cover

Da tu valoración

Escribe tu análisis

Comentarios (15)

Enlace al foro
  • De comodidad que tal?
    0 0
  • Muy bien, muy suaves y agradables, la verdad es que las recomiendo bastante
    0 0
  • Sí. Por lo menos a la península.
    0 0