Keep Talking and Nobody Explodes - PSVR: ANÁLISIS

El sonido de la cuenta atrás nos acelera el pulso, aún queda mucho por hacer para desactivar la bomba y apenas unos minutos para llevarlo a cabo, el ayudante que nos da las órdenes a gritos no ayuda a calmar los nervios... ¿Preparado para una buena dosis de tensa diversión multijugador?

7 JUN 2017  19:08

gopozgon

7 comentarios

Keep Talking and Nobody Explodes - PSVR: ANÁLISIS

Desactivando bombas en el despacho

- Por Dios Mike!! En esta sala hay una bomba y quedan pocos minutos para que explote.

- John, no te preocupes, respira hondo y escúchame bien, está en tus manos salvar al presidente.

- No tengo tiempo para respirar, dime que hago ya, VAMOS A MORIR!!.

- Está bien, dime que cables ves.

- Aaaahhhh, no encuentro los cables... sí! aquí están!. Hay 3 cables, rojo, negro y amarillo. Diooosssss!!!! 10.....9......

- Corta el rojo, el rojo!!! yaaaAAAHH!!! 8.....7........6.......5.......4.....3

- 2......1...... Clic!

- Se ha encendido una luz verde, estamos salvados!!!!! Gracias Mike!!

- Buen trabajo John. Dios bendiga a América.

 

Esta secuencia la hemos visto decenas de veces en otras tantas películas; pues bien, la pequeña compañía Steel Crate Games nos trae un juego que nació de un pequeño proyecto en la Global Game Jam de 2014 y que debido a las positivas reacciones que recibió, decidieron convertirlo en lo que hoy es Keep Talking and Nobody Explodes, donde nos convertiremos en el tenso, nervioso y apurado John al que está apunto de explotarle una bomba en la cara o en el experto al teléfono, "tranquilo" y sin peligro aparente Mike.

¿La diferencia de esta posible escena con el juego?, normalmente aquí la secuencia no va a ser tan simple como vemos en las películas, si no que probablemente se parecerá más a algo así:

 

- Alfredo, aquí hay un módulo con varios cables, otro con símbolos y lo que parece ser un laberinto con paredes invisibles, además de uno con un botón y otro que parece un Simon dice.

 - A ver Manuel, Con que módulo empezamos? ¿los cables están paralelos o cruzados, que color?, ¿el botón cómo es?, ¿Qué pone en el botón?, dime cuántas baterías tiene la bomba y su número de serie! Si puedes dime el puerto de conexión también!! y si parpadea alguna luz en el módulo del Simon.

- A ver, no se, están cruzados, ¿las baterías van debajo?, ¿A qué te refieres con el número de serie?, en el botón pone Detonate, no me da mucha seguridad pulsarlo, ¿qué hago? ¿queeeee haaaagoooo?

- No hay tiempo, llevas dos fallos y la cuenta atrás va a toda leche!. Pulsa el botón y suéltalo cuando....

BOOOOOOOOMMMMMMMM!!!!

 

Igual esta otra secuencia más acorde con el juego no funcionaría muy bien en el cine, pero sí lo hace perfectamente en el salón de nuestra casa, convirtiéndose en un juego muy divertido para jugar con amigos, y que nos proporcionará muchas risas. (Y seguramente algún que otro cabreo con nuestro ayudante para los más competitivos).

 

Mi bomba y yo

El juego nos introduce en una pequeña y lúgubre habitación virtual en la que estamos nosotros solos y la bomba en cuestión, mientras que al otro lado, en el mundo real tenemos a nuestro amigo o amigos, pareja... que son quienes tendrán el manual de 23 páginas a mano, ya sea en la TV, o lo que nos parece mejor opción, impreso en papel (En el juego podrán ver el manual en inglés en la TV, pero podemos descargarlo en castellano desde internet). 

 

Este manual nos explica cómo funciona cada módulo, pero lejos de normas simples como "en el caso de módulo de cables, corta el rojo", como ejemplo tenemos la instrucción "Si no hay cables de color amarillo y el último dígito del número de serie de la bomba es impar, corte el tercer cable." siendo esta de las instrucciones más simples que nos vamos a encontrar entre módulos con distintos símbolos en los botones, un Simon dice con sus propias normas, juegos de memoria, código morse, laberintos invisibles....

 

La importancia de la compenetración

Se trata de un juego 100% multijugador local y que seguramente sea de los mejores exponentes de juego multijugador en VR, ya que exceptuando ciertas buenas ideas como los multijugador de Statik o algún minijuego de Playroom, otros juegos VR han basado su multijugador en "pasar el casco" de uno a otro, o a pequeños y casi testimoniales usos de la pantalla social como en Pixel Gear.

 

En este caso, el "segundo jugador" no es simplemente uno más que puede ayudarnos a avanzar o a hacernos la vida más fácil en el juego, si no que sin él no tenemos NADA que hacer

Puede dar la falsa idea de que mirándote el manual de desactivación puedes acabar sabiendo solventar cada módulo sin ayudas, pero salvo que tengas una memoria de elefante y le dediques horas y horas a estudiarte el manual, es una tarea prácticamente imposible; ya que existen muchos módulos diferentes con multitud de variantes y dependencias que imposibilitan aprendértelo aún jugando a menudo. 

Sólo tendremos una forma de desactivar la bomba, y será tratando de explicar lo mejor posible la bomba que tenemos delante, para que nuestros "expertos" puedan igualmente explicarnos los pasos a seguir lo más clara y rápidamente posible antes de que el fracaso nos explote en la cara.

 

¿Cuantas bombas nos pondrán a prueba?

En nuestro despacho virtual tenemos una carpeta en la que podemos elegir que fase/bomba desactivar. Conforme avanzamos, estas se hacen más complejas, reduciendo el tiempo disponible y/o añadiendo cada vez más módulos necesarios para desactivar la bomba, que manipularemos cómodamente con el Dual Shock 4.

Cada fase será diferente aún eligiendo la misma ya que estas se generan de forma aleatoria, lo que lo convierte en un juego casi infinito, siempre disponible para ese día en el que tenemos amigos en casa y nos apetece reírnos/discutir un rato. También existe la opción de un modo libre en el que elegimos varios parámetros para una bomba a desactivar, aunque debido a la generación procedural de las bombas de las distintas fases, no parece un modo muy necesario, salvo que por ejemplo queramos probar bombas muy complicadas sin haberlas desbloqueado aún a través del avance en las distintas fases disponibles en nuestra "carpeta".

Aunque es evidente, ya que necesitamos tener los oídos libres para escuchar bien a nuestros ayudantes, es conveniente no utilizar cascos y que la persona o personas que nos están ayudando con el manual puedan escuchar igualmente el sonido del juego para meterse un poco más en faena, de forma que puedan ser conscientes de cada ruido de fallo, la cuenta atrás, la música de tensión...

Puntos flacos y conclusión final

En los puntos "negativos", tenemos un aspecto técnico básico, aunque nuestro despacho está bien recreado y con buena resolución, el sonido nos acompaña añadiendo tensión, a la par que se reduce el tiempo disponible, pero poco más, no hay variedad de escenarios y tampoco tenemos una historia que nos guíe conforme avanzamos...

Por suerte, aunque en otros casos todos estos puntos serían grandes pegas que reducirían mucho su nota final, en este juego todos estos puntos teóricamente negativos prácticamente no importan, ya que Keep Talking and Nobody Explodes juega en otra liga, quizás más cercana a los juegos de mesa que tan buenas tardes nos han hecho pasar con amigos, por lo que si quieres tener juegos en la recámara con los que explotar la VR en compañía, seguro que esta es una de las mejores opciones posibles.

7,9 "Muy bueno"

+ Diversión multijugador

+ Interminable

- Que no tengas nadie con quien jugar

Comentarios (7)

Enlace al foro
  • Este juego es la leche, fue de los primeros que pillé para las Oculus y, como bien dices, es el rey de las reuniones con amigos en casa.

    Buen análisis!
    2 0
  • Qué guay! Yo ya contaba con este juego pero, como dices, las apretadas agendas no hacen posible que coincida con el amíguete con el que tengo apalabrado jugar. Algún día... Jejeje
    4 0
  • Yo lo veo perfecto para esos ratos que vienen amigos con ganas de VR, que al final les acabo poniendo siempre algo para que se acojonen un rato y poco más :). Con mi mujer también he podido pegarme unos vicios, lástima que el niño aún sea pequeño para interpretar las instrucciones :D , pero es de esos juegos que nunca borras de la consola porque no sabes en que momento va a venir muy bien tenerlo ahí.
    1 0
  • No entiendo muy bien estos análisis de PSVR de juegos que llevan eones en PC siendo totalmente ignorados por vuestros analistas, como este, el VR Karts y alguno más que he visto por aquí ultimamente.
    1 2
  • Puede dar la falsa idea de que mirándote el manual de desactivación puedes acabar sabiendo solventar cada módulo sin ayudas, pero salvo que tengas una memoria de elefante y le dediques horas y horas a estudiarte el manual, es una tarea prácticamente imposible

    Me esta dando ganas de pillalo para jugar solo, je je.
    El juego todo el mundo lo pone bien, pero si tienes quien te de instrucciones, pues como que no.

     RRuco:No entiendo muy bien estos análisis de PSVR de juegos que llevan eones en PC siendo totalmente ignorados por vuestros analistas, como este, el VR Karts y alguno más que he visto por aquí ultimamente.

    Igual los que los analizan ahora solo tienen PSVR ? Ragalales tu unas Oculus/VIVE a ver si así analizan los juegos segun salen en PC :P

    En el caso de este en concreto, tambien lleva eones en PSVR, así que yo imagino que el analista se lo pillo hace poco.
    0 0
  • Cogerte este para jugar sólo es como aquellos que iban a los recreativos y jugaban a dobles solos en la misma máquina :D (Si, en mi barrio había de esos).
    En este caso igual hasta sería más triste :), la única opción que se me ocurre pasaría por poner las gafas en un soporte, configurar en el juego que no muestre en pantalla el manual, sino la bomba, y desactives tu la bomba mientras miras el manual en papel... como ves, no suena muy bien.. :D
    0 0
  • En vive mueves la bomba y cortas los cables con las maracas, lo que lo hace mucho más inmersivo. Claro que se puede jugar online, hasta con el móvil. Sólo necesitas que tu amigo tenga el manual descargado o impreso y listo. Y él puede jugar en monitor, o sea, que por turnos también. Muy divertido. Recomendado
    1 0